Sábado 25 de Mayo de 2024 - 10:20:44

El cofundador de la compañía de Cupertino no deseaba que las decisiones que se tomaran luego de su partida intentaran imitarlo

El cofundador de la compañía de Cupertino no deseaba que las decisiones que se tomaran luego de su partida intentaran imitarlo.

Apple y Disney son dos compañías que a nivel mundial se pueden considerar líderes en diversos rubros y en el manejo que tienen de sus recursos para generar diferentes productos que son de agrado para sus clientes y sus audiencias. Una parte de la relación que existe entre ellas es que Pixar, empresa de animación que también fundó Steve Jobs, al igual que Apple, fue adquirida por Disney luego de unos años.

Pese al vínculo existente entre las compañías, al menos en el ámbito laboral, además que ambas compañías tienen una cultura empresarial que es propia de cada una para mantenerse fieles a su historia, Steve Jobs no pretendía que Apple busque imitarlo una vez que este no forme parte de su directorio o en el caso de su fallecimiento.

La toma de esta decisión por parte del ex CEO de Apple fue generada, pues en el caso de Disney, pasó algo similar luego del fallecimiento de Walt Disney en 1966, ya que en la dirección de la compañía se vio afectada por el suceso debido a que el estado de salud del fundador de la compañía era desconocido.

Tarjeta de presentación de Steve Jobs con el logo de Pixar, compañía que fue adquirida por Disney años después de su creación. REUTERS/Mike Segar

Fue en ese momento en el que las decisiones al interior de la empresa de entretenimiento empezaron a tomarse en relación a cómo las hubiese tomado su fundador, algo con lo que Jobs no estaba de acuerdo porque consideraba que de esta manera las decisiones no serían tan buenas como deberían.

Una de las instrucciones que Jobs delegó a su sucesor, Tim Cook, quien tomó el mando de Apple luego de que el ex CEO tuviese que dejar el cargo por motivos de salud fue que Cook debería tomar sus propias decisiones y evitar la duda que podría llegar a él en caso de que intentara imitarlo de alguna forma.

Fue así como durante la etapa de Tim Cook, al mando de la compañía, se lanzaron al mercado los Apple Pencil pese a que en la primera presentación del iPhone, Steve Jobs se mostró absolutamente en contra de este tipo de accesorios para interactuar con la pantalla de los dispositivos de Apple. Además, se presentaron dispositivos innovadores como el Apple Watch, que diversificó la gama de productos de la empresa.
Qué se puede esperar de Apple en los próximos años
Las operaciones en la compañía de Cupertino no se han detenido desde el fallecimiento de Jobs y se han rumoreado ya algunos de los nuevos dispositivos que serán lanzados al mercado próximamente o que aún se encuentran en fase de desarrollo.

El próximo iPhone 15, incluidos sus modelos regulares, Plus, Pro, Pro Max y posiblemente el Ultra, serían presentados durante el mes de septiembre del 2023.

El producto más cercano a ser lanzado (en septiembre del 2023) sería el próximo iPhone 15, que presentaría novedades con una cámara integrada con un zoom óptico más potente gracias a la posible integración de un lente telescópico en lugar de uno regular como se estuvo haciendo hasta el modelo actual del iPhone 14 y que ampliaría el acercamiento de entre 3x y 5x a un 10x para dar mayor calidad a las imágenes lejanas.

Un mejor chip procesador (A17 Bionic), además de una gama aún más alta que los modelos Pro, que posiblemente se llame iPhone 15 Ultra, serían otras novedades.
Por otro lado, en lo que respecta a productos completamente nuevos, Apple también está trabajando en el desarrollo de unas gafas de realidad mixta que fusionan el concepto de realidad aumentada y realidad virtual con funciones especiales y un sistema operativo completamente nuevo que podría llamarse rxOS.

Apple busca que sus lentes de realidad mixta se parezcan más a gafas normales antes que a dispositivos pesados que cubren por completo el rostro de las personas. (foto: iPadizate)

Según analistas y expertos en tecnología como Mark Gurman y el analista Ming-Chi Kuo, este dispositivo estaría retrasando su lanzamiento debido a inconvenientes en la integración de una corona (similar a la del Apple Watch) que permita transicionar entre el modo de realidad aumentada y la realidad virtual. Además de la incorporación de tecnología de escaneo de ojos y manos para que los comandos puedan ejecutarse sin necesidad de controles o accesorios adicionales.

Fuente: infobae.com