Miércoles 23 de Mayo de 2018 - 02:11:39

Fotos íntimas, adolescentes y Facebook: así funciona "Caretas"

Se trata de un personaje ficticio que interactúa con jóvenes y comparte consejos sobre cómo pueden tener una experiencia más segura en internet. Los detalles de esta herramienta de Inteligencia Artificial.

El debate fue arduo y duró todo el año en Facebook

UNICEF y Facebook, en alianza con la empresa argentina Sherpas, presentaron una experiencia virtual que une ficción y realidad para ayudar a adolescentes y jóvenes a comprender los riesgos de compartir imágenes íntimas en InterneT; y las acciones que pueden tomar en situaciones de este tipo.

En una plataforma de inteligencia artificial, llamada "Caretas", los adolescentes de 13 años en adelante pueden interactuar a través de un bot en Messenger con Fabi, el personaje ficticio de una adolescente muy activa en redes sociales. Ella está atravesado el final de una relación cuando descubre que su ex pareja compartió un vídeo íntimo de los dos.

¿Cómo funciona?
Utilizando su cuenta de Messenger, Fabi funciona con tecnología ChatBot manteniendo una conversación donde busca ayuda y consejo entre los jóvenes que toman contacto con ella. La pregunta que dispara la conversación es “qué debo hacer después que mi ex novio ha publicado un video íntimo en redes sociales”.

La narrativa es construida mediante el envío de mensajes de texto, fotos, videos y mensajes de audio durante al menos 48 horas, transformando el diálogo en una experiencia real.

"Caretas es una herramienta digital que nos da la oportunidad de conversar individualmente con cada adolescente, en el contexto en el que se desenvuelve y en el lenguaje que suele usar. Toda la experiencia con la herramienta tiene el objetivo de crear empatía con nuestro personaje e informarle al adolescente sobre los riesgos del ambiente online", explicó la representante de UNICEF en Brasil, Florence Bauer.

"Esta experiencia también amplía las fronteras de interacción digital y nos da nuevos caminos para comunicar y movilizar a las personas sobre los temas relacionados con los derechos del niño y del adolescente", añadió Florence.

Primeras métricas

Los primeros resultados de Caretas mostraron que esta forma de interactuar con jóvenes es particularmente eficaz para llamar su atención sobre los riesgos en Internet.

Cerca de 7,4 mil adolescentes probaron Caretas entre junio y noviembre de 2017, con 1,6 millones de mensajes intercambiados entre ellos y Fabi. Poco más del 40% de ellos concluyó la experiencia.

De los adolescentes que llegaron hasta el final de la historia, sólo el 39,7% declaró que sabían lo que era sexting y cómo protegerse de violencia online y cyberbullying antes de participar de Caretas. Este porcentaje creció al 90,5% después del intercambio de mensajes con Fabi.

"Nuestra inspiración viene de esta conversación individual y personalizada de Fabi con los adolescentes. El objetivo del diálogo es informar a los adolescentes y entender sus comportamientos, generando empatía y dándoles conocimiento para protegerse. Para nosotros, Caretas es un ejemplo de cómo podemos generar un impacto positivo en asuntos fundamentales relacionados con la adolescencia ", explicó el cofundador de Sherpas, Gastón Gertner.

Antidesempleo: Google lanza su "rastreador" de trabajos en la Argentina

El buscador bucea en "plataformas aliadas" para ofrecer las mejores ofertas laborales a sus usuarios. 

Casi la mitad de los usuarios de Internet buscan trabajo de forma on line y muchos de ellos acuden a plataformas laborales para encarar este proceso. Ante esta evidencia, el buscador Google acaba de lanzar en la Argentina la función "Empleos" que conecta a solicitantes con empleadores.
En los próximos días, el buscador contará con la función "empleos", por la cual a través de la inteligencia artificial el usuario podrá acceder a las ofertas de trabajo existentes en las plataformas especializadas. Además, según los filtros o necesidades preestablecidas por los usuarios, los resultados serán más acotados.

El usuario obtendrá como resultado una selección detallada de cada puesto, con su correspondiente descripción. A su vez se podrán programar alertas y recibir una notificación por mail que coincidan con el perfil de trabajo buscado.

