Domingo 27 de Mayo de 2018 - 12:59:40

Martín Insaurralde pidió que renuncien los diputados que dejaron el bloque kirchnerista

Martín Insaurralde participó anoche del Congreso Nacional del PJ

El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, criticó a los legisladores que se fueron del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados y apuntó especialmente contra Diego Bossio. El ex titular de la Anses había sido muy crítico cuando Insaurralde decidió renunciar a la Cámara baja, en diciembre de 2014.

 
"Yo cuando me fui devolví la banca en diciembre de 2014. Ahora no estoy discutiendo que los legisladores tomen un nuevo camino, pero esas bancas fueron elegidas por el Frente para la Victoria. ¿O votaron a las personas? Fíjense cuántos votos sacó cada uno en su distrito; no podrían tener ni una banca como concejal", disparó en diálogo con Jorge Rial en radio La Red.
 
Bossio y otros 13 diputados kirchneristas decidieron dejar la banca del Frente para la Victoria para construir un nuevo espacio denominado Bloque Justicialista. El anuncio generó fuertes críticas, entre ellas las de la legisladora María Teresa García, quien calificó a su ex compañeros como "traidores".
 
En 2013, Insaurralde fue el principal candidato del kirchnerismo en las elecciones legislativas bonaerenses. Un año después de haber asumido, decidió dejar su banca para regresar a la gestión en su distrito, Lomas de Zamora. Si bien marcó algunas diferencias con la conducción, nunca formalizó una ruptura y el año pasado hizo campaña por Daniel Scioli.

Oscar Aguad: "Se terminó todo el efecto de la ley de Medios"

El ministro de Comunicaciones contó que se cancelaron las adecuaciones y que "en dos años todos van a poder intervenir en todos los ámbitos". Estimó que en 3 años mejorará la comunicación por celular.

El ministro de Comunicaciones de la Nación ocupa el piso 19 del edificio de calle Perú que correspondía a la Comisión Nacional de Comunicaciones. Desde la nueva estructura creada por el gobierno de Mauricio Macri, Oscar Aguad habló con InfobaeTV: "Nosotros, con una herramienta excepcional que es el decreto de necesidad y urgencia (DNU), venimos a traer normalidad en el área de comunicaciones".

Y sentenció: "Se terminó todo el efecto de la ley del kirchnerismo en materia de medios".

Oscar Aguad no elude la polémica y responde si esta decisión no es a la medida del multimedios Clarín, aborda la problemática del pésimo servicio de teléfonos celulares y de provisión de internet y reconoce que el radicalismo está perdiendo prejuicios respecto del modo de gobernar del actual presidente.

Aquí, parte del diálogo:

-¿El gobierno de Macri es de coalición con la UCR?

-Más que de coalición hay un frente electoral que llegó al gobierno. Si esto se consolida, dirá el tiempo si esto es un movimiento nuevo de la política. El radicalismo y el PRO se están integrando en todas las provincias.

-¿Se terminaron las desconfianzas mutuas de la UCR y el PRO?

-Hay que consolidarlo. Estamos en el camino. Estamos perdiendo los prejuicios que teníamos. El radicalismo está conforme con la marcha del Gobierno. La sociedad está conociendo un presidente que no imaginaba: cercano a la gente, dispuesto a escuchar.

-¿Van a enviar en este período legislativo un nuevo proyecto de norma de comunicaciones?

-Es probable. Tenemos que estudiarlo. Hay muchos actores que deben intervenir en la elaboración. Estamos dejando atrás una ley que fue hecha con una finalidad específica que no era mejorar la comunicación. Ayer se ha concretado la cancelación de todas las adecuaciones que había pendientes en los medios de comunicación

-¿Las desinversiones ordenadas por la ley no existen más?

-No. Se terminó todo. En dos años todos van a poder intervenir en todos los ámbitos. El que tiene cable hoy va a poder hacer telefonía y a la inversa.

-¿Está preparado para escuchar que le digan "ganó Clarin"?

-¿En qué sentido?

-En que lo que tenía que vender o desinvertir no se aplica más...

-No, no. Todo lo contrario. Lo que hay que entender es que Clarín es un pequeño actor frente a las telefónicas, que son multinacionales, e invierten miles de millones de dólares. La pelea de Clarín y el gobierno anterior le ha causado más perjuicios que beneficios. Lo que ha existido es un gran sistema de propaganda oficial. Se terminó el país hecho para alguien. Nosotros estamos desarticulando esto.

-¿Cómo explica que se modifique una ley del Congreso por un decreto?

