Viernes 20 de Octubre de 2017 - 11:17:40

Comienza a funcionar el comando unificado de seguridad

Será a partir de la semana próxima, de acuerdo a lo manifestado por el ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, quien participó- en el día de ayer- de una reunión con el gobernador Lifschitz y su par nacional, Patricia Bullrich.

En el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, se reunió este lunes en Rosario con la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y el titular de la cartera provincial, Maximiliano Pullaro, para trabajar conjuntamente políticas en materia de seguridad entre ambos niveles de gobierno. Entre las acciones acordadas, está la continuidad de las fuerzas federales en Santa Fe y la constitución de un comando unificado con las fuerzas provinciales, así como también la definición de estrategias para combatir la narcocriminalidad.

 

Tras el encuentro, desarrollado en la sede de Gobierno, Pullaro destacó: “Para nosotros fue una reunión sumamente importante, donde se comprendió la necesidad fundamental de coordinar políticas entre el gobierno provincial y el nacional, teniendo un norte común de trabajo para mejorar la seguridad pública en la provincia de Santa Fe y que eso se pueda ver reflejado en la República Argentina”.

 

“La provincia de Santa Fe tiene mucho para trabajar con el gobierno nacional, y también tiene mucho que aportar a un programa de seguridad que se viene desarrollando desde el orden nacional”, continuó el ministro.

 

Para finalizar el funcionario provincial apuntó: “Fue la mejor reunión que tuvimos en cuanto a que nos marca un norte para transitar juntos, para que los santafesinos puedan vivir mejor y para que los argentinos también puedan vivir mejor”.

 

La ministra Bullrich, en tanto, consideró “muy importante el avance que tuvimos hoy, porque es fundamental el esfuerzo en materia de seguridad que tenemos que hacer tanto el gobierno nacional como los gobiernos provinciales”.

 

“Estuvimos reunidos con el gobernador Lifschitz, el ministro Pullaro y secretarios de ambas carteras, impulsando una estrategia bien clara en lo que significa para la provincia de Santa Fe una política ciudadana, y lo que significa para la Nación el acompañamiento en la lucha contra los delitos complejos y el narcotráfico. Hemos acordado una tarea común, concretado un comando unificado de trabajo y una serie de estrategias de trabajo conjunto que van desde cuestiones técnicas a otras estratégicas en lo que tiene que ver con las rutas del lavado y el narcotráfico”, concluyó la titular de la cartera nacional de Seguridad.

 

Del lado de Nación, también participaron del encuentro el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco; y el subsecretario de Asuntos Territoriales, Darío Oroquieta.

 

De parte de la provincia, asistieron el secretario de Seguridad, Omar Pereira; el secretario de Análisis y Articulación de Procesos, Eduardo Estévez; y el secretario de Coordinación Técnica y Administración Financiera, Gustavo Puccini.

Buscan amortiguar el impacto del aumento energético

El gobernador, Miguel Lifschitz, entregó al ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, una propuesta para financiar el incremento de la electricidad en industrias y comercios que pongan en riesgo fuentes de trabajo. El funcionario nacional daría una respuesta la semana próxima. También confirmaron la ampliación de la tarifa social.

Boleta EPE- 2016- D1

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, solicitó este lunes al ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, buscar alternativas para que el aumento de la electricidad, a raíz de la quita de subsidios por parte del gobierno nacional, se aplique de manera gradual, preocupado por el impacto que pueda tener en los puestos de trabajo en algunos sectores de la economía santafesina. Asimismo, se confirmó por parte de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) la ampliación de la tarifa social, que ofrecerá beneficios para uno de cada tres clientes residenciales.

 

Acompañado por el ministro de la Producción, Luis Contigiani, la secretaria de Estado de Energía, Verónica Geese, y el presidente de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), Raúl Stival, Lifschitz planteó al titular de la cartera energética la necesidad de encontrar alguna alternativa de financiamiento para el aumento que genera en los costos de producción la eliminación de los subsidios a la energía, sobre todo en sectores industriales con alto consumo que emplean a gran cantidad de trabajadores.

