Domingo 20 de Agosto de 2017 - 14:25:34

Un vehículo atropelló a una patrulla antiterrorista cerca de París: hay seis heridos

Al menos seis militares resultaron heridos este miércoles en la localidad de Levallois Perret, al oeste de París, luego de que un vehículo los atropellara.

Al menos seis militares resultaron heridos este miércoles cuando un vehículo atropelló a una patrulla en la localidad de Levallois Perret, cercana a París, perteneciente al dispositivo antiterrorista desplegado en Francia tras los atentados de 2015.

El incidente ocurrió alrededor de las 3 hora argentina cerca de la municipalidad de la localidad de la periferia oeste de París, y causó seis heridos.

Cuatro militares fueron heridos de forma leve y otros dos de mayor gravedad, aunque sus vidas no corren peligro.

Los efectivos pertenecen al 35 Regimiento de Infantería y fueron internados, en el caso de los dos de más gravedad en el centro militar Percy, en la cercana localidad de Clamart.
Las fuerzas policiales iniciaron la búsqueda del vehículo, que se dio a la fuga a gran velocidad, y no descartan ninguna pista por el momento sobre la motivación de su conductor.

Por el momento se desconoce si se trata de una acción voluntaria de motivación terrorista o de un accidente.

Maradona respaldó a Maduro por una "Venezuela libre"

Desde su página de Facebook, Diego Maradona envío una mensaje de apoyo al presidente venezolano, Nicolás Maduro y apuntó a los "venezolanos interesados".

Diego Maradona publicó un mensaje de fuerte respaldo de apoyo al presidente de Venezuela Nicolás Maduro en medio de los enfrentamientos registrados entre oficialismo y oposición que incluyeron la suspensión del país en el Mercosur.
"Cuando Maduro ordene, estoy vestido de soldado para una Venezuela libre, para pelear contra el imperialismo y los que se quieren apoderar de nuestras banderas, que es lo más sagrado que tenemos", dijo en un tramo del texto.

La ONU certificó al menos 73 asesinatos del régimen chavista durante la represión de los últimos cuatro meses en Venezuela

Un equipo de expertos descubrió un "patrón de violación de derechos humanos" en Venezuela. El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, dijo que los acontecimientos recientes pueden provocar una "escalada de la tensión"

El régimen de Maduro reprime a la población civil (Reuters)

Las fuerzas de seguridad venezolanas han "maltratado" y "torturado" de forma "generalizada y sistemática" a manifestantes y detenidos, denunció la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

En su informe presentado este martes, la ONU afirmó que "hasta el 31 de julio, la Oficina de la Fiscal General había investigado 124 muertes en el contexto de las manifestaciones. Según el análisis del equipo del ACNUDH, las fuerzas de seguridad son responsables de al menos 46 de esas muertes, mientras que los grupos armados progubernamentales, denominados 'colectivos armados', serían responsables de otros 27 fallecimientos. En cuanto al resto de las muertes, aún no está claro quién las perpetró".

"Hemos recibido informes creíbles de trato cruel, inhumano y degradante por parte de las fuerzas de seguridad a los detenidos, que podrían ser definidos en varios casos como tortura", afirmó la portavoz de la Oficina, Ravina Shamdasani, en rueda de prensa al agregar que "estos no fueron casos aislados".

Además, denunció que la destitución de la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, es una muestra más de la ruptura del estado de derecho en el país.

"La destitución de la fiscal general está en la línea de lo que hemos estado denunciando, que el estado de derecho en el país se ha roto y la fractura se está ahondando", afirmó Shamdasani.

Miembros de la GNB preparados para reprimir a la población civil

La portavoz explicó que tras intentar en vano que un equipo de investigadores pudieran tener acceso al país para poder pesquisar in situ sobre lo que está ocurriendo, el alto comisionado para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, decidió enviar a Panamá un grupo de expertos que hicieron su trabajo a distancia.

"Las entrevistas realizadas sugieren que en Venezuela ha habido un uso generalizado y sistemático de fuerza excesiva y detenciones arbitrarias contra los manifestantes".

