Martes 25 de Septiembre de 2018 - 17:03:15

Erdogan acusó a EEUU de librar una "guerra económica" contra Turquía

El presidente de Turquía acusó este sábado a Estados Unidos de librar una "guerra económica" contra su país y afirmó que esa es la explicación de las actuales dificultades nacionales. 

En un discurso en Rize, una provincia en el noreste, el mandatario Recep Tayyip Erdogan dijo que los dólares, los euros y el oro "son las balas, los proyectiles y los misiles que se están usando en esta guerra económica contra nuestro país". 

Erdogan le prometió a la multitud que su gobierno está tomando medidas para proteger la economía "pero la prioridad es romper las manos que están disparando estas armas".

Durante la última semana, la economía turca sufrió la estrepitosa caída de su moneda -la lira turca-, a raíz de dudas sobre las políticas económicas del gobierno, y por una disputa comercial con Estados Unidos.

Trump tuitea, la lira turca se desploma y desata un terremoto financiero que se siente hasta en la Argentina

 Turquía desató un nuevo terremoto financiero global que golpeó a la Argentina, al sufrir un durísimo azote por parte de inversores que descuartizó a la lira y provocó una crisis cambiaria, que se profundizó por la creciente tensión entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump , y el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan .

Donald Trump se lanzó hoy en una guerra comercial contra Turquía al anunciar la duplicación de los aranceles sobre el acero y el aluminio

La lira turca, que desde hace meses sufre la desconfianza de los mercados al igual que otras monedas de economías emergentes, cayó casi un 14% respecto del dólar tras llegar a derrumbarse cerca de un 19 por ciento, un derrape que estalló, primero, con un discurso de Erdogan, y luego cuando Trump anunció en Twitter que había dado la orden de duplicar los aranceles al acero y al aluminio para Turquía, y reconoció abiertamente que las relaciones atravesaban un mal momento.
"¡Acabo de autorizar que se dupliquen los aranceles sobre el acero y el aluminio con respecto a Turquía, mientras su moneda, la lira turca, desciende rápidamente frente a nuestro fortísimo Dólar!", dijo Trump en Twitter. Y agregó: "¡Nuestras relaciones con Turquía no son buenas en este momento!".
El desplome de la lira desató un efecto dominó que recorrió Europa, Asia y llegó hasta la Argentina, donde la suba del dólar y el riesgo país y el desplome de las acciones selló la peor semana para el país tras la efímera calma que aportaron los dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El nuevo cimbronazo financiero llegó tras meses de volatilidad global, arraigada en la suba de la tasa de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed, en la jerga), la guerra comercial desatada por Trump y una mayor desconfianza de los inversores respecto de la salud de la economía global, que los lleva a desprenderse de activos más riesgosos, como los papeles de las economías emergentes, para buscar refugios en bonos norteamericanos, más seguros.

Este nuevo escenario global ha sido particularmente nocivo para países como Turquía y la Argentina, dos economías vulnerables y dependientes del financiamiento externo.

"Este año fue común tener estos ruidos en los mercados", indicó Daniel Chodos, de Credit Suisse. "La Fed, suba de tasas, guerra comercial, sanciones específicas a Rusia o guerra diplomática o crisis geopolíticas con países específicos, como Turquía. Todo eso le pega a los mercados emergentes. Va a ser un año con mucho riesgo y mucha volatilidad", explicó.

"Batalla nacional"
La crisis turca, la más severa que ha debido enfrentar Erdogan en sus más de 15 años en el poder, tiene esta vez el agravante del choque diplomático con Washington, máximo garante financiero global y principal accionista del único prestamista de última instancia, el Fondo Monetario.

Las relaciones entre Washington y Ankara estaban complicadas por una punta de desacuerdos en política internacional, entre ellos, la guerra civil en Siria . Pero se deterioraron aún más en las últimas semanas por el caso de un pastor estadounidense, Andrew Brunson, detenido en Turquía bajo cargos de terrorismo y espionaje. El gobierno de Trump pidió su liberación, e impuso sanciones a dos ministros de Erdogan, quien respondió con una medida "espejo", al decretar sanciones a dos funcionarios de Trump.