 

“Planteamos a Aranguren la necesidad de amortiguar el traslado del incremento de las tarifas eléctricas a los sectores industriales y comerciales, por cómo esto afecta al empleo, en especial a la provincia de Santa Fe”, comentó Geese al término del encuentro en las oficinas del ministerio. “Pedimos que el gobierno nacional, a través de Camesa, nos permita generar un financiamiento que posibilite un desdoblamiento del pago del incremento tarifario, pensando en hacer más progresivo el impacto sobre la industria y el comercio, sobre todo donde hay fuentes de trabajo comprometidas”, agregó.

 

“Santa Fe tiene un fuerte perfil industrial, intensivo, con mano de obra calificada y agregado de valor que merece ser tenido en cuenta a la hora de suprimir los subsidios porque impactan en los costos de las empresas”, señaló la funcionaria, quien agregó: “Esta situación puede afectar el tejido social y productivo de nuestra provincia, donde tenemos pequeñas y medianas empresas distribuidas en localidades a lo largo y ancho de la provincia. Por eso queremos repartir esfuerzos para evitar despidos y situaciones conflictivas. Debemos contemplar el valor social que representan muchas de estas empresas en nuestra comunidad, y por eso llevamos esta propuesta al gobierno nacional”, dijo.

 

En este sentido, Geese aseguró que aspira a “recibir una devolución positiva por parte del gobierno nacional, porque la propuesta realizada fue razonable y porque la provincia siempre cumplió con sus compromisos. El ministro entendió el planteo y nos pidió hasta la semana que viene para darnos una respuesta, después de un viaje que tiene con el presidente al exterior”, agregó.

 

AMPLIACION DE LA TARIFA SOCIAL

 

Asimismo, finalizada la reunión, Geese ratificó la extensión de la tarifa social con la incorporación de 133 nuevos beneficiarios, y de esta manera, “uno de cada tres clientes residenciales de la Empresa tendrá beneficios en su próxima factura”.

 

“Santa Fe ya contaba con 80.000 clientes de la EPE, beneficiarios de la tarifa social provincial, y 126.000 jubilados y pensionados que pagan una tarifa diferencial a los que se agregan, a partir de la aplicación de las nuevas disposiciones tarifarias del Ministerio de Energía de la Nación, 133.000 usuarios santafesinos que reúnen los requisitos para acceder a la tarifa social nacional”, señaló. Asimismo, detalló que “estos últimos, que son los que reúnen los requisitos exigidos por la Nación, tendrán los primeros 150 kilovatios hora subsidiados por el Estado nacional”.

 

De esta manera, más de 330.000 clientes residenciales de la EPE (es decir uno de cada tres) contará con algún tipo de beneficio en su factura.

 

TARIFAS MAS BARATAS

 

La EPE cuenta con una cartera de 1.280.000 clientes de los cuales una quinta parte (unos 280.000) son comerciales o industriales.

 

En comparación con las empresas de energía de Córdoba y del norte de la provincia de Buenos Aires, las tarifas de la EPE son más bajas en todas las categorías de todos los tipos de clientes (residenciales, comerciales e industriales).

 

En el caso de los clientes residenciales, la EPE cuenta con tarifas entre un 3 % y un 40 % más bajas que Córdoba, según el nivel de consumo, mientras que, comparada con el norte de la provincia de Buenos Aires, presenta tarifas hasta un 22 % menores. (Ver cuadro Comparativo Residenciales)

 

Con relación a Córdoba, las tarifas de Santa Fe están entre un 27 % y un 49 % más bajas en el caso de los clientes comerciales, según el nivel de consumo. Mientras que, respecto del norte de la provincia de Buenos Aires, se ubican entre un 7 % y un 15 % debajo. (Ver cuadro Comparativo Comerciales)

 

En el segmento industrial, las tarifas de Santa Fe son entre un 34 % y 55 % más bajas de acuerdo al consumo, mientras que respecto del norte de la provincia de Buenos Aires, se ubican entre un 16 % y un 23 % debajo. (Ver cuadro Comparativo Industriales).

Pullaro reveló que Santa Fe dejó de pagar a la Nación para sostener las fuerzas federales

El ministro de Seguridad explicó que Santa Fe era la única provincia que realizaba ese desembolso de dinero, lo que fue considerado "una discriminación". Hoy a las 14 se reúne con Bullrich.

