Miércoles 21 de Agosto de 2019 - 13:06:27

El “Papa negro” jesuita denuncia un complot para obligar a Bergoglio a renunciar

Es el líder de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa. Apuntó a sectores ultraconservadores.

Vaticano, corresponsal

“Hay personas dentro y fuera de la Iglesia que quieren que el Papa Francisco renuncie, pero el pontífice no lo hará”. Firmado padre Arturo Sosa, venezolano, el prepósito general de la Compañía de Jesús, conocido popularmente desde hace siglos como el “Papa negro”.

El complot ultraconservador apunta, si no hay renuncia, a “incidir en la elección del próximo pontífice, creando las condiciones para que el próximo Papa no continúe profundizando el camino que Francisco ha indicado y emprendido”.

Pietro Parolin (izq.) con el  jefe de los Jesuitas,  Arturo Sosa./ Reuters

Para el padre Sosa, superior de los 18 mil jesuitas de la orden fundada en el siglo XVI por san Ignacio de Loyola en Paris, “es en cambio esencial que este camino continúe según la voluntad de la Iglesia, expresada claramente en el Concilio Vaticano II, del cual Francisco es hijo legítimo y directo.
En Estados Unidos floreció el complot más importante y en Francia se está vendiendo con gran éxito un ensayo escrito por el periodista del órgano católico “La Croix”, que se titula “Como la América quiere cambiar al Papa”. El libro reasume los ataques de los últimos tres años contra Bergoglio.

El “Papa negro” habló en Rimini en el mitin del Movimiento Comunión y Liberación, y durante su intervención señaló la nostalgia de la Iglesia europea por “un pasado idealizado, como si la sociedad en Europa fuera una sociedad cristiana perfecta”.

“La gente vive nostálgicamente por un pasado que nunca existió. En Estados Unidos, en cambio, se centran en la inculturación."

El padre Sosa destacó que “el cristianismo no es una religión íntima, solo se puede vivir en comunidad”. “El Espíritu Santo nos habla hoy a través de los jóvenes. Todos estamos llamados a acercarnos a ellos”.

Citando a Bergoglio, el jefe de los jesuitas dijo que “el futuro de la humanidad pasa por la inclusión social de los pobres”. “Pero eso no se hace desde afuera, es una condición para caminar juntos. Debemos acercarnos a los pobres, adquirir su mirada en la vida”.

En cuanto a la secularización de la sociedad, considerado por los conservadores una causa fundamental del alejamiento de los laicos de la Iglesia, sobre todo los jóvenes, el padre Sosa afirmó que “si lo leemos como un signo de los tiempos quizás sea un signo de esperanza y no de desesperación”. “La sociedad secular es quizás el nuevo espacio para vivir y difundir nuestra fe”.

Fuente: Clarín

"¡Es la prueba final de que está loco!": Políticos daneses responden a Trump que Groenlandia no se vende

El diario The Wall Street Journal había informado de que el presidente de EE.UU. había solicitado a sus asesores que estudiaran la posibilidad de adquirir este territorio.

"¡Es la prueba final de que está loco!": Políticos daneses responden a Trump que Groenlandia no se vende

Varios políticos daneses han reaccionado a los recientes reportes de que al presidente de EE.UU., Donald Trump, le gustaría comprar Groenlandia, y califican la propuesta del inquilino de la Casa Blanca de "loca" e "improbable".
"Si es cierto que [Trump] está trabajando en esta idea, entonces esta es la prueba final de que está loco. [...] La idea de que Dinamarca puede vender 50.000 de sus ciudadanos a EE.UU. es absolutamente loca", declaró Soren Jespersen, del Partido Popular Danés, en declaraciones recogidas por el periódico Jyllands Posten.

"De todas las cosas que no van a suceder, esta es la más improbable. ¡Olvídalo!", subrayó el miembro del Partido Popular Conservador, Rasmus Jarlov, mientras que el ex primer ministro Lars Lokke Rasmussen sugirió que se trata de una "broma del día de las bromas de abril […] totalmente fuera de temporada".

