Jueves 19 de Mayo de 2022 - 07:52:04

Diputados aprobó el acuerdo con el FMI

Tras más de 13 horas de debate, por amplia mayoría, la Cámara Baja dio media sanción al proyecto de ley del oficialismo para refinanciar la deuda externa contraída por el gobierno de Mauricio Macri.

Foto Ral Ferrari

La Cámara de Diputados aprobó esta madrugada de viernes por amplia mayoría y giró al Senado el proyecto de ley que avala el Acuerdo de Facilidades Extendidas entre Argentina y el Fondo Monetario Internacional.

El proyecto contó con el respaldo de 202 legisladores, mientras otros 37 votaron por la negativa y 13 se inclinaron por la abstención.

La mayoría de los diputados del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio, el interbloque Federal y Provincias Unidas aportaron sus votos para llegar a ese número, en tanto que la izquierda y los libertarios estuvieron entre los 37 que lo hicieron en contra.

La sesión, que se inició pasadas las 14 del jueves con la presencia de 129 diputados en el recinto y cuyo desarrollo no fue alterado por los incidentes generados fuera del Congreso por un grupo de manifestantes, se extendió por más de 13 horas y duró hasta las 3.45 de la madrugada de este viernes.

El acuerdo sobre el texto fue el fruto de varias reuniones desarrolladas durante toda la jornada entre representantes del oficialismo y de otros bloques opositores.

El dictamen obtuvo el respaldo de casi 80 firmas de integrantes de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas, a partir de los avales del Frente de Todos (FdT), Juntos por el Cambio (JxC), el interbloque Federal y Provincias Unidas.

Foto Ral Ferrari

Minutos después de que comenzara la sesión, un grupo de manifestantes de izquierda que concentraba en la plaza comenzó a arrojar piedras y quemar neumáticos en la zona, tras lo cual efectivos de la Policía de la ciudad de Buenos Aires armaron un escudo frente al edificio del Congreso e iniciaron un operativo de desalojo. Hubo cinco policías heridos y un manifestante detenido.

El debate

En la primera exposición, el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller (Frente de Todos), aseguró que "este gobierno, por sus principios, jamás hubiera recurrido al FMI sino que recibió una autentica bomba de tiempo y debió sentarse a negociar" con el organismo internacional.

Heller sostuvo que en el acuerdo "no se respetan los típicos aspectos de la ortodoxia que han primado en otros entendimientos" aunque dijo que "no hay nada que festejar".

Foto Ral Ferrari

Entre las primeras exposiciones, la diputada nacional por el Frente de Todos de la provincia de Buenos Aires, Alicia Aparicio, dijo que “no hay nada que festejar” y agregó: "Hoy no habrá ganadores”.

La legisladora elogió la decisión del presidente Alberto Fernández de enviar el acuerdo al Congreso porque “le devuelve al Poder Legislativo su facultad en la materia y otorga mayor institucionalidad” y aseguró que “este acuerdo es el único posible ante las circunstancias que hoy vive la Argentina”.

El apoyo de JxC

Los principales referentes de Juntos por el Cambio expresaron los respaldos de sus bancadas al proyecto de Acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, al tiempo que cuestionaron al Frente de Todos por su falta de cohesión para aprobar la iniciativa y por el programa económico que presentó para cumplir con los objetivos.

El titular de la bancada radical, Mario Negri, remarcó, dirigiéndose al Frente de Todos: "Tengan la tranquilidad, nosotros no estamos para cogobernar, nosotros no estamos para ser una rueda de auxilio todos los días. Nosotros venimos y acompañamos cuando lo que esta en peligro, es la gente, de lo otro se harán cargo ustedes como Gobierno".

"Nosotros estamos acá para ayudar al país. No para cogobernar con el oficialismo. Porque miren este recinto: hay zonas bastante raleadas en este recinto. Hay fractura política en el Frete de Todos. Si no fuera por Juntos por el Cambio hoy se festejaría otro default, otra tragedia para los argentinos", añadió.

Por último, enfatizó: "Ya vendrá un gobierno más responsable con una sociedad con más conciencia para resolver lo que ustedes dejaron".

Por el PRO, su jefe parlamentario Luciano Laspina remarcó: "Votamos esto porque no queremos integrar el club de países en default; ya que es una irresponsabilidad asumir un Gobierno y plantearse en una situación como esta en una posición de estudiantina".

"Nosotros no podemos hacer nada para que el gobierno no implemente su política económica, ni aunque votemos hoy en contra", aclaró.