Estados Unidos y Turquía han sido aliados históricos, y ambos son miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y el G20. El deterioro es relativamente nuevo: a fines de junio, Trump había llamado a Erdogan para felicitarlo por su último triunfo electoral, en junio, que le dio más poder, y había ponderado el "fuerte lazo" entre ambas naciones.

Recep Tayyip Erdogan habló con sus seguidores en medio de la caída de la lira

La preocupación de los inversores sobre Turquía están arraigadas en el sesgo populista de la política económica de Erdogan. El banco central turco ha sido renuente a subir sus tasas de interés para frenar la sangría de la lira, mientras la inflación ha aumentado hasta alcanzar ya el 16% anual en julio, por encima de la meta oficial.

Desafiante, Erdogan pidió a los turcos con tono de epopeya que no se volcarán al dólar, y aseguró que hay una "guerra económica" contra el país. El presidente, quien sugirió que sufría una suerte de golpe económico desestabilizador, apeló al patriotismo de los turcos.
"Si hay alguien que tenga dólares u oro bajo el colchón, vayan a los bancos a cambiarlo por liras turcas. Esta es una batalla doméstica, nacional", dijo Erdogan a una multitud en la ciudad de Bayburt, en el noreste del país. "Esta será la respuesta de mi pueblo a quienes han librado una guerra económica contra nosotros", agregó.

"No olviden esto, si ellos tienen dólares, nosotros tenemos a nuestro pueblo, a nuestro dios, a nuestro Alá", insistió Erdogan.

Ni las palabras de Erdogan ni las promesas de ortodoxia de su gobierno calmaron a los inversores. A eso se sumó el tuit de Trump. La onda expansiva de la crisis turca se propagó en el extranjero, tocó varias monedas, tiñó de rojo a los indicadores bursátiles y alcanzó, sobre todo, a las acciones de empresas europeas con alta exposición a la economía turca.

El latigazo se sintió con mayor severidad en la economía argentina. Las monedas de ambos países han sufrido, este año, la mayor depreciación entre las naciones emergentes afectadas por las turbulencias financieras. Y Turquía, al igual que la Argentina, tiene un abultado déficit externo, que financió con deuda. La Argentina ya buscó resguardo en el Fondo Monetario Internacional (FMI), un escenario que muchos creen le llegará a Turquía. El Fondo dijo esta semana que no ha recibido ningún pedido de Ankara.

"Los activos argentinos experimentaron una caída especialmente severa, ya que los problemas de Turquía provocaron temores de contagio en los mercados emergentes", indicó Alejo Czerwonko, estratega del Chief Investment Office del banco de inversión UBS. "Una crisis cada vez más profunda en Turquía podría llevar a un deterioro adicional del apetito de los inversores hacia países emergentes vulnerables y más riesgosos, como la Argentina", cerró.

Europa: se fue el calor, llegaron las tormentas

Tras días de temperaturas sofocantes, temporales con granizo y rayos hicieron estragos en Francia. 

Después de la ola de calor, las tormentas, los rayos y los incendios que trajeron como consecuencia. Como lo anunciaron los meteorólogos, una violentísima tormenta de viento y piedras arrasó entre la noche del martes y la madrugada del miércoles finalmente con la “canicule”, que agobió por dos semanas a Francia y a Europa.

Pero si bien las temperaturas bajaron entre 10 y 12 grados -24 en París contra los 38 del martes- hay otras secuelas. Al menos 1.500 personas quedaron varadas en las estaciones de tren en Normandía porque la tormenta provocó caídas de árboles sobre las vías y cortes eléctricos. Debieron dormir en la estación porque los trenes se cancelaron. Comenzaron a llegar a París a las 4 de la mañana. .
En Bourgogne, una zona donde la forestación es densa, estallaron incendios luego de violentas tormentas eléctricas con rayos.

Estragos en la agricultura
Las secuelas de la “canicule” en la agricultura son enormes y afecta también la ganadería, cuya tropa tampoco encontró pasto verde en las alturas montañosas porque estaba todo quemado por el calor. Están comprometidas las cosechas de trigo y colza por el calor y la sequía. También tienen problemas en la tierra seca para preparar la cosecha del año próximo.

