Sábado 2 de Julio de 2022 - 08:57:55

Ecuador: dos muertos por la represión a la protesta de movimientos indígenas

En el noveno día de reclamos en el centro de Quito, policías antimotines lanzaron bombas lacrimógenas a los manifestantes convocados por la Confederación de Nacionalidades Indígenas.

Las protestas dejaron hasta el momento dos muertos, 90 manifestantes heridos y 87 detenidos. (Fuente: AFP)

Las principales calles de Quito siguen bloqueadas por miles de indígenas tras la negativa del gobierno de Ecuador de derogar el estado de excepción que rige en seis de las 24 provincias del país. Esta fue la condición planteada desde la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) para atender al diálogo. El presidente de la Conaie, Leónidas Iza, remarcó la voluntad del movimiento indígena de dialogar pero pidió que esa instancia no sea "para burlarse del pueblo ecuatoriano". Las manifestaciones van hacia su décimo día con dos muertos, 90 heridos y 87 detenidos, según revelaron organizaciones de derechos humanos. Las autoridades ecuatorianas denunciaron que 18 policías están desaparecidos tras un ataque en la Amazonía ecuatoriana. Los manifestantes reclaman al gobierno de Guillermo Lasso la reducción del precio de los combustibles y los productos de primera necesidad.

Represión y estado de excepción
Miles de manifestantes participaron en la marcha indígena que este miércoles tendrá un componente especial con un acto simbólico en la Plaza de Santo Domingo de Quito por el Inti Raymi o Fiesta de Sol que se celebra esta semana y da inicio al nuevo año andino para los pueblos indígenas que llevan 10 días de movilizaciones en todo el país en reclamo al alto costo de vida. Mientras Iza condiciona el diálogo al fin del estado de excepción, el gobierno de Guillermo Lasso quiere dialogar pero no va a dar marcha atrás con las medidas impuestas en las provincias de Imbabura, Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua y Chimborazo y Pastaza.

"No podemos levantar el estado de excepción porque eso es dejar indefensa a la capital, y ya sabemos lo que sucedió en octubre de 2019 y no lo vamos a permitir", advirtió el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez. Las protestas dejan hasta el momento dos muertos, 90 manifestantes heridos y 87 detenidos, según la Alianza por los Derechos Humanos Ecuador. A su vez, la policía informó de 101 policías y militares heridos, otros 27 retenidos temporalmente por los manifestantes y luego liberados, así como 80 civiles arrestados.
Según el gobierno ecuatoriano aceptaron el llamado de la ONU, la Unión Europea y más de 300 organizaciones de la sociedad civil para llegar a una resolución a través del diálogo. "La violencia se les fue de las manos. Ellos mismos han dicho que tienen infiltrados, que hay personas que están causando caos y destrucción", afirmó el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Iza recordó que ya cumplieron un año de diálogos sin resultados y que durante las últimas conversaciones en noviembre de 2021 Lasso había propuesto un plazo de 15 días para ofrecer una solución al aumento de combustibles y siete meses después no tuvieron una respuesta del mandatario. El líder indígena también reclama la desmilitarización de un parque en Quito donde tradicionalmente se concentra el movimiento indígena cuando protesta en la capital ecuatoriana. Desde que comenzaron las manifestaciones la confederación indígena movilizó a unos 10 mil indígenas hacia Quito.

Por otro lado, el ministro de Interior, Patricio Carrillo, denunció que un total de 18 agentes están desaparecidos después de un ataque de indígenas contra las instalaciones de la policía de Puyo, en la Amazonía ecuatoriana. Carrillo indicó que otros seis policías resultaron heridos con traumas severos y perdigones. Además, el ministro denunció la quema de 18 vehículos que estaban en el patio de la unidad policial y de los cuales seis eran patrulleros.

En ese mismo ataque murió un manifestante y los indígenas responsabilizan al gobierno mientras que la policía asegura que "falleció a consecuencia de la manipulación de un artefacto explosivo". Se trata del segundo muerto desde que iniciaron las protestas el 13 de junio.

La Fiscalía denunció que su sede central fue atacada, y que puso "a buen recaudo la información sensible de los casos que lleva adelante", al tiempo que también hizo "un llamado público a la paz y el respeto a la ley". La Conaie, que lidera las protestas a las que se plegaron más de 50 organizaciones, rechazó lo sucedido y aseguró que quienes cometieron el ataque no forman parte de las organizaciones indígenas.

