Martes 16 de Abril de 2024 - 21:28:41

Las autoridades revelaron que la joven había amenazado con prender fuego el colegio, enojada porque le quitaron el teléfono móvil como sanción. Usó un insecticida como combustible.

La residencia escolar de Guyana quedó totalmente destruida por el fuego intencional que causó 19 muertes. Foto AP

En las últimas horas. la investigación por el terrorífico incendio en una residencia escolar de Guyana que dejó el saldo de 19 jóvenes muertos y otros 17 heridos, reveló que quien causó semejante daño sería una adolescente, estudiante del establecimiento, que habría iniciado el fuego enojada porque horas antes le habían sacado el celular en modo de castigo.

"Las investigaciones policiales hasta el momento sobre el incendio mortal del domingo por la noche en Mahdia, que se cobró la vida de 19 personas, revelan que se sospecha que una estudiante provocó el devastador incendio porque la supervisora del dormitorio y un maestro le quitaron su teléfono celular", indica la reseña policial que trascendió del caso.

La alumna, cuya identidad no fue revelada, habría admitido haber iniciado el fuego, según fuentes oficiales. Testigos señalaron que la estudiante había amenazado con quemar las instalaciones en protesta porque la encargada de la residencia le había sacado su teléfono celular.

El dolor y la consternación de los padres de las víctimas del colegio. Foto AFP

"No se les permite tener ningún celular y encontraron a esta chica con un teléfono y aparentemente estaba enviando fotos, así que le quitaron el teléfono a la niña que amenazó esa misma noche con quemar el edificio y todos la escucharon", dijo el funcionario que hizo de portavoz del avance de la investigación.

Un insecticida, como combustible para incendiar la residencia escolar en Guyana
La misma fuente de la investigación citada por agencias internacionales también adelantó detalles de cómo fue provocado el incendio letal. Señaló que minutos después de haberle sido quitado el móvil, la sospechosa fue al área del baño y roció insecticida en una cortina mientras activaba el fuego con un encendedor .

Pese a los esfuerzos de otros estudiantes para extinguir el incendio, el fuego arrasó rápidamente el techo de madera y finalmente destruyó todo el edificio, añadió el funcionario.

Las llamas se propagaron rápidamente. Los bomberos llegaron al lugar 25 minutos después del inicio del incendio y no pudieron evitar la tragedia.

El dolor y la consternación de los padres de las víctimas del colegio. Foto AFP

La estudiante sospechosa logró escapar del edificio después de que varias personas forzaran una puerta para rescatar a los estudiantes atrapados en la estructura. La responsable de la residencia, cuyo hijo se encuentra entre las víctimas mortales, declaró a la policía que entró en pánico y no pudo encontrar la llave correcta para abrir la puerta, lo que demoró la evacuación.

En el lugar se hospedaban 57 estudiantes, 14 de los cuales quedaron calcinados. Otras cinco murieron en el hospital del distrito de Mahdia, adonde fueron trasladados.

Los encargados tenían la rutina de cerrar las puertas todas las noches a las 21 en punto para asegurarse de que las niñas no se escapen del edificio, según trascendió de la investigación..

La residencia escolar quedó reducida a cenizas. Foto AP

La estudiante a la que apuntan por encender las llamas permanece bajo custodia policial en el Hospital Mahdia, mientras las autoridades buscan determinar si podría ser acusada bajo la Ley de Justicia Juvenil.

El asesor de Seguridad Nacional Gerry Gouveia, capitán retirado del Ejército, dijo que un equipo de expertos forenses de Barbados llegó a Guyana bajo los auspicios del Sistema de Seguridad Regional de la Comunidad del Caribe (CARICOM) para ayudar con el análisis de ADN para identificar los cuerpos.

Además, otros forenses de Estados Unidos se incorporarán a las tareas de reconocimiento en los próximos días. "Vienen a hacer cosas similares, pero obviamente van a estar más avanzados", dijo a la agencia AFP.

La Corporación de Hospitales Públicos de Georgetown informó que dos de siete pacientes aún presentan estado crítico, mientras que el asesor del Ministerio de Salud, Leslie Ramsammy, dijo que otros dos heridos fueron trasladados al hospital público de Georgetown "por precaución".

Fuente: clarin.com