Sábado 20 de Abril de 2019 - 04:16:40

¿A quién considerás el mejor deportista argentino de la historia?
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
Votos Totales:
Primer Voto:
Ultimo Voto:

Hay 255 empresas con procedimientos preventivos de crisis en la provincia

En enero y febrero hubo 41 trámites nuevos (17 corresponden al centro-norte y 24 al sur provincial). Esa cifra totaliza 21.900 trabajadores, 6.200 corresponden a la region.

La salida de la crisis no se observa en el futuro cercano más allá de los pronósticos del gabinete económico nacional, y eso se refleja claramente en varios indicadores, uno de ellos la actividad industrial. Ayer la Federación Industrial de Santa Fe dio a conocer que a nivel interanual, la actividad cayó 16% durante enero, con bajas absolutamente estrepitosas como la del rubro de maquinarias agrícolas que se redujo en 90,3%, sin contar el retroceso en la fabricación de carrocerías y remolques de 34,9% o el de vehículos automotores 33,1% que describe uno de los artículos.
Otro de los indicadores del momento recesivo es sin dudas la cantidad de empresas en problemas. En 2017 hubo 194 procedimientos preventivos de crisis (PPC) y en 2018 se produjeron 284. “Es un incremento sustancial, atado a la recesión que se prolonga en el tiempo”, afirmó Julio Genesini, ministro de Trabajo de la provincia en diálogo con este medio.

En ese marco aseveró que la caída en la actividad industrial da cuenta de que los sectores más afectados en la actualidad son las industrias. En especial las que producen bienes intermedios durables que no son de primera necesidad, situación que se vio reflejada por ejemplo en la baja de más de 40% en la venta de electrodomésticos. Otros rubros también afectados son el textil, calzado, autopartes y un largo listado de productos que vienen mostrando mes a mes descensos en la actividad.

“Son todas situaciones que, a medida que el proceso recesivo avanza o se prolonga en el tiempo, empieza a extenderse a otros sectores, inclusive a los de demanda ineslástica como las panaderías, los comercios que empiezan a tener cierres”, explicó el funcionario.
Según los datos oficiales suministrados por el Ministerio de Trabajo, hasta el tercer trimestre de 2018, el impacto en el empleo no se había sentido, incluso se registró un leve crecimiento de 0,8%. Sin embargo, esa situación cambió en el cuarto trimestre, y aunque aún no están los datos definitivos (anticiparon que seguramente se publicarán la semana próxima), usualmente en ese período suele darse un aumento en la cantidad de trabajadores registrados por una cuestión estacional, cosa que no sucedió.

Los procedimientos preventivos de crisis amortiguan aún el impacto en el empleo, más allá de que comienza a sentirse. Eso es lo que reconoce Genesini y aunque “muchas situaciones se resolvieron vía acuerdos entre el sindicato y empleadores para mantener el vínculo laboral”, las suspensiones, las reducciones horarias y salariales están a la orden del día en las industrias.
“Distintas alternativas que la ley contempla y que se van acordando como para transitar una coyuntura y cuando se extiende en el tiempo, la caída de la economía y el achicamiento en general, las empresas más allá de estas cuestiones coyunturales empiezan a ver la necesidad de achicar su plantel”, describió el ministro.
Precisamente ese es el escenario actual y aunque aún no se han producido en la provincia cierres de grandes empresas, la situación se refleja de la manera antes descripta e impacta por supuesto en el comercio y servicios de manera más complicada.
Los números de la crisis

En enero y febrero se solicitaron 41 nuevos PPC, 24 en la zona sur de la provincia, fundamentalmente en el Gran Rosario, y 17 en el centro-norte, que incluye al Gran Santa Fe. A su vez, hay pedidos de prórroga de los que se vencieron a fin de año, de los cuales 56 corresponden al sur santafesino y 29 al centro-norte. Además, se deben contar los procedimientos iniciados el año pasado, con vigencia en la actualidad. De estos trámites 48 corresponden al Gran Santa Fe y 81 al Gran Rosario. En total en toda la provincia, entre los iniciados en 2018, los prorrogados y los nuevos hay 255 (94 Santa Fe y 161 Rosario) procedimientos de crisis.