Para el diputado santafesino del PRO, "la deuda es hija del déficit, cuando llego este gobierno" y "en este Parlamento se legisló durante años como si el Estado tuviese bolsillo de payaso".

Por su parte, el presidente del bloque de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, apuntó: "No estamos incómodos por tener que votar esta ley, somos responsables y somos el espacio que ganó la elección del año pasado. Creo que hay que adoptar una posición adulta y seria".

"El acreedor de este crédito es el organismo más grande del mundo, nosotros no ponemos las condiciones. No creemos que tengamos que quedarnos fuera del sistema de Naciones Unidas; no fue el Fondo el que preparó una bomba, fuimos todos", agregó.

López dijo también: "Estamos muy contentos con la decisión que estamos tomando y, fundamentalmente, porque no ganaron los que apostaron por el caos. En línea con la voluntad de destrucción de una sola persona que, ojalá, la nombremos cada vez menos".

El presidente del bloque Evolución Radical, Rodrigo de Loredo, señaló a su turno que "en la economía los números cierran más temprano que tarde, si es con planes y con gestión cierran para bien; si es sin planes y sin gestión cierran para mal, y ustedes quieren volver a abordar esa receta y van a volver a gobernarnos con su socio, con el mejor socios que tuvieron desde que llegaron al gobierno, que es la inflación".

"Silenciosa, generalizada, a la esperan que haga el ajuste que ustedes no quieren hacer, ni medir, ni trazar, ni planificar, porque prefieren que lo haga la realidad, prefieren que se lleve puesto a los sectores informales, los sectores asalariados porque prefieren eso a pagar el costo de una gestión", añadió.
SANTORO: "LOGRAMOS LLEVAR ADELANTE EL PLAN DE SALVATAJE MÁS IMPORTANTE DE NUESTRO PAÍS"
El diputado nacional del Frente de Todos, Leandro Santoro, señaló que en la Cámara baja "no se vota si nos gusta o no el FMI y tampoco si nos gusta o no el programa que se acordó con el Fondo", sino que se decide "si se le dan las herramientas al Gobierno para evitar el default".

En su discurso durante el debate sobre el proyecto que establece el aval parlamentario al Acuerdo con el FMI, el legislador oficialista agregó: "Estamos en la pandemia después de una recesión que pegó contra los sectores populares, en 2020 y 2021 se trabajó para sacar a la Argentina de esa recesión".

"Logramos llevar adelante el plan de salvataje más importante de nuestro país, teniendo en 2021 un crecimiento del 10 por ciento", valoró.

Santoro dijo también que "en 2018 se tomó un préstamo, no generamos confianza y se terminó en un cepo; entonces no es cierto y no es posible pensar que no pagar sea parte de la solución".

"El responsable de la deuda fue (el expresidente Mauricio) Macri y eso no es mentira", remarcó, al tiempo que apuntó que "el proceso de endeudamiento se explica solamente si se explica el 'carry-trade' o la bicicleta financiera, durante el gobierno de Cambiemos".

Foto Ral Ferrari

Por su parte, el diputado nacional de la UCR por Mendoza, Lisandro Nieri, consideró que el acuerdo con el FMI "nace obsoleto" y es "poco transparente", al sostener que "no soluciona los problemas de nuestro país".

Para el legislador, "aún cumpliendo las metas deja a nuestro país en diciembre de 2023 en una situación de mayores desequilibrios macro que la observada en 2019" y dijo que "no soluciona los problemas de nuestro país".

Por Evolución Radical, el puntano Alejandro Cacace señaló: "Desde nuestra bancada le damos la herramienta al Gobierno, que está pidiendo el financiamiento, pero con esto no estamos avalando un plan económico fracasado que ha llevado a una profunda crisis económica y de desarrollo".

Foto Ral Ferrari

Otro sanluiseño, el exgobernador Claudio Poggi, con monobloque dentro de JxC, apuntó: "Esta Cámara habilitará, si se quiere, el mal menor que es patear el vencimiento para más adelante. Es menor en comparación con el mal mayor que significa no pagar, quedar en mora en el mercado internacional".

Desde el interbloque Federal, Graciela Camaño confirmó el voto a favor. "Vamos a acompañar. Es la primera vez que el Congreso vota una autorización de financiamiento para que el Poder Ejecutivo Nacional tome un empréstito y resuelva su deuda externa", sostuvo.