En otros puntos de la ciudad también hubo varios cortes de calles que obligaron a la Empresa Pública Metropolitana de Transporte de Pasajeros de Quito a suspender los servicios "hasta que las condiciones en las vías sean favorables".

Los principales reclamos del paro son los precios elevados de los productos de primera necesidad, la precariedad de los hospitales públicos, los altos precios de los combustibles, la ausencia de créditos para promover la producción, así como la atención hacia el sector agricultor y la privatización de empresas públicas.

"A nosotros los pequeños agricultores nos han subido bastantísimo las cosas (insumos y abonos) y nuestros productos no suben nada", dijo Tito Zamora, un indígena de la aldea de Sigchos en Cotopaxi. Zamora explicó que mientras un litro de leche se vende hasta en un dólar en Ecuador, ellos reciben por esa misma cantidad 0,35 centavos.

La reacción del gobierno
El ministro de Defensa de Ecuador, Luis Lara, dijo que la democracia está en "serio riesgo", horas después de que el presidente Lasso declarara el estado de excepción en seis provincias con miras a sacar de las calles al movimiento indígena. "Se trata de un intento deliberado para utilizar la violencia para atentar en contra de la democracia y amenazar las instituciones. Las Fuerzas Armadas no permitirán que se intente romper el orden constitucional o cualquier acción en contra de la democracia o las leyes", aseguró Lara, escoltado por la plana mayor del Ejército.
El presidente Guillermo Lasso aceptó este martes el diálogo propuesto por la Conaie. El mandatario de derecha indicó que desde su mejor predisposición y la de su gabinete, está dispuesto a participar en un proceso de diálogo franco y respetuoso entre la Conaie y el resto de las organizaciones de la sociedad civil para "buscar soluciones a cada una de las legítimas necesidades de las familias ecuatorianas".

Alerta de Amnistía Internacional
Mientras tanto, Amnistía Internacional (AI) advirtió al presidente Lasso que la represión policial de las protestas "está provocando una crisis de derechos humanos que recuerda a la de octubre de 2019". El informe de AI sostiene que durante la represión a las protestas de 2019, "organizaciones de derechos humanos en Ecuador y Amnistía Internacional documentaron violaciones de derechos humanos similares, que aún permanecen en la impunidad".

La directora para las Américas de AI, Erika Guevara Rosas, urgió al presidente Lasso a "cesar la estigmatización y represión de quienes ejercen su derecho a la protesta pacífica" y solicitó que se haga pública la información sobre personas heridas y detenidas, así como los cargos en su contra. "El presidente debe cesar la represión y atender las causas estructurales de las protestas, incluido el abordaje de la crisis económica y el impacto de sus políticas en los derechos de los grupos más afectados por la pandemia", indicó Guevara Rosas.

Las principales calles de Quito siguen bloqueadas por miles de indígenas tras la negativa del gobierno de Ecuador de derogar el estado de excepción que rige en seis de las 24 provincias del país. Esta fue la condición planteada desde la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) para atender al diálogo. El presidente de la Conaie, Leónidas Iza, remarcó la voluntad del movimiento indígena de dialogar pero pidió que esa instancia no sea "para burlarse del pueblo ecuatoriano". Las manifestaciones van hacia su décimo día con dos muertos, 90 heridos y 87 detenidos, según revelaron organizaciones de derechos humanos. Las autoridades ecuatorianas denunciaron que 18 policías están desaparecidos tras un ataque en la Amazonía ecuatoriana. Los manifestantes reclaman al gobierno de Guillermo Lasso la reducción del precio de los combustibles y los productos de primera necesidad.

Represión y estado de excepción
Miles de manifestantes participaron en la marcha indígena que este miércoles tendrá un componente especial con un acto simbólico en la Plaza de Santo Domingo de Quito por el Inti Raymi o Fiesta de Sol que se celebra esta semana y da inicio al nuevo año andino para los pueblos indígenas que llevan 10 días de movilizaciones en todo el país en reclamo al alto costo de vida. Mientras Iza condiciona el diálogo al fin del estado de excepción, el gobierno de Guillermo Lasso quiere dialogar pero no va a dar marcha atrás con las medidas impuestas en las provincias de Imbabura, Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua y Chimborazo y Pastaza.

