Lunes 24 de Junio de 2024 - 13:24:15

Es el planteo central del borrador del documento que el consejo directivo aprobará mañana. Alerta por la escalada inflacionaria y el aumento de la pobreza.

La conducción de la CGT prepara un duro documento con advertencias por la crisis económica y social.

"Ya no hay más margen de deterioro económico sin riesgo de descomposición social". Esa contundente advertencia constituye el eje del pronunciamiento que este jueves aprobará el consejo directivo de la CGT, como parte de su apuesta por recuperar protagonismo en medio del escenario electoral y demandar una reacción de toda la dirigencia política para dar respuestas urgentes frente a la crisis económica y social.

Después de meses de inactividad, la cúpula cegetista aceleró en las últimas semanas las negociaciones para resolver su propia interna y acordó la convocatoria de este jueves. En la previa un grupo de dirigentes -encabezados por el titular de la Uocra, Gerardo Martínez- avanzó en la redacción de un borrador del documento que discutirá el consejo directivo y que será, a la par, el punto de partida para el mensaje que la central obrera pretende enarbolar en el acto que prepara para el próximo 2 de mayo, para celebrar el Día del Trabajador, en el estadio del club Defensores de Belgrano.

El texto del duro pronunciamiento, que aún no fue consensuado con todos los sectores de la central aunque se descuenta que será aprobado, sintetiza -sin embargo- el sentido de los intercambios que los principales caciques sindicales compartieron un par de semanas atrás en la reunión de la "mesa chica" cegetista realizada en UPCN.

Allí los referentes de los sectores mayoritarios de la cúpula (los "gordos", los "independientes" y el barrionuevismo) también convinieron acercar posiciones con los gremios alineados con Pablo Moyano para sumarlos a la estrategia y unificar el mensaje sindical.

En esa línea, y tras las reuniones con el moyanismo, se definió el borrador del documento que se debatirá mañana. El texto cegetista advierte por "una compleja crisis económica y social" y un "escenario de inestabilidad macroeconómica" que, según la opinión sindical se manifiesta a través de "una escalada inflacionaria creciente que pulveriza el poder adquisitivo de los salarios; escasez de divisas, informalidad laboral y un proceso de aumento en su pobreza estructural".

Al respecto, considera "inaceptable" que la pobreza alcance al 40% de la población porque ello -sostiene- "condena a la marginalidad a millones de argentinos y argentinas" y alerta -en un tono más dramático-, que "pone en serio riesgo la cohesión social".

Se reúne este jueves  el consejo directivo de la CGT por los preparativos del acto del 2 de mayo por el Día del Trabajador.

A partir de ese diagnóstico crítico, la central obrera reclama "la convocatoria de un gran consenso político, económico y social que permita alcanzar acuerdos básicos para el diseño de un programa de mediano y largo plazo, promoviendo el desarrollo, la producción y el trabajo como instrumentos necesarios y urgentes para superar la crisis y trazar un horizonte de crecimiento con justicia social".

Y exige que "las especulaciones cortoplacistas de una etapa pre electoral no posterguen la generación de acuerdos estratégicos, dentro de un modelo de crecimiento sostenido e inclusivo".

En ese mismo objetivo es que reclama que los dirigentes políticos "deben asumir el compromiso de erigirse en garantes del bienestar colectivo, tanto para minimizar los efectos de la crisis así como para promover la recuperación socioeconómica y asentar los pilares para un crecimiento sostenido, sustentable e inclusivo de mediano y largo plazo". Y advierte con dureza: "El contexto económico y social es de tal gravedad que no permite especulaciones personalistas ni sectoriales".

El pronunciamiento cegetista, cuya filtración un día antes de su discusión interna generó algunos cortocircuitos puertas adentro de la central, en ningún momento menciona directamente al Gobierno ni mucho menos al ministro de Economía, Sergio Massa, que para gran parte de la dirigencia de la central constituye su principal opción para ocupar la candidatura presidencial por el oficialismo.

"Es una obviedad que la crítica principal apunta al Gobierno, pero no se trata de debilitarlo todavía más", razonó ante la consulta de Clarín uno de los referentes de la cúpula de la CGT. Y otro abundó en el mismo sentido: "nunca se planteó hablar de gobierno débil en el documento, jamás fue la idea".

Respecto a la figura de Massa, los sindicalistas evitaron deslizar cualquier cuestionamiento y le reconocen al ministro la "disposición al diálogo" y a resolver rápidamente los reclamos planteados, como el caso del reciente anuncio de la excepción de una serie de adicionales convencionales del pago del impuesto a las Ganancias. "Massa no es el problema, es el único que escucha y responde", subrayó otro gremialista.

El ministro de Economía Sergio Massa es para la mayoría de la CGT la principal opción para la candidatura presidencial del oficialismo.

Más allá de las advertencias sobre el crítico escenario económico y social y el reclamo a la dirigencia política, el borrador del texto cegetista también destaca una serie de propuestas de la entidad en su apuesta por avanzar en "un gran consenso nacional basado en la producción y el trabajo, que favorezca el crecimiento de la inversión productiva y la generación de trabajo formal y con derechos". Al respecto plantea:

° Reducir los actuales índices de inflación, verdadero impuesto a la pobreza que deteriora los salarios y afecta la previsibilidad en materia de inversiones impactando negativamente en todas las variables

° La defensa del aparato productivo nacional y la instrumentación de políticas que promuevan el empleo genuino ● El fomento al trabajo argentino a través de prácticas exportadoras con valor agregado.

° El fortalecimiento de los sistemas de salud y seguridad social.

° La promoción de un proceso de movilidad social ascendente y de una justa redistribución de la riqueza que revierta la concentración del ingreso y promueva el equilibrio en la relación capital-trabajo.

° Recuperar la independencia económica para evitar que nuestras decisiones soberanas no sufran los condicionamiento de intereses ajenos a la nación.

° La demanda de un mayor compromiso de responsabilidad social empresaria en los sectores formadores de precios.

° La necesidad de lograr una mayor participación de la ciudadanía en todos los asuntos de la nación para fortalecer las instituciones democráticas.

° La reconstrucción de un Estado promotor del desarrollo, que proteja los recursos estratégicos de todos los argentinos y argentinas y que explote nuestras riquezas de manera sustentable y soberana en beneficio de toda la sociedad.

° Garantizar que estas actividades no agraven la problemática ambiental.

° Abordar los cambios en el trabajo asociados a las tecnologías de la información y la comunicación, a la inteligencia artificial y a la automatización de los procesos productivos promoviendo el dialogo entre los actores sociales involucrados, con el objeto de activar los mecanismos regulatorios necesarios que permitan hacer de la revolución científico tecnológica un instrumento de transformación para el desarrollo con inclusión social.

Fuente: clarin.com