Sábado 26 de Mayo de 2018 - 09:00:53

Macri pidió apoyo al Congreso para poder pagarles a los fondos buitre y salir del default

 Macri pidió apoyo al Congreso para poder pagarles a los fondos buitre y salir del default

El presidente Mauricio Macri confió hoy en que su Gobierno contará con el apoyo necesario para “resolver el conflicto buitre” en referencia al respaldo que necesita el Ejecutivo para derogar la Ley cerrojo y se convalidar el acuerdo en el Congreso.


“Confió que va a primar la responsabilidad sobre la retórica. Juntos vamos a construir los consensos necesarios”, dijo y remarcó que el conflicto “le costó caro a los argentinos”.


En su primer discurso como Presidente al abrir las sesiones del Congreso, Macri remarcó que los beneficiados fueron “los tenedores de bonos que se enriquecieron con eso”.

“Mientras la deuda aumentaba se pagó al Club de París sin negociar intereses y punitorios. Y lo peor es que seguimos teniendo la peor clasificación en ese instituto de crédito”, agregó.

Puntualizó además que “el no acceso al crédito le costó a la Argentina u$s 100 mil millones y más de 2 millones de puestos de trabajo que no se crearon”.

Buitres: Pollack anuncia principio de acuerdo entre Argentina y Paul Singer

Argentina llegó a un principio de acuerdo con el fondo NML Capital de Paul Singer y otros holdouts para pagarles u$s 4.653 millones y saldar el multimillonario juicio en Nueva York por su deuda en default desde 2001, anunció el lunes el mediador judicial del caso.

"Me da mucho placer anunciar que la batalla legal de 15 años entre la República Argentina y Elliott Management, liderado por Paul Singer, está en camino a ser resuelta", dice. "Las partes firmaron anoche un principio de acuerdo después de tres meses de intensas negociaciones contrarreloj, bajo mi supervisión",
indica Daniel Pollack en un comunicado.

"El principio de acuerdo, si se consuma, pagará a NML Capital Ltd, el fondo manejado por Elliot, y a varios otros fondos que han demandado con NML, la suma agregada de aproximadamente u$s 4.653 millones para arreglar todas las demandas, tanto en el Distrito Sur de New York como en todo el mundo.", señala el escrito.

"Es un paso gigante para este litigio de larga data, pero no el paso final", agregó el mediador, indicando que ahora el Congreso argentino debe derogar las leyes que impedían un acuerdo de este tipo (Ley Cerrojo y de la Ley de Pago Soberano).

Pollack dijo además que "después del pago, las restricciones interpuestas hace algunos años contra Argentina por el juez Thomas Griesa se disolverían automáticamente si el fallo indicativo del 19 de febrero es convertido en una orden final anulando estas restricciones".

Asimismo, "las partes han acordado dar todos los pasos necesarios para cooperar conmigo en mi función de Special Master y con cada uno a los efectos de la consumación del principio de acuerdo y la finalización del litigio. Las partes esperan que todos los pasos necesarios sean realizados en un período de seis semanas", resalta el escrito.

El principio de acuerdo "pagará a los fondos manejados por Elliott Management, Aurelius Capital, Davidson Kempner y Bracebridge Capital, 75% de sus juicios incluyendo el capital y el interés, además de un pago para arreglar los reclamos fuera del Distrito Sur de Nueva York y algunos fees y gastos legales en los que incurrieron durante el período de 15 años".

En otro tramo del escrito, Pollack destacó que "hay mucha gente que dedicó incalculables horas y talentos especiales para hacer este acuerdo posible. Principalmente entre ellos está Thomas Griesa, el juez federal que presidió todos los casos durante 15 años. Otros que merecen los mayores créditos son el presidente Mauricio Macri de Argentina, que inmediatamente luego de su elección se propuso cambiar el curso negativo en que la República se había conducido en este litigio. Él fue hábilmente asistido por Santiago Bausili, subsecretario de Finanzas. También involucrados como responsables importantes de Argentina fueron: Alfonso Prat Gay, y Marcos Peña y Mario Quintana".

Por último, el mediador indicño que "este acuerdo, si es consumado, junto con acuerdos en principio previos con otros holdouts, resuelve el 85% de las demandas de aquellos con restricciones pari passu y me-too. Continuaré trabajando hasta que todas las demandas sean resueltas".

El pasado 5 de febrero, la nueva administración del presidente Mauricio Macri presentó una oferta para abonar u$s 6.500 millones (sobre un total de 9.000 millones) a fondos buitres y otros acreedores para poner fin al juicio por la deuda en default desde 2001.