"No podemos levantar el estado de excepción porque eso es dejar indefensa a la capital, y ya sabemos lo que sucedió en octubre de 2019 y no lo vamos a permitir", advirtió el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez. Las protestas dejan hasta el momento dos muertos, 90 manifestantes heridos y 87 detenidos, según la Alianza por los Derechos Humanos Ecuador. A su vez, la policía informó de 101 policías y militares heridos, otros 27 retenidos temporalmente por los manifestantes y luego liberados, así como 80 civiles arrestados.
Según el gobierno ecuatoriano aceptaron el llamado de la ONU, la Unión Europea y más de 300 organizaciones de la sociedad civil para llegar a una resolución a través del diálogo. "La violencia se les fue de las manos. Ellos mismos han dicho que tienen infiltrados, que hay personas que están causando caos y destrucción", afirmó el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Iza recordó que ya cumplieron un año de diálogos sin resultados y que durante las últimas conversaciones en noviembre de 2021 Lasso había propuesto un plazo de 15 días para ofrecer una solución al aumento de combustibles y siete meses después no tuvieron una respuesta del mandatario. El líder indígena también reclama la desmilitarización de un parque en Quito donde tradicionalmente se concentra el movimiento indígena cuando protesta en la capital ecuatoriana. Desde que comenzaron las manifestaciones la confederación indígena movilizó a unos 10 mil indígenas hacia Quito.

Por otro lado, el ministro de Interior, Patricio Carrillo, denunció que un total de 18 agentes están desaparecidos después de un ataque de indígenas contra las instalaciones de la policía de Puyo, en la Amazonía ecuatoriana. Carrillo indicó que otros seis policías resultaron heridos con traumas severos y perdigones. Además, el ministro denunció la quema de 18 vehículos que estaban en el patio de la unidad policial y de los cuales seis eran patrulleros.

En ese mismo ataque murió un manifestante y los indígenas responsabilizan al gobierno mientras que la policía asegura que "falleció a consecuencia de la manipulación de un artefacto explosivo". Se trata del segundo muerto desde que iniciaron las protestas el 13 de junio.

La Fiscalía denunció que su sede central fue atacada, y que puso "a buen recaudo la información sensible de los casos que lleva adelante", al tiempo que también hizo "un llamado público a la paz y el respeto a la ley". La Conaie, que lidera las protestas a las que se plegaron más de 50 organizaciones, rechazó lo sucedido y aseguró que quienes cometieron el ataque no forman parte de las organizaciones indígenas.

En otros puntos de la ciudad también hubo varios cortes de calles que obligaron a la Empresa Pública Metropolitana de Transporte de Pasajeros de Quito a suspender los servicios "hasta que las condiciones en las vías sean favorables".

Los principales reclamos del paro son los precios elevados de los productos de primera necesidad, la precariedad de los hospitales públicos, los altos precios de los combustibles, la ausencia de créditos para promover la producción, así como la atención hacia el sector agricultor y la privatización de empresas públicas.

"A nosotros los pequeños agricultores nos han subido bastantísimo las cosas (insumos y abonos) y nuestros productos no suben nada", dijo Tito Zamora, un indígena de la aldea de Sigchos en Cotopaxi. Zamora explicó que mientras un litro de leche se vende hasta en un dólar en Ecuador, ellos reciben por esa misma cantidad 0,35 centavos.

La reacción del gobierno
El ministro de Defensa de Ecuador, Luis Lara, dijo que la democracia está en "serio riesgo", horas después de que el presidente Lasso declarara el estado de excepción en seis provincias con miras a sacar de las calles al movimiento indígena. "Se trata de un intento deliberado para utilizar la violencia para atentar en contra de la democracia y amenazar las instituciones. Las Fuerzas Armadas no permitirán que se intente romper el orden constitucional o cualquier acción en contra de la democracia o las leyes", aseguró Lara, escoltado por la plana mayor del Ejército.
El presidente Guillermo Lasso aceptó este martes el diálogo propuesto por la Conaie. El mandatario de derecha indicó que desde su mejor predisposición y la de su gabinete, está dispuesto a participar en un proceso de diálogo franco y respetuoso entre la Conaie y el resto de las organizaciones de la sociedad civil para "buscar soluciones a cada una de las legítimas necesidades de las familias ecuatorianas".