Otros representantes políticos del país escandinavo subrayan asimismo los riesgos de la ocurrencia del inquilino de la Casa Blanca, afirmando que llevaría a la militarización de la isla y a que los groenlandeses perdieran independencia.

"¡Groenlandia no se vende! Los tiempos en que era posible comprar territorios y personas han pasado hace mucho tiempo", aseveró Michael Aastrup, miembro de un partido local de izquierdas.

Previamente, el periódico The Wall Street Journal informó que Trump ha expresado interés en que su país compre la isla en reiteradas conversaciones con sus allegados e incluso solicitado a sus asesores que estudiaran esta posibilidad. Al parecer el presidente estadounidense está interesado en los vastos recursos naturales de Groenlandia y su ubicación estratégica.

Fuente: RT

Grecia combate grandes incendios forestales cerca de Atenas

Se encuentran trabajando más de 200 bomberos y una docena de aviones y helicópteros.

Los bomberos griegos están combatiendo los mayores incendios forestales de este verano que se registraron en dos importantes frentes cerca de Atenas, informaron las autoridades locales.

Más de 500 residentes han sido evacuados de tres aldeas como una medida de precaución y no se han reportado heridos ni cerca de la ciudad de Tebas, en la parte continental y al noroeste de la capital, ni en la isla de Evia, a dos horas en auto de Atenas, de acuerdo con el servicio de bomberos.
Los esfuerzos de más de 200 bomberos que han sido desplegados para contener las llamas fueron obstaculizados por los fuertes vientos de hasta 7 en la escala de Beaufort que soplan en el área, informó la agencia de noticias nacional griega, AMNA.

Una docena de aviones y helicópteros que dejan caer agua están respaldando sus esfuerzos.

En Evia las llamas ya han cubierto grandes zonas forestales, incluida parte del bosque de pinos perteneciente a la Red Natura 2000 de la Unión Europea (UE) de áreas protegidas y llegaron a las aldeas de Makrymalli y Kontodespoti, de acuerdo con el servicio de bomberos.

En Tebas luego de arrasar las zonas forestales, las llamas se han acercado a la línea costera y áreas residenciales y los residentes están listos para una evacuación, dijo un funcionario local a AMNA.
Las llamas estallaron por la noche, como sucedió en el monte Himeto en Atenas el lunes. En el caso de Evia los lugareños sospechan de un incendio provocado, dijo a los medios de comunicación Yorgos Psathas, alcalde de la municipalidad de Dirfys- Messapia, que ha sido la más afectada.

El servicio de bomberos combatió el lunes más de 60 incendios forestales, de acuerdo con un comunicado de prensa enviado por correo electrónico. La imagen es similar hoy, pues se reportaron incendios en todo el país.

El lunes, un residente local de 29 años de edad fue detenido en la isla de Creta como supuesto pirómano, anunciaron los bomberos.

Fuente: XINHUA

Hong Kong, en alerta por escalada

Funcionarios chinos calificó las agresiones de algunos manifestantes en Hong Kong "de tipo terrorista", un endurecimiento adicional de la retórica del estado en medio de temores de que el país esté preparando el terreno para una intervención militar.

Después de 10 semanas de enfrentamientos entre los manifestantes y la policía que amenazan el estado de la ciudad como un centro de transporte y financiero internacional seguro, los medios estatales chinos también pidieron una respuesta más decisiva de Beijing. Esto se produce cuando los videos muestran a las fuerzas chinas reuniéndose para "ejercicios aparentes a gran escala" cerca de la frontera con la ciudad semiautónoma.

Mientras tanto, los vuelos se reanudaron ayer en los aeropuertos de Hong Kong mientras se mostraban declaraciones de algunos líderes de la protesta, lamentando los enfrentamientos con la policía antidisturbios y pidiendo a los viajeros internacionales “su comprensión y perdón mientras los jóvenes en Hong Kong continúan luchando por la libertad y la democracia".

