Lunes 24 de Junio de 2024 - 13:14:12

Comprar buenos accesorios, personalizarlos y administrar el tiempo de juego mejorará el rendimiento en las partidas

Comprar buenos accesorios, personalizarlos y administrar el tiempo de juego mejorará el rendimiento en las partidas. (REUTERS/Ahmed Yosri)

Ser un gamer de éxito, ya sea a nivel amateur o en busca de integrar un equipo de e-sports profesional no solo requiere de habilidad en las partidas, sino que también se necesitan los implementos, accesorios y disciplina que permita jugar las partidas de manera cómoda.

Estas son cuatro consideraciones que cualquier aspirante a gamer debe considerar para mejorar su experiencia de juego online y al mismo tiempo tener hábitos digitales saludables.

Dispositivos de calidad
Al igual que ocurre con los creadores de contenido o los streamers, todos los elementos que los jugadores deben tener a su disposición durante una sesión de juego necesitan ser de calidad pero al mismo tiempo cumplir un requisito indispensable: deben ser los accesorios los que se acomoden al juego del usuario y no al revés.
Esto significa que, independientemente del precio que pueda tener un accesorio o un dispositivo, si los jugadores no se sienten cómodos utilizándolos, entonces es preferible optar por otras alternativas que pueden ser más baratas pero que permiten mayor comodidad. En esta categoría pueden incluirse las llamadas “sillas gamer”, teclados, mouse, monitores de cualquier estilo y tamaño, mandos, etc.

Todos los dispositivos que los jugadores deben tener a su disposición durante una sesión de juego necesitan ser de calidad . (Freepik)

Con la combinación adecuada de implementos, los gamers pueden tener un mejor rendimiento porque se podrán acostumbrar a utilizarlos de memoria y sus partidas serán las mejores posibles cada vez que se utilicen.

Sensibilidad de controles
Este es un aspecto extremadamente relevante para el rendimiento de los jugadores, especialmente aquellos que se encuentran en el escenario competitivo. Aunque los controles sean los más adecuados para cada usuario, estos deben ser ajustados para que calcen con sus gustos. Esto significa que la sensibilidad debe ser ajustada pensando en hacer las partidas más sencillas para los gamers.
Al ingresar en las partidas de cada juego, el menú de opciones principal permite personalizar la sensibilidad de los controles para modificar la fuerza o incluso la frecuencia con la que se deben pulsar las teclas, botones y mover los joysticks para manejar a los personajes del juego o mover el campo de visión del jugador.

En esta opción pueden existir creadores de contenido o usuarios competitivos que ofrezcan recomendaciones, aunque finalmente serán los jugadores quienes decidan qué combinación es la más adecuada.

Aunque los controles sean los más adecuados para cada usuario, estos deben ser ajustados para que calcen con sus gustos. (XBOX)

Distancia de pantalla
Un aspirante a jugador profesional debe tener en cuenta que su estado de salud es importante para conseguir un buen rendimiento durante sus partidas. Mantener una distancia adecuada de los monitores y la luz que emiten es una manera de cuidar la salud visual.

Como es lógico, mientras más grande sea la pantalla, la distancia deberá aumentar para evitar afectar la visión del jugador.
A largo plazo, si esta se ve comprometida también podría afectar al estilo de juego de los usuarios, quienes tendrían que adaptarse a una nueva configuración para compensar la necesidad de usar lentes o protectores especiales para limitar la cantidad de luz a la que son expuestos sus ojos durante sus partidas.

Tiempo de juego
Tanto como el tiempo de práctica, el control del tiempo de descanso y los límites en el tiempo de juego son importantes para mejorar el rendimiento de los gamers durante sus partidas.

El mercado de segunda mano ofrece alternativas económicas, aunque hay que verificar su funcionamiento. (Unsplash)

Las sesiones deben tener una duración razonable y se debe considerar tomar un periodo de descanso de varios minutos para no sobre exponer a los ojos al brillo de las pantallas de forma constante y para prevenir la fatiga mental y visual.

En esos periodos los jugadores pueden aprovechar en rehidratarse y realizar estiramientos para prevenir la mala postura y los calambres.

Fuente: infobae.com