Alerta de Amnistía Internacional
Mientras tanto, Amnistía Internacional (AI) advirtió al presidente Lasso que la represión policial de las protestas "está provocando una crisis de derechos humanos que recuerda a la de octubre de 2019". El informe de AI sostiene que durante la represión a las protestas de 2019, "organizaciones de derechos humanos en Ecuador y Amnistía Internacional documentaron violaciones de derechos humanos similares, que aún permanecen en la impunidad".

La directora para las Américas de AI, Erika Guevara Rosas, urgió al presidente Lasso a "cesar la estigmatización y represión de quienes ejercen su derecho a la protesta pacífica" y solicitó que se haga pública la información sobre personas heridas y detenidas, así como los cargos en su contra. "El presidente debe cesar la represión y atender las causas estructurales de las protestas, incluido el abordaje de la crisis económica y el impacto de sus políticas en los derechos de los grupos más afectados por la pandemia", indicó Guevara Rosas.

Fuente: pagina12.com.ar

Un fuerte terremoto arrasó Afganistán: hay cerca de mil muertos

El sismo de magnitud 5,9 se produjo en una provincia al este del país. Es el más potente en la región desde 2005.

Un fuerte terremoto arrasó Afganistán: hay cerca de mil muertos

Casi un millar de personas murieron y cientos resultaron heridas en un potente terremoto que golpeó el este de Afganistán el miércoles, según las autoridades, que temen un balance más elevado, en el peor sismo en la región desde 2005.

Hacia las 8 de la mañana (hora argentina) de este miércoles, los muertos ascendían a 920.

El sismo de magnitud 5,9 se produjo en una zona remota del este del país, cerca de la frontera con Pakistán, donde la población ya vive en condiciones muy precarias. El terremoto sorprendió fatalmente a la gente mientras dormía. Y se sintió hasta la India.

Las víctimas fueron sorprendidas mientras dormían. Foto: AP

"Hasta el momento, según las informaciones que tenemos, al menos 920 personas murieron y 600 resultaron heridas", declaró en una rueda de prensa el viceministro de Desastres Naturales, Sharafuddin Muslim.

El balance de la tragedia fue aumentando rápidamente y el líder supremo del país, Hibatullah Akhundzada, advirtió que las cifras podrían ser todavía más elevadas.

El terremoto se produjo en la provincia de Paktika, en el este de Afganistán.

Tragedia en Afganistán. Foto: EFE

El sismo se reportó a unos 46 kilómetros de la ciudad de Khost, cerca de la frontera entre Pakistán y Afganistán, según la agencia estadounidense Geological Survey.

Si bien la mayor parte de las muertes se reportaron en la provincia de Paktika, los distritos de Barmala, Ziruk, Naka y Gayan fueron los más afectados por el terremoto.

Las primeras imágenes de la tragedia son estremecedoras. Se estima que al menos 90 casas quedaron literalmente destruidas en Paktika y se cree que decenas de personas quedaron atrapadas bajo los escombros.

El director general de la agencia Bakhtar, Abdul Wahid Rayan, transmitió a través de su cuenta en Twitter que a las víctimas las transportaban en helicópteros para ser evacuadas por aire de una zona poco accesible.

Decenas de casas desaparecieron. Foto: AP

“Un fuerte terremoto sacudió cuatro distritos de la provincia de Paktika, mató e hirió a cientos de nuestros compatriotas y destruyó decenas de casas”, expresó, en tanto, Bilal Karimi, portavoz adjunto del gobierno talibán, a través de su cuenta en Twitter. “

En este contexto, el vocero hizo un llamado a "todas las agencias de ayuda a enviar equipos de inmediato para evitar una mayor catástrofe”.

Si bien se informó que el terremoto tuvo una magnitud de 5,9, desde el Departamento Meteorológico de Pakistán calcularon que el movimiento telúrico llegó a 6,1.

Incluso, los efectos del temblor se sintió en la capital pakistaní, Islamabad, y en otras partes de la provincia oriental de Punjab.

Muchos heridos fueron evacuados en helicópteros. Foto: Reuters

La agencia sismológica europea, EMSC, informó que los temblores del terremoto se sintieron en un radio de más de 500 kilómetros, tanto en Afganistán, Pakistán e India.

Tanto Afganistán como la región más grande del sur de Asia a lo largo de las montañas Hindu Kush, donde la placa tectónica india choca con la placa euroasiática al norte, son afectadas por los temblores.

El terremoto de 5,9 grados que sacudió anoche las provincias de Paktika y Khost, en el este de Afganistán y cerca de la frontera con Pakistán, es el más grave por número de víctimas que se registra en estos dos países desde 2005, cuando un seísmo en Cachemira dejó 55.000 muertos en la zona paquistaní.

