Miércoles 17 de Julio de 2019 - 19:41:34

Alberto F.: "No hace falta impulsar ninguna reforma de la Constitución Nacional"

Alberto Fernández recibió a Ámbito Financiero en su casa, a horas de ser proclamado candidato a Presidente en una fórmula con Cristina de Kirchner. Descartó el llamado al acuerdo de Macri, admitió que no tiene diálogo con Schiaretti y convocó a Massa a sumarse al frente opositor. "No represento a Unidad Ciudadana, soy peronista", aclaró.

Alberto F.: No hace falta impulsar ninguna reforma de la Constitución Nacional

Periodista: ¿Cómo se gestó la unidad del PJ?

Alberto Fernández: Yo lo hablé mucho eso con Cristina, porque ella no entendía por qué yo le asignaba tanta importancia. Había que asignarle tanta importancia porque objetivamente Cristina en 2017 se había ido del PJ con Unidad Ciudadana. Y el peronismo había quedado muy preocupado por si eso volvía a repetirse. Bueno, eso no va a repetirse. Cristina volvió al lugar donde siempre debió estar. Hoy nadie duda de la condición peronista de Cristina, pero sí había una gestualidad que cumplir y que fue muy bien tomada por todo el peronismo.

P.: Cristina y Raúl Zaffaroni hablaron de la posibilidad de una reforma constitucional... ¿usted qué piensa?

A. F: Cristina no lo mencionó. Lo que dice es que hay que revisar cómo funcionan las instituciones porque no están funcionando bien. Eso es un dato de la realidad. Macri este año clausuró el Congreso y gobierna por DNU. Y esto antes lo hicieron otros. Hay cosas que debemos revisar cómo funcionan. Pero la verdad es que no hace falta impulsar ninguna reforma constitucional. Ni en la escala de prioridades de la Argentina del presente la reforma constitucional es un problema. No lo es. Yo, además, Alberto Fernández en particular, tengo mucho apego a la Constitución Nacional de 1853. Y no creo que sea el problema de la Argentina.

P.: ¿Hace falta una reforma judicial como intentó Cristina en su segundo mandato?

A. F: Lo que hace falta es revisar lo que ha pasado en estos años. Se han dicho cosas disparatadas, pero la verdad es que para que hayan dado ganas de investigar y escribir un libro sobre los disparates que escribieron muchos...Desde pensar que una persona tiene que estar detenida porque se puede desapoderar de sus bienes, cuando en verdad para eso existe la inhibición general de bienes, hasta que alguien debe estar detenido porque si hay una sentencia de primera instancia que condena hay una presunción de culpabilidad. Son barrabasadas que se han escrito. Y en el medio alguien que dice que Florencia Kirchner entra a una asociación ilícita el día que muere su padre. Como si la asociación ilícita se heredara. Y alguien que dice que hubo un plan sistemático de corrupción en la obra pública y no quiere investigar ni hacer una pericia sobre la obra pública. ¿Y cuáles son los dichos en los que se funda? En los dichos de Fariña, cuando hoy todos sabemos que fue guionado. Todo esto pasa en la Justicia de hoy...

P: ¿En qué estado está el diálogo con Massa para llegar a la unidad?

A. F: Yo como tengo vínculo personal con Sergio, hablo permanentemente con él. Y me llevo bien y está todo bien. Y lo impulso a que tome una decisión. Pero la decisión la tiene que tomar Sergio. Yo más no puedo hacer. Si quiere venir a participar de las PASO presidenciales, es bienvenido. Si quiere participar en la provincia de Buenos Aires, también es bienvenido, Si Sergio quiere incorporarse sin ocupar un cargo es bienvenido, porque Sergio es alguien que tiene votos. El massismo existe, entonces es bienvenido. Pero depende de él, no de nosotros. Nosotros lo invitamos mil veces.

P.: ¿Para conocer el final de la novela hay que esperar al 12 de junio con la inscripción de frentes electorales ante la Justicia?

