Martes 9 de Agosto de 2022 - 07:54:09

El exintengrante del máximo tribunal criticó al vicepresidente del cuerpo por caracterizar al populismo "como incompatible con la democracia" y "dar a entender que es fascista". Rosenkrantz no deja de acumular rechazos por su antiperonismo y su justificación de la desigualdad.

El exjuez de la Corte Suprema de Justicia Raúl Zaffaroni cuestionó este jueves las declaraciones antiperonistas del actual vicepresidente del máximo tribunal, Carlos Rosenkrantz, quien sostuvo, en el marco del discurso de inauguración del año académico de la Escuela de Pregrado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, que "no puede haber un derecho detrás de cada necesidad".

"Creo que Rosenkrantz caracteriza al populismo como incompatible con la democracia y, por ende, aunque no lo dice, da a entender que es 'fascista'", analizó Zaffaroni en diálogo con Página/12, algo que, continuó, "es bastante común desde los tiempos en que toda nuestra 'democracia' se encolumnaba detrás del embajador Braden y creían que estaban desembarcando en Normandía, cuando en realidad la masa marginada de nuestra sociedad, el 'aluvión zoológico' que decía Ernesto Sammartino, le desembarcó por el Riachuelo".

"Más allá de todos los errores que pudieron cometer todos los populismos, como Rosenkrantz es 'cosmopolita' no se da cuenta que lo que en el norte imperial es "fascismo" en el sur colonizado son movimientos de liberación", reflexionó el magistrado. El fascismo, siguió en su razonamiento, "siempre es imperial y, por supuesto, esta característica, por definición, no puede tenerla ningún movimiento de liberación del sur colonizado o semi-colonizado, aunque asuma todas las formas 'bonapartistas' que lo asemejen en su estética y publicidad".

Por otra parte, planteó Zaffaroni, "conviene preguntarle cuántos de nosotros estaríamos vivos y sabríamos leer y escribir y hubiésemos llegado a la universidad en nuestra América colonizada o subordinada si no hubiese sido por los movimientos populares de nuestra región, llámese APRA, zapatismo, varguismo, yrigoyenismo, cardenismo, velasquismo o peronismo".

Estos movimientos populares, recordó, "ampliaron las bases de la ciudadanía real". Y si bien "algunos fueron autoritarios", ninguno de los efectos de ese autoritarismo populista "se compara con las atrocidades cometidas por todos los llamados 'liberales' y 'democráticos' llevados a cabo por destituirlos o por revertir sus efectos de ampliación ciudadana", señaló a este diario.

Para Zaffaroni, Rosenkrantz debe ser más coherente "si quiere aplicar un 'liberalómetro'". Y planteó en ese sentido: "¿Quiénes fueron, no se sí más "liberales" o por lo menos menos antiliberales? ¿Acaso fue liberal bombardear la Plaza de Mayo, disolver todos los partidos políticos, fusilar sin proceso y por delito político, proscribir a los partidos mayoritarios, prisionizar por decreto a miles de personas o cometer genocidios? Que me diga Rosenkrantz ¿cuál de nuestros populismos cometió semejantes aberraciones en esa medida?".

Por último, en reivindicación a la frase de Eva Perón que el vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia quiso descalificar, Zaffaroni dijo que "sí es cierto que donde hay una necesidad hay un derecho".

"Aunque de momento no se disponga de los medios para satisfacerlo, hay un mínimo que debe satisfacerse, por lo menos cuando está en riesgo la vida, la salud y la dignidad de persona. ¿O creer como Ludwig von Mises que es un 'error frecuente' creer que todo ser humano tiene algún derecho por el hecho de haber nacido? Esta de von Mises es la mejor y más sintética negación de la idea nuclear de los derechos humanos", concluyó Zaffaroni, sumándose al coro de rechazos que recibió el vicepresidente de la Corte Suprema por sus declaraciones en la Universidad de Chile durante la conferencia “Justicia, derecho y populismo”.

Uno de los primeros en pronunciarse sobre el discurso de Rozenkrantz fue el diputado nacional Rodolfo Tailhade, quien dijo que el Congreso nacional debería evaluar “si no corresponde algún proceso disciplinario” contra el juez, ya que con sus expresiones “se está metiendo en política y no lo puede hacer desde el lugar que tiene".

Con su definición, el ministro del máximo tribunal “no está hablando técnicamente” como le correspondería hacerlo por el cargo que tiene sino que “está descalificando una fuerza política” y “adelantando que todo lo que esa fuerza plantee nunca va a tener consideración de la Corte”, agregó el diputado del Frente de Todos.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, también salió al cruce de las declaraciones antiperonistas del magistrado al considerar que sus dichos son propios de quienes “no entienden las necesidades” del pueblo y “no creen en ampliar derechos” a favor de la sociedad, "salvo que las necesidades y los derechos sean los de sus ¿ex? patrones de Clarín”.

Las declaraciones de Rosenkrantz
La exposición de Rosenkrantz, el juez amigo del operador macrista fugado Fabián "Pepín" Rodríguez Simón, consistió en una negación de las desigualdades, la exaltación del individualismo y la exhibición de una preocupación por el "costo" de las transformaciones y de "cada derecho".

“No puede haber un derecho detrás de cada necesidad porque no hay suficientes recursos para satisfacer todas las necesidades (...) A menos que restrinjamos lo que entendemos por necesidad o entendamos por derecho a las aspiraciones que no son jurídicamente ejecutables”, fue la frase con la que Rosenkrantz descalificó la consigna de Eva Perón, quien afirmaba que "detrás de cada necesidad existe un derecho".
Si bien el pensamiento del supremo no es novedoso, este sinceramiento llega en un momento particular, cuando uno de los grandes puntos de tensión en plena debacle económica es la distribución de la riqueza. Y en un escenario político en el que crecen las críticas sobre el funcionamiento de la Corte Suprema.

Una de las más visibles es la que encabezan 17 gobernadores que presentaron una queja ante el máximo tribunal por el reparto inequitativo de recursos, en el marco de la demanda del gobierno porteño por fondos coparticipables para seguridad.

Este jueves, además, los gobernadores del oficialismo se reunirán con el presidente Alberto Fernández para redondear un proyecto de ampliación del máximo tribunal. Desde Balcarce 50 expresaron a Página/12 que el objetivo del encuentro, que comenzará a las 18 y se llevará a cabo de forma privada en el despacho presidencial, va a ser "escuchar el planteo de los gobernadores sobre ese tema y contarles un poco sobre el proyecto que hay acá".

Fuente: pagina12.com.ar