Fuente: clarin.com

Ecuador: el movimiento indígena corta rutas para exigir una baja en el precio del combustible

La poderosa Conaie anunció que la protesta, que afecta a 10 de 24 provincias, será por tiempo indefinido. La suba de los combustibles impactó en el precio de los alimentos.

En 10 de las 24 provincias de Ecuador hay cortes de ruta contra al precio del combustible.

El principal movimiento indígena de Ecuador empezó el lunes un ciclo de protestas contra el gobierno del presidente conservador Guillermo Lasso, bloqueando rutas en varias provincias para exigir una baja en los precios de combustibles, informaron autoridades locales.
Las manifestaciones comenzaron hacia las 00:00 locales (02:00 hora argentina) del lunes, dijo a la prensa el ministro de Defensa, Luis Lara, agregando que "hay cierre de vías en algunas partes del país".

El funcionario, quien junto a otros ministros evaluaba la situación desde la sede del Servicio Integrado de Seguridad ECU911 en Quito, indicó que militares mantienen "bajo control" áreas estratégicas como instalaciones petroleras. El crudo es el principal producto de exportación de Ecuador.

Convocados por la mayoritaria Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), los aborígenes mantenían vías bloqueadas con neumáticos en llamas y barricadas levantadas con tierra, piedras y árboles en al menos diez de las 24 provincias ecuatorianas, incluida la andina Pichincha -cuya capital es Quito-, de acuerdo con el servicio estatal ECU911.

"Es nuestra manifestación contundente hasta que el gobierno escuche", declaró a la AFP Manuel Cocha, de la organización de indígenas y campesinos de la población andina de Poaló, al sur de Quito.

Cocha (42 años), quien protestaba junto a decenas de personas sobre la ruta Panamericana Sur, añadió que "hemos visto que las políticas del gobierno de Guillermo Lasso una vez más nos han afectado" al desencadenarse un alza de precios de los alimentos en los últimos meses.
Los accesos hacia la capital de Ecuador estaban bloqueados por manifestantes, según el comandante de la Policía, general Fausto Salinas, quien hizo un llamado a la paz. "No podemos parar al país", expresó a la prensa.

Según adelantó Leonidas Iza, presidente de la Conaie, las protestas serán "indefinidas" en su duración.

Lasso, quien asumió hace un año, advirtió el domingo por la noche que no permitirá el bloqueo de rutas ni la toma de pozos petroleros, ubicados en la selva amazónica y donde también se registran manifestaciones.

La opositora Conaie protesta contra lo que considera altos precios de combustibles, la falta de empleo y control de precios de los productos agrícolas, y la entrega de concesiones mineras en territorios nativos.
Desde 2020, los precios de los combustibles eran revisados mensualmente en Ecuador, por lo que el galón de 3,78 litros de diésel casi se duplicó al pasar de 1 dólar a 1,90 y el valor de la nafta común subió un 46%, de 1,75 a 2,55 dólares.

Lasso congeló los precios para desactivar los reclamos de los indígenas, quienes superan el millón de personas en Ecuador, país de 17,7 millones de habitantes.

La Conaie reclama que los precios se reduzcan a 1,50 dólares para el diésel y a 2,10 para la gasolina de 85 octanos.

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, señaló que policías y militares fueron movilizados para "garantizar el orden público" en medio de las protestas.

Apuntó que "no ha habido enfrentamientos" entre manifestantes y uniformados durante las primeras horas de las protestas.

La Conaie lideró en 2019 violentas manifestaciones que dejaron once muertos. Entonces, la agrupación obligó al entonces presidente Lenín Moreno a dar marcha atrás en un plan para eliminar millonarios subsidios de los combustibles.

Fuente: ambito.com

India: rescataron con vida a un niño de 10 años que estuvo atrapado en un pozo durante cuatro días

Rahul Sahu, que es sordomudo, había caído el pasado viernes dentro del agujero de 24 metros de profundidad.

India: rescataron con vida a un niño de 10 años que estuvo atrapado en un  pozo

Tras más de cuatro días de rescate contrarreloj para salvar a un niño sordomudo de 10 años que había quedado atrapado en un pozo ubicado en una aldea en india, la historia tuvo final feliz: los rescatistas lograron sacarlo con vida este martes por la noche.