Esa cifra totaliza 21.900 trabajadores, 6.200 con trámites en la Regional Santa Fe del Ministerio de Trabajo y 15.200 en la sede Rosario.

Una recesión prolongada

Otra muestra de la actualidad es la del comercio santafesino que, a través de los informes mensuales del Centro Comercial refleja desde enero de 2018 bajas en las ventas. Un mes peor que el otro, con el agravante de que en las últimas encuestas realizadas a los mercantiles no aparecen comercios que hayan vendido más que el mes anterior. Ni siquiera en un mínimo porcentaje.
El problema, explicó el titular de la cartera de Trabajo, es que al prolongarse la recesión y al consolidarse la caída de la economía y de las distintas ramas productivas, las empresas, más allá de las medidas coyunturales empiezan a querer ajustar sus planteles a la nueva realidad económica. No hay un horizonte claro de cuándo se sale, entonces obviamente algunas, de menor envergadura cierran. Situación palpable en cierta medida por el incremento en la cantidad de locales vacíos en la ciudad.
No obstante, Genesini remarcó que aún con desvinculaciones y despidos en general en Santa Fe esta situación no ha impactado como en otras provincias. Santa Fe va a tener una baja interanual del empleo en diciembre de 1,7%, adelantó y dijo que es una caída menor que la que se produjo en distritos comparables donde la reducción es de arriba de 2%. "Provincia de Buenos Aires tiene 2,6%, Mendoza 2,2%, Cordoba también tiene 2,3%. Pero, obviamente no se puede saber cuál va a ser el comportamiento a futuro. Nosotros vamos a tener un escenario de complicaciones creciente, en tanto no se revierta la tendencia económica actual y siga la caída de la actividad. Esto es un dato objetivo”, indicó y agregó: “Es un escenario muy volátil en lo económico, ya que más allá de la caída de la actividad, hay volatilidad cambiaria y una serie de situaciones y variables”.

Por último, el funcionario manifestó que se seguirá trabajando en los PPC, como herramienta de contención y que paralelamente se están tomando medidas paliativas como la resolución de inyectar 2.000 millones de pesos para subsidiar algunos aspectos de la tarifa eléctrica.

“También se subsidian algunos puntos de la tasa para que se pueda acceder a créditos más baratos, hay un programa de obras públicas muy ambicioso que genera mano de obra y un efecto dinamizador de varios rubros de la economía y en general se van a utilizar todos los elementos al alcance para tratar de contener el empleo, sabiendo que en definitiva será dificil escapar a las políticas macroeconómicas a nivel nacional”, concluyó.

En enero la actividad industrial en la provincia cayó un 16%

Los sectores que de peor registro son la maquinaria agropecuaria (-90,3% interanual), carrocerías y remolques (-34,9%) y vehículos automotores (-33,1%).

La actividad industrial cayó en enero un 16 por ciento en comparación con el mismo mes del año anterior según informó este lunes la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe).


De acuerdo al nuevo índice elaborado por el Instituto de Investigaciones Económicas de la federación santafesina “se extiende con singular intensidad la etapa de crisis fabril iniciada en el segundo trimestre de 2018”.


Entre las actividades de mayor caída en el primer mes del año figuraron: maquinaria agropecuaria (-90,3% interanual), carrocerías y remolques (-34,9%) y vehículos automotores (-33,1%).


El presidente de Fisfe, Guillermo Moretti, y el encargado del Instituto de Investigaciones Económicas, Gabriel Frontons, explicaron los datos del informe.


“Desde mayo, en Santa Fe y en Argentina la actividad industrial está cayendo en forma generalizada y en los últimos cuatro meses la caída es de dos dígitos”, manifestó Frontons.


