Miércoles 18 de Julio de 2018 - 13:44:05

Surgen dificultades en acuerdo para limitar aumento de naftas.

TODAVÍA FALTA QUE LAS PRODUCTORAS DE CRUDO ACEPTEN LOS VALORES FIJADOS POR ENERGÍA
Lo acordado hace tres días no convence a las empresas, empezando por la misma YPF .

valores. La empresa que preside Gutiérrez los precisó en nota a la Bolsa.
El nuevo acuerdo por los precios de los combustibles que pactaron el viernes las petroleras y el Gobierno, empezó a crujir ayer mismo: trascendió que las productoras de crudo se resisten a facturar a las refinerías no integradas como Shell y Trafigura, al precio establecido por el Ministerio de Energía que es retroactivo a mayo.

Según informó ayer YPF a la Bolsa, el valor pactado para el crudo local es inferior al que se había conocido el fin de semana: es de u$s66 para mayo, u$s 67 para junio y u$s68 para julio. Esto implica un descuento retroactivo importante sobre el valor del Brent que en varias jornadas de mayo se ubicó cerca de u$s80.

Para visualizar el problema, hay que considerar que el primer acuerdo de congelamiento de precios había sido firmado el 8 de mayo por YPF, Pan American Energy (por Axión) y Shell.

Las dos primeras procesan petróleo propio casi en su totalidad. Esto significa que si baja el valor del crudo que se traslada a los combustibles, ganan menos de lo que habrían ganado si se hubiera mantenido el criterio de transferir el impacto de la cotización internacional y del tipo de cambio.

En teoría, al fijarse valores inferiores al crudo debería disminuir la compensación a esas empresas que el Gobierno se comprometió a considerar a fin de año en el primer acuerdo que incluía subir los precios en el segundo semestre en seis cuotas mensuales (ahora ya no hay nada cerrado para la segunda mitad del año).

Sin embargo, la empresa que preside Miguel Gutiérrez afirmó en el comunicado a la Bolsa que "en relación a las compensaciones previstas en el acuerdo (el primero), se mantienen los mismos términos teniendo en cuenta los aumentos previstos (al público) en el acuerdo complementario".

Esto deja abierta la posibilidad de que las compensaciones a YPF y Pan American Energy, continúen dentro de lo previsto cubriendo toda la diferencia con los precios que hubieran regido con la liberación plena del mercado.

Por el otro lado, las productoras que deben suministrar el petróleo a Shell y Trafigura todavía no están cubiertas con un acuerdo firmado, lo que significa que ni siquiera tienen la promesa de que tendrán compensación.

En el proyecto original con que el ministro Juan José Aranguren encaró estas negociaciones de la semana pasada, se parte de la idea de que el petróleo tenderá a bajar en el mundo y que en la Argentina se mantendrá alto hasta que las petroleras queden compensadas.

Pero aunque ayer el Brent volvió a bajar en el mercado de Londres para ubicarse en u$s75,28, nadie está seguro de cuál va a ser la tendencia definitiva en un mundo convulsionado por las políticas de Donald Trump, y cuando las decisiones de la OPEP y otros países productores no son rápidas para aumentar la oferta y llevar a los precios a la baja.

Más incógnitas

Las dudas son todavía mayores con el tipo de cambio, y esto explica la reticencia de las petroleras y en especial de las productoras que por ahora no firmaron un compromiso con el Gobierno. Hay además muchas sospechas de que el gobierno pueda afrontar una compensación aunque sea en bonos de deuda, luego de haber llegado a un acuerdo stand by con el FMI.

Algunos analistas plantean que los actuales precios internacionales son demasiado altos si se piensa en el costo de producir crudo en la Argentina, pero el gobierno decidió la liberación del mercado y aparecen fuertes resistencias a que haya marcha atrás.

Por la devaluación y el shock tarifario, la pobreza volverá a alcanzar 29%.

El combo devaluación, inflación, suba de tarifas y menor crecimiento del empleo empujará a una nueva alza del índice de pobreza que podría colocarse en el 29% para fin de año, y volver así a niveles de dos años atrás. "Tendrá que esperarse un incremento de la pobreza en este primer semestre", advierte Agustín Salvia, director del Observatorio de Deuda Social de la UCA en diálogo con ámbito.com y estima que para la primera mitad del año el índice subirá dos puntos a 27% y espera dos puntos más para diciembre.