"Las conclusiones del equipo indican la existencia de un patrón de otras violaciones de derechos humanos, que abarcan allanamientos violentos de viviendas, torturas y malos tratos a las personas detenidas en relación con las protestas", subrayó la portavoz.

Según contaron los testigos, las fuerzas de seguridad, principalmente la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía Nacional Bolivariana, así como los cuerpos de policía locales, "emplearon sistemáticamente la fuerza desproporcionada a fin de inspirar miedo, acallar a los disidentes y evitar que los manifestantes se reunieran".

La Oficina de la Fiscal General investiga también al menos 1.958 casos de heridos, aunque el número real de personas que han sufrido lesiones podrían ser mucho mayor.

António Guterres, secretario general de la ONU

El secretario general de la ONU, António Guterres, alertó de que los "acontecimientos recientes" en Venezuela pueden provocar una "escalada de la tensión" y complicar una solución a la crisis que vive el país.

Guterres, que no especificó a qué acontecimientos se refería, se expresó así a través de un breve comunicado emitido por su portavoz, Stéphane Dujarric.

Desde el inicio de la crisis, Guterres ha expresado repetidamente su preocupación por la situación en el país, aunque ha evitado criticar abiertamente al Gobierno de Nicolás Maduro o a la oposición.

En su lugar, el diplomático portugués ha insistido en todo momento a las dos partes en la necesidad de que se sienten a negociar, un mensaje que reiteró este martes.

Guterres "está convencido de que la crisis venezolana no puede resolverse con la imposición de medidas unilaterales, sino que requiere una solución política basada en el diálogo y el compromiso", dijo su portavoz.

Las manifestaciones opositoras dejaron más de 150 muertos en casi cuatro meses (Reuters)

Las entrevistas realizadas a distancia por un equipo de expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas sugieren que en Venezuela ha habido un uso generalizado y sistemático de fuerza excesiva y detenciones arbitrarias contra los manifestantes. Las conclusiones del equipo indican la existencia de un patrón de otras violaciones de derechos humanos, que abarcan allanamientos violentos de viviendas, torturas y malos tratos a las personas detenidas en relación con las protestas.

A falta de respuesta de las autoridades venezolanas a sus peticiones de acceso, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, desplegó un equipo de oficiales de derechos humanos para realizar un seguimiento a distancia, incluso desde Panamá, de la situación de derechos humanos del país, del 6 de junio al 31 de julio. El equipo llevó a cabo unas 135 entrevistas a víctimas y familiares, testigos, miembros de organizaciones de la sociedad civil, periodistas, abogados, médicos paramédicos y un funcionario de la oficina de la Fiscal General. También recibió información por escrito de la oficina del Defensor del Pueblo.

Los testigos relataron cómo las fuerzas de seguridad habían disparado sin previo aviso gases lacrimógenos y perdigones contra los manifestantes antigubernamentales. Varias de las personas entrevistadas afirmaron que cartuchos de gas lacrimógeno fueron disparadas a corta distancia y que la policía usó como munición canicas, perdigones, tuercas y tornillos. Según las fuentes, las fuerzas de seguridad también habían recurrido al uso de fuerza letal contra los manifestantes.

Según contaron los testigos, las fuerzas de seguridad, principalmente la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía Nacional Bolivariana, así como los cuerpos de policía locales, emplearon sistemáticamente la fuerza desproporcionada a fin de inspirar miedo, acallar a los disidentes y evitar que los manifestantes se reunieran y llegaran ante las instituciones públicas para presentar sus peticiones. Las instancias gubernamentales en muy raras ocasiones condenaron esos incidentes.

Los venezolanos quieren un cambio de gobierno urgente (AFP)

Hasta el 31 de julio, la Oficina de la Fiscal General había investigado 124 muertes en el contexto de las manifestaciones. Según el análisis del equipo del ACNUDH, las fuerzas de seguridad son responsables de al menos 46 de esas muertes, mientras que los grupos armados progubernamentales, denominados "colectivos armados", serían responsables de otros 27 fallecimientos. En cuanto al resto de las muertes, aún no está claro quién las perpetró.