A. F: No lo sé. La pregunta se la tenés que hacer a él. Para bailar el tango hacen falta dos y él tiene que tener ganas de bailarlo. Eso es lo que digo.

P.: ¿Con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, se pudo comunicar?

A. F: No. Yo hablo mucho con Carlos Caserio, somos amigos. No he hablado con el Gringo. Hace mucho que no lo veo. Pero nadie puede dudar lo que es el Gringo. Sería una necedad. Ellos han decidido hacer un proyecto que los instala en sus provincias. Y toda esa elección es fuertemente provincial. Está claro que los cordobeses ponderan fuertemente a Juan Schiaretti. Y yo lo celebro porque es un buen gobernador. Ahora, obviamente, yo quisiera que Schiaretti esté acá con nosotros. Y eso no quiere decir que apoye a Cristina. Quiere decir que sume en un proyecto alternativo. ¿Cómo no va a sumar el peronismo de Córdoba? Y claro que es necesario que esté...

P.: Casa Rosada hizo un llamado al diálogo y hasta ahora el único presidenciable del peronismo que asistió fue Daniel Scioli. ¿Ustedes deberían ir también a la convocatoria de Macri?

A. F: Es muy difícil acordar políticas con alguien a quien le quedan meses de mandato. Y que está en la situación de desgaste en la que está Macri. Lo que uno tiene que hacer es ayudarlo a que termine bien el mandato por el bien de los argentinos. Pero para hacer eso Macri debería revisar lo que hace. Macri no convocó al diálogo. Macri trató de montar un escenario para dejar a Cristina en soledad y llevarse lo que él llama peronismo racional. Pero ese peronismo es tan racional que le dijo ni loco firmo eso. Y cuando le dijo eso lo puso en el brete de tener que invitar a Cristina. Y ahí tuvo que empezar a invitar a todos. E invitó a los gremios, a los empresarios, a la Iglesia, si podía invitaba a los clubes de barrio. Lo que buscaba era diluir la presencia de Cristina. Los 10 puntos que planteó el Gobierno son un aval a su política. Y desde ese lugar es difícil avalar, no se puede avalar la política que determinó el actual estado de cosas.

P.: ¿Qué debería cambiar en el caso de que Unidad Ciudadana, el espacio dónde está usted, llegue al gobierno el 10 de diciembre?

A. F: Yo no represento a Unidad Ciudadana. Yo soy un peronista que busca la unidad, como es peronista Felipe y busca la unidad. Como es peronista Daniel y busca la unidad. El sello va a ser un frente más grande. Acá también hay gente que no es peronista, como Victoria Donda. Yo en la búsqueda de la unidad quiero que estemos todos. Yo no me quiero mimetizar con Unidad Ciudadana. Yo no soy Unidad Ciudadana. Respeto a todos, pero yo soy un peronista que cree que el peronismo tiene que ser el eje central de este proyecto.

P : ¿Cómo ve el escenario económico?

A. F: En materia económica se han sembrado un montón de dudas y de miedos, y lo ha hecho el Gobierno. Y son miedos incompresibles. Yo hablo permanentemente con los fondos de inversión. Los fondos de inversión le tienen miedo a Macri, no le tienen miedo a Cristina. Porque el riesgo que ven es que si Macri se fuma el préstamo que le dio el FMI para frenar la corrida cambiaria no van a poder cobrar los acreedores. Ese es el miedo que tienen. Me parece que se siembra un miedo sobre Cristina. Pero la Argentina está en default. No está técnicamente en default porque Macri salió corriendo a pedirle plata al Fondo Monetario Internacional. Y el Fondo le prestó una suma que representa el 35%-40% de la deuda total de la Argentina. Nadie de nosotros piensa en un default. Un default es para nosotros un daño para el país. Sí nos preocupa ver cómo ideamos algo que nos permita cumplir las obligaciones. Pero para cumplir las obligaciones en el estado de cosas que Macri deja la economía nos va a obligar a hablar con los acreedores y que nos ayuden a levantar la economía para poder pagarles. No para no pagarles.

P.: Roberto Cardarelli, del FMI, dijo que no hay margen para renegociar el esquema de pagos. ¿Qué piensa?