El combo devaluación, inflación, suba de tarifas y menor crecimiento del empleo empujará a una nueva alza del índice de pobreza que podría colocarse en el 29% para fin de año, y volver así a niveles de dos años atrás.

La última medición del INDEC indicó un descenso al 25,7% en el último semestre del 2017, siendo la baja más pronunciada en la presidencia de Mauricio Macri. Ese dato fue anunciado con bombos y platillos por el gobierno, incluso el jefe de Estado brindó un mensaje desde la quinta de Olivos donde dijo estar contento y que ese número "confirma que estamos en buen camino". Sin embargo, desde aquel momento las tendencias de las variables económicas cambiaron.

La turbulencia cambiaria que dejó solo en mayo una suba del 25% del precio de dólar, una inflación acumulada a abril de 9,6%,paritarias que cerraron acorde a la meta oficial del 15%, con la consecuente pérdida del poder del salario real, el veto a la ley que proponía retrotraer la suba de tarifas y los aumentos de servicios, transporte, prepagas y naftas que se vienen sucediendo desde principios de año ofrecen un panorama propicio para el incremento del número de pobres.

"Con esta lógica casi seguro (la pobreza) va a aumentar dos puntos para mediados de año", sentencia Salvia y proyecta para el resto de 2018: "Después hay que ver qué pasa en el segundo (semestre), es posible que se incremente aún más la pobreza y volvamos al 28% o 29%". Y advierte: "Todo esto sin que haya una crisis económica todavía mayor".

Macri pidió que su gobierno sea juzgado en base al descenso de la pobreza. Lo dijo en septiembre de 2016 cuando el INDEC presentó los primeros índices luego de tres años sin mediciones. Los datos correspondían al segundo trimestre del año y marcaron un 32,2% de pobreza y 6,3% de indigencia.

"Hoy sabemos cuál es la realidad. Este punto de partida es sobre el cual acepto ser evaluado como Presidente, por si pudimos reducir la pobreza en este gobierno", aseguró el mandatario sobre el primer dato. Las mediciones sucesivas mostraron bajas: 30,3% (II semestre 2016), 28,2% (I semestre 2017) y 25,7% (II semestre 2017).

De cumplirse la proyección de dos puntos a junio y dos a diciembre de este año, puede esperarse una suba de la pobreza en el primer semestre de 2018 a 27,7%, cerca de los mismos niveles del año pasado y de 29,7% para el segundo, rozando la medición de diciembre de 2016. Es decir, los 2.700.000 personas que lograron salir de la pobreza y 610 mil que dejaron de vivir en la indigencia para fines del año pasado regresarán al mismo estadio y se sumarán más.

Para el especialista se esperaba un leve incremento en la pobreza en el primer semestre de este año porque la medición de 2017 confrontaba con el primer año de Macri donde se produjeron dos fenómenos: se publicó el primer dato oficial luego de tres años y ese dato a su vez incluía la devaluación de los primeros meses de gobierno. Pese a ello, no se esperaba una suba tan abrupta de la pobreza como la que se percibe.

Sobre los números del primer semestre de este año, Salvia explica que "se suponía que iba a haber un impacto (negativo) y que el segundo semestre podría ser relativamente mejor para compensar una pérdida del poder adquisitivo del primero, pero difícilmente creo que ocurra dado que el segundo semestre puede ser incluso peor", destaca. "La ecuación cambió, la devaluación hace que la inflación vaya a ser todavía mayor de lo esperado y que incluso devenga en un proceso más recesivo", lanza.

Las paritarias que ya cerraron lo hicieron con un porcentaje más acorde a la meta oficial que a las estimaciones de los privados que ya hablan de más del 28% de inflación para todo 2018. "Difícilmente haya compensación con los aumentos salariales de abril y mayo, los primeros porcentajes de aumento de las paritarias ni tampoco las actualizaciones de los programas sociales", razona sobre este punto Salvia.

Además, según el investigador del Conicet la indigencia crecerá en los mismos niveles que la pobreza y destaca que se afianza cada vez más la pobreza estructural en Argentina. "Los segmentos que están mal hoy, ya estaban mal a fin del año pasado y la mejora allá en el horizonte no aparece en materia de ingresos", redondea.

Oficializaron suba de impuestos a naftas y gasoil: impacto será de 1,6% en surtidores.

