Lunes 24 de Junio de 2024 - 12:45:49

El líder de la Libertad Avanza fue la fuerza más votada, superó a Sergio Massa (Unión por la Patria) que obtuvo algo más de 21% y a Patricia Bullrich, quien por su parte superó a Horacio Rodríguiez Larreta en la interna de Juntos por el Cambio

Javier Mieli, Patricia Bullrich y Sergio Massa.

Javier Milei sorprendió en las Elecciones PASO 2023 al confirmarse que es el candidato más votado tras sumar más de 30% en los sufragios. El líder de la Libertad Avanza fue la fuerza más votada, superó a Sergio Massa (Unión por la Patria) que obtuvo algo más de 21% y a Patricia Bullrich, quien por su parte superó a Horacio Rodríguiez Larreta en la interna de Juntos por el Cambio. En ese marco, te presentamos las principales propuestas de estos tres candidatos que pasarán a las Elecciones Generales el 22 de octubre.

Patricia Bullrich
El hipotético gobierno de Bulrrich tendrá que enfrentar tres desafíos principales a muy corto plazo, según Laspina, y que atenderá en su plan económico: la estrategia para salir del cepo; la reducción del déficit fiscal, especialmente a través de un recorte del gasto público, que, según señaló, "se duplicó en términos del PBI durante los 20 años del kirchnerismo" y el reajuste de los precios relativos.
- Reforma laboral: Laspina, diputado nacional y principal asesor económico del equipo, dio por descontado fricciones con distintos sectores sociales aunque dejo en claro que: “No seríamos un gobierno impopular. La única reforma que podría causar fricciones sería la laboral, puesto que los sindicatos están muy ligados al kirchnerismo".

- Bimonetariedad: "la Argentina ya es bimonetaria y vamos a ir a un sistema de incentivos para que fluya nuevamente un mercado de capitales en dólares, que permita el crédito y la inversión local de grandes y pequeñas empresas e inversores”, expresó el economista, dispuesto a “que el peso y el dólar convivan”.

- No "plan motosierra": Carlos Melconian, otro de los asesores del equipo económico de Bullrich afirmó que la diferencia con Javier Milei propuso un nuevo organigrama, con menos ministerios, secretarías y direcciones, reducción de dotaciones en el primer año de gestión, con un objetivo de alcanzar una merma del orden del 25% en el primer año. Pero no un ajuste en la primera.

- Obra pública: la obra pública se concentrará estará en definir las obras más importantes en proyectos urgentes vinculados con energía, gasoductos, obras sanitarias de AySA, dragado de la Hidrovía y en trenes de carga.

- Prohibición de cepos: "Vamos a prohibir que el Banco Central imponga cepos. Los encajes son los dólares que tiene la gente en los bancos y queremos que saber cuántas manos van a meter allí", apuntó el experto en finanzas.

Javier Milei
Achicar ministerios: Javier Milei considera que "el Estado argentino es la principal causa del empobrecimiento de los argentinos". Es en ese marco que prometió que su "primera acción de gobierno va a ser promover una reforma completa del Estado", y dijo que de ganar procederá a la eliminación de todos los ministerios con excepción de siete. Los Ministerios serán de Economía, Justicia, Interior, Seguridad, Defensa, Relaciones Exteriores, Infraestructura y se creará el Ministerio de Capital Humano.

Eliminación total de la obra pública estatal: Javier Milei se refirió a sus propuestas en materia de infraestructura, en donde la transversalidad de su reforma se respalda en "la eliminación total de la obra pública estatal reemplazándola por un esquema de iniciativa privada".

Dolarización de la economía: Otra propuesta de Milei es establecer una competencia de monedas que permitan a los ciudadanos elegir el sistema monetario libremente o la dolarización de la economía.