EM Limited y Montreux Partners, dos de los seis principales fondos especulativos que ganaron juicios con sentencia firme en Nueva York, fueron los primeros en aceptar la oferta argentina, por la cual cobrarán 849,2 millones y 298,66 millones de dólares, respectivamente.

En cambio, NML Capital y Aurelius, que en 2012 lograron una sentencia favorable para cobrar una deuda que hoy asciende a 1.750 millones de dólares, no habían aceptado la propuesta y continuaron negociando hasta el acuerdo de hoy.

Antes, ya se habían anunciado acuerdos con un grupo de querellantes de una demanda colectiva, cuyo tamaño exacto aún se desconoce; otro acreedor, Capital Markets Financial Services, que cobrará 110 millones de dólares; y cinco fondos que recibirán 250 millones de dólares y 185 millones de euros.

A esto se suma el preacuerdo dado a conocer a inicios de febrero con 50.000 bonistas italianos para pagar al contado 150% del importe original del capital de 900 millones de dólares por títulos en default, es decir un total de "1.350 millones de euros", según su representante Nicola Stock.

El precedente gobierno de Cristina de Kirchner (2007-2015) había rechazado el fallo de Griesa, quien en julio de 2014 congeló un pago de 539 millones de dólares en Nueva York a los bonistas que habían adherido a los canjes de 2005 y 2010, provocando un default parcial de Argentina.

Esas reestructuraciones, rechazadas por los fondos buitre y otros querellantes, fueron aceptadas en su momento por 93% de los acreedores e incluyeron importantes quitas.

Stiuso declara por la muerte del exfiscal Nisman

El ex jefe operativo de la SIDE, Antonio Stiuso, se presentó minutos antes de las 10 en el despacho que la jueza Fabiana Palmaghini, en el Palacio de Tribunales, para declarar en el marco de la muerta del fiscal de la AMIA, Alberto Nisman.

En la testimonial, están presentes los abogados de las querellas, de los imputados y la fiscal Viviana Fein, que hasta diciembre pasado condujo la pesquisa.


Cabe recordar que en su anterior declaración, justo un mes después de la muerte del fiscal, Stiuso aseguró que no respondió a los tres llamados desde el Nextel de Nisman porque no los escuchó, tras lo cual abandonó el país hasta hace diez días, cuando regresó por vía terrestre desde Uruguay.

Previamente, Stiuso había comunicado su disposición a declarar nuevamente tras el cambio de gobierno, lo que abre expectativas sobre lo que pueda decir.

Stiuso fue un colaborador permanente de Nisman durante años, aportándole información de inteligencia sobre el atentado a la Amia de 1994, y según los entrecruzamientos telefónicos fue una de las personas con que el fiscal quiso comunicarse el día anterior a su muerte, el 18 de enero del 2015.

 

"Cada vez que el Central interviene el mercado no se puede decir que comete un delito"

El ex ministro de Economía, Axel Kicillof, sostuvo que "cada vez que el Central interviene el mercado no se puede decir que comete un delito". Sus declaraciones se realizaron tras conocerse que la entidad habría perdido unos $ 62.800 millones, por el impacto de los contratos de dólar a futuro vendidos durante su gestión.

En entrevista brindada a radio Vorterix, Kicillof sostuvo que "si las intervenciones en el mercado constituyeran un delito, todos los titulares de los bancos deberían estar presos".

"El jueves Sturzenegger -Federico, presidente del Banco Central- intervino en el mercado de cambio, para modificar el valor del dólar. Cada día que interviene no se puede decir que esté cometiendo un delito", ejemplificó el ahora diputado por el FpV.

Kicillof también argumentó que las pérdidas no se dan sólo en el mercado de divisas: "Todos los argentinos tenemos pérdidas, porque el dólar sale más caro".

Consultado sobre la citación del juez Claudio Bonadio a indagatoria el próximo 13 de abril a la expresidente, Cristina de Kirchner, por venta de dólares a futuro, señaló que se trata "de una cortina de humo".

"En vez de hablar de los efectos de la devaluación de -el presidente, Mauricio- Macri, estamos hablando de esto", cuestionó.

Y afirmó que no recibió ninguna citación en el marco de esta investigación, abierta tras una denuncia realizada por los diputados de Cambiemos Federico Pinedo y Mario Negri.

Juan Manuel Urtubey: "que yo sepa, Massa no representa a ningún gobernador"

Desde Roma, el mandatario salteño cruzó al líder del Frente Renovador por arrogarse la representación de las provincias en la negociación con Macri por el 15% de la coparticipación

Juan Manuel Urtubey

Pocas horas antes de la visita del presidente Mauricio Macri al papa Francisco, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, que acompañó aquí a la comitiva presidencial, criticó con dureza al jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, al que acusó de montar una "actuación mediática" y una "operación de prensa".