El menor de edad, llamado Rahul Sahu, que había caído el viernes en un pozo muy estrecho de 24 metros de profundidad mientras jugaba detrás de su casa, en Chhattisgarh, "fue rescatado sano y salvo, gracias a las oraciones de todos y a los incansables esfuerzos del equipo de rescate", según informó el ministro principal de ese estado, Bhupesh Baghel, a través de su cuenta oficial de Twitter.

"El médico de la ambulancia dijo que en el examen primario, la presión arterial, el azúcar y la frecuencia cardíaca son normales y los pulmones también están limpios", agregó.

Por su parte, el jefe del gobierno local, Jeetendra Shukla, precisó en conferencia de prensa que el niño "está con vida, pero débil", por lo que fue "trasladado de urgencia a un hospital" del distrito vecino.

Para salvarle la vida, los socorristas, con la ayuda de personal militar y miembros de la agencia de respuesta a catástrofes, perforaron un túnel paralelo al pozo con máquinas excavadoras y grúas. No obstante, las malas condiciones climáticas, la presencia de serpientes y escorpiones, y la dureza de las rocas retrasaron el operativo, tal como detallaron las autoridades.

India: Rescatan con vida a un niño atrapado en un pozo

Además, el reto era aún más grande teniendo en cuenta que el niño era sordomudo, por lo que no podía comunicarse con los socorristas. Durante los días de trabajo, lograron suministrarle un tubo de oxígeno y también algunas bananas para que se alimentara.

Los pozos de las aldeas agrícolas indias son lugares frecuentes de accidentes mortales en los que están implicados niños pequeños.

Los rescatistas trabajando en torno al pozo para salvar al niño. Foto: captura de video

En 2019, en el estado norteño de Punjab, un niño de dos años murió en un pozo tras cuatro días de intentos infructuosos por salvarlo. El mismo año, un niño de un año y medio pudo ser rescatado en el Estado vecino de Haryana tras haber permanecido dos días en un pozo.

Fuente: clarin.com

Nuevo escándalo en Perú por audios "sediciosos" de la presidenta del Congreso

En los audios, grabados subrepticiamente y difundidos en la última semana por medios locales, la congresista detalla planes para destituir a Castillo y a la vicepresidenta Dina Boluarte, tras lo cual ella asumiría el poder.

Alva abogada de 55 aos milita en el partido de centroderecha Accin Popular Foto Agencia Andina

La presidenta del Congreso de Perú, María del Carmen Alva, podría recibir sanciones que incluyan una inhabilitación para cargos públicos por 10 años, señalaron expertos tras difundirse dos audios en los que supuestamente planea acciones para asumir el Gobierno.

Para constitucionalistas como Omar Cairo, la legisladora "Maricarmen" Alva, abierta adversaria del presidente Pedro Castillo, podría haber incurrido en delitos que conduzcan a un juicio político, al coordinar acciones que potencialmente pueden ser clasificadas como sedición o rebelión.

En los audios, grabados subrepticiamente y difundidos en la última semana por medios locales, la congresista detalla planes para destituir a Castillo y a la vicepresidenta Dina Boluarte, tras lo cual ella asumiría el poder y convocaría elecciones anticipadas únicamente para presidente.
"Cuando (la congresista) añade: 'las fuerzas militares están con nosotros', la cosa se convierte en algo cercano a un supuesto de rebelión o de conspiración para la rebelión", indicó Cairo. "No se puede utilizar las instituciones para cortar los períodos", sentenció.

El parlamentario oficialista Guillermo Bermejo ya expresó interés de impulsar ese juicio, mientras que un ciudadano corriente presentó en la Fiscalía una acusación constitucional por "delitos contra los poderes del Estado y el orden constitucional en la modalidad de conspiración para rebelión, sedición o motín".

Alva, abogada de 55 años que milita en el partido de centroderecha Acción Popular (AP) pero internamente forma parte de un ala que coincide con planteamientos de derecha radical, se convirtió en la protagonista política del momento con la difusión de los audios, de los que ha dicho que son "un invento", que contienen afirmaciones sacadas de contexto y que conspiran contra su derecho a la privacidad.
"Nosotros vamos a sacar solo al presidente", afirma Alva en un momento de la charla con un interlocutor no identificado. En el curso del diálogo, la legisladora añade que también es necesario deshacerse de Boluarte -primera en la línea de sucesión-, lo que coincide con especulaciones que circulan desde que Castillo asumió el poder hace 10 meses y medio.