Los agricultores alertan que la crisis se trasladará a los precios de los alimentos. Los cereales fueron dañados por el sol. La vitivinicultura también ha sido tocada por la “canicule”, como se llama al fenómeno en Francia. A ello se suma la falta de agua.
Otra consecuencia: una “explosión de vehículos” rotos en las rutas por las altas temperaturas.Todos con fallas vinculadas al calor, especialmente en sus baterías y equipos electrónicos, muy afectados por el calor.

En la noche del martes una docena de trenes entre Caen y Rouen y entre París-Caen- Cherbourg quedaron inmovilizados por la caída de los árboles, con vientos que oscilaron entre los 80 y 100 kilómetros por hora en el norte de Francia. Al menos quedaron inmovilizados 1.500 personas en las estaciones de tren de Caen, Evreux en Normandía pero también en Paris St Lazare porque las vías se volvieron intransitables.

“Arboles caídos sobre las vías inmovilizaron faltas de alimentación eléctrica entre Lisieux y Bernay en el Eure” explicó la SNCF , la empresa ferroviaria, en Normandía.

En Caen 400 pasajeros quedaron bloqueados durante la noche. Fueron trasladados en ómnibus y taxis. Otros pasaron la noche allí mientras la empresa distribuía agua y comida. La normalidad va a recuperarse en la tarde del miércoles.
“Esto fue horrible”, dijo Denise, una pasajera que regresaba de vacaciones con sus dos pequeños hijos. ”Un calvario con un calor asfixiante y sin saber cuando podíamos volver a casa”.

Algunos consiguieron llegar a París a las 4 y media de la mañana mientras los pasajeros que debían viajar a Normandía eran instalados en hoteles en las cercanías de la estación St Lazare. El tráfico ferroviario se perturbó en los Altos de Francia, París, Compiégne y Amiens.

Las espectaculares tormentas eléctricas, con rayos, piedras, y vientos fuertísimos se hicieron sentir en el norte de Francia y otras regiones del país. Aún permanecen siete departamentos en alerta naranja. Pero las altas temperaturas continúan en el sur, sobre el Mediterráneo, en pleno verano europeo. La tormenta en el sur está prevista entre el jueves y el viernes.

Varios incendios se han producido en casas y explotaciones agrícolas en Bourgogne durante la madrugada del martes al miércoles por el impacto de los rayos, luego que la tormenta sucediera a la ola de la calor. Una casa en Bouhey, en Costa de Oro, se incendió por esta causa a las 5 de la mañana del miércoles, en pleno centro del pueblo. En Saône et Loire, una explotación agrícola se prendió fuego al lado del galpón donde se alojaba a los animales.

La ministra de Salud Agnés Buyzin precisó que las cifras de mortalidad ligadas a este episodio se conocerán “de aquí a un mes”. La crisis de la canicule en el 2003 dejó 13.000 muertos y Francia desde entonces se prepara sanitariamente para el fenómeno.

Cuando la tormenta se dirige hacia Alemania, los británicos se alivian con el final de la ola de calor que convirtió a su isla en un horno durante tres semanas. Esperan que la temperatura baje 10 grados.

“Pareciera el fin de la ola de calor con aire fresco en todas las áreas”, dijo Marco Petagna, meteorólogo.

“En el sudoeste, donde llegaron a 31 grado ayer, bajaron a 24 grados. En nuestro pronóstico para los próximos 3 meses de agosto, septiembre y octubre, el clima será más seco y cálido que lo habitual pero no habrá altas temperaturas” anunció. El día mas caliente fue el pasado 26 de julio con 35,3 grados en Faversham, en Kent.

 

EE.UU.: los chicos hallados en el desierto eran entrenados con armas para atacar escuelas

La policía estadounidense cree que los 11 chicos que encontró el pasado viernes en condiciones de miseria y desnutrición en un desierto en Nuevo México estaban recibiendo entrenamiento en armas para cometer atentados en escuelas, según publicó el diario El País. El responsable sería Siraj Ibn Wahhaj, uno de los dos varones adultos detenidos en el lugar, a quien las autoridades habían identificado anteriormente como extremista radical.

Los 11 menores vivían en condiciones muy precarias, sin agua y con muy poca comida

Los chicos, de entre 1 y 15 años, fueron encontrados tras una denuncia que hizo en diciembre la mujer de Wahhaj, quien dijo que el hombre se había llevado a su hijo Abdul-ghani, de 3 años, y nunca más volvió a tener noticias de ellos.