El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, se refirió a la reunión que hoy desde las 14 mantendrá con la ministra de la cartera a nivel nacional, Patricia Bullrich y el gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz. Santa fe antes pagaba 65 millones de pesos en concepto de fuerzas federales y ahora dejó de realizar ese aporte.
 
"Lo que se aspira es a sostener el mismo número de fuerzas federales en la provincia había hasta diciembre, que eran 1700 de Gendarmería, 500 de Policía Federal, 200 de Prefectura y 50 de Seguridad Aeroportuaria", detalló el ministro en diálogo con el programa "El primero de la mañana" de La Ocho.
 
En ese sentido apuntó que en la reunión de hoy trabajarán para avanzar en lo que denominó "el comando unificado".  
 
"Vamos a unificar las tareas operativas de las fuerzas federales y provinciales, ese es el objetivo ahora", agregó.
 
En tanto Pullaro reveló que la provincia ya no aporta dinero para las fuerzas federales, acción que sí se realizaba en el gobierno anterior.
 
"Sentíamos que los santafesinos estábamos discriminados con el gobierno anterior, la única provincia del país que hacia desembolso de dinero para sostener las fuerzas federales era la provincia de Santa Fe, en nuestra gestión y la del gobierno nacional eso se dejó de pagar, pero no por capricho sino porque no estaba dispuesta  a ser discriminada", argumentó.

Lifschitz se reúne con Aranguren por las subas en las boletas de luz

El mandatario santafesino le pedirá gradualidad en la quita de subsidios al ministro de Energía de la Nación. En la provincia, hay varios proyectos para atenuar el impacto de los aumentos en la energía.

Lifschitz se reúne con Aranguren por las subas en las boletas de luz

En marzo llegaron las boletas de la Empresa Provincial de la Energía que tienen la primera parte del aumento que dispuso la Nación –a partir de la quita de subsidios a la generación de energía– y que la EPE trasladó a sus usuarios. Los resultados son facturas con montos que duplican a los de enero, que ya tenían un aumento del 26,9% que la firma estatal había dispuesto a partir del 1 de diciembre. Pero lo peor aún está por venir. En los próximos días llegarán las boletas de abril, que contemplan el consumo de febrero y marzo, ambos meses ya con el aumento nacional.

 

        

 
El salto que pegó la tarifa es un tema que preocupó tanto a usuarios como a funcionarios del gobierno, a legisladores y a organismos de defensa del consumidor. El propio gobernador, Miguel Lifschitz, mantendrá este lunes un encuentro con el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren. En esa reunión, uno de los temas que planteará el mandatario santafesino es el impacto que tuvo la medida nacional de quitar de un día para el otro los subsidios a la generación de energía, algo que elevó el costo de la electricidad que compra la EPE para después distribuirla.
 
La semana pasada Lifschitz dijo que le pedirá a Aranguren que la eliminación de subsidios sea “escalonada y progresiva. De la manera en que se implementó, esa medida produce un impacto muy importante en algunos sectores de la actividad económica”.
 
“Estamos preocupados por la eliminación de los subsidios nacionales sobre las tarifas para consumos residenciales e industriales, no solo en Santa Fe sino en todas las provincias”, expresó el gobernador en Rosario después de un acto oficial.

 

        

 
La Cámara de Diputados también se hizo eco del tarifazo de la EPE y el 16 de marzo pasado, en la Comisión de Obras y Servicios Públicos mantuvieron una reunión con el presidente del directorio de la empresa, Raúl Stival, y gran parte de los gerentes de la firma para conocer en detalle los motivos de los aumentos.
 
En esa reunión con Stival la mayoría de los legisladores empezaron a preguntar y a buscar posibles alternativas para que los aumentos tengan el menor impacto posible tanto en los usuarios residenciales como en los sectores comercial e industrial, porque eso podría tener sus consecuencias en la actividad económica y la pérdida de empleos.
 
La semana pasada se conocieron varios proyectos de diferentes bancadas para atenuar las subas en la tarifa eléctrica o directamente dejarla sin efecto. El diputado Héctor Cavallero y sus pares del bloque Frente Justicialista Para la Victoria (FJPV) elevaron la propuesta de crear un fondo compensador. El mismo estaría constituido por los ingresos provenientes de la mayor recaudación tributaria previstos en el presupuesto 2016. 
 
