Sábado 25 de Mayo de 2024 - 05:34:00

En distintas ciudades balnearias hablan de un menor nivel de ocupación y de un “impasse” en las contrataciones para enero y febrero. Creen que mientras digieren el efecto de las medidas económicas, los veraneantes van a retrasar hasta último momento sus decisiones

Se frenan las reservas en distintos destinos turísticos por la aceleración  de la inflación - Infobae

“Vamos a estar por unos meses peor que antes”, dijo el ministro de Economía Luis Caputo en el discurso en el que dio a conocer los primeros lineamientos del plan económico y los argentinos tomaron nota de inmediato, incluso a la hora de tomarse vacaciones. La suba del 118% del tipo de cambio, el reacomodamiento precios relativos y el fogonazo inflacionario que causaron prometen un Índice de Precios al Consumidor cercano al 30% para el último mes del año hicieron que las reservas en ciudades balnearias se desplomaran, con veraneantes que como mínimo están retrasando la decisión de cómo y cuándo van a tomarse unos días durante este verano.

En el Municipio de la Costa aseguran que la ocupación hotelera, la más fácil de medir, está hoy en el 31%, muy por debajo del nivel del 68% que mostraba en diciembre de 2022. En Mar del Plata, mientras tanto, hablan de un parate importante en las reservas y contrataciones para la temporada estival, y datos de distintas ciudades balnearias y cordobesas también muestran una caída considerable respecto del año pasado.

“Venía bien el nivel de reservas, incluso el ritmo de consultas, pero eso se frenó a partir del triunfo en las elecciones de Javier Milei”, dijo Guillermo Favale, secretario de Turismo, Marketing y Desarrollo Sostenible del Partido de la Costa en declaraciones a Radio 10.
“Si tenemos que comparar misma época del año, diciembre de 2022 con diciembre 2023, por lo menos en reservas hoteleras, el año pasado teníamos un 68% de ocupación y este año tenemos un 31 por ciento. La baja es sensible. Menos de la mitad de la gente”, agregó.

El funcionario admitió que los puntos de comparación son altos. Tras la pandemia, los inicios de 2022 y 2023 habían sido enormemente exitosos para el Partido de la Costa en términos de presencia de turistas.

“A nivel hotelero estamos viendo reservas del 60% de la capacidad. El año pasado para esta altura del año estaba prácticamente todo vendido. Ya se sabía que la segunda de enero iba a tener una ocupación plena. Suponemos que no vamos a tener una primera quincena tan buena como la del año pasado. Y esi eso sucediera deberías trabajar en ofrecer para febrero algún plan de contingencia que estimule la demanda”, concluyó Favale.

Se frenan las reservas en distintos destinos turísticos por la aceleración  de la inflación - Infobae

Mientras tanto, en Mar del Plata, hablan de un desplome de las reservas y consultas tras la aplicación de las primeras medidas económicas.

El presidente del Ente Municipal de Turismo y Cultura de Mar del Plata, Bernardo Martín, dijo al diario La Capital de esa ciudad que es notoria una “ralentización en la creación de nuevas reservas” para la temporada.

“La ralentización es palpable debido a la incertidumbre que generan las diversas medidas. Observamos a turistas esperando para evaluar la evolución de la situación antes de planificar sus vacaciones. Esto presenta desafíos en términos de previsibilidad”, señaló.
Mientras tanto, el presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos, Guillermo Rossi, dijo al mismo medio marplatense que “el anuncio de las nuevas medidas generaron un impasse y estos últimos días se fueron reactivando poco a poco las reseras para enero”.

Según datos compilados por NA, por otra parte, en destinos como Bariloche, aunque la ocupación alcanzó el 85%, esta cifra es menor en comparación con el 97% registrado en el verano pasado.

También en sitios turísticos como Las Grutas, donde las reservas hoteleras y de viviendas en alquiler alcanzaron apenas el 50% para enero y el 20% para febrero, una se nota una disminución considerable en comparación con el 90% habitual en estas fechas.

En otros destinos de turismo masivo como Carlos Paz y Punilla, mientras tanto, los hoteleros han tenido que ajustar sus tarifas. Aunque se observa una leve reactivación de las reservas, el porcentaje de ocupación sigue siendo menor que en temporadas anteriores. Por ejemplo, reportan una ocupación del 70% entre Navidad y Año Nuevo y solo un 40% entre el 1° y el 10 de enero.

Fuente: infobae.com