A. F: Con el Fondo nunca hay margen. Eso ya lo sabemos. Con el Fondo vos podés refinanciar en el tiempo, pero no podes hacer quitas. Eso es lo más grave que ha hecho Macri. Nosotros cuando asumimos en 2003 con Argentina en default, un default que generaron los mismos que tiene Macri hoy en el Gobierno. La deuda representaba el 8%-9% de la deuda total. Hoy llega a casi al 40% del total de deuda. Pero hay dos terceras partes de la deuda que sí podemos renegociar con los acreedores privados, y que podemos buscar mecanismos de espera, no de quita, pero al menos de espera... El escenario más factible es renegociar la deuda con los tenedores de deuda privada, no con el FMI. Es lo único que podés hacer. Y con el Fondo, tratar de buscar plazos. Es lo mismo que debería hacer Macri en caso de ganar las elecciones. Macri tampoco va a poder pagar. Cada vez que le faltaron dólares los pidió prestados. Y ahora no se los presta nadie.

P.: ¿Una ampliación del crédito con el FMI no es una salida viable?

A. F: ¿Para qué? Yo lo que digo es que es un enorme problema. Sería agravar el problema. Los acreedores quieren cobrar y nosotros queremos pagarles. Entonces seguro vamos a encontrar un punto de acuerdo.

P.: ¿Qué opina del nuevo esquema de flotación del dólar con intervención del Banco Central a través del uso de reservas para contener la divisa? ¿A $46 está en un nivel de equilibrio?

A. F: Me preocupa que el Banco Central venda dólar futuro a junio a $49 y pico... Eso me preocupa porque supongo que eso va a valer el dólar en ese momento.

P.: ¿$49 en junio no es barato?

A. F: ¿En junio, dentro de un mes? Casi el 10 por ciento de suba en un mes. Si fuese en un año lo podría entender. Es difícil plantear qué me parece. Me parece mal porque el Gobierno está financiando la fuga de dólares. El Gobierno tomó una deuda para pagar la deuda privada y resulta que la está usando para financiar la especulación cambiaria. Y desde ese lugar me parece mal. Y eso mismo ven los acreedores privados nuestros. Porque los acreedores privados estaban tranquilos porque el Fondo le dio plata al Gobierno para pagarles a ellos, pero cuando observaron que el FMI autorizó que u$s10.600 millones se usaran para intervenir en el mercado cambiario vieron que no les iban a pagar a ellos. Y lo que hicieron fue desprenderse de los bonos y ahí llegó la caída de los precios de los bonos y la disparada del riesgo-país. Todo esto lo hizo Macri...

P.: ¿El cepo cambiario es una opción?

A. F: No. El cepo cambiario no fue una buena solución. El cepo evitó que se vayan dólares, pero también que ingresen millones de dólares. Y bueno, tiene que ver con la cultura argentina de preservar ahorros en una moneda dura. Cuando Cristina tuvo que enfrentar ese problema lo enfrentó con el cepo. Y yo lo critiqué mucho. Macri lo resolvió tomando deuda. A la luz del costo de una y otra medida, el cepo parecía mejor. Pero eso no quiere decir que el cepo sea bueno. Nosotros tenemos que hacer un enorme esfuerzo para generar dólares.

P.: Ni contraer deuda ni cepo cambiario. ¿Cómo se enfrenta el problema, entonces?

A. F: La verdadera salida es generar los dólares que no se generan. Y para eso la Argentina tiene que volver a poner en marcha el aparato productivo, que está paralizado en un 40%. Volver a producir, a activar el consumo interno, levantar las exportaciones. Todo eso tenemos que hacer. El Gobierno desde hace cuatro años lo único que hace es bajar el consumo y poner restricciones monetarias, porque está convencido de que la inflación se genera en eso.

P.: ¿En materia tributaria qué reforma hace falta?