Como si eso fuera poco, un usuario puede ver cuánto tiempo le llevaría llegar al trabajo desde su casa, ya que Google lee la información de localización de sus usuarios registrados.

La utilización es muy simple, sólo basta con tipear frases tales como "trabajos cerca de mí", "trabajos para docentes" o consultas similares, para obtener los resultados adecuados a cada búsqueda.

En la Argentina, el buscador se alineó con partners tales como Empleos Clarin, Trovit Empleos, Trabajemos Argentina, Workana y Lovemondays, y a nivel global con LinkedIn y Glassdoor, entre muchos otros.

"La genética nos da una 'medicina de precisión': diagnosticar y tomar decisiones basadas en el ADN del paciente"

La investigación en genética es un campo abonado para la ciencia ficción: hemos visto en muchas películas como las cadenas de ADN en las que los ácidos nucleicos (esas bolitas que forman la conocida doble hélice) se ordenan y reordenan para crear un virus mortal o una nueva raza de superhéroes.

"La genética nos da una 'medicina de precisión': diagnosticar y tomar decisiones basadas en el ADN del paciente"

Sin llegar a los superhéroes, es cierto que la genética abrió las puertas, entre otras cosas, a una medicina hiperpersonalizada, en la que nuestro genoma le diga a los médicos qué enfermedades nos amenazan a cada uno antes de llegar a padecerlas, o en la que unos padres portadores de una enfermedad puedan evitarle a su descendencia la misma patología.

Y esto ya es una realidad cotidiana: la Seguridad Social en España ya cuenta con unidades de análisis genético en las que se asesora a pacientes y a sus familiares que buscan saber si una enfermedad que afecta a uno de ellos puede afectar también a los demás, y qué medidas pueden tomar para evitarlo.
En medio de esta dualidad de presente y futuro, los investigadores avanzan para descubrir y aprovechar todas las posibilidades que tiene el estudio de nuestros genes, y de los genes de otros organismos a nuestro alrededor, como por ejemplo de los alimentos que consumimos. Los transgénicos u OGM no terminan de implantarse en Europa a causa de la fuerte oposición pública (y, por tanto, política), pero la comunidad científica no se cansa de decir que son tan seguros como lo son los cultivos convencionales.

Más allá de los transgénicos, la ingeniería y la investigación genética son un campo científico fructífero y también un sector económico al alza: técnicas de diagnóstico, medicina personalizada, mejora agrícola y todas las herramientas para extraer, conservar y analizar la enorme cantidad de datos que guardamos en nuestro genoma son algunas de las oportunidades de negocio que trae consigo este campo de investigación.

Hemos hablado con Álida Ballester, responsable de Sistemas Genómicos, una empresa española que se dedica a la investigación en el campo de la genética.

Decíamos que la investigación genética no es algo nuevo, pero para muchos no está del todo claro a qué se dedica concretamente un científico que trabaje en este área. ¿Qué podemos hacer ahora gracias a la genética que antes no podíamos?

La genética nos ha dado la posibilidad conocer la secuencia de los ácidos nucleicos, es decir, nuestro ADN, y eso la ha convertido en una herramienta indispensable en el área de la medicina. Esto ha sido posible gracias a los avances que se han producido en métodos de secuenciación automatizados y, a gran escala, a lo que conocemos como secuenciación masiva o NGS.

Estos avances son fundamentales, ya que nos permiten estudiar muchísima información, posiblemente relacionada con enfermedades, y hacerlo en menos tiempo y por mucho menos dinero.

Alida Sg

¿Cómo aprovecháis vosotros toda esta información?

Lo que hacemos es buscar y detectar alteraciones a nivel genético y cromosómico a través de distintas tecnologías, con el objetivo de encontrar la causa genética de la enfermedad de un paciente y asesorar a su familia sobre el riesgo de tener descendencia afectada por esa enfermedad. Así podemos ayudar al diagnóstico prenatal y al de los propios pacientes.

Nosotros (yo, los lectores), como ciudadanos de a pie, ¿de qué forma nos estamos beneficiando de los adelantos científicos en este campo?

La investigación relacionada con el descubrimiento de genes asociados a determinadas patologías, así como los cambios en esos genes que mejoran el efecto de los tratamientos han llegado ya a la población.