El aeropuerto aumentó las medidas de seguridad y dijo que había obtenido una orden judicial para evitar que los manifestantes ingresen a las instalaciones y "obstruyan o interfieran ilegalmente y deliberadamente" con las operaciones. Se había reservado un área fuera de la terminal principal para manifestaciones, dijo la gerencia, y agregó que no se permitirían protestas fuera del área designada.

Nueve mujeres denunciaron a Plácido Domingo por acoso sexual

Según los testimonios, el famoso cantante de ópera español ofrecía empleos a cambio de favores sexuales, además de una conducta repetida: "Siempre te estaba tocando de alguna manera, y siempre besándote"

Plácido Domingo dirige la Orquesta y el Coro de la Ópera de Washington durante un ensayo del Réquiem de Verdi en el Salón de la Constitución de Washington en 2001. (Foto AP / Richard Drew)

Durante décadas, Plácido Domingo, uno de los hombres más poderosos y elogiados en el mundo de la ópera, ha intentado presionar a mujeres para que entablaran relaciones sexuales con él, prometiendo empleos y en ocasiones tomando represalias contra las carreras de las mujeres que rechazaban sus proposiciones, según dijeron a The Associated Press numerosas acusadoras.

Domingo, considerado como uno de los mejores cantantes de ópera de todos los tiempos, es también un prolífico director de orquesta y director de la Ópera de Los Ángeles. Ganador de varios premios Grammy, es una figura muy respetada en su exclusivo mundo, descrito por compañeros como un hombre de prodigioso encanto y energía que trabaja sin descanso para promocionar su rama artística.

Sin embargo, sus acusadoras y otras personas de la industria dicen que hay un lado problemático de Domingo, de 78 años, un secreto a voces desde hace tiempo en el mundo de la ópera.

Secreto conocido en el mundo de la ópera

Ocho cantantes y una bailarina dijeron a AP que sufrieron acoso sexual del superastro español, que lleva décadas casado, en encuentros a lo largo de tres décadas a partir finales de la década de 1980, en ocasiones en compañías de ópera en las que él ocupaba puestos de alta dirección.

Plácido Domingo se presenta durante la final de la Copa Mundial de fútbol entre Italia y Francia en el Estadio Olímpico de Berlín en 2006. (Foto AP / Luca Bruno)

Una acusadora dijo que Domingo metió la mano dentro de su falda, y otras tres dijeron que forzó besos húmedos en la boca en un vestuario, una habitación de hotel y una cena de trabajo.

"Una cena de trabajo no es rara", dijo una de las cantantes. "Que alguien intente agarrarte la mano durante una cena de trabajo es raro, o que te ponga la mano en la rodilla es un poco raro. Siempre te estaba tocando de alguna manera, y siempre besándote".

Además de las nueve acusadoras, otra media docena de mujeres dijo a AP que las proposiciones sexuales de Domingo les hicieron sentir incómodas. Una cantante dijo que le pidió varias veces salir en una cita tras contratarla para cantar una serie de conciertos con él en la década de 1990.

AP también habló con casi tres docenas de otros cantantes, bailarines, músicos de orquesta, personal técnico, maestros de canto y administradores, que dijeron haber presenciado comportamiento inapropiado de índole sexual por parte de Domingo, y que perseguía a mujeres más jóvenes con impunidad.

Domingo no respondió a preguntas detalladas de AP sobre incidentes concretos, pero emitió un comunicado en respuesta.

"Las acusaciones de estas personas no identificadas, que se remontan hasta 30 años, son profundamente preocupantes, e inexactas tal como se describen", indicó.

"Aun así, es doloroso saber que puedo haber molestado a alguien o haberles hecho sentir incómodas, sin importar cuánto tiempo haya pasado y pese a mis mejores intenciones. Yo creía que todas mis interacciones y relaciones fueron siempre bienvenidas y consensuadas. La gente que me conoce o ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que dañe, ofenda o avergüence a nadie a propósito", añadió.