A. F: Bueno, eso es mucho más largo y complejo. Toda reforma tributaria supone una restricción en los ingresos del Estado que hoy Macri, si termina en diciembre, va a dejar un Estadio con un déficit fiscal de casi seis puntos. En ese escenario es difícil ordenar el frente fiscal. Igual, hay que animar a sectores a invertir y darles ventaja. Todo lo energético debería estar privilegiado si son inversiones nuevas y genuinas. Si pudiéramos alentar la radicación de paneles solares en San Juan, donde hay mucho silicio, o podemos promover la producción de baterías de litio en Jujuy o en Salta, habría que promoverlo. Al igual que la industria que genera Vaca Muerta. No compiten con la industria instalada y entonces no le hacés daño a otros sectores.

P.: En materia energética este Gobierno impulsó una actualización de tarifas. ¿Qué opina de esa medida?

A. F: Había que hacerlo. Porque Macri no corrigió tarifas. Le armó un negocio a sus amigos. Eso es otra cosa. Dolarizó las tarifas en una economía que no está dolarizada. Y le cuesta mucho por el precio del dólar. Son temas que había que abordar. Pero Macri lo abordó mal y lo resolvió peor...

P.: ¿Cuáles son las principales urgencias económicas que debería abordar el próximo gobierno?

A. F: La primera, la deuda; la segunda, la inflación y la tercera es el déficit fiscal. En ese orden. Confiemos en que podamos reactivar la economía y por esa vía recaudar más. Pero no es mágico. El único que pensaba que tenía una solución mágica y que era una estupidez bajar la inflación fue Macri. Pero va a llevar tiempo. Y nos dejó el doble de la inflación de la que recibió.

Fuente: ambito.com

Más presión sobre la Corte Suprema para iniciar el juicio a Cristina Kirchner

Luego de la embestida de la Casa Rosada y su aparato mediático, el titular del TOF 2, Jorge Gorini, señaló que remitirá hoy el expediente al máximo tribunal y que el comienzo del proceso dependerá del momento en que los jueces supremos se lo devuelvan.

Tras la enorme presión del Gobierno de Mauricio Macri para que no se postergue el inicio del juicio contra la ex presidenta Cristina Fernández, el Tribunal Oral Federal número 2, encargado de realizar la primera audiencia el próximo martes, le pateó la pelota a la Corte Suprema. El presidente del TOF, Jorge Gorini, le aseguró que por el momento el proceso no está suspendido y que remitirá hoy el expediente al máximo tribunal, tal como lo solicitó ayer mediante un oficio. El objetivo es que sean los jueces supremos quienes asuman la responsabilidad ante la eventual demora en la causa.

"El juicio tiene fecha de inicio para el martes 21 de mayo y aún no fue suspendido, con lo cual no puedo dar por hecho lo que no se hizo: el juicio al día de hoy se mantiene", aseguró Gorini en declaraciones a Radio La Red esta mañana. Las declaraciones del magistrado se contradicen con la postura manifestada ayer mismo por el TOF 2, que había adelantado que firmaría una resolución suspendiendo la audiencia hasta que la Corte Suprema les devolviera el expediente.

"Estamos trabajando para garantizar los derechos de las partes y ofrecer las condiciones de debido proceso y agilización de la justicia. El juicio no podría desarrollarse sin el expediente materialmente en el tribunal, es decir, no podría iniciar sin tener devuelto el expediente por parte de la Corte", continuó Gorini, quien confirmó que durante el día de hoy le remitirá la causa principal al máximo tribunal para que se resuelvan los nueve recursos presentados por las partes. "El inicio del debate está condicionado por lo que la Corte resuelva", insistió.

Hasta ayer en el TOF 2 calificaban como razonable la decisión de Corte y preferían que se resuelvan esos planteos antes de enfrentar eventuales nulidades más adelante. "El requerimiento es en términos de urgencia, por lo que entiendo que el carácter urgente se trasladará al tratamiento de las cuestiones para las que la Corte ha pedido la causa", agregó Gorini respecto de los tiempos que podría tomarse el máximo tribunal para resolver la cuestión.