ALEJANDRO "TOPO" RODRÍGUEZ: "EVITAR EL DEFAULT SIGNIFICA EVITAR UNA NUEVA ESTOCADA A LA JUSTICIA SOCIAL"
El presidente del interbloque Federal, Alejandro "Topo" Rodríguez, anunció que su espacio decidió votar a favor del acuerdo con el FMI en la Cámara de Diputados porque "es una propuesta para construir".

Rodríguez celebró el texto de consenso al que se arribó tras largas negociaciones en la cámara baja porque "la propuesta que trajo el Ejecutivo no permitía de ninguna manera construir una mayoría para evitar el default"

"Para nosotros evitar el default significa evitar una nueva estocada a la justicia social; pero a partir de aquí tenemos que trabajar en una agenda de futuro, porque lo que se viene es un presente y un corto plazo muy duro", advirtió el legislador durante el debate en el recinto.

"Tenemos que trabajar para que la energía de Vaca Muerta llegue al puerto y tenemos que tener la claridad de lo que representa el sector agroindustrial", añadió.

Foto Raul Ferrari

"Hemos tenido la inteligencia, el año pasado, de votar todos una ley que limita al Poder Ejecutivo y le devuelve atribuciones al Legislativo", recordó.

En el mismo sentido se expresó el rionegrino Agustín Domingo, del bloque referenciado en su gobierno provincial y en interbloque con el oficialismo misionero, al "valorar que hoy estemos tratando en el Congreso este endeudamiento con el FMI, que le estemos devolviendo al Congreso esa facultad que había sido delegada, y que sea este el ámbito donde se discutan temas como este endeudamiento excesivo".

Entre las manifestaciones en contra, el republicano Ricardo López Murphy, con monobloque dentro de JxC, arremetió: "Atravesamos una situación compleja, la impericia e ineptitud del Gobierno nos ha llevado a tener que decidir, a pocos días del vencimiento, un acuerdo con el FMI y los organismos multilaterales, que debió haber sucedido hace mucho tiempo".

Foto Raul Ferrari

Otro sector que se expresó en contra fue la izquierda: "El Frente de Todos y Juntos por el Cambio también son corresponsables y copartícipes de la estafa a la que están nuevamente sometiendo a la Argentina. Vamos a seguir denunciando este fraude", aseveró la porteña Myriam Bregman (FIT-U).

En ese sentido, agregó: "Esta sesión marca un punto de inflexión en la historia del país porque se reúne el Congreso para aprobar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, ese organismo creado a la salida de la Segunda Guerra Mundial para intervenir y digitar a los países y encolumnarnos al servicio del orden financiero dominado por Estados Unidos".

El diputado de la Unión Cívica Radical Facundo Manes fundamentó su apoyo al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional al sostener que "evitar una nueva crisis en Argentina es una gran responsabilidad" y señalar que "no es momento para el oportunismo".

"Aislarnos del mundo, generar más pobreza, más dolor, más desigualdad, no es una opción. No es momento para oportunismos, la oposición debe facilitar al Poder Ejecutivo la posibilidad de restructurar la deuda", dijo.

Manes agregó que "no podemos tomar responsabilidad en el programa que el Gobierno negoció con el FMI, no podemos comprometernos a algo que está fuera y que escapa a nuestro control".

El legislador consideró que "es el oficialismo el que tiene los instrumentos de la política económica" y sostuvo que "el acuerdo con el Fondo evita el default y evita una nueva crisis, pero para nada resuelve los problemas crónicos y estructurales de nuestra nación".

"Este acuerdo no va a bajar la inflación, ni a reducir el riesgo país, no va a tampoco a resolver el déficit fiscal ni el acceso al crédito; no va a mejorar el empleo ni el salario de la gente, tampoco va a generar la confianza que necesitan las empresas para invertir en Argentina. Este acuerdo es solo un tratamiento sintomático, no es la cura de la enfermedad", completó.

Fuente: telam.com.ar

Consenso entre el oficialismo y la oposición para aprobar el acuerdo con el FMI

El texto final recoge las demandas de Juntos por el Cambio para autorizar la refinanciación de la deuda, pero no el programa económico pactado con el organismo. Las negociaciones de Massa y la derrota de Guzmán.