El Fondo Provincial de Compensación y Regulación de Tarifas Eléctricas sería conformado por la suma de dos mil millones de pesos, un poco menos de la mitad de los 4.800 millones de pesos que deberá erogar la EPE en 2016 solo para la compra de energía.

 

        

 
“Estamos haciendo una propuesta factible que no desfinancie a la EPE y que amortigüe el impacto que tendrán que afrontar los sectores generadores de empleo, así como en los trabajadores que aún no han recibido los aumentos de sueldos”, argumentaron los legisladores del FJPV, quienes de esa manera intentan “atenuar en al menos un 50% el incremento de tarifas al sector productivo y usuarios residenciales”. En tanto, el tesoro provincial debería girar a la empresa una suma similar “a efectos de mantener el nivel de financiamiento necesario para su normal desenvolvimiento”.
 
Por su parte, el diputado del Frente Social y Popular, Carlos del Frade, pidió que sea la provincia quien subsidie la tarifa eléctrica si el Estado nacional dejó de hacerlo. “En Misiones, el Estado provincial financiará la tarifa de luz. Si el Estado nacional no subsidia, ¿qué impide que subsidie el Estado provincial? Es una decisión política. Y si la decisión del gobierno socialista es que lo pague el pueblo, entonces son un gobierno de impronta más liberal que socialista”, manifestó Del Frade sobre la quita de subsidios nacionales y su impacto en Santa Fe.

 

        

 
Otra de las iniciativas presentadas la semana pasada fue la que hicieron los diputados socialistas Rubén Giustiniani y Silvia Ausburger junto al radical Fabián Palo Oliver. Para contrarrestar el incremento de la energía que la EPE debe afrontar ante el mercado mayorista eléctrico (Cammesa), propusieron gestionar ante el gobierno nacional que se compense la deuda que la Nación tiene con la provincia de Santa Fe en concepto de devolución del 15% de coparticipación, imputándolo al pago de la compra de energía.
 
Si bien hay muchas expectativas en la reunión que tendrán este lunes Lifschitz y Aranguren, los aumentos no solo que están vigentes desde hace casi dos meses, sino que en muchos casos ya fueron facturados. Si los resultados no son los esperados habrá que pensar alternativas para que la factura social no termine siendo más cara que la de la EPE.

“A los industriales nos llegó el triple en las facturas de la luz”

Alejandro Taborda sostuvo que hay empresas que pagaban $600 mil pesos y ahora tendrán que abonar $1,5 millones. "Los industriales de provincia de Buenos Aires siguen pagando mucho menos que nosotros porque el punto de partida fue muy distinto", remarcó.

Alejandro Taborda, titular de la Unión Industrial de Santa Fe, expresó que “estamos muy preocupados por el incremento desmesurado en la tarifa eléctrica, en el contexto que vive el país. Nosotros analizamos las facturas de diciembre, de febrero y la de abril. En diciembre hubo un aumento de 25% (en trasporte y distribución), en febrero tuvimos un aumento de un 11% más (también por trasporte y distribución) y ahora, con la quita de subsidios de Nación se nos triplicaron o cuadriplicaron las tarifas. Hay industrias que pagana 600 mil pesos y van a pagar 1,5 millones de pesos, otras que pagaban 200 mil y van a pagar 600 mil. Este aumento es totalmente desmesurado, sin sentido común”.

Además, Alejandro Taborda agregó que “nosotros nos reunimos con la EPE y la secretaria de Energía de la provincia. Hasta ahora no tuvimos resultados. Nosotros esperamos que en la reunión que mantendrá hoy el gobernador con Aranguren pueda conseguir algo. De todas maneras, pensamos que la provincia podría absorber algo del aumento de CAMESA. Estamos en un contexto de tasas de interés por las nubes, presión tributaria récord, con una demanda en baja y aumentos salariales en puertas”.  

 Finalmente, el titular de la Unión Industrial de Santa Fe remarcó que “estos aumentos generan inflación. El problema es que estamos en un contexto recesivo. Nosotros somos consientes que habías tarifas desquiciadas en Capital Federal y provincia de Buenos Aires. El tema es que los industriales de provincia de Buenos Aires siguen pagando mucho menos que nosotros porque el punto de partida fue muy distinto. Esperemos que prime el sentido común”.