La Oficina de la Fiscal General investigaba también al menos 1.958 casos de heridos, aunque el número real de personas que han sufrido lesiones podrían ser mucho mayor. La información compilada por el equipo indica que los colectivos armados, montados en motocicletas, suelen atacar y acosar a los manifestantes.En determinados casos también les disparan con armas de fuego.

Aunque no se dispone de estadísticas oficiales sobre el número de detenciones, los cálculos más fidedignos indican que desde el 1 de abril, cuando comenzaron las manifestaciones, hasta el 31 de julio, más de 5.051 personas sufrieron detención arbitraria. Más de 1.000 personas siguen detenidas en conexión con las manifestaciones. En varios casos examinados por el ACNUDH hay indicios verosímiles de que las fuerzas de seguridad han infligido tratos crueles, inhumanos o degradantes a los detenidos, y que en algunas ocasiones han recurrido a la tortura.

Entre los métodos usados figuran choques eléctricos, golpizas en las que han empleado hasta los cascos y las porras, mientras los detenidos estaban esposados, la práctica de colgar a los reos de las muñecas durante periodos prolongados, asfixiarlos con gases y amenazarlos con la muerte –y en algunos casos con la violencia sexual- a ellos y a sus familiares.

"Desde que la ola de manifestaciones comenzó en el mes de abril, se ha aplicado un patrón evidente de uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes. Según las fuentes, varios miles de personas han sido detenidas arbitrariamente, muchas de ellas han sido víctimas de malos tratos e incluso de torturas, y varios cientos han sido juzgadas en tribunales militares, en vez de presentarlas ante los tribunales civiles", declaró Zeid. "Y no hay indicios de que esa actuación vaya a cesar".

"Esas violaciones ocurren en plena ruptura del Estado de derecho en Venezuela, con ataques constantes del gobierno a la Asamblea Nacional y a la Oficina de la Fiscal General", agregó Zeid. "La responsabilidad de las violaciones de derechos humanos que estamos registrando corresponde a los más altos niveles del gobierno".

El Alto Comisionado afirmó que la decisión de cesar en su cargo a la Fiscal General, adoptada por la Asamblea Constituyente el 5 de agosto, es motivo de honda inquietud, e instó a las autoridades a que garanticen la investigación independiente y eficaz de las violaciones de derechos humanos en las que estén involucrados los cuerpos de seguridad y los colectivos armados. Zeid exhortó a las autoridades a que presten atención al llamamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que pidió al Estado venezolano que tomara medidas para garantizar la protección de la Fiscal General depuesta.

Efectivos de la GNB en pleno accionar represivo (Reuters)

El Alto Comisionado expresó también su grave preocupación por los numerosos casos de allanamiento violento e ilegal de viviendas relatados al equipo. Las víctimas y los testigos dijeron que los allanamientos se habían realizado sin orden judicial, supuestamente en búsqueda de manifestantes. Los testimonios recibidos indican que hubo destrucción de propiedad privada en el curso de esas operaciones.

Varios periodistas y empleados de prensa señalaron que las fuerzas de seguridad han obstruido su trabajo de informar sobre las manifestaciones. Según las fuentes, algunos y algunas periodistas han recibido impactos de cartuchos de gas lacrimógeno y perdigones, a pesar de que llevaban claramente visible su distintivo de periodistas. En varias ocasiones los y las periodistas han sido detenidos y amenazados y han sido despojados de sus equipos.

Algunos grupos de manifestantes también han actuado con violencia y se ha informado de ataques contra agentes de las fuerzas de seguridad. Ocho elementos de los cuerpos de seguridad han muerto en el contexto de las manifestaciones.

El Alto Comisionado instó a las autoridades venezolanas a que pongan fin de inmediato al uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes, cesen las detenciones arbitrarias y liberen a todas las personas que han sido detenidas arbitrariamente. Zeid recordó a las autoridades la prohibición absoluta de usar la tortura, de conformidad con el derecho internacional de los derechos humanos. Asimismo, pidió que se suspenda el uso de tribunales militares para juzgar a los civiles.