El acuerdo parlamentario llegó a contrarreloj. Tras negociaciones frenéticas entre oficialismo y oposición se llegó a consensuar un texto unificado que reemplazó al proyecto originalmente presentado y defendido a rajatablas por el ministro de Economía, Martín Guzmán, para que el grueso del abanico legislativo respalde la refinanciación de la deuda de 45 mil millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional que contrajo la gestión de Mauricio Macri. El jefe del bloque del Frente de Todos, Germán Martínez, propuso una redacción unificada, que contempló el reclamo de la principal bancada opositora de Juntos por el Cambio y del lavagnista Interbloque Federal, y que establece el respaldo a la refinanciación pero que deja fuera de la órbita parlamentaria el programa económico al que el Gobierno arribó con el FMI. El presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, que encabezó las negociaciones con la oposición se encontró en dos oportunidades con el presidente Alberto Fernández en Casa Rosada, que con todas propuestas y opciones sobre la mesa dio anoche el visto bueno al texto unificado para evitar que Argentina entre en default, aunque resignando su propia propuesta ante las imposiciones de la oposición. El plenario de las comisiones de Presupuesto y de Finanzas dio dictamen mayoritario al nuevo texto avanzada la noche de ayer y hoy irá al recinto de la Cámara de Diputados con el respaldo de la mayoría de los bloques políticos. Aunque también habrá votos en contra y abstenciones, incluso dentro de la coalición oficialista.
El texto unificado quedó reducido a tres artículos, dos de ellos de forma. “Artículo 1: Apruébanse, de acuerdo a lo estipulado en el artículo 75 inciso 7 de la Constitución Nacional y en los términos del artículo 2 de la Ley 27.612, las operaciones de crédito público contenidas en el ‘Programa de Facilidades Extendidas’ a celebrarse entre el Poder Ejecutivo Nacional y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la cancelación del ‘Acuerdo Stand By’ oportunamente celebrado en 2018 y para apoyo presupuestario” y agrega: “El Poder Ejecutivo Nacional suscribirá, en uso de sus facultades, los instrumentos necesarios para dar cumplimiento a lo establecido en el párrafo precedente”.

La modificación dejo de lado la referencia a la refinanciación de la deuda contraída por Macri, los anexos que detallan los parámetros que incluyen los detalles del acuerdo firmado con el FMI y hasta los fundamentos originales del proyecto y la responsabilidad del gobierno de Cambiemos en el fabuloso endeudamiento y acumulación de vencimientos impagables. JpC lo celebró como una victoria.

La demora en retomar el cuarto intermedio envalentonó a los opositores. El presidente del plenario, el oficialista Carlos Heller, propuso pasada las 22 horas esperar unos minutos más para recibir el texto final del acuerdo. Una negociación que continuaba con otros bloques chicos, pero especialmente dentro del propio bloque oficialista. El radical Mario Negri amagó con la retirada de JpC, pero la intervención del lavagnista Alejandro “Topo” Rodríguez que apoyó la espera apaciguó la amenaza del interbloque macrista en medio de chicanas hacia el oficialismo.

Poco después Martínez hizo “precisiones técnicas” por pequeños modificaciones a “consulta con organismos específicos”. Con el acuerdo de las principales bancadas opositoras se pasó el dictamen a la firma. También se aprobó la convocatoria a la sesión especial a partir de las 14 horas, donde el recinto promete un debate donde se expondrán las diferencias dentro de la coalición de Gobierno y del interbloque macrista.

Jornada extenuante

Celulares al rojo y computadoras atadas al zoom entre oficialismo y oposición y hacia adentro de cada de las principales bancadas parlamentarias; consultas al propio staff del FMI y encuentros en los que participó el propio Presidente. La mañana arrancó con las mismas posturas que cada bloque político había propuesto hasta la noche del martes. El interbloque macrista de JpC seguía con posturas divididas (ver aparte) y el oficialismo comenzaba la propia redacción de un nuevo texto que contemplara las principales demandas opositoras en busca de alcanzar un respaldo mayoritario al acuerdo con el FMI.

En tanto, el Interbloque Federal (que aglutina a ocho diputados, entre lavagnistas, los cordobesistas que responden al gobernador Juan Schiaretti y socialistas santafesinos) brindaban una conferencia de prensa para afirmar que rechazaría el acuerdo. Florencio Randazzo, fue uno de los que explicitó su posición casi con los mismos argumentos que JpC. “No estamos de acuerdo con el artículo que establece básicamente un programa de ajustes”, y “no hay más margen para más impuestos en Argentina”, sintetizó Randazzo y reclamó cambios: “Creemos que es importante facilitar la posibilidad de que el Ejecutivo pueda llegar a un acuerdo, pero no creemos que este proyecto contribuya a eso, sobre todo porque establece en un segundo artículo medidas de índole económica que no estamos para nada de acuerdo”, continuó”.

Los anuncios oficiales no sorprendieron al oficialismo, pero certificaban que sus planes se complicaban. De todas maneras, las negociaciones no se estancaron.