Fuente: pagina12.com.ar

En la Casa Rosada esperan que la inflación de abril esté más cerca del 3,5 que del 4 por ciento

Los nuevos datos se conocerán mañana

El mes pasado, días antes de que se conociera el índice de inflación de marzo, en los principales despachos de la Casa Rosada arriesgaban que el número estaría entre 4,3 y 4,7 por ciento. "Esperamos que tras este pico de inflación que tendremos en marzo, a lo largo de los años vayamos avanzando paso a paso para erradicarla y ser un país más de la enorme mayoría que tiene un dígito", había dicho Mauricio Macri. No alcanzó para amortiguar el impacto y el 4,7 por ciento cayó como una bomba.

Un mes después, en el Gobierno se resisten a pronosticar el número que se conocerá mañana. Por cábala o por miedo, nadie dice nada para evitar que vuelva a suceder lo que ocurrió hace 30 días. "Alrededor de 4", es la única respuesta que se animan a dar ante la consulta, en línea con lo que anticipan la mayoría de las consultoras privadas. Sin embargo, según lo que pudo averiguar Infobae en fuentes oficiales, en la Casa Rosada esperan que la inflación de abril esté más cerca del 3,5 que del 4%.

Desde hace semanas, Mauricio Macri repite a quien quiera oírlo que la inflación terminará cediendo. Habla de la ley de gravedad y pone como ejemplo cualquier objeto que tiene en ese momento a mano: una lapicera o un teléfono. Si se los tira por el aire en algún momento terminarán cayendo, insiste el Presidente. Pero cuando hace 15 días le preguntaron puntualmente si la inflación de abril volvería a estar arriba del 4 por ciento, Macri pareció mostrar una esperanza al responder: "Vamos a ver". De confirmarse la expectativa del Gobierno, sería la primera "buena noticia" en materia económica en meses.

Sucede que tras una seguidilla de pronósticos fallidos, el oficialismo necesita ratificar sí o sí que lo peor de la crisis empieza a quedar atrás. Y si bien un tres y medio de inflación está muy lejos de ser un buen número, le permitiría al Gobierno demostrar con hechos que la curva empieza a descender. Y así debería seguir para que los números de mayo se ubiquen más cerca del 3 que del 3,5 por ciento. Para junio, en cambio, vuelven a sobrevolar los fantasmas.

El Gobierno no tiene mucho margen. No sólo porque empieza la cuenta regresiva hacia las elecciones presidenciales sino también porque necesita devolverle credibilidad a la palabra del Presidente, que se anticipó varias veces a decir que la inflación estaba bajando y, después, los mismos números oficiales terminaron desautorizándolo.

En marzo, lo que impulsó los precios hacia arriba fue, una vez más, la suba de casi 5% del dólar en febrero y algo de la de marzo (10,7%), que impactó en los alimentos; la suba del transporte (trenes y colectivos) y la electricidad (14%); los combustibles (3%) y el rubro educación, por el comienzo de las clases.

En medio de la crisis, las últimas semanas empezó a respirarse otro clima en la Casa Rosada. Primero, por la reacción de los mercados frente a los anuncios del Banco Central para controlar el dólar. Después, porque se logró instalar en agenda la búsqueda de los 10 puntos de consenso con la oposición.

En ese contexto, y con Cristina Kirchner volviendo a tener protagonismo a partir de la presentación de su libro Sinceramente, el Gobierno espera que mañana se alineen todos los planetas para que el número mágico se acerque más a 3,5 que a 4 por ciento.

Fuente: infobae.com

El Tribunal eleva la causa a la Corte y se frena el arranque del juicio contra Cristina Kirchner

Lo hará hoy, tras el inesperado pedido del Máximo Tribunal. El comienzo de las audiencias estaba previsto para la semana próxima.

Después que la Corte Suprema de Justicia, a cuatro días hábiles del inicio del primer juicio por corrupción contra Cristina Kirchner, solicitara el expediente principal de la causa para resolver una serie de recursos que llevan meses en el Máximo Tribunal, el Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2) firmará la elevación de la investigación, lo que en los hechos, frenará el inicio del juicio previsto para el martes de 21 al mediodía. De todos modos, según pudo saber Clarín, el fiscal Diego Luciani requerirá la devolución inmediata de la causa para evitar el retraso de la primera audiencia.

