Lunes 24 de Junio de 2024 - 13:22:25

En el Gobierno reabrió la posibilidad de pedir la ayuda estatal porque cree que hay entre 1 y 1,5 millón de hogares que podrían necesitarla.

La Secretaría de Energía suspendió la quita de subsidios porque quiere que más hogares se anoten en el registro.

Cerca de 16 millones de hogares tienen conexión a la red eléctrica. De ese total, casi un tercio (5,3 millones) no se anotó en el registro de subsidios. Es decir, que no manifestaron su interés en seguir recibiendo la ayuda oficial.

En la Secretaría de Energía estiman que, entre quienes no se anotaron, hay más de un millón de hogares (como mínimo) que tienen ingresos bajos y deberían seguir recibiendo subsidios. La estimación surge de comentarios de intendentes y gobernadores.

El objetivo del Gobierno es que más hogares necesitados se inscriban en el registro de subsidios (RASE). Por eso, comenzó a enviar mensajes de texto (SMS) a muchas personas que no se inscribieron y también activó las alertas en la app Mi Argentina, para que los clientes que no requirieron subsidios lo hagan.

Hasta ahora, lograron que se anotaran 30.000 personas que no estaban en el registro. Es apenas un 3% del público “objetivo”.

El Gobierno estimaba quitarle todos los subsidios en las facturas de luz y gas a los hogares que no se inscribieran en el registro. También pensaba aplicar ese esquema para los hogares cuyos ingresos totales mensuales fueran de $ 520.000 o más.

En el registro de subsidios, hay 7,7 millones que aseguraron tener ingresos mínimos. Se los denomina N2. Mantendrán la mayoría de los subsidios y los aumentos que tendrán serán equivalentes al 40% del RIPTE, el coeficiente de variación salarial.

También hay otros 2,8 millones de hogares que poseen ingresos que superan los mínimos pero no llegan a $ 520.000 mensuales. Mantendrán una parte de los subsidios. Y los aumentos que tendrán no podrán superar el 80% del RIPTE.

El problema es que hay 5,3 millones de hogares que no se anotaron en el registro. Allí conviven hogares que no quieren más el subsidio, con otros que no saben que tienen que anotarse para conservar los beneficios.

Entre quienes no quieren más el subsidio están los hogares con ingresos mensuales de $ 520.000 entre todos sus integrantes, pero también los que ganan menos de eso pero quieren conservar la posibilidad de comprar “dólar ahorro” o realizar las operaciones bursátiles que dan acceso al dólar. Si aceptan los subsidios, no pueden adquirir divisas.

En la Secretaría de Energía pensaban remover todos los subsidios al costo eléctrico. Pero se frenaron por estos 5,3 millones de hogares que siguen sin anotarse en el registro.

De esta forma, el Gobierno le mantiene -al menos- un 40% del subsidio al costo eléctrico a ese grupo de clientes.

“Hay un 33% de hogares no anotados en el RASE”, explicó la secretaría de Energía, Flavia Royón. “Nuestra estimación es que ese número debe bajar al 23% del total del padrón aproximadamente”, le dijo a Clarín.

Las oficinas de Anses estuvieron ayudando a clientes que no sabían llenar el formulario. Pero después dejaron de hacerlo. Para completar el registro de subsidios, es necesario tener a mano la boleta, con el número de cliente, medidor y otros detalles que permitan identificar el hogar. Los subsidios son "nominados", es decir que van a las personas.

Un inquilino que vive en una propiedad cuyo dueño no pidió subsidios está en condiciones de solicitarlos con la sola manifestación de que tiene el contrato de alquiler, según explicaron fuentes oficiales.

Fuente: clarin.com