Massa llegó a Casa Rosada al mediodía para almorzar con su “amigo personal” y presidente de la República Dominicana, Luis Abinader. Pero la sobremesa fue con Alberto Fernández. Allí le exhibió las propuestas parlamentarias en danza en la Cámara baja: las tres que elaboraron los bloques opositores y el que redactó el jefe de la bancada del FdT, Martínez, de un solo artículo, con la idea de sea el único texto de modificación y acompañado por las principales bancadas oposición.

Mientras el plenario de comisiones continuaba el debate con las exposiciones de diputados de todas las bancadas y la oposición sostenía sus críticas y demandas, las negociaciones continuaron en el Palacio Legislativo. Masa y Martínez fueron hasta el segundo piso para reunirse con el interbloque de JpC. El encuentro empezó áspero, pero se cerró en buenos términos. El texto único comenzaba su recorrido para sellar un acuerdo, pero que implicaba la concesión a los reclamos opositores.

Lo que generó una nueva tensión en el oficialismo, entre la postura de Massa por conseguir los acuerdos y Guzmán, que definió el texto original que envió al Congreso como una “misma propuesta” y defendió contra viento y marea ante propios y extraños. La posición del ministro y principal negociador con el FMI quedó debilitada.

Por la tarde-noche, la redacción final propuesta por el oficialismo fue aceptada por los popes opositores, pero las mismas deberían ser refrendadas por sus propios bloques. Allí arrancaron las negociaciones internas. Martínez lo expuso ante los diputados oficialistas. Massa volvió a Casa Rosada para presentárselo Fernández. El Presidente dio la venia al negociador, ante la imposibilidad de poder alinear a su propia tropa legislativa y resignando su postura ante las demandas opositoras.

En tanto, el interbloque de JpC se lo ofrendó como un triunfo al propio Macri y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que dieron el aval final ante sus legisladores. “Tras muchísimo esfuerzo, JxC logró convencer de que el default jamás podía ser una solución, que por ello es importante aprobar el financiamiento del FMI, pero también sacar de la ley enviada por el Gobierno cualquier aval a un programa económico. Somos oposición responsable”, sacó pecho el radical Mario Negri en Twitter.

Fuente: pagina12.com.ar

Invasión de Rusia a Ucrania: a la Argentina le pueden faltar dólares para importar gas y enfrenta riesgos de cortes en el servicio

El precio del gas se disparó y podría haber desabastecimiento por la alta demanda europea. En el último informe de la consultora Economía & Energía, se analizó el costo que de la importación de GNL ante diferentes escenarios de precios internacionales

Invasión de Rusia a Ucrania: a la Argentina le pueden faltar dólares para  importar gas y enfrenta riesgos de cortes en el servicio - Infobae

El precio del gas natural licuado (GNL) experimenta una fuerte suba y volatilidad desde la invasión de Rusia a Ucrania, lo que pone en jaque el abastecimiento en invierno para la Argentina dado que el país no cuenta con los dólares para importar la cantidad necesaria para cubrir la demanda estacional en un contexto con estos valores.

Ayer, el valor del GNL se disparó en Europa hasta tocar los USD 100 por millón de BTU debido a la amenaza de Occidente de dejar de importarlo desde Rusia en medio del conflicto bélico cuyo desenlace sigue siendo impredecible. Sin embargo, pese al pico mencionado, el valor se redujo sobre el final de la jornada a casi la mitad, aunque sigue siendo un precio cinco veces más alto que el que pagó la Argentina en el invierno de 2021.

En suma, el escenario de incertidumbre es tal que en el mercado aseguran que hoy “no hay precio” para el gas licuado. “La distorsión es absoluta, con un valor de más de 50 dólares que antes de la guerra estaba entre 8 y 9. A falta de precios razonables, el costo lo puede fijar Rusia cerrando una llave y dejando sin gas a Europa”, ilustró a este medio un ex funcionario que conoce el mercado energético. Explicó que Estados Unidos podría incrementar su actividad de fracking para tratar de sustituir a Rusia como proveedor en diversos mercados, a la vez que los rusos buscarán abastecer con mayor intensidad la demanda de China.
Esta compleja situación internacional hace que el abastecimiento de GNL para el invierno en la Argentina sea una incógnita, ya sea porque el precio que convalide el mercado internacional sea demasiado elevado para las menguantes reservas en dólares de la Argentina, o porque el volumen disponible en el mercado resulte escaso como consecuencia de la fuerte demanda que se generó en Europa a raíz del conflicto bélico.