A pocos días que enfrentar su primer juicio, acusada de ser jefa de la asociación ilícita que se dedicó al direccionamiento de la obra pública a favor de Lázaro Báez, la ex presidenta verá suspendida la primera audiencia tras una medida inesperada de la Corte.
Hace meses al defensa de Cristina Kirchner había presentado una serie de reclamos que fueron rechazados en Comodoro Py (por la Cámara federal porteña y la Cámara de Casación) y luego llegaron a la máxima instancia, la Corte. Estos planteos de nulidad de competencia (la ex Presidenta pide que la causa se vaya a Santa Cruz, por ejemplo) y otros recursos por presunta denegación de Justicia (Cristina pidió una serie de nuevas pruebas, que aún no se concretaron).

En los Tribunales de Comodoro Py la sorpresa no fue menor: los recursos cuentan con varios meses sin resolverse y a pocos días del inicio del juicio oral, los integrantes de la CSJ requirieron el expediente para analizar estos pedidos interpuestos por Carlos Beraldi, abogado de Cristina.

"En principio, el pedido busca resolver planteos pendientes y es para evitar que la resolución que se tome frente a esos planteos, no sea mientras se esté sustanciando el debate, lo que podría implicar que se retrotraiga el mismo o se caiga. Quizás es preferible ordenarlo y que el juicio no se vea perjudicado", indicaron fuentes judiciales a Clarín, tomando distancia de los tiempos políticos de la decisión. Si Cristina es candidata, las audiencias podría demorarse incluso hasta después de la elección presidencial.
La fiscalía ante el Tribunal, a cargo de Diego Luciani, difiere del planteo y solicitará que la Corte devuelva a más tardar el lunes, el cuerpo principal de la causa para poder dar inicio según el cronograma dispuesto, al juicio el día martes.

Por lo pronto, el TOF 2, presidido por el juez Jorge Gorini, firmará este miércoles la elevación de la causa a la Corte Suprema. Sin el expediente, no se puede dar inicio al juicio, no se puede a hacer referencia a ninguna foja ni prueba, y ni siquiera se puede leer el requerimiento de elevación a juicio que es lo primero que se hace en la audiencia inicial.

En consecuencia, la realización del juicio como estaba previsto para este martes 21, no podrá realizarse. El TOF 2 constituido por Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu, y la jueza Adriana Palliotti, junto con la elevación del cuerpo principal de la investigación, firmará el levantamiento de la primera audiencia. Esto no se hará con plazos prefijados, ya que "dependerá de la Corte respecto a cuánto tiempo tarde en resolver los incidentes", explicaron fuentes judiciales a Clarín.

Esta medida alterará el cronograma del TOF 2 que, hasta la feria judicial de invierno, tenía pensado realizar una audiencia semanal, que se iba a fijar para los lunes y después, se evaluaría sumar una más para darle celeridad a la causa y que el juicio no demande más de un año. Las fechas comenzarán a correrse.
Esta causa, con 16 imputados, fue elevada a juicio oral hace casi un año y medio, y cuenta con 60 cuerpos, más de 70 cajas de documentación; aparte de todos los expedientes de los 52 contratos viales que recibió Lázaro Báez desde 2005 a 2015 como dueño del Grupo Austral.

La fotografía de la primera audiencia iba a mostrar en un mismo lugar, entre otros, a Julio De Vido (ex ministro de Planificación Federal), José López (ex secretario de Obras Públicas), Lázaro Báez (dueño de Austral Construcciones) y Carlos Kirchner (ex secretario Coordinador). Estos últimos cuatro cuentan con prisión preventiva, pero sólo el primo del ex presidente Néstor Kirchner está detenido en esta causa. El resto están presos por otros expedientes. A pocos metros, iba a ser ubicada la ex Presidenta.