"Sin embargo, reconozco que las normas y estándares por los que se nos mide hoy -como debe ser- son muy diferentes de lo que eran en el pasado. He tenido la bendición y el privilegio de haber tenido una carrera de más de 50 años en la ópera y me atendré a los estándares más altos".

Siete de las nueve acusadoras dijeron a AP que sintieron que sus carreras se vieron perjudicadas tras rechazar las proposiciones de Domingo, y algunas señalaron que se les prometieron papeles que nunca se concretaron. Varias dijeron que aunque trabajaron con otras compañías, nunca volvieron a ser contratadas para trabajar con él.

Solo una de las nueve mujeres aceptó ser identificada: Patricia Wulf, una mezzosoprano que cantó con Domingo en la Ópera de Washington. Las demás solicitaron anonimato, indicando que o bien siguen trabajando en el sector y temen represalias o temen ser humilladas e incluso acosadas públicamente.

Los testimonios de las acusadoras muestran patrones muy similares de comportamiento, en los que Domingo contactaba con ellas de forma persistente -a menudo, llamando repetidas veces a su casa por la noche-, expresaba interés en sus carreras y las instaba a reunirse con él en privado con el pretexto de ofrecerles consejo profesional.

Ninguna de ellas pudo ofrecer documentación como mensajes telefónicos, pero AP habló con muchos colegas y amigos a los que habían hablado del tema. Además, AP verificó de forma independiente que las mujeres trabajaban donde dijeron y que Domingo coincidió con ellas en esos lugares.

Domingo cantando en un escenario.

Dos de las mujeres dijeron haber cedido brevemente a las proposiciones de Domingo al creer que no debían poner en peligro sus carreras rechazando al hombre más poderoso de su profesión.

Una de ellas dijo haber tenido relaciones sexuales con él dos veces, incluida una en el hotel Biltmore de Los Ángeles. Cuando Domingo fue para una actuación, señaló la mujer, dejó 10 dólares en la mesilla de noche y dijo "No quiero que te sientas como una prostituta, pero tampoco quiero que tengas que pagar por estacionar".

Inspiradas por el movimiento #Metoo

Las mujeres que hicieron las acusaciones -que dijeron haberse sentido animadas a hablar por el movimiento #MeToo– eran en su mayoría jóvenes y estaban iniciando sus carreras.

Varias dijeron haber tomado medidas extremas para evitar a Domingo, como pedir a colegas que se permanecieran junto a ellas mientras trabajaban o no responder llamadas a su casa.

Una cantante que está entre las acusadoras tenía 23 años y actuaba en el coro de la Ópera de Los Ángeles cuando conoció al superastro en 1988. Dijo que recordaba haberse limpiado la saliva de la cara tras un torpe y húmedo beso en el escenario, tras el que le susurró "Ojalá no estuviéramos en el escenario".

Domingo empezó a llamarla a casa a menudo, aunque ella no le había dado su número. "Decía cosas como 'Ven a mi apartamento. Cantaremos unas arias. Te asesoraré. Me encantaría escuchar lo que puedes hacer para una audición'", dijo.

Cada vez que volvió a Los Ángeles durante tres años, señaló, la hizo sentir incómoda por sus muestras de afecto, rodeando su cintura con el brazo o besándola en la mejilla demasiado cerca de la boca. Entraba en su camerino sin ser invitado, señaló, con lo que ella supuso que pretendía verla sin ropa.

La mezzosoprano dijo haberse esforzado por evitar quedar a solas con él al tiempo que evitaba que se sintiera insultado. Pero él no captó la indirecta, señaló.