El ex funcionario repasó algunos datos que en su visión explican el riesgo de que este año la Argentina tenga que aplicar cortes en el suministro ya sea a industria o a usuarios residenciales. En 2021 la Argentina importó GNL por USD 1.100 millones y en 2022 deberá enfrentar un factor adicional a la suba del precio: la restricción de dólares que traerá el acuerdo con el FMI, que incluye la firme obligación de recomponer reservas del BCRA.

A la vez, el 60% de la electricidad consumida en la Argentina depende de la generación de gas, por lo que los riesgos en el aprovisionamiento impactan sobre ambos servicios. La compleja relación de subsidios y tarifas, eje central de la letra chica del acuerdo con el FMI (y de los desacuerdos dentro del gobierno) está atravesada por los precios internacionales, algo en lo que el Gobierno no tiene injerencia alguna.

Invasión de Rusia a Ucrania: a la Argentina le pueden faltar dólares para  importar gas y enfrenta riesgos de cortes en el servicio - Infobae

En el último informe de la consultora Economía & Energía, se analizó el costo que de la importación de GNL ante diferentes escenarios de precios internacionales. En ese sentido, se indicó que en un marco en el que el GNL cotice a 20 dólares por millón de BTU -un nivel inferior al que hoy refleja el mercado-, la Argentina deberá desembolsar USD 3.252 millones por el mismo volumen que importó el año pasado. Asimismo, indicó que por cada 10 dólares adicionales por millón de BTU el costo sube en 1.626 millones de dólares.

En tanto, si el precio del GNL por millón de BTU se consolidara en USD 40, la Argentina necesitaría USD 6.500 millones para hacerle frente a la importación de gas. Y en caso de que el costo se redujera a USD 30 por millón de BTU, algo impensado por estas horas, la importación de GNL demandaría USD 4.877 millones, una cifra muy alta para el país.

Mientras que en un escenario de precios altos como el que se convalidó hoy, de USD 100 millones el BTU, si Argentina consumiera el mismo volumen que el año pasado se necesitarían USD 16.260 millones, según estimó la consultora.

“El aumento que verificaron los precios de la energía en el mercado internacional, en conjunto con la crisis hídrica y la disminución de la oferta de gas natural boliviano, supondrán una sensible presión sobre el nivel de los subsidios a la energía en la economía argentina durante el 2022. A su vez, por primera vez desde 2019, se asistirá a un deterioro sensible en el saldo de la balanza comercial de productos energéticos”, señaló el informe de Economía & Energía, que dirige Nicolás Arceo.

Fuentes del sector dijeron a Infobae que esta situación sería inviable para el Gobierno considerando la escasez de divisas. Y afirmaron que aunque dispusiera de esa cantidad de dólares, el problema también pasa por la disponibilidad del GNL, ya que Europa demandaría grandes volúmenes.

Invasión de Rusia a Ucrania: a la Argentina le pueden faltar dólares para  importar gas y enfrenta riesgos de cortes en el servicio - Infobae

Cabe destacar que para este invierno se va a requerir de la importación de unos 69 buques de GNL, 13 más que el año pasado, de acuerdo a fuentes cercanas a la operación. En 2021, de acuerdo a la información publicada por la empresa Ieasa (la ex Enarsa), se importó gas licuado con 56 buques —a través de cinco licitaciones— por un total de USD 1.096 millones a través de los puertos de Escobar y Bahía Blanca y con un precio promedio de USD 8,33 por MMBTU.

El ex funcionario que conversó con Infobae señaló que para evitar los cortes el Gobierno “debe tomar las riendas” del mercado y revisar varios aspectos de su política energética, en especial en el plano de las exportaciones: “No tiene sentido exportar a Chile a un valor favorable para después tener que importar a un precio elevado a través de los barcos gasificadores. En los últimos años le regalamos a Chile 20 puntos de su PBI, que hubiera tenido gastar importando por otra vía si no le hubiéramos vendido el gas barato”.

“Hay que priorizar el abastecimiento al mercado interno. Lo mismo con Brasil, que es nuestro socios pero también nuestro competidor”, agregó el ex funcionario quien, conocedor de las obras públicas, estimó que el gasoducto Néstor Kirchner podría estar terminado en un año. Una vez terminado, ese gasoducto conectará Vaca Muerta, en el norte de la Patagonia, con el corazón de la provincia de Buenos Aires. En el Gobierno manejan objetivos en esa línea y esperan que en el invierno de 2023 las importaciones de GNL comiencen a reducirse.
Pero para eso falta mucho. El secretario de Energía, Darío Martínez, afirmó que la reducción de las importaciones llegará gracias a Vaca Muerta, pero también advirtió que en el invierno de 2022 la Argentina deberá “importar mucho gas a valores insólitos”. Y admitió que en el Gobierno están “muy preocupados con las importaciones de gas para el invierno porque la necesidad de demanda de dólares se tremenda y sigue subiendo”.