El juez federal Julián Ercolini fue quien había procesado a Cristina Kirchner como jefa de la asociación ilícita, y a los ex funcionarios y al empresario K, como partícipes de la misma. La Justicia dio por corroborada la existencia de un "esquema de beneficios exclusivos y permanentes en favor" de Báez en "detrimento de las arcas del Estado".

Ello se hizo, según el juez, a través de "simulación de licitaciones, falsas constituciones de UTEs con firmas del empresario K, sobreprecios del 64,72%, adjudicación de nuevas obras pese a incumplimientos sistemáticos, la presentación de un mismo certificado de capacidad técnica, celeridad al momento de entregarle obras y anticipos a Báez", entre otros puntos.

Esta operatoria posibilitó que entre 2004 y 2015 Lázaro Báez incrementara sus bienes en un 12.127%. El patrimonio de Austral Construcciones -su firma insignia, que hoy tiene una quiebra decretada-, tuvo un crecimiento de 45.313%, según un informe sobre el cual trabaja el Tribunal Oral como parte de la prueba que sustenta el "direccionamiento a favor del grupo Báez".

Fuente: clarin.com

Córdoba: Schiaretti arrasó y fue reelecto

Abrumador triunfo en toda la provincia por Hacemos Córdoba. Los radicales reconocieron la derrota en una elección signada por la implosión de Cambiemos por imposibilidad de consensuar.

Córdoba: Schiaretti arrasó y fue reelecto

Con los ojos de propios y ajenos posados en Córdoba, el peronista Juan Schiaretti logró una aplastante reelección -imponiéndose por cerca de 40 puntos- en la nacionalizada contienda provincial ante una oferta de la implosionada Cambiemos partida en dos, que representó el octavo revés en las urnas para Mauricio Macri y que terminará moldeando los armados del oficialismo y la oposición de cara a las generales de octubre.

Fue una victoria histórica, la de mayor margen desde el retorno de la democracia. La magnitud del triunfo fue tal que terminó derramándose sobre la estratégica ciudad de Córdoba -la segunda del país , que le arrebató al radicalismo de la mano de Martín Llaryora- y sobre la unicameral Legislatura, al asegurarse los dos tercios desde diciembre.

En dupla con el joven funcionario Manuel Calvo, Schiaretti -escrutadas el 98,45% de las mesas- orillaba el 53,98%, que supera el 51,8% obtenido en 2003 por José M. de la Sota. Y revertía el amplio revés del peronismo ante Cambiemos en las parlamentarias nacionales de 2017, por 18 puntos.

Tras la estruendosa implosión de Cambiemos en marzo por la falta de acuerdo y la duplicación de la oferta opositora, quedó en segundo lugar -muy lejos- con 17,77% el radical Mario Negri (Córdoba Cambia), asociado con el PRO, el Frente Cívico y la C. Cívica y que llevó en la fórmula al macrista Héctor Baldassi.

Pero el diputado nacional tuvo el premio consuelo (también la Casa Rosada) de ganar el tenso duelo intestino ante el también radical Ramón Mestre (fue por la histórica Lista 3, junto a Carlos Brinner), que terminó relegado al tercer escalón del podio con 10,95%.

La paliza electoral en los hechos blinda a Schiaretti (Hacemos por Córdoba) como el gran elector y arquitecto -en la hipótesis de mínima- para el armado del PJ no kirchnerista de cara a la batalla presidencial de octubre, hoy aun riesgosamente desdibujado y además incómodo por la figura de Cristina de Kirchner, sobre el filo de la presentación de alianzas del 12 de junio, y de candidatos del 22.

Desde la Casa Rosada leyeron que la división de Cambiemos “diluyó cualquier potencialidad de cambio de gobierno provincial”. “Ramón y Mario son buenos referentes provinciales y seguiremos trabajando para que haya un cambio como lo quieren los cordobeses a nivel nacional”, remarcaron.