Reducción drástica del gasto público: "reducir gastos por el 15% del PBI".
Reducción de impuestos: "eliminar el 90% de los impuestos actuales que solo tienen un impacto de alrededor del 2% del PBI en términos de recaudación pero entorpecen el funcionamiento de la economía".
Modernización laboral: "avanzaremos en una reforma del sistema laboral argentino para ir a un modelo como el que tiene implementado la UOCRA con un esquema de seguros de desempleos con mayor profundidad financiera. [...]. Este modelo permitirá que los ocho millones de argentinos que se encuentran fuera del sistema puedan incorporarse al mismo".
Apertura comercial: "apertura comercial unilateral a la chilena. Dado que con nuestras reformas las empresas argentinas serán competitivas en el mundo, la apertura comercial les abrirá un mercado de 8.000 millones de personas".
Reforma monetaria: "eliminación del Banco Central para terminar con la inflación para siempre. [...] Desarrollamos planes alternativos para rescatar los pasivos y que luego de la eliminación del Banco Central los argentinos puedan comerciar en la moneda que prefieran".
Reforma energética: "el sistema energético actual se encuentra desinvertido, desfinanciado, ineficiente y con riesgos de colapso. Los subsidios a la oferta distorsionan la señal de precios que le mercado necesita para realizar el cálculo económico necesario para invertir y crecer". En ese sentido, enumeró que es necesario "eliminar los subsidios económicos"; "implementar esquemas tarifarios realistas"; "reformular los entes reguladores"; "migrar hacia un esquema de subsidio a la demanda para aquellas familias argentinas que lo requieran".
Promoción de inversiones: "vamos a promover un régimen de inversiones con foco en minería, hidrocarburos, energías renovables y forestal". Para ello, promoverán: "eliminación de restricciones cambiarias, eliminación del cobro de derechos de exportación y generación de un régimen especial de fomento para las inversiones de largo plazo".
Reforma agropecuaria: "para nosotros el campo será uno de nuestros principales aliados. Queremos volver a ser el granero del mundo". Para ello, entre otras medidas promoverán: "eliminación de todas las retenciones y derechos de exportación" y "sanción de una Ley de Semillas".
Sergio Massa
Cuatro pilares en su plan económico para la Argentina que se viene: de orden fiscal, superávit comercial, competitividad cambiaria y desarrollo con inclusión, todos objetivos que quedan más en el debe que en el haber del actual gobierno.

De esos pilares se desprenden una serie de continuidades y rupturas con la actual gestión que se pueden resumir en los siguientes ítems:

Resolver la restricción externa: la falta de dólares para sostener las importaciones, el pago de la deuda y el ahorro de los argentinos implica trabajar fuertemente en lograr superavit comercial en base exportaciones. Massa tiene grandes esperanzas en las divisas que puede traer el sector energético principalmente vía Vaca Muerta, el sector minero con el litio como nueva joya, y el agro, que ya habrá superado la sequía de este año. La finalización del gasoducto NK en los últimos meses tiene el mismo objetivo, pero en sentido contrario, es decir reemplazar importaciones por producción nacional.
El orden fiscal: El orden fiscal será, dice, un puntal de su gestión. Para ello deberá recortar el alto déficit que hoy tiene el Estado. Para ello, apunta, la clave es dinamizar la economía para genere más ingresos al fisco. El acuerdo firmado con el FMI por el mismo candidato plantea un déficit para este año del 1,9%, lo que implica de todas maneras un ajuste fiscal, algo que el gobierno vía recorte del gasto y vía inflación está llevando adelante, aunque no lo comente en voz alta.
Pagarle al FMI: Massa aseguró en varias ocasiones que tiene la intención de pagarle el 100% de la deuda al FMI para que ese organismo no intervenga más en las políticas económicas que realiza el Estado.
Desarrollo con inclusión: el precandidato oficialista tiene como demanda central de su base electoral, y como parte de su contrato político con el kirchnerismo y las centrales sindicales, recomponer el ingreso de los trabajadores que en los últimos años sufrió una fuerte reducción. En los últimos días habló de bonos de suma fija, aunque siempre sostuvo que el mecanismo es a partir de las paritarias. Massa también apuesta a una alianza con el sector industrial para sostener el empleo, que hoy está en niveles bajos, pero que afronta el desafío de mejorar los índices de informalidad.
Cepo cambiario: si bien declara que la Argentina debe ir hacia una unificación cambiaria en el largo plazo, para ello se necesitan recursos que hoy la Argentina no tiene. Eso implica conservar por un tiempo largo aún la restricción al acceso de divisas de manera libre.

Fuente: ambito.com