“El mundo hoy está en una crisis energética, con una brutal disparada del precio del gas natural licuado (GNL). Para el mundo esta exploración offshore es una gran oportunidad y los argentinos tienen que tomarlo de esa manera”, afirmó Martínez en declaraciones al diario Río Negro.

“Ya hicimos el cálculo tres veces, a 11, 17 y 24 dólares por millón de BTU -hoy los futuros se esperan en torno a 40- y con el nivel de consumo y la baja hidraulicidad, el invierno va a ser durísimo para las arcas del Estado y potencia aún más este tipo de proyectos y también el gasoducto a Vaca Muerta”, afirmó Martínez.

Fuente: infobae.com

Aníbal Fernández, al kirchnerismo duro: “Si quieren hacerle daño al Presidente, sáquense la careta y díganlo”

El ministro de Seguridad le pidió explicaciones a los oficialistas que no van a votar el entendimiento con el Fondo en el Congreso.

Video. Aníbal Fernández: “Si quieren hacerle daño al Presidente, sáquense  la careta y díganlo” - 08/03/2022 - Clarín.com

Aníbal Fernández, ministro de Seguridad pero también vocero improvisado del Gobierno, le mandó un mensaje a los diputados del Frente de Todos que se rehúsan a votar el acuerdo con el FMI, con Máximo Kirchner a la cabeza. "Si quieren hacerle daño al Presidente, sáquense la careta y díganlo de frente", exigió el funcionario hacia la interna.

Entrevistado por la señal C5N, el funcionario de Alberto Fernández se refirió a quienes están en desacuerdo dentro de la fuerza política gobernante con el acuerdo establecido con el Fondo Monetario Internacional y agregó: "¿No te gustó? Comete el sapo que te corresponde y andá a votar".

No obstante, Fernández se mostró confiado en que se alcanzarán los votos necesarios en la Cámara de Diputados y aseguró que "no hay que temerle a los debates internos, hay que fomentarlos".

"Estoy confiado en que la votación va a salir bien", expresó el ministro y portavoz informal de las defensas presidenciales, quien además elogió al ministro de Economía, Martín Guzmán y, como es la costumbre, disparó contra el ex mandatario Mauricio Macri.

Sobre el ministro de Economía dijo que le resultó "excelente" su exposición en la reunión de comisión de este lunes -donde Guzmán respondió ante los diputados por casi siete horas- y resaltó que "economistas opositores elogiaron el acuerdo".

"No están dadas las condiciones para salir de esto sin él", agregó Fernández, en la línea oficial de que un rechazo al acuerdo con el organismo multilateral traería consecuencias dramáticas con un default y, como alertó Guzmán, "potencial desestabilización".

Aníbal F. y los que "andan operando" en C5N
El titular de la cartera de Seguridad reveló además que conoce "a algunos compañeros que le hablan otros haciéndoles el coco para que voten en contra". No precisó nombres pero mandó el recado.

"Pareciera que gozan de situaciones de esas características", insistió en su mensaje a la interna kirchnerista.

Y agregó: "Hay detractores, que los he visto en este mismo canal, a los que se les ha puesto en la cabeza que tienen que ir contra el acuerdo, entonces van e inventan sus propias lógicas y las exhiben. Colegas de ustedes", cuestionó en la señal oficialista creada por Cristóbal López.

En esa misma señal tuvo rol de columnista el exvicepresidente Amado Boudou, que junto a kirchneristas duros como Gabriel Mariotto y Alicia Castro, crearon un sello propio que se opone a acordar con el Fondo.

Aníbal Fernández fue parte del programa "Entre Caníbales" en C5N. Ahora visualiza "operadores" en la señal.

"Yo conozco de algunos compañeros míos, que le han dicho a otros 'che, mirá...', arrancó Aníbal F. pero enseguida aclaró: "No tengo nombres y no quiero generar un conflicto mayor, pero tonto no soy". Pero siguió con su embate a la tropa, al parecer, propia del FdT: "Compañeros que tienen la vocación de andar operando internamente para perjudicarnos con ese tema, háganse cargo de lo que están haciendo". Casi parafraseando a Marcos Peña.