Por su parte, Moretti sostuvo que los números negativos de la industria se explican por “la caída del consumo generalizada, la cuestión financiera y la tarifas”.


“El gran problema es el mercado interno, la caída es estrepitosa”, señaló.


Pérdida de empleo


Fisfe también indicó que por la crisis de la industria se perdieron 200 mil puestos de trabajo desde 2015 a la fecha en el país. Sólo el año pasado hubo una pérdida de 61 puestos de empleo en Argentina.


En la provincia de Santa Fe, se perdieron 1500 puestos de trabajo en 2018 y cerca de 5000 en relación a 2015, señalaron desde Fisfe.


Por otra parte, Moretti se quejó por la falta de respuesta del gobierno provincial al pedido de Fisfe para declarar la emergencia industrial en Santa Fe.


“Desde mayo del año pasado no paramos de caer y en el último tiempo las caídas son de dos cifras. Si no hay un cambio de modelo no vemos expectativa”, concluyó Moretti.


El informe de Fisfe


Según el estudio de la Fisfe, un grupo mayoritario de 49 ramas industriales con actividad en Santa Fe, sobre un total de 60 analizadas, enfrentaron en el primer mes de este año menores niveles de actividad en relación a enero de 2018.


Entre las veinte actividades de mayor contribución al producto industrial santafesino, en enero de 2019 se constataron los siguientes resultados interanuales: maquinaria agropecuaria (-90,3%), carrocerías y remolques (-34,9%), vehículos automotores (-33,1%), manufacturas de plástico (-16,2%), prendas de vestir (-12,5%), muebles y colchones (-11,2%), molienda de oleaginosas (-10%), productos lácteos (-9,7%), fiambres y embutidos (-8,8%), otra maquinaria de uso especial (-8,6%), industria siderúrgica (-7,3%), molienda de cereales (-7,1%), papel y productos de papel (-6,7%), productos de la refinación de petróleo (-4,9%), productos de metal y servicios de trabajo de metales (-3,2%), y productos metálicos para uso estructural (-2,6%).


Contrariamente, solo autopartes (+4,6%) y maquinaria de uso general (+11,5%) observaron una evolución positiva.


La industria metalúrgica en Santa Fe enfrenta desde mayo de 2018 importantes retrocesos interanuales, acumulando al finalizar el año una caída de la producción de -14,9% interanual, añadió el informe.


En enero de 2019 la producción sectorial se desplomó -39,3% en relación al mismo mes del año anterior. Durante el primer mes del año 13 de un total de 15 ramas industriales metalúrgicas analizadas mostraron menor producción.

Santa Fe muestra su camino para aplicar la extinción de dominio

Los ministros Pullaro y Silberstein estuvieron en la apertura del remate junto a Bonfatti. Unos 300 interesados participaron de las pujas.

En 635.000 pesos bajó el martillo el rematador de la cupé Audi A 5, modelo 2011, que con una base de 310.000 pesos marcó el arranque de la segunda subasta de vehículos incautados a bandas delictivas que realizó el gobierno santafesino. Una cuarta parte de los 1.370 anotados se hizo presente en el salón principal de la Esquina Encendida para participar de la puja por los veintiún automóviles y tres motos que formaron parte de este segundo lote que puso a la venta la administración provincial.

 

Dos ministros -Maximiliano Pullaro de Seguridad, Ricardo Silberstein de Justicia y Derechos Humanos-; el presidente de la Cámara de Diputados, Antonio Bonfatti, el jefe de la bancada oficialista, Rubén Galassi, más secretarios de las dos carteras marcaron la importancia que el gobierno le asignó al acto. “Santa Fe es la única provincia que tiene esta política, por ley, de extinción de dominio” afirmó Pullaro.
Silberstein se detuvo en marcar tendencias a la baja de delitos desde la entrada en vigencia del nuevo sistema procesal penal. “El objetivo es afectar el poder económico de las bandas delictivas, golpear al delito en donde más le duele, y darles a los bienes adquiridos ilícitamente un destino que sirva a fines sociales”, resumió Bonfatti. El secretario de Gestión Pública, Matías Figueroa Escauriza, acotó que “estamos invirtiendo los fondos recaudados en insumos deportivos, hospitalarios, culturales y educativos que luego repartimos en instituciones de toda la provincia como clubes, vecinales, asociaciones civiles, hospitales y escuelas”.

 

Tras el Audi salió a remate la primera de las tres motos que formaban este segundo tramo de subastas.

 

El primer remate se había realizado en octubre en Rosario. Para tomar parte del acto de ayer, había que inscribirse online a través de la página oficial del gobierno provincial. De los 1.370 anotados, 1.253 viven en territorio santafesino, la mayoría de ellos en la capital (510), seguidos por Rosario (199) y Santo Tomé (68). Los restantes fueron de Entre Ríos, Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Corrientes, Chaco, Tucumán, Chubut y Río Negro.

 

Los vehículos estuvieron miércoles y jueves para poder ser revisados por los interesados con sus mecánicos. Días atrás habían sido sorteados los martilleros como estipula el decreto reglamentario de la ley sancionada en 2016 que creó la Agencia Provincial de Registro, Administración y Destino de bienes y derechos patrimoniales (Aprad) bajo la órbita del ministerio de Justicia.

 

Lo que se dijo

 

“Esta política de vanguardia a nivel nacional ataca al delito donde más le duele: en su poderío económico. Santa Fe es la primera y la única provincia en contar con este tipo de reglamentación”, señaló Bonfatti en rueda de prensa junto a Pullaro antes de iniciarse el remate. “No alcanza solo con detener a los delincuentes, a los jefes de organizaciones criminales o trasladarlos a otras provincias para que purguen sus condenas. Es fundamental que el Estado vaya por los flujos económicos de estas organizaciones criminales” acotó el ministro de Seguridad. “Esta ley de extinción de dominio es única en la Argentina, somos la única provincia que tiene una ley de estas características” acotó.

 

Silberstein, en tanto, aprovechó para dejar algunas estadísticas que -admitió- son tendencias que se verifican desde la aplicación del nuevo Código Procesal Penal en 2014. Así marcó que entre 2018 y 2014 bajó la tentativa de homicidios dolosos el 21%; el homicidio en ocasión de robo 60%; entraderas 40% mientras que los allanamientos se incrementaron el 20% y la tasa de encarcelamiento 34%. “La política de seguridad seria, ordenada, respetuosa de la ley llega al remate de bienes utilizados para cometer delitos o adquiridos con ese dinero”. Pero además Silberstein se encargó de mostrar diferencias con el gobierno nacional que tiene suspendida la aplicación del sistema acusatorio. “No es un tema menor, esto les complica también la posibilidad de aplicar la extinción de dominio. El sistema ideado por el gobierno nacional de extinción de dominio es sumamente engorroso, tiene que ir a la justicia civil, iniciar una demanda civil con pasos que pueden llegar hasta la Corte. Es un largo camino. En Santa Fe, el modelo es sencillo, los bienes directamente se subastan en el proceso penal y si se acredita lo contrario se devuelve el dinero y si habría un perjuicio, se paga”.

 

El ministro de Justicia no dudó en marcar que los resultados marcan la pauta de que el sistema funciona aunque admitió que “hay mucho más por hacer y la sociedad tiene todo el derecho a exigirnos más”.
Cortes

 

Pullaro se negó a polemizar con el intendente de Santa Fe, José Corral, acerca de la supuesta inacción de las fuerzas policiales ente los cortes de vecinos por falta de energía eléctrica especialmente lo ocurrido frente al Mercado Concentrador el martes pasado. “Son las instituciones las que tienen que actuar. Movimos grupos tácticos, trabajamos en cada uno de los cortes entendiendo las dificultades de la gente tras la tormenta. Se actuó, se trabajó, se dialogó, se dialoga mucho y la gente siempre entra en razón. No tuvimos que utilizar la fuerza y siempre se informó al Poder Judicial sobre la situación” señaló.


Fuente: ellitoral.com

El IPEC ahora mide la actividad industrial

El primer dato es la caída de diciembre que fue del 17,3% con respecto al último mes del 2017. El año cerró con una retracción del 5,2%.

El Instituto Provincial de Estadística y Censos (IPEC) presentó este fin de semana la renovación de su página web pero además difundió por primera vez el indicador sobre actividad industrial en cuya elaboración los técnicos trabajaron durante los últimos cinco años. El dato publicado corresponde al mes de diciembre y señala una caída del 17,3% de la actividad con respecto al año 2017 y el cierre del último año fue una reducción del 5,2%.

 

El futuro paso será la presentación del indicador sobre salarios en la provincia, aunque todavía no está definida la fecha de publicación del primer informe sobre el cual ya hay avances en las mediciones.

 

“El Índice Provincial de Actividad Industrial (IPAI) presentó en diciembre de 2018 una caída de 17,3% respecto al mismo mes del año previo. Si bien durante la mayor parte de 2017 y principios de 2018 existieron condiciones favorables para el sector, desde abril de este último año puede observarse una desaceleración en el nivel de producción industrial. El 2018 culminó con una variación acumulada negativa de 5,2%” dice el informe.

 

En el último año sólo enero, febrero, marzo y junio mostraron mejoras con respecto al 2017, en los restantes ocho meses siempre hubo retracción en las industrias santafesinas.

 

Volviendo a diciembre los bloques industriales que componen el IPAI mostraron comportamientos dispares: la mayor recuperación se observó en “Aceites y grasas de origen vegetal” con 39,4%, seguida de Lácteos, que presentó una variación anual de 19,3%, y el sector de Procesamiento de carne y pescado, con un 17,6%. En el extremo opuesto, existieron sectores con caídas en sus índices, principalmente en Muebles y colchones, que registró -55,8% y Maquinaria agrícola y equipos de uso general, con -49,9%.

 

Considerando los sectores de mayor relevancia para la provincia, Aceites y grasas de origen vegetal acumuló una baja de 6,4% en 2018, mientras que la fabricación de Metales comunes aumentó un 3,1% en el año. Por otro lado, Maquinaria agrícola y equipos de uso general, mostró una contracción acumulada de 12,8%.

Voceros del IPEC informaron que el IPAI tiene por objetivo medir el nivel de actividad del sector industrial de la provincia de Santa Fe, en base a las ventas declaradas por el sector. La información se obtiene a través de la Encuesta Industrial Mensual; relevamiento realizado en conjunto con el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). La población de referencia del índice son los locales industriales de la provincia de Santa Fe, que fueron agrupados en bloques de acuerdo a su rama de actividad y su afinidad en el proceso productivo. Los bloques dispuestos son 17.

39,4 % recuperó la producción de aceites y grasas de origen vegental en diciembre según la primera medición del Ipai.

Cronograma

El día 13, IPEC difundirá el Indice Sintético de Actividad Económica (ISAE) con los datos correspondientes a enero del presente año. El calendario prevé luego que 20 dará a conocer el Índice de Precios al consumidor que viene siendo utilizado para aplicar la cláusula gatillo en el sector de estatales y al día siguiente el Índice de la construcción. También mensualmente se presentan indicadores de exportaciones e importaciones desde Santa Fe.

Santa Fe cerró 2018 con superávit fiscal

Los ingresos superaron a los egreos en más de 2 mil millones de pesos. Los recursos coparticipables y propios crecieron por debajo del nivel inflacionario.

La provincia de Santa Fe cerró en forma positiva el ejercicio fiscal 2018 con un superávit de 2.167 millones de pesos a pesar de que en diciembre el rojo fue de 3.124 millones producto del pago del medio aguinaldo y de otros compromisos requeridos sobre el final del ejercicio. Los datos de diciembre fueron publicados ayer por el Ministerio de Economía aclarándose que el cierre es provisorio y los definitivos estarán contenidos en la Cuenta de Inversión que será elevada en junio a Legislatura.

 

Los datos están contenidos en el Análisis de Finanzas Provinciales que elaboran las secretarías de Finanzas e Ingresos Públicos y de Hacienda.

 

El informe de diciembre precisa que los recursos totales fueron de 27.427,49 millones de pesos contra gastos por 30.552,40 millones de pesos lo que dejó un saldo negativo de 3.124 millones de pesos.

 

Los ingresos anuales que tuvo el gobierno de Santa Fe en 2018 fueron de 216.007,12 millones de pesos contra gastos por 213.840,97 millones lo que permite visualizar un superávit algo superior a 2,167 millones de pesos, el 1% de los recursos totales del ejercicio..
A la hora de explicar los ingresos, el 52 % son tributarios; 24,8% provienen de la seguridad social; 18,9% son calificados como otros ingresos y 4,3% como no tributarios. Durante 2018, los recursos de origen nacional representaron el 64% de la torta y los provinciales el 36%.

 

En cuanto a su evolución, los recursos tributarios observaron un crecimiento interanual del 34,1%. Cabe recordar que el índice inflacionario medido por Ipec en la provincia fue 49,3% en el ejercicio fiscal.

 

El informe precisa que “el comportamiento de los recursos tributarios según su origen fue convergiendo en la parte final del año, donde los de origen nacional crecieron un 34,2% interanual y los de origen provincial lo hicieron en un 33,9%”. Se acota que “en esta evolución convergente se combinaron, por un lado, el esfuerzo que Santa Fe y otras provincias vienen realizando para disminuir la carga tributaria a las actividades económicas, tal como se estableció en el Consenso Fiscal con incidencia desde el presente año y, por otro lado, el trabajo desarrollado desde la administración tributaria de la provincia para ensanchar la base tributaria, lo cual permitió que esa menor carga tributaria sea distribuida entre una mayor cantidad de contribuyentes”.

 

En cuanto a la lectura de los gastos, incluyen allí la aplicación de la cláusula gatillo en los salarios públicos y el pago del aguinaldo dividido en dos cuotas. Los servicios sociales representaron 60,7% de dicho total de gastos. Sumando a los gastos sociales los gastos de servicios de seguridad y servicios económicos se explica el 80,2% del gasto del año.

 

El informe oficial destaca la suba del 31,7% en los gastos de capital y remarca que es comparando con 2017, año récord de inversión en gastos de capital en las últimas décadas. El rubro Construcciones tuvo una suba interanual del 39,3% más en línea con la inflación. Señala el trabajo que 9 de cada 10 pesos de la inversión en gasto de capital pudo ser financiada con ahorro propio.

 

La Administración Central cerró el ejercicio con resultado positivo de 21.136,56 millones mientras que los organismos descentralizados y las instituciones de la seguridad social con resultado negativo de 14.460,76 millones de pesos.

 

Las transferencias a municipios y comunas totalizaron en 2018 la suma de 22.607,33 millones de pesos.

 

Prórroga para Inmobiliario

 

El gobernador Miguel Lifschitz y el ministro de Economía, Gonzalo Saglione, firmaron el decreto 0366, con fecha de 28 de febrero por el cual fue prorrogado hasta el 6 de mayo venidero el Régimen de Regularización Tributaria del Impuesto Inmobiliario Urbano, Suburbano y Rural devengado al 31 de diciembre último.

 

La gestión del cobro de dicha deuda fue otorgada mediante la ley 13.796, a las municipalidades y comunas. Dice el decreto que esos gobiernos “han cursado una importante cantidad de intimaciones y/o comunicaciones de deuda a los contribuyentes” y han solicitado extender el plazo de vigencia del régimen “en función a la gran cantidad de contribuyentes que aún no han regularizado su situación fiscal”.

 

Fuente: ellitoral.com