En una entrevista en el Hotel de Russie, donde se alojan Macri y su delegación, Urtubey negó que Massa fuera "intermediario" entre el Gobierno y las provincias y que si representa a una de ellas será a la que conduce la gobernadora bonaerense. "Conmigo no habló", insistió.

Macri viene de acordar con los gobernadores la firma de un decreto de devolución progresiva del 15% de la coparticipación a las provincias. Massa había amenazado con rechazar en el Congreso otro DNU del Gobierno, que derogaba la decisión de la ex presidenta Cristina Kirchner de restituir ese 15% a todos los distritos. Massa celebró como propio el decreto final de Macri.

-¿Qué significa este viaje con Macri para ver a Francisco?

-Es una buena expresión de la política argentina, como se dio en el foro económico en Davos [cuando Macri llevó a Massa]. Creo que es una buena señal hacia afuera y hacia adentro de la Argentina.

-Si tuviera oportunidad de hablar con el Papa, ¿qué le diría?

-Es muy difícil escindir la cuestión de la fe y de lo que significa el Papa para los argentinos. Más que decir, uno al Papa viene a escucharlo.

-¿El decreto de devolución del 15% de coparticipación a las provincias lo dejó conforme?

-Es una buena institucionalización de un tema pendiente. Hasta ahora lo que había eran reclamos judiciales de algunas provincias. Y por otro lado, la buena voluntad expresada en discursos del Gobierno. Hoy hay un instrumento legal, un decreto, que obliga al Poder Ejecutivo a establecer un plazo para el cumplimiento. Está muy bueno.

-Pero hay que discutir los recursos.

-Ahora tenemos que discutir el contenido, meternos en esa comisión que se crea, para establecer de qué manera año a año vamos cumpliendo.

-¿De dónde saldrían los recursos?

-Se busca acompañar el proceso de crecimiento argentino. Nosotros no podemos plantear un crecimiento de los recursos de las provincias a costa del presupuesto nacional porque es técnicamente imposible que funcione.

-¿El acuerdo de montos y plazos puede causar futuros conflictos?

-Conflictos puede haber siempre, como también puede haber acuerdos. Ahora también te plantea no sólo cómo resolvemos hacia adelante, sino también la deuda hacia atrás. La otra alternativa es el DNU firmado por la ex presidenta, que con escaso rigor presupuestario te plantea "te voy a devolver todo cuando no hay recursos". Para mí es una evolución. Se dio un marco institucional para discutirlo.

-¿Se pueden compensar las deudas provinciales con la Nación? Muchas provincias le deben a la Nación.

-Así está previsto. Muchas tienen deuda importante con la Nación. En el caso de Salta la deuda es muy chica, en relación con el 15% adeudado. Lo importante es que hay un marco legal que no depende de la buena voluntad de los funcionarios.

-¿Se puede pagar con obra pública, planes sociales y con descentralización de partidas?

-Eso no es lo que corresponde. Hay que sentarse a discutir maduramente cómo crecemos en materia de recursos la Nación y las provincias, porque detraer recursos de un lugar para poner en otro es una suma cero. La Argentina tiene que ser un país federal de verdad.

-¿Cómo vio el papel de Massa?

-Es una gran actuación mediática, porque ésta es una discusión entre los gobernadores y el Estado nacional. Que yo sepa, Massa no representa a ningún gobernador. Es un dirigente con representación social interesante, no la desprecio, pero es una discusión que tenemos los que administramos recursos de las provincias y de la Nación. Agradezco a todos los que quieran ser gestores o buenos mediadores. Pero nosotros venimos dialogando con la Nación.

-¿Favoreció o complicó?

No, para nada. Yo me enteré por los medios de que hablamos del tema. Yo nunca hablé del tema con él. Pero me parece interesante que pueda participar en estas cosas. Está bueno. Después en el Congreso vamos a discutir estas cosas, pero mientras tanto hay un camino que debemos transitar con el día a día más que con grandes operaciones de prensa.

-¿Se lanzó la pelea presidencial de 2019 por ver quién defiende a las provincias?

En el caso de Massa debe estar defendiéndola a la gobernadora Vidal, que es de su distrito. Nosotros no necesitamos intermediarios para hablar con la Nación.

-Los kirchneristas acusan a los gobernadores que hablan con el Gobierno de ser "macristas".

Yo milito en el peronismo desde los 14 años, hace 32 años, entonces que venga uno de estos chicos que entraron a la política hace cinco o seis años, de mínima es una humorada. Y algunos militaban en otro partidos que no eran peronistas.