Pasadas las 22.30 en el coqueto hotel Quorum, y en medio de los ruidosos festejos de dirigentes y militantes de Hacemos por Córdoba, el mandatario brindó un fuerte mensaje de contenido electoral, que lo sumergió de lleno en la discusión nacional, como protagonista. Destacó que hay en Córdoba “una coalición plural y progresista” y que los peronistas que la integran “pertenecen al peronismo federal, democrático y republicano”. “Porque estamos convencidos de que no habrá república sin el peronismo, y que no habrá futuro para el peronismo si no es republicano”.
Aclaró que fue “una elección provincial” que nada tiene que ver con lo nacional. Y ensalzó la “moderación”. “No queremos la grieta, y hoy Córdoba lo confirmó”, disparó.

Pero además recordó a De la Sota, fallecido en septiembre y quien hace cuatro años, en el estrado del bunker sobre la avenida General Paz, había sido parte de las celebraciones por su retorno a la gobernación.

En el marco de un escrutinio que arrancó tempranamente, pasadas las 19, Mestre reconoció la derrota y felicitó a los ganadores cerca de las 21 vía Twitter. Negri, por su parte, hizo lo propio pasadas las 21.30. Antes, ambos lamentaron vía Twitter la muerte del diputado nacional de Cambiemos Héctor Olivares, baleado días atrás en el Congreso.

La victoria fue celebrada, vía remota, por los otros tres fundadores de Alternativa Federal, Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto. “Este triunfo consolida a Schiaretti como el principal conductor de Alternativa Federal”, sentenció sin medias tintas Pichetto, el más contundente.

“Me comuniqué para felicitarlos por la histórica elección; es el premio a la capacidad de gestión y el liderazgo político en Córdoba”, dijo el tigrense. “Los cordobeses han reconfirmado de manera indiscutida el apoyo a su gobierno”, sostuvo el salteño.

También lo felicitó el otro presidenciable, Roberto Lavagna. “Córdoba es un ejemplo para el país”, remarcó, con ecos electorales.

Pese a la seducción que emanaba de un escenario exultante, no hubo finalmente desembarcos de dirigentes nacionales. El Gringo impuso sus propios tiempos -su primera marcación tras el blindaje- y dilató la foto conjunta del día después.

“Cuando elegimos los cordobeses, los de afuera son de palo”, aleccionó, tras votar, el veterano peronista, sobre el filo de cumplir 70 años y munido de su tradicional campera roja de cábala. El sol comenzaba a brillar con fuerza, en lo que terminaría convirtiéndose en un verdadero día peronista.

Como contracara, en el segundo distrito electoral del país y plaza clave en cosecha de votos, el Presidente recibió así un previsible cachetazo en las urnas, el octavo al hilo en el desdoblado calendario de las provincias (que incluyó ya otras dos elecciones generales y cinco primarias).

Ni siquiera sumados, Negri y Mestre lograban acercarse a la performance de ayer de la máxima figura del peronismo cordobés.

En 2015 Schiaretti se había impuesto con el 39,9%, contra el 33,7% de Oscar Aguad (Cambiemos), aunque con el kirchnerista Eduardo Accastello (hoy alineado con el schiarettismo) fagocitándole el 17,1%. Y Macri en las PASO presidenciales salió segundo detrás de De la Sota, con el 35,4%

Para la Casa Rosada, la suma de los votos de Negri y Mestre, en esa línea, “representan el piso de Cambiemos de cara a las PASO nacionales”. Y destacan que Schiaretti “unificó a todas las variantes del peronismo”, y logró una cosecha similar a los sufragios de 2015 junto con los de Accastello. El ministro Rogelio Frigerio felicitó al gobernador.

Schiaretti estrenó sello nuevo en el cuarto oscuro y marchó junto al GEN y al socialismo, en ingeniería anticipatoria pensando en el 27-O. Sobre el filo y por decisión de Cristina de Kirchner, el kirchnerismo bajó a su candidato, Pablo Carro, pero dirigentes K llamaron a votar a Schiaretti.

En los comicios se votó por tercera vez con Boleta Única de Sufragio. Se renovaron además las 70 bancas de la unicameral Legislatura. Hacemos por Córdoba se aseguraba los dos tercios que hoy no tiene.


Fuente: ambito.com