-La ley se modificó con un DNU que es un procedimiento excepcional de la Constitución. No podemos perder el tiempo. Utilizamos una medida excepcional para volver a la normalidad en el país. La ley de medios nunca se pudo aplicar. Estaba totalmente judicializada. Esto era un país anormal. Utilizamos todas las herramientas de la Constitución para volver a la normalidad.

-¿En cuánto tiempo vamos a poder hablar por teléfono celular sin que se corte la comunicación?

-Estamos peleando por eso. El Presidente siempre dice que calculemos 3 años. Pero mucho antes, hablemos de 6 meses, tiene que mejorar la conectividad de los celulares en la Argentina.

Oscar Aguad CORTE 2.mp4

¿En 6 meses se notarán las diferencias?

-Exactamente. Viene la nueva tecnología que es la 4G que sustituirá el 2G y el 3G y esto va a mejorar el servicio. A mí me habla el Presidente y me dice "ministro, no puedo hablar por teléfono". Y yo le digo que tiene razón. Debe ser de a poco pero empezar a hablar por teléfono sin que se corte.

-¿Van a aumentar las tarifas para esto?

-Si se modifican las tarifas tienen que ser con un mejor servicio para el usuario. No hay por ahora modificación de tarifas.

-¿Cuándo va a haber un sistema de internet rápido y eficiente?

-Yo creo que en 3 años porque hay que conectar a todo el país. En los centros urbanos quizá sea antes. Pero yo pido 3 años.

El Gobierno dijo que "en principio" no habrá más aumentos de luz este año

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, aseguró que por el momento no está contemplado hacer una revisión de los valores que se pagan por el servicio eléctrico.

Juan José Aranguren: En principio, no tendríamos que estar haciendo otra corrección de las tarifas

"Hoy estamos en condiciones de decir que, con lo que hemos hecho, tenemos los argumentos suficientes como para esperar a ver la evolución de la demanda (del servicio eléctrico). En principio, no tendríamos que estar haciendo otra corrección de las tarifas este año", dijo el ministro de Energía, Juan José Aranguren.

 

El funcionario de Mauricio Macri volvió a cuestionar el estado en que recibieron el servicio eléctrico, que es hoy "uno de los peores de Latinoamérica" y tiene seis veces más cortes que en 2003. Según sus estimaciones, recién una vez que termine la emergencia eléctrica de dos años podrán volver a niveles similares a los de 2003.

 

En la entrevista que el periodista Ernesto Tenembaum le realizó en Radio con Vos, Aranguren fue también consultado acerca de los criterios utilizados para asignar la tarifa social, pero se excusó de responder sobre los motivos usados para la asignación de criterios: "Los hemos recibido del Consejo de Políticas Sociales. Yo soy responsable del sector Ministerio de Energía, no de estar definiendo quién es el que puede acceder a un subsidio. Puedo discutirlo, pero debo rescatar el consejo de quienes son más expertos en el tema".

 

De todas formas, reconoció que puede haber en las próximas semanas cambios en los criterios para incluir por ejemplo a aquellos usuarios electrodependientes que necesitan del servicio por algún tratamiento médico. "Este es un sistema que va a ir evolucionando. Vamos a ir viendo cómo funciona para poder hacer las correcciones que sean necesarias. Esta administración, a pesar de los pocos días que lleva en el gobierno, ha dado muestras de que escucha, discute y, si tiene que hacer algún cambio, lo hace", dijo.

 

Oficializados los incrementos para el servicio eléctrico, la siguiente pregunta es cuándo y de cuánto será el aumento del gas. Aranguren evitó ponerle fecha, pero aclaró que la suba no será tan drástica como la de la electricidad.

 

"En este caso las correcciones no son tan importantes como el caso eléctrico", concluyó.

Un pueblo casi entero tiene dengue en Misiones

Se trata de Yohasá, en la periferia de Posadas. Sus vecinos denunciaron que faltan tareas de higiene y fumigación.

Un pueblo casi entero tiene dengue en Misiones

Hace más de un mes que los contenedores rebalsan de bolsas de basura atrayendo todo tipo de insectos. Eso, sumado a las recientes lluvias que provocaron el estancamiento de agua, convirtió a la zona en el lugar preferido de los mosquitos Aedes aegypti.

Más del 80% de los habitantes de las 16 manzanas de Yohasá, en la periferia de la capital misionera de Posadas, están infectados con dengue. Desamparados, los vecinos denunciaron la falta de tareas municipales de prevención en términos de higiene, saneamiento y fumigación.

"Los primeros días de enero le pedimos al presidente del barrio que trajeran un contenedor para sacar la basura de las casas. Lo llenamos en 24 horas y acá está desde hace un mes. Llovió, salió el sol y volvió a llover como ayer. Es un verdadero criadero de mosquitos. ¿De qué sirve limpiar, como nos piden, si no se llevan esta chatarra?", se quejó Catalina Díaz, de 48 años, quien ya pasó por los desagradables efectos del dengue.