De hecho, ya existen y se aplican pruebas que ayudan a detectar el origen genético de determinadas enfermedades, o que analizan nuestros antecedentes familiares y nos permiten cambiar de hábitos de vida o tomar decisiones respecto a nuestra descendencia para evitar desarrollar esas mismas enfermedades. Se aplican ya (y son muy útiles) tanto en la detección precoz de patologías como en su prevención.

En el campo de la biomedicina, hablamos de una medicina personalizada, pero vosotros lo llamáis 'medicina de precisión'. ¿Qué es esto?
En la medicina hay un cambio de paradigma gracias a la enorme posibilidad de diagnóstico de enfermedades genéticas utilizando la secuenciación masiva del ADN. A la vez, buscamos que los médicos tengan la información más precisa posible a la hora de tomar decisiones clínicas, incluyendo el momento de prescribir el tratamiento que sea lo más ajustado posible a cada paciente.

Esto es lo que llamamos medicina de precisión, que empieza a ser una realidad en la mayoría de las especialidades médicas, particularmente en la oncología.

De hecho, precisamente en oncología tenemos la capacidad de examinar desde una mutación concreta hasta el exoma entero [exoma es la parte del genoma formado por los exones, es decir, las partes codificantes de los genes que formarán parte del ARN]. Esto nos permite conocer la máxima información de cada célula cancerígena, incluso desde las primeras etapas del cáncer.

Trabajáis también en temas agrícolas, ¿en qué consiste la investigación genética en este campo?

Lo que hacemos en la parte agroalimentaria son actividades como la detección de transgénicos, autentificar que una especie animal o vegetal sea efectivamente la que dice su productor o vendedor, detectar la presencia de alérgenos o de microorganismos en alimentos... Todo esto sirve para evitar fraudes en la industria alimentaria.

Recientemente, gracias a lo que comentábamos antes de la posibilidad de realizar secuenciación masiva, estamos trabajando para detectar características interesantes en nuevas variedades agrícolas: que sean más productivas, que resistan bien las sequías, que sean inmunes a enfermedades o plagas...

puzzle-adn

También tenéis una unidad de bioinformática, ¿en qué consiste el trabajo que desarrollan en esa unidad? ¿Cómo se unen dos disciplinas que parecen tan alejadas como la biología y la informática?

La Unidad de Bioinformática, una de las primeras en España, es de suma importancia: las técnicas de secuenciación masiva arrojan millones de datos en códigos complejos, fruto de la secuenciación del código genético, y la labor de los expertos bioinformáticos consiste en desarrollar procesos de análisis con los que filtrar la información relevante y eliminar la que no aporta nada al diagnóstico o al estudio en cuestión.

Es decir, que su trabajo facilita las tareas del grupo de expertos en diagnóstico genético, que dan sentido a los datos generados.
¿Cuál es el futuro en el campo de la investigación genética? ¿Llegaremos efectivamente algún día a diseñar nuestro ADN?

El futuro de la investigación genética no tiene límites conocidos en estos momentos. Quedan muchas líneas de investigación por avanzar y seguirán surgiendo nuevos retos que abordar. La medicina personalizada y de precisión es una de ellas, y esta sí que la veremos en un futuro próximo.

Por último, ¿cómo veis el sector en el aspecto económico y empresarial en España? ¿Es un negocio que va en aumento?

El mundo de la genómica está siendo cada vez más accesible, ya que los profesionales tienen cada vez más formación al respecto, conocen mejor las posibilidades que se les ofrece, cómo se pueden aplicar y cómo pueden ayudar a la sociedad con este conocimiento. Todo esto hace que de forma indirecta aumente el interés por este ámbito y los estudios que desarrolla.

Por otro lado, también el paciente tiene a su alcance más información gracias a los medios de comunicación, por lo que muchas veces son ellos mismos los que reclaman o sugieren la posibilidad de realizarse un estudio genético. Sin duda, la tecnología avanza a un ritmo vertiginoso, haciendo que todo sea más práctico, más rápido y más económico.

Más de 30 años de datos meteorológicos señalan que con la solar y eólica no basta: necesitamos más fuentes de energía renovