Viernes 18 de Enero de 2019 - 17:12:53

"Fui al futuro y vi que todo sale bien": la extraña declaración de Nicolás Maduro

El presidente de Venezuela rechazó los rumores de inestabilidad y ratificó la unidad cívico-militar en un discurso un tanto extraño.

Nicolás Maduro

Nicolás Maduro hizo una extraña declaración al buscar llevar la calma y rechazar las acusaciones de su gobierno, luego de haber asumido su segundo mandato ante el rechazo de varios pares como los de Argentina, Mauricio Macri, y de Brasil, Jair Bolsonaro. En una expresión que despertó varias burlas, el presidente bolivariano afirmó haber viajado a través del tiempo y que “todo saldrá bien”.
"Tengan la certeza de que todo saldrá bien y de que saldremos más fuertes y más sabios de toda esta coyuntura. Tengan la seguridad. Se los digo con certeza”, dijo Maduro con tono firme y continuó: “Ya yo fui al futuro y volví y vi que todo sale bien y que la unión cívico-militar le garantiza la paz y la felicidad a nuestro pueblo".

El jefe de estado venezolano hizo la afirmación en una reunión con las fuerzas armadas en la que rechazó las preocupaciones por el destino de su gobierno y de su país.

 

Fuente: minutouno.com

Emboscada en el norte de Siria

El ataque fue el más mortífero para las fuerzas de Washington desde que se formó la Coalición Internacional para enfrentar al Estado Islámico, en 2014. En diciembre Trump había anunciado que EE.UU. retiraría sus tropas de Siria.

Así quedó el restaurante en Manbech luego de que un terrorista suicida se hizo explotar.

Al menos cuatro soldados estadounidenses murieron ayer víctimas de un ataque suicida reivindicado por el grupo islamista radical Estado Islámico (EI) en Siria. El hecho, ocurrido en la ciudad de Manbech, al norte del país, ocurrió pocos días después del comienzo de la retirada de las tropas de Estados Unidos en el país árabe anunciada el pasado diciembre por el presidente Donald Trump. El ataque, además, fue el más mortífero para las fuerzas de Washington desde que se formó la Coalición Internacional para enfrentar al EI en 2014.

Un hombre identificado por el grupo terrorista como Abu Yasin al Shami se hizo explotar afuera de un restaurante y cerca de una patrulla de la coalición internacional, en un área muy concurrida de esa ciudad en el norte de Siria. Como resultado, dos soldados estadounidenses murieron en el lugar y otros dos mientras eran trasladados para recibir atención médica. Un vocero de la coalición confirmó las muertes vía Twitter, mientras que la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, indicó que Trump había sido informado sobre el ataque y que seguirá supervisando la situación en el país árabe.

Además de los militares extranjeros, la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en el Reino Unido, señaló que murieron cinco combatientes sirios de las fuerzas kurdas aliadas a la coalición –Fuerzas de Siria Democrática (FSD)– y que controlan la zona, y diez civiles.

Manbech estaba bajo el control de un Consejo Militar integrado por unidades de las FSD, aunque los combatientes de estas milicias comenzaron a retirarse de la localidad después de llegar a un acuerdo con el Ejército sirio para que este los protegiera ante la salida de Estados Unidos. Actualmente, tropas sirias gubernamentales y efectivos de la Policía militar rusa tienen presencia en la zona, aunque según el Observatorio la ciudad sigue estando controlada por el Consejo Militar de Manbech.

El ataque de ayer fue el primero que tuvo lugar desde que Estados Unidos anunciara la retirada de sus tropas y después de que el día 11 de enero comenzara el proceso de repliegue. Por otro lado, se trata del golpe más letal para las fuerzas estadounidenses en territorio sirio, según cifras del Pentágono, que en los últimos años informó de dos estadounidenses muertos en combate en ese país en dos episodios distintos.

La justificación de Trump para retirar a sus tropas de Siria fue que el EI había sido derrotado, argumento que fue defendido ayer por el vicepresidente Mike Pence. “Gracias al liderazgo de este comandante en jefe y al coraje y sacrificio de nuestros socios de la coalición, ahora podemos transferir la lucha contra el EI en Siria a nuestros socios de la coalición y regresar nuestras tropas a casa”, dijo Pence, en un encuentro con embajadores estadounidenses desplegados en todo el mundo. “El califato se derrumbó y el EI fue derrotado”, agregó, sin mencionar el ataque de ayer. “Protegeremos los logros que obtuvieron nuestros soldados y nuestros socios de la coalición”, dijo, además, en la reunión en el Departamento de Estado.

Ayer, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, declaró que si el atentado terrorista frenaba la retirada de las tropas de Estados Unidos de Siria, sería una victoria para el EI. “Podría ocurrir que afecte a la decisión de la retirada”, dijo el mandatario en una rueda de prensa. “Pero he visto lo decidido que está Trump, y no creo que vaya a echarse atrás frente a este acto terrorista. Si se echa atrás, sería una victoria para el EI”, agregó.

A pesar de las derrotas infligidas al grupo islamista radical, que vio los territorios bajo su control reducirse a una mínima expresión, aún se encuentra atrincherado en un reducto en la ciudad oriental de Deir Ezzor, donde es blanco de una ofensiva de las tropas kurdas del FDS. Algunos miembros del EI, incluso, se han refugiado en el desierto sirio.

Por ello, el mandatario estadounidense lanzó recientemente la idea de crear una zona de seguridad de 30 kilómetros de ancho en Siria. Enseguida, su homólogo turco aseguró que su país se encargará de esta iniciativa. Para intentar definir las modalidades de esta zona de seguridad controlada por Ankara, el jefe del estado mayor turco se reunió ayer con su homólogo estadounidense en Bruselas.

No obstante, esta iniciativa turca se encuentra con una fuerte oposición por parte de los kurdos. El influyente político Aldar Jalil, alto cargo de la administración semiautónoma de la minoría kurda, rechazó la propuesta. “Turquía no es neutral, es una parte interesada del conflicto y no puede ser un garante de seguridad”, señaló. “Puede haber una línea de demarcación entre Turquía y el norte de Siria con fuerzas de mantenimiento de la paz de ONU”, dijo. “Cualquier otra decisión es inaceptable. Cualquier presencia turca va a cambiar el equilibrio de la región, que no será segura”, insistió Jalil.

Moscú, firme aliado del presidente sirio Bashar Al Asad, parece rechazar también esta idea y estimó ayer que Damasco debe retomar el control del norte del país tras la retirada de las tropas estadounidenses. “La única y mejor solución es el paso de estos territorios bajo control del gobierno sirio, de las fuerzas armadas sirias”, declaró el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

Ankara tiene tropas desplegadas en territorio sirio para defender sus fronteras de la amenaza del EI y también de las milicias kurdosirias, a las que considera terroristas por su vinculación al proscripto Partido de los Trabajadores del Kurdistán que actúa en Turquía. Desde el anuncio de retirada de Trump, la tensión entre los kurdos sirios y Turquía ha aumentado.

Fracasó el lanzamiento de un satélite del régimen iraní: Estados Unidos e Israel creen que ocultaba una prueba misilística

Según Teherán, el lanzamiento del "Payam" no alcanzó la velocidad necesaria y se desprendió en la tercera fase sin entrar en órbita. Washington había advertido que "no se quedará mirando" cómo lanzan cohetes que desafían resoluciones de la ONU contra actividades vinculadas al programa armamentista

La etapa inicial del lanzamiento

Irán no logró poner en órbita este martes un satélite que había lanzado a pesar de las críticas de Estados Unidos, informó en la televisión estatal el ministro de Telecomunicaciones.

"El satélite Payam fue lanzado con éxito esta mañana con el cohete Safir. Pero, por desgracia, el satélite no pudo ser puesto en órbita en la última fase", declaró Mohamad Javad Azari Jahromi.

El satélite no ha alcanzado "la velocidad necesaria" y se ha desprendido en la tercera fase, precisó el ministro, quien el lunes indicó que Payam giraría alrededor de la Tierra a unos 600 kilómetros de altitud.

La televisión estatal iraní mostró imágenes de un reportero narrando el lanzamiento del cohete Simorgh, gritando por encima de su rugido y diciendo que envió "un mensaje de orgullo, autoconfianza y fuerza de voluntad de los jóvenes iraníes al mundo".
Las imágenes mostraron como el cohete se convertía en apenas un punto de luz en el cielo oscuro y no el momento de su fallo. Los comentarios de Jahromi sobre un problema en la tercera fase sugieren que algo fue mal luego de que el proyectil sacó al satélite fueron la atmosfera terrestre.

Según el ministro de Telecomunicaciones, además de Payam cuentan con otro satélite llamado "Doosti", que se centrará en la agricultura. Irán anunció el lunes que ambos fueron fabricados en la Universidad de Tecnología Amirkabir de Teherán y su función es recabar información sobre el medio ambiente en el país.

Críticas de EEUU e Israel

"Irán está mintiendo ahora y dice que lanzó un satélite inocente al espacio", declaró tras el evento el premier israelí, Benjamin Netanyahu. "Lo que realmente quiere es lograr la primera etapa de un misil intercontinental, en violación a todos los acuerdos internacionales", agregó en una ceremonia en Tel Aviv. En ese sentido, respaldó las declaraciones previas del gobierno estadounidense y calificó el intento del régimen como un "acto de agresión".

Estados Unidos llamó el 3 de enero a Irán a renunciar al disparo de cohetes previsto dentro de su programa espacial y lo calificó de "provocación".

La citada resolución 2231, que consagró el acuerdo nuclear multilateral de 2015 con Irán, no prohíbe el desarrollo de esos misiles, pero hace un llamamiento a Teherán a que se abstenga de hacerlo.

Washington adoptó sanciones económicas contra Irán tras haberse retirado en 2018 del acuerdo sobre el programa nuclear iraní alcanzado años atrás con las grandes potencias.

Teherán asegura que sus actividades espaciales no constituyen una violación de la resolución de la ONU debido a que "el satélite forma parte de un proyecto civil con objetivos puramente científicos".

 

Fuente: infobae.com

La nueva caravana de migrantes rompió el cerco policial y logró cruzar a Guatemala

Los cientos de hondureños que escapan del hambre y la violencia en su país intentan acercarse a Estados Unidos.

Cientos de migrantes hondureños que marchan en una caravana a Estados Unidos lograron cruzar cruzar este martes a Guatemala tras romper el cerco policial en la frontera, constataron periodistas de AFP.

Luego de pasar la barrera de unos 150 policías hondureños que les impedían el paso, los migrantes saltaron de la alegría y gritaban "Fuera JOH" en referencia a las iniciales del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández.

Los migrantes debían presentar en ante las autoridades migratorias su documento de identidad para cruzar la frontera, pero se saltaron esa exigencia.
Alrededor de 1.000 miembros de la caravana que empezó a salir desde la noche del lunes de San Pedro Sula, 180 km al norte de Tegucigalpa, ingresaron a territorio guatemalteco, pero no quedó claro si las autoridades locales les permitirían seguir su camino.

Al cruzar la frontera se encontraron con un cordón de policías guatemaltecos con quienes dialogaron para que los dejaran pasar.

Al menos 500 hondureños de la caravana de migrantes que salió el lunes de su país cruzó  la frontera con Guatemala, y tiene previsto continuar e intentar llegar a Estados Unidos. /EFE/Gustavo Amador/

La nueva caravana fue citada este lunes por el presidente estadounidense Donald Trump como una prueba de la necesidad de levantar un muro en la frontera con México para impedir la entrada de inmigrantes clandestinos.

Esta es la tercera caravana que sale desde Honduras desde que el 13 de octubre pasado partió un primer grupo de San Pedro Sula, seguido de otro cuatro días más tarde.
Según la embajada de Honduras en México, unos 2.500 hondureños de esas dos caravanas están en albergues en México y solo 3% tiene probabilidades de lograr asilo en Estados Unidos.

La cancillería estima que alrededor de 13.000 hondureños llegaron a México en los últimos meses, de los cuales 7.270 han retornado a su país voluntariamente al encontrar bloqueado el paso en la frontera con Estados Unidos, mientras que 11 murieron.


Fuente: clarin.com

EE.UU. despliega bombarderos B-2 Spirit en Pearl Harbor para validar su "capacidad de ataque global"

En medio de tensiones entre Washington y Pekín, la Fuerza Aérea estadounidense afirma que los B-2 permanecerán en guardia "las 24 horas del día los siete días de la semana".

EE.UU. despliega bombarderos B-2 Spirit en Pearl Harbor para validar su "capacidad de ataque global"

Tres bombarderos estratégicos B-2 Spirit y más de 200 aviadores han sido desplegados de forma rotativa en la base de Pearl Harbor (Hawái) con el fin de mantener la interoperabilidad estadounidense con aliados de la región indo-pacífica, según comunica la Fuerza Aérea de EE.UU.

"Este despliegue en Hawái nos permite mostrar a una gran audiencia estadounidense e internacional que el B-2 se mantiene en guardia las 24 horas del día los siete días de la semana, listo para proteger a nuestro país y sus aliados", indicó el teniente coronel Joshua Dorr, director de operaciones del 393.º Escuadrón de Bombardeo.
Se trata de la segunda operación de este tipo con bombarderos B-2 desde agosto del año pasado en el teatro de operaciones más grande de las Fuerzas Armadas estadounidenses. En esta ocasión, coincide con una escalada de tensión entre Washington y Pekín en ámbitos como el comercio y la libertad de navegación en aguas en disputa.
Sin mencionar explícitamente a China o a otro rival potencial, Dorr afirmó que los bombarderos furtivos se mantendrán "siempre listos" para "penetrar las defensas más sofisticadas de un enemigo y poner en riesgo sus objetivos más valiosos".

"[Esta operación] nos brinda la oportunidad de trabajar con nuestros aliados en ejercicios conjuntos y valida nuestra siempre lista capacidad de ataque global", subrayó el director de operaciones del escuadrón responsable de los bombardeos a Hiroshima y Nagasaki.

Días atrás se había reportado una movilización de DF-26 chinos —misiles balísticos de alcance intermedio apodados 'asesinos de Guam'— para entrenamientos en llanuras del noroeste del país, luego de que Pekín condenara una operación de navegación de un buque de guerra estadounidense cerca de islas disputadas en el mar de la China Meridional.