En medio de la negociación entre el Gobierno nacional y las petroleras para extender el congelamiento de precios de las naftas y el gasoil, la AFIP oficializó la suba de 6,5% del impuesto a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono.

La medida, anticipada por ámbito.com, entró en vigencia este viernes primero de junio con la publicación dela Resolución General 4257, que establece una actualización trimestral del monto fijo en pesos según la inflación acumulada en los primeros tres meses del año.

"A los fines de establecer el monto de los impuestos previstos en el primer párrafo del Artículo 4º, en el inciso d) del Artículo 7° y en el primer párrafo del Artículo 11, todos del Título III de la Ley N° 23.966 de Impuestos sobre los Combustibles Líquidos y al Dióxido de Carbono, texto ordenado en 1998 y sus modificaciones, esta Administración Federal dará a conocer los importes actualizados considerando la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que publique en su página oficial el Instituto Nacional de Estadística y Censos", sostuvo la Resolución firmada por Leandro Cuccioli.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, volverá a reunirse este viernes con las petroleras para definir el mecanismo de

La norma es explícita en que se debe tomar los índices de enero, febrero y marzo, que marcaron 1,8%, 2,4% y 2,3%, respectivamente, y acumularon 6,5%. El próximo ajuste trimestral regirá desde el primero de septiembre, con los IPC de abril, mayo y junio.

Por ese motivo, desde hoy por cada litro de nafta que se vende en una estación de servicio en el país el Estado nacional retendrá $ 7,177, mientras que para el gasoil la retención para el fisco será de $ 4,426. Antes, se pagaba $ 6,726 y $ 4,148, respectivamente.

Asimismo, la AFIP tributará un $ 0,440 adicional por litro de nafta para combatir la contaminación que provoca el humo de los caños de escape y de $ 0,505 en el caso del gasoil. Los valores anteriores eran de $ 0,412 y $ 0,473.

El renovado impuesto se aplicará sobre el 88% del valor de las naftas en las estaciones, ya que el 12% restante corresponde a bioetanol, que está exento. En el caso del gasoil se paga sobre el 90% del precio, porque el 10% se mezcla con biodiesel, también libre de impuestos.

En definitiva, el impacto en los surtidores será de 41 centavos en las naftas y de 27 centavos en el gasoil. Teniendo en cuenta que el litro de súper en las estaciones YPF de la ciudad de Buenos Aires se paga $ 25,24 y el gasoil común $ 22,06, las petroleras podrán aplicar un ajuste de hasta 1,62% para la primera y de 1,22% para el segundo.

Sin embargo, la decisión de trasladar el impuesto quedará en manos de las compañías. El Punto 3 del convenio confidencial que divulgó este medio lo permite. Ante la inminente entrada en vigencia de esta actualización, la devaluación de mayo y la disparada del barril Brent, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, convocó de urgencia a las principales petroleras y productoras de crudo local a renegociar el acuerdo por el congelamiento de precios vigente desde el primero de mayo y hasta el 5 de julio. En el Gobierno temen que una nueva escalada inflacionaria en el segundo semestre del año frustre la meta de alza de precios anual.

Fuentes del mercado no descartan que Aranguren ofrezca a las compañías extender la vigencia del acuerdo, incluir a otros actores del sector, incorporar adendas o directamente redactar un nuevo documento ampliado. Testigos de la reunión del jueves aseguran que el ministro no pidió frenar el inminente aumento en los surtidores tras la decisión de AFIP, pero que la mayoría estaría de acuerdo en postergarlo.

Este viernes continuará la negociación entre el Gobierno y las petroleras para definir el mecanismo de "compensación" por no trasladar a las bocas de expendio el total del porcentaje de aumento atrasado desde fines de abril. El acuerdo ya establece un piso 12%, pero las compañías hablan de 30%.

En medio de la negociación, Aranguren recibió la renuncia indeclinable del subsecretario de Coordinación Administrativa del Ministerio y una noticia que provocarán nuevos dolores de cabeza: sindicalistas camioneros y petroleros paralizaron las operaciones y bloquean yacimientos neuquinos para rechazar el despido de 300 trabajadores de YPF.

El líder de los rescatistas explicó por qué bajaron de la montaña a pie tras salvar a funcionarios

Jesús Maza adjudicó las críticas al operativo cuestiones políticas.

