Domingo 25 de Febrero de 2024 - 12:15:52

Tras pedir que se detengan los avances , el empresario dijo que está desarrollando un producto llamado TruthGPT. Quiere que evite las tendencias a la corrección política e intente “comprender la naturaleza del universo”

Elon Musk (Reuters)

Elon Musk busca contrarrestar los esfuerzos de Microsoft y Google en materia de inteligencia artificial con una “IA que busque la verdad” y evite la corrección política, declaró en una entrevista emitida a última hora del lunes.

El multimillonario jefe de Twitter y Tesla expresó de nuevo su preocupación por el peligro de la inteligencia artificial (IA), al decir que tiene “el potencial de destrucción de la civilización”. Agregó que le preocupaba que el bot ChatGPT creado por la empresa emergente OpenAI estuviera siendo enseñado a ser políticamente correcto.

Solo hace unas semanas, había firmado una carta en la que se exigía una pausa urgente en la investigación. Pero ahora aboga por su avance.

“Voy a poner en marcha algo que se llama TruthGPT (VerdadGPT), o una IA que busque la verdad absoluta e intente comprender la naturaleza del universo”, indicó Musk.

La IA vería a las personas como una parte interesante del universo y decidiría no “aniquilar a los humanos”, según Musk.

(NTB/Reuters)

En la entrevista en la cadena Fox News, Musk comparó esta tendencia a la corrección política con decir falsedades en Twitter -red social de su propiedad-, por lo que abogó por construir una “tercera opción”, frente al dominio de Google y de OpenAI, que tiene un acuerdo de financiación con Microsoft.

También reconoció que “llega tarde” a la carrera, pero que espera que su proyecto “haga más bien que mal”.

Durante la entrevista, Musk mostró su preocupación por el desarrollo sin control de la inteligencia artificial.

El pasado viernes, el medio Financial Times adelantó la intención de Musk de unirse a la carrera de chatbots con inteligencia artificial y lanzar su propia empresa para competir con el Bard de Google y el ChatGPT de OpenAI.

Musk ha creado una corporación de inteligencia artificial X.AI con sede en el estado estadounidense de Nevada, según documentos empresariales.

Hace poco fusionó Twitter con una empresa fantasma “X” recién creada y mantuvo el nombre de la marca para la plataforma, pero no para el negocio.

Musk fundó una empresa rival de OpenAI varias semanas antes de unirse a los expertos que firmaron una carta abierta en la que instaban a hacer una pausa general en el desarrollo de la tecnología de IA.

Los firmantes argumentaban que la pausa debería servir para reforzar la regulación y garantizar la seguridad de los sistemas de IA.

Grandes empresas tecnológicas como Google, Meta y Microsoft llevan años trabajando en sistemas de IA, antes conocidos como aprendizaje automático o big data, para ayudar en traducciones, búsquedas y publicidad dirigida.

A finales del año pasado, OpenAI avivó el interés por la IA con el lanzamiento de ChatGPT, capaz de generar texto a partir de una breve pregunta.

Musk cofundó OpenAI pero dejó la compañía en 2018.

Desde entonces, Microsoft ha anunciado que está invirtiendo miles de millones de dólares en OpenAI y ha puesto su tecnología a trabajar en su servicio de búsqueda en línea Bing.

Fuente: infobae.com