Luego volvió sobre la idea fuerza del escenario supuesto de la economía argentina en caso de que el acuerdo no prospere por la negativa de votos del propio Frente de Todos. "El daño a la sociedad argentina sería superlativo por una mezquindad política. Yo no juego a eso. Nunca votaría en contra de un presidente peronista. Jamás", sentenció.

En ese sentido, le reclamó a quienes rechazan lo acordado con el organismo de crédito "que cuenten cómo van a resolver el default y las corridas cambiarias".

"Está por terminar la carrera y no dicen cómo saldrían, qué harían", volvió a criticar.

Y para el final se guardó un clásico. Apuntar a Mauricio Macri. Sobre el expresidente y referente de Juntos por el Cambio. "No se puede esperar nada de él. Es un alcornoque", descalificó.

Fuente: clarin.com

Semana clave para el acuerdo con el FMI: Congreso arranca la discusión con final abierto

El ministro Martín Guzmán irá hoy a Diputados. El Gobierno busca los votos, sin apoyo total del propio FDT. JxC más cerca de votar a favor.

Martín Guzmán.

Luego de meses de negociación entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI), finalmente este lunes el Congreso Nacional comenzará a discutir oficialmente el proyecto.

El Poder Ejecutivo y sus espadas parlamentarias trabajan para poder conseguir los votos que le garanticen una aprobación a finales de esta semana.
Hasta el momento, ni siquiera tiene asegurados todos los votos del Frente de Todos, ya que los más cercanos a La Cámpora no anticiparon su posición y solo mostraron nuevas críticas al organismo financiero internacional.

Este domingo, el presidente Alberto Fernández aseguró que "nadie está feliz" con el acuerdo alcanzado con Fondo, aunque negó que implique "un fuerte condicionamiento" a la política económica del Gobierno, al tiempo que reconoció que "desprecia" al FMI.

Al participar de un acto en el Centro Cultural Kirchner (CCK) organizado por la Federación Argentina de Municipios (FAM) junto a concejalas e intendentas del peronismo en el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el jefe de Estado señaló que, pese a haber sido crítico de la gestión de Cristina Kirchner, "nunca" le criticó "su política de no endeudamiento".

"De Cristina, miren que he sido crítico, pero nunca le critiqué su política de no endeudamiento", dijo.

En tanto, el mandatario desestimó las críticas de La Cámpora al acuerdo por el supuesto ajuste fiscal que traería aparejado, y al respecto afirmó que trabajó "dos años para que eso no pase".

"Ahora que tenemos que enfrentar este acuerdo con el Fondo del que nadie está feliz, algunos creen que esto para nosotros es un fuerte condicionamiento que nos va a frenar en estos deseos colectivos. Quiero que sepan que negocié dos años para que eso no pase", explicó.

En la misma jornada, el oficialismo y el Frente de Todos se reunieron para ordenar sus estrategias antes de la visita del ministro de Economía, Martín Guzmán.

Según supo NA de un importante diputado de Juntos por el Cambio que el domingo participó de la reunión virtual para acercar posiciones entre los distintos sectores de la alianza opositora, ya existía "un primer punto de encuentro que es no empujar al país al default", e insistió en que la idea es "votar lo más cohesionadamente posible".

Pero la novedad es que se habría sumado un segundo punto de coincidencia que tiene que ver con autorizar al Gobierno para que refinancie la deuda con el FMI, pero sin avalar el programa económico que envió el ministro de Economía, Martín Guzmán, dentro de los anexos de la ley.

En líneas generales, en Juntos por el Cambio no quieren que el Gobierno "coparticipe los costos" que la aplicación de las políticas de austeridad pactadas por el Gobierno con el FMI traerán aparejado en la economía, porque consideran que la gente votó en 2019 al Frente de Todos para que desarrolle su plan de Gobierno y por ende debiera hacerse cargo sin compartir las responsabilidades.

En tanto, el Frente de Todos se reunió a solas y recibió a Martín Guzmán, para definir el cuestionario de este lunes.

"Quiero que cada diputado y diputada tenga toda la información para que no haya dudas", dijo el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa.

Por su parte, el titular de la bancada, Germán Martínez, señaló: "Soy moderadamente optimista en eso. Vamos a trabajar para que este proyecto salga. El compromiso del bloque que presido es acompañar al presidente de la Nación. Sabemos que hay miradas internas distintas. Priorizamos la unidad en la diversidad de las opiniones".

Fuente: ambito.com