La comitiva presidencial fue rescatada el sábado. (AFP)

Jesús Maza fue quien lideró el operativo que el sábado rescató a la comitiva presidencial que había quedado varada en la alta montaña en Catamarca. Y tras algunas críticas que surgieron, principalmente en medios locales, explicó por qué debieron descender a pie y no en helicóptero, como lo hicieron los funcionarios.

Maza adjudicó a las condiciones climáticas el hecho de que el helicóptero solo ascendiera una vez, para rescatar a los funcionarios. "Se arriesgó mucho en ascender para hacer ese rescate. Pero nos ha salvado a todos porque, si esa gente (por los de la comitiva presidencial) hubiera bajado a pie la historia sería otra", explicó.

Durante una entrevista al diario La Voz del Interior, el rescatista agregó que para los funcionarios "caminar mucho tiempo por sobre la nieve les hubiera congelado los pies, porque estaban con zapatos, con medias. Y no había otra forma de rescatarlos”.
Luego del operativo, algunos medios locales cuestionaron el hecho de que los rescatistas hayan tenido que hacer el descenso a pie. Pero Maza descarta cualquier conflicto.

Jesús Maza, líder de los rescatistas. (La Voz del Interior)

“Nunca podés saber ni esperar que te vayan a rescatar. Se dudó en todo momento hasta de que mandara un avión, creo que de la gobernación de Salta, que hizo dos vuelos por la zona para ubicar dónde estábamos. Y desde ahí informó que había muchas turbulencias y que el rescate en ese caso sería peligroso. El piloto del helicóptero (el que sacó de la montaña a los de la comitiva) se arriesgó en hacer el rescate”, detalló.

“Se ha malinterpretado, lo han querido mezclar con la política. Pero nosotros, cuando salimos de acá, no sabíamos a quién íbamos a rescatar. Solamente hemos visto las coordenadas del lugar y ahí nomás determinamos por dónde íbamos a hacer el recorrido para rescatarlos”, añadió Maza.
Policía de profesión, el rescatista contó que “todos estábamos en condiciones óptimas de bajar caminando” del Aconquija y que por eso se tomó la decisión de no arriesgar enviando un helicóptero.

"Lo que importa es que la misión ha concluido con éxito. Porque arriba de la montaña las leyes son muy distintas de las que se pueden manejar acá abajo", remarcó.

El viernes, el helicóptero de la Fuerza Aérea que transportaba al vocero presidencial, Iván Pavlovsky, y a otros seis funcionarios, debió aterrizar de emergencia en la alta montaña, por lo que el grupo debió pasar la noche en el lugar hasta que finalmente fueron rescatados el sábado.

Perotti sobre tarifas: "la discusión sobre quién tiene la culpa no le arregla el problema a la gente"

Omar Perotti se refirió hoy al debate sobre las tarifas de los servicios públicos al asegurar que “la discusión sobre quien tiene la culpa no le
arregla el problema a la gente".

Al respecto manifestó que “cuando empieza el tema de quién tiene la culpa y se transita el terreno de las descalificaciones, el vecino
empieza a mirar que la resolución a su problema con las tarifas ya no está en esa discusión".

“Ningún argentino quiere que le regalen los servicios públicos, pero tampoco se le puede pedir un esfuerzo irracional que no puede cumplir”
sostuvo Perotti, al tiempo que agregó que “espero que el gobierno escuche y pueda corregir el rumbo de la política tarifaria”.

Las declaraciones se dieron en el marco de una recorrida por la ciudad de Cañada de Gómez, donde Perotti aprovechó la oportunidad para escuchar
a vecinos y comerciantes.

Junto a la intendenta Stella Clérici, Perotti se reunió con representantes de las cámaras de industria, de comercio, de la madera,
agropecuaria y la cámara joven, en el Centro Económico de Cañada de Gómez.

En ese contexto Perotti insistió sobre la necesidad de que “tanto Capital Federal como la provincia de Buenos Aires se hagan cargo de los
servicios de energía y agua potable, como sucede en las demás provincias” y recordó el proyecto que presentó días atrás en el Senado
de la Nación que transfiere la competencia de Edenor, Edesur y AySA a esos distritos.

Por último, el legislador nacional participó, junto a Clérici y al Profesor de Finanzas y Presupuesto de la Universidad Nacional de
Rosario, Juan Simón, de la conferencia “Gestión público-privada. Ámbitos productivo y social institucional”.