En el lugar, un campamento muy precario montado alrededor de un trailer, la policía encontró cuatro pistolas, un rifle de asalto con 30 cargadores y un rudimentario campo de tiro. Además de los niños y los dos adultos, vivían allí tres mujeres de entre 35 y 38 años que serían las madres de los menores rescatados y también fueron detenidas.

En los alrededores del campamento fueron encontrados los restos de un chico aún no identificado

Las condiciones de la vivienda eran paupérrimas: estaba todo lleno de basura, no había agua y solo un poco de papas y arroz para comer. Los chicos estaban descalzos y vestían harapos. Las palabras del jefe de policía del condado, Jerry Hogrefe, fueron elocuentes: "He sido policía durante 30 años y nunca vi algo como esto. Es increíble".

Abdul-ghani no está entre los rescatados pero los investigadores descubrieron en las cercanías los restos de un chico que están siendo peritados y serían compatibles con la edad del desaparecido. Su madre denunció al padre de haberlo secuestrado en diciembre pasado en Jonesboro, en el estado de Georgia, a más de 2200 km del campamento. Abdul sufría de convulsiones y tenía retrasos cognitivos y de desarrollo, y Wahhaj había manifestado que quería hacerle un exorcismo porque consideraba que su discapacidad se debía a un demonio.

No hay todavía muchos otros datos sobre Wahhaj. Según la agencia Associated Press (AP), demandó en 2006 a las autoridades del aeropuerto JFK de Nueva York, diciendo que fue acosado por ser "hijo del famoso imam Siraj Wahhaj", un imán de Brooklyn.

Ayer, al presentar los cargos judiciales, la policía aseguró que estaba entrenando a los chicos con para que cometan ataques armados en escuelas. Wahhaj fue acusado de abuso infantil e interferencia de custodia por los 11 chicos que mantuvo secuestrados por un tiempo que la imputación no precisó. La semana que viene todos los detenidos se presentarán por primera vez ante la Justicia.

Ola de violencia en Chicago: 12 muertos, 66 heridos y 46 detenidos en apenas dos días

La ola de violencia se apoderó de la ciudad de Chicago en Estados Unidos y en apenas 48 horas el enfrentamiento entre pandillas dejó 12 muertos, 66 heridos y 46 detenidos. Así lo confirmaron autoridades estadounidenses. Solo el domingo murieron cinco personas.

El jefe de la Policía Eddie Johnson lo calificó de

Los incidentes se registraron entre el viernes y el domingo en medio de la violencia atribuida a "pandillas en conflicto" que enfrenta la ciudad más poblada del estado de Illinois, cuyo promedio de asesinatos en 2017 y 2016 fue de 1,7 y 2,1 por día, respectivamente.

El vocero del Departamento de Policía de Chicago, Michael Carroll, detalló que el "total de víctimas desde la tarde del 3 de agosto hasta la medianoche del 5 de agosto fue de 66 heridos y 12 muertos", hecho que el jefe policial, Eddie Johnson, calificó de "inaceptable".

"No es un secreto que tuvimos una inaceptable violencia en la ciudad el fin de semana", reconoció Johnson al entregar un reporte de lo sucedido en la "ciudad de los grandes lagos".

Johnson dijo sentirse "frustrado" porque "todavía hay armas ilegales y delincuentes dispuestos a usarlas allí afuera" y aseguró que el trabajo para frenar esa violencia no depende solamente de la Policía sino de "cada familia de la ciudad, abuelos, padres e hijos, de los legisladores y de cada habitante".

"Pese a lo sucedido este fin de semana, estamos trabajando duro para mantener la reducción del 25 por ciento en la tasa de homicidios con respecto al 2017", agregó en rueda de prensa.

La Oficina detalló que sólo el domingo murieron cinco personas y otras 44 quedaron heridas. "Las edades de las víctimas estaban entre los 11 y 62 años", agregó.

Chicago cerró 2017 con un reporte de 650 homicidios, 121 menos que 2017, número que supera los asesinatos registrados en Nueva York y Los Ángeles conjuntamente.