Plácido Domingo está rodeado de actrices que representan doncellas de flores mientras canta en el papel principal de “Parsifal”, durante el ensayo general en la Metropolitan Opera de Nueva York. (Foto AP / Stuart Ramson)

Una noche aceptó reunirse con Domingo en torno a las 23:00 "y entonces tuve todo un ataque de pánico. Aluciné, y dejé de contestar al teléfono. Él llenó el contestador, llamando hasta las 3:30 de la mañana".

En 1991, señaló, "Finalmente cedí y me acosté con él. Me quedé sin excusas. Era como 'De acuerdo, supongo que esto es lo que tengo que hacer'".

La mujer dijo haber tenido relaciones sexuales con Domingo en dos ocasiones, una en el apartamento de él en Los Ángeles y en el hotel Biltmore, donde dejó el dinero en la mesilla.

Otra joven cantante en la Opera de Los Ángeles, donde Domingo había sido designado como nuevo director artístico, dijo que empezó a llamarla a su casa inmediatamente después de conocerla en un ensayo en 1988.

"Decía 'Voy a hablarte como el futuro director artístico de la compañía' y hablaba de posibles papeles", comentó. "Entonces bajaba el tono de voz y decía 'Ahora voy a hablarte como Plácido'", y le pedía que quedara con él para beber algo, para ver una película, para ir a su apartamento para que él pudiera prepararle un desayuno.

Durante una de sus frecuentes visitas al camerino de ella, Domingo admiró su ropa, se inclinó para besarla en las mejillas y colocó una mano en un lateral de su pecho, recordó.

La cantante, que tenía 27 años y estaba empezando su carrera, dijo haberse sentido atrapada. "Estaba totalmente intimidada y sentí que decirle no a él sería como decirle no a Dios. ¿Cómo le dices que no a Dios?", dijo.

Las llamadas continuaron, y ella dejó de contestar el teléfono. En persona le daba excusas, señaló. Estaba ocupada, estaba cansada, estaba casada. Al final, se rindió a "una sensación de catástrofe inminente", de que "no iba a tener una carrera en la ópera si no cedía".

Placido Domingo cantando en la ópera El Trovador de Giuseppe Verdi.

Dijo haber ido a su apartamento, donde practicaron "tocamientos" y "manoseos". En los días y semanas posteriores, señaló, Domingo la llamó muchas veces. "Me sentí como una presa. Me sentí como si me estuviera cazando", dijo.

La cantante dijo que una vez Domingo tomó el control de las decisiones de reparto en la Ópera de Los Ángeles en 2000, nunca volvió a contratarla.

Otra cantante que trabajaba en Los Ángeles a mediados de la década de 2000 dijo a AP que ya conocía la reputación de Domingo cuando mostró un gran interés en su carrera, y se aseguró de tener siempre una excusa para marcharse justo después de trabajar.

Sin embargo, una noche tras el ensayo la tomó por sorpresa al preguntarle si podía llevarlo a casa, lo que le pareció "ridículo. ¿Por qué no iba a tener Plácido Domingo cómo llegar a su casa? Pero, ¿qué iba a hacer?".

En el auto, señaló, le puso la mano en la pierna, le dijo que estacionara cerca de su edificio y entonces "se inclinó e intentó besarme". La invitó a subir, lo que ella evitó diciendo que tenía otros planes.

Varias semanas más tarde, señaló, Domingo se le acercó una noche que sabía que tenía trabajo hasta tarde y la invitó a su apartamento para repasar un aria.

Ella fue, señaló, porque "sentí que había alargado esto y le había evitado durante seis semanas, y es Plácido, y es mi jefe y me está ofreciendo trabajar conmigo en este papel".

Tras servir dos copas de vino, señaló, "se sentó en el piano de cola y sí que cantamos esa aria, y trabajamos en ella. Y me dio consejos y me hizo muchos elogios".

Domingo con el presidente de China, Xi Jinping. (AP)

Pero entonces, señaló, "Cuando terminamos, se puso de pie y metió la mano en mi falda, y ahí fue cuando tuve que salir de ahí".