Según contaron algunos vecinos, los repelentes –como recomendaron- ya no hacen efecto. "Todos nos estamos infectando acá. Gracias a Dios, todavía no murió nadie. Ahora, no sabemos por qué, pero los que más se están enfermando son los chicos", precisó Carolina en declaraciones que fueron reproducidas por el diario La Nación.

El Hospital René Favaloro, de Villa Cabello, recibe más de 300 consultas por día de pacientes con síntomas de dengue, chikungunya y zika como estado febril, diarrea, mareos y vómitos. Los mismos son oriundos de Yohasá y barrios vecinos como Santa Rita, Garupá y Candelaria.

Oscar Maidana, jefe del Departamento de Enfermería del Favaloro, aseguró que los pacientes se acercaban al hospital afirmando que tenían dengue y quizá la fiebre que presentaban era consecuencia de las altas temperaturas y no del virus.

"De tanta cantidad de pacientes que consultaban se dejaron de hacer las pruebas de laboratorio en el hospital", reveló un vecino que pasó tres días con fiebre que superó los 40° y al menos 12 días en cama. "Acá, en esta chacra, casi todos los vecinos tuvieron síntomas parecidos a los nuestros o están empezando con los síntomas. Sería muy bueno saber qué secuelas habrá más adelante", explicó el especialista.

Antonio Caló le pidió a Mauricio Macri una "caricia" y reclamó un piso de 32% de aumento

El secretario general de la CGT está preocupado por "la turbulencia" que provocó el alza de precios.

Antonio Caló, secretario general de la CGT y titular de la UOM

El secretario general de la CGT y titular de la UOM, Antonio Caló, se imagina en la mesa de diálogo si Mauricio Macri lo invita a conversar. Es que los aumentos de precios y el impacto de la actualización de la tarifa del servicio eléctrico preocupa al sindicalista.

"Nuestra función como dirigente gremial es estar sentados con todos", aseguró y reclamó que "a los trabajadores les falta una caricia". "El presidente ya recibió a los empresarios, a los del campo, creo que nos toca a nosotros ahora", dijo en declaraciones a Radio Continental.

Caló enumeró reclamos que busca acercarle al Presidente. Dentro de esa lista destacó la necesidad de "paritarias libres y que se garanticen los puestos de trabajo". "Hay que conversar con Macri o con quien designe, para trabajar en conjunto para no perder ningún puesto de trabajo", enfatizó.

El sindicalista insistió en que el mandatario cumpla con las promesas que realizó durante la campaña, donde incluyó la revisión del Impuesto a las Ganancias, un tema que recordó, "viene desde hace mucho tiempo".

"Todos sabemos cómo han subido los artículos de primera necesidad, cosa que no estaba en los planes de nadie. Ninguno creía que iba a haber este desbande de precios como este último mes", advirtió.

El sindicato que lidera comienza en abril su paritaria. Aunque se mostró cauto, admitió que la inflación es un parámetro para la negociación. "Según nuestros números, está en 32% anual. Creo que por ahí va a tener que pasar la paritaria", señaló en diálogo con Paulino Rodrigues.

"Más allá de la inflación, lo que hay que ver es el poder adquisitivo de los trabajadores", agregó y reclamó "que la devaluación sea integral". "Un empleado medio pasó de cobrar 1200 dólares a 600 dólares, nos falta entre el 40 y 50% del sueldo", se quejó.

Despidos

El titular de la CGT se refirió a los despidos en el Estado y descartó que detrás haya una caza de brujas. "Eso lo tiene que analizar el Gobierno de turno con los dirigentes de los gremios a los cuales pertenecen esos trabajadores. Ellos tendrán que acordar, defender o negociar con el Gobierno esos contratos".

Caló advirtió que las autoridades deben tener cuidado y analizar cada caso en particular. "No se tiene que equivocar, no son todos vagos, hay compañeros que trabajan. Hay que analizar bien la situación y el que se tiene que quedar que se quede y el que tiene que irse se tendrá que ir".

Sin embargo, el dirigente gremial salió en defensa de las fuentes de trabajo. "Ojalá que no se vaya nadie porque hoy en día quedarse sin trabajo es terrible. Cuando uno despide al trabajador hay una familia atrás", enfatizó .

Para finalizar, Caló se refirió a la gestión de Macri en estos 50 días. "Yo me llamé a silencio, esperaba darle 90 días, pero esa situación se acortó porque la situación se puso muy turbulenta por los aumentos de precios y de la luz. Y tengo que salir a defender a los trabajadores", concluyó.