"Exhorto a todas las partes a que colaboren con el fin de solucionar las tensiones del país, que se agravan con rapidez, a que renuncien al uso de la violencia y a que tomen medidas con miras a establecer un diálogo político significativo", declaró Zeid.

Está previsto que a finales de agosto de este año se publique un informe completo, con las conclusiones del equipo.

Tras las sanciones, Kim Jong-un también amenazó a sus aliados históricos, Rusia y China: "Pagarán caro"

El régimen comunista de Corea del Norte dijo que Beijing y Moscú deberían "sentir vergüenza" por haber apoyado la decisión del Consejo de Seguridad de la ONU. Continúa el deterioro de las relaciones de Pyongyang con su entorno más cercano ante la escalada de sus pruebas de misiles balísticos y armas nucleares

El dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un (REUTERS)

El régimen de Corea del Norte dijo este martes que tanto China y Rusia, dos de sus aliados históricos y socios más cercanos, deberían "sentir vergüenza" y "pagar caro" por apoyar las últimas sanciones de las Naciones Unidas (ONU) contra Pyongyang por sus ensayos militares.

El texto de denuncia fue presentado por la agencia estatal de noticias KCNA, señaló EFE, y recuerda que que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, principal impulsor de las sanciones, "extendió su agradecimiento a China y Rusia por cooperar en la adopción de la resolución".
De esta forma el régimen de Kim Jong-un considera que los países que apoyaron las sanciones han "dejado atrás su credo, su conciencia y obligaciones y deberían sentir vergüenza ante la conciencia del mundo, reflexionar profundamente sobre sus errores ante la severa corte de la historia y de la humanidad y pagar caro por ello".

El documento también se enfrenta a los restantes 12 países que apoyaron unánimemente en el Consejo de Seguridad el castigo de "estar asustados por las amenazas de sanciones de Estados Unidos".

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas votó unánimamente extender las sanciones a Corea del Norte (Getty Images)

La dureza de los términos con los que Corea del Norte se dirigió contra China y Rusia son muy inusuales, ya que ambos han sido históricos garantes del hermético país comunista desde su creación en 1948, a través de la guerra con Estados Unidos y Corea del Sur entre 1950 y 1953, y en los años posteriores.

En el caso de Beijing, este apoyo se sigue materializando hoy día a través del comercio entre ambos países, que es la principal línea de subsistencia de Pyongyang, pero la imprevisibilidad de Kim Jong-un y desarrollo armamentístico ha generado preocupaciones a lo largo y ancho del planeta.
Las dos potencias forman junto a Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña el grupo de miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, a los que en la actualidad se suman diez miembros temporales: Bolivia, Egipto, Etiopía, Italia, Japón, Kazajistán, Senegal, Suecia, Ucrania y Uruguay.

El derecho a veto de los miembros permanentes ha sido fuente de tensiones y ha bloqueado iniciativas en el pasado, como las sanciones a Siria por el uso de armas químicas rechazada por Rusia, pero el sábado el apoyo a las sanciones contra Pyongyang fue unánime.

El presidente ruso Vladimir Putin y su par chino Xi Jinping. Pyongyang se enfrenta a sus dos aliados históricos (Reuters)

De esta manera, el texto parece reflejar el deterioro de Pyongyang con su entorno más cercano ante la escalada de sus pruebas de misiles balísticos y armas nucleares, y también su enojo por la dureza de este nuevo castigo de la ONU.

La nueva resolución aprobada reduce hasta en 1.000 millones de dólares al año los ingresos que el régimen de Pyongyang obtiene con sus exportaciones.

El texto incluye el veto a las exportaciones de carbón de Corea del Norte, que le supondrán al país una pérdida de 401 millones de dólares al año; de hierro, unos 250 millones; plomo, 110 millones; y mariscos, 300 millones, entre otras medidas contra empresas y entidades que apoyen los programas armamentísticos del país.

En concreto esta última ronda de sanciones de la ONU llegan en respuesta al primer misil balístico intercontinental (ICBM) que lanzó en su historia Corea del Norte el pasado 4 de julio, un hito armamentístico al le ha seguido el lanzamiento de un segundo proyectil de este tipo disparado el 28 de julio.

Hassan Rohani le quita poder a la Guardia Revolucionaria iraní: ya no manejará el Ministerio de Defensa

Amir Hatami será el nuevo encargado de la cartera. Rompe con 24 años de dominación de la organización encargada de las operaciones del país persa en el extranjero

El presidente moderado Hassan Rouhani se prepara para iniciar su segundo mandato (AFP)

El presidente de Irán, Hassan Rouhani, presentó este martes el gabinete de gobierno para encarar su segundo período con un cambio importante: entregó el ministerio de Defensa a un militar, rompiendo una dominación de la Guardia Revolucionaria (IRGC) sobre esa cartera que llevaba 24 años.

Hosein Dehghan cederá su lugar al hasta ahora viceministro, el general Amir Hatami, que sale de las filas del Ejército, según informó la agencia AFP.

De esta manera, la poderosa organización nacida de la Revolución Islámica de 1979 y encargada de las operaciones iraníes en el extranjero verá una pérdida del espacio que ganó en 1993, cuando Mohammad Forouzandeh asumió en el gobierno del presidente Akbar Hashemi Rafsanjani.

Hossein Dehghan ministro saliente de Defensa. Será reemplazado por su segundo al mando, un hombre del ejército iráni (AFP)

En un país donde los presidentes tienen poco margen de maniobra y deben recibir el visto bueno del líder supremo, la medida sorprende debido a los vínculos históricos entre Ali Khamenei y la organización. En el pasado también ha habido tensiones entre el líder supremo y la IRGC durante el gobierno de Mahmoud Ahmadinejad, miembro de la Guardia, y durante las negociaciones del acuerdo nuclear.

La Guardia Revolucionaria es también protagonista de la mayoría de las tensiones internacionales que mantiene el país persa, ya que opera las lanchas en el Golfo Pérsico que regularmente se encuentran con buques estadounidenses, y su fuerza Quds dirige las operaciones en apoyo del régimen sirio y de las milicias iraquíes que luchan contra Estado Islámico (ISIS).

Por otro lado Rouhani, reelegido en mayo, es criticado desde hace varios días por responsables que afirman que habría renunciado a nombrar ministras mujeres y dado poco lugar a los reformistas, que lo respaldaron en la campaña. En el gabinete saliente había tres vicepresidentas.

La poderosa Guardia Revolucionaria Iraní (IRGC) es una organización militar independiente del ejército y que tiene como fin proteger la Revolución Islámica dentro y fuera del país

La lista presentada al Parlamento no incluye el nombre de la persona propuesta para la cartera de Educación Superior.

El Parlamento, dirigido por el conservador moderado Ali Larijani, comenzará a pronunciarse sobre el gabinete en una semana. Según la legislación, cada ministro debe obtener individualmente la confianza del poder legislativo.

Diputados reformistas, entre ellos Elias Hazrati, que dirige además el influyente periódico reformista Etemad, afirmaron recientemente que varios miembros del nuevo gobierno podrían ser vetados por el poder legislativo.

El ex presidente y miembro de la Guardia, Mahmoud Ahmadinejad, mantuvo una tensa relación con el líder supremo Ali Khamenei (Getty)

El ministro de Relaciones Exteriores y negociador del acuerdo nuclear, Mohammad Javad Zarif, y el ministro de Petróleo, Bijan Namadar Zanganeh, conservan sus puestos.

En cambio el ministro de Economía, Alí Tayyebnia, se quedó sin cargo. Masud Karbassian, actualmente viceministro fue nombrado en su lugar.

Rohani planea efectivamente nombrar a varias vicepresidentas en puestos que no requieren de un voto de confianza del Parlamento. Al momento ha habido una sola mujer ministra, en la cartera de Salud, y ocurrió durante el gobierno de Ahmadinejad.