En la misma línea, la parlamentaria indica en la conversación -cuya fecha exacta se desconoce- que, una vez caídos Castillo y Boluarte, el Congreso permanecerá en funciones, contra lo que señalan constitucionalistas que afirman que en ese caso las elecciones deben ser generales.

Para ello, agrega, será necesario una "interpretación" de la Constitución a cargo de congresistas de derecha dura como Patricia Juárez, Hernando Guerra García, Gladys Echaíz y Alejandra Tudela -con los que dice haber hablado ya-, a partir de la guía de constitucionalistas de la misma línea, como Domingo García Belaunde, Fernán Altuve Febres y Natale Amprimo.
"(Castillo) no quiere ir al Congreso, no tiene cómo defenderse, está solo y está cagado", agrega la parlamentaria en la charla, hecha pública por el semanario Hildebrandt en sus Trece, de línea editorial muy crítica contra el Gobierno pero también contra la oposición radical de derecha.

En un segundo audio, Alva involucra a los militares: "Antes, las Fuerzas Armadas se tomaron la foto con (Martín) Vizcarra porque estaban con él. Ahora las Fuerzas Armadas están con nosotros", afirma en referencia al apoyo castrense para el presidente que sucedió a Pedro Pablo Kuczynski cuando el Congreso lo destituyó en 2018.

Para expertos, los escenarios son incomparables: Vizcarra era vicepresidente y estaba por tanto primero en la sucesión, sin que se pretendiera sacarlo de paso, como ahora ocurriría según los supuestos planes contra Boluarte.

En la conversación, Alva también afirma que la única defensa que podría intentar Castillo sería la reacción de las calles, aunque la descarta porque "el pueblo está con nosotros", una afirmación que va en contra con lo que dicen las encuestas, en las que el rechazo al Legislativo pasa de 80%.
Desde prácticamente el momento en que ganó las elecciones Castillo, del partido de izquierda Perú Libre, circulan rumores de planes para sacarlo, a cargo de los partidos Fuerza Popular, Renovación Popular y Avanza País y de sectores radicalizados de partidos de centroderecha como Alianza Para el Progreso, Podemos Perú y AP.

Hasta ahora, esas fuerzas han intentado sacar dos veces al mandatario mediante mociones de vacancia por "incapacidad moral", pero no lo han logrado por la imposibilidad de obtener los 87 votos necesarios de entre 130 congresistas.

En las especulaciones y en los reales intentos de vacancia ha sido gravitante la presidenta del Congreso, quien llegó al Parlamento en 2021 después de varios intentos y cuyo peso en AP obedece según sus críticos a la importancia histórica que en ese partido tuvo su tío Javier Alva, el número dos tras el expresidente Fernando Belaunde, su fundador.
La legisladora se ha alineado en AP con sectores conservadores liderados por los excandidatos presidenciales Víctor García Belaunde, Raúl Diez Canseco y Alfredo Barnechea, en contravía con un sector progresista encarnado en el candidato presidencial de 2021, Yohny Lescano, y el actual presidente del colectivo, Mesías Guevara.

Lescano, de hecho, criticó a Alva: "Somos un partido que no está conspirando ni confabulando. Da vergüenza ajena escuchar estos audios. Se está renunciando a los principios (partidarios), se han desviado".

Alva ha sido defensora de otro militante del partido, Manuel Merino, quien en 2020, como presidente del Congreso, pretendió quedarse con el poder después de que un proceso cuestionado sacara a Vizcarra, aunque solo duró ocho días por un enérgico rechazo popular.
Pese a los antiguos rumores sobre la supuesto participación de Alva en planes desestabilizadores, sus dichos de viva voz han generado estupor: "Es un audio que atenta contra la democracia y evidencia un plan sistemático de querer desestabilizar al país", afirmó el ministro de Justicia, Félix Chero.

Analistas creen que si no hay una reacción popular contra Castillo con los errores que se le atribuyen y las denuncias de corrupción, es porque se percibe que las acciones en su contra son un objetivo político del desprestigiado Congreso.

Aunque de momento se ignora qué ocurrirá con Alva y si las denuncias llegarán a algún lugar, aparentemente sus posibilidades de ser reelegida en julio, cuando se escoja una nueva junta directiva, están debilitadas y se empieza a especular con posibles sucesores.

Fuente: telam.com.ar