"Me fui a casa y estaba aterrada de volver a trabajar", dijo. "Estuve paralizada de terror todo ese contrato".

Desde entonces ha cantado en la Ópera Metropolitana de Nueva York, la Ópera de San Francisco y otros lugares, pero nunca ha vuelto a ser contratada para cantar en la Ópera de Los Ángeles o con Domingo.

Patrcia Wulff

En la Ópera de Washington, donde Domingo fue director artístico y después director general durante 15 años, la mezzosoprano Patricia Wulf dijo que el astro le susurraba la misma pregunta noche tras noche.

"Cada vez que bajaba del escenario, estaba entre bambalinas esperándome", dijo. "Se pegaba a mí, todo lo cerca que podía, ponía su cara directamente junto a la mía, bajaba el tono de voz y decía, 'Patricia, ¿tienes que irte a casa esta noche?'". Ella lo rechazaba, pero Domingo no cesaba en sus proposiciones, señaló.

Llegó un momento, dijo Wulf, en el que intentaba esconderse de él tras un pilar. También se escondía en su camerino y asomaba la cabeza para asegurarse de que no estaba en el pasillo para marcharse. "En cuando te apartas y sales, piensas '¿Acabo de arruinar mi carrera?' y así fue durante toda la producción".

Una bailarina que trabajó con el astro en varias ciudades dijo que de forma intermitente durante aproximadamente diez años en la década de 1990, recibió llamadas insinuantes de Domingo, que dejaba explícitos mensaje que ella escuchaba perpleja con su marido.

El tenor español Placido Domingo hace un gesto desde un automóvil cuando sale del Hotel San Felipe en La Habana, el 24 de noviembre de 2016 / AFP PHOTO / YAMIL LAGE

Domingo le pedía que quedara con él en lugares como su habitación de hotel. Ella dijo que solo se reunió con él para comer, siempre planteado como una comida de trabajo. Sin embargo, señaló, las manos d Domingo acaban en su rodilla, o la tomaba de la mano, o la besaba en la mejilla de una forma que la hacía sentir incómoda.

La bailarina dijo que solía comentar el tema con su esposo, preguntándose: "¿Entiende el riesgo en el que me pone, que podría arruinar mi matrimonio, arruinar mi trabajo?".

"Cuando trabajas para el hombre más poderoso en la ópera, intentas seguirle el juego", dijo.

Una tarde, cuando trabajaban juntos en la Ópera de Washington, Domingo le pidió que comiera con él en el restaurante de su hotel para hablar de trabajo, señaló. Al terminar la comida, dijo que tenía que pasar por su habitación antes de que fueran caminando al ensayo.

"Me llevó a su habitación, se suponía que para coger sus cosas, y me invitó a entrar", dijo. "Y empezó a abrazarme y besarme". Ella dijo que le apartó e insistió en que tenía que llegar al ensayo.

"Cuando estuvo claro que no iba a acostarme con él, simplemente me acompañó al ascensor y volvió a su habitación", dijo. "Se abrieron las puertas del ascensor y me derrumbé. Simplemente me quedé en el suelo del ascensor, sudando sin parar".

Un exadministrador de ópera dijo haber sabido durante años que Domingo estaba "persiguiendo constantemente" a la bailarina. Y un director amigo de la artista dijo que recordaba cómo después de "decirle no a Domingo, se vio apartada durante varios años".
Tras el incidente en el hotel, la bailarina dijo que no trabajó con el astro en varios años.

"Hubo años en los que estaba destrozada por eso y asustada de que no volverían a contratarme", dijo la bailarina. Al final, señaló, "volví a tener su visto bueno".

"Lo que hizo está mal", dijo. "Utilizó su poder, acechó a mujeres, puso a mujeres en posiciones vulnerables. Hay gente que se ha quedado fuera del negocio y se ha visto expulsada solo por someterse o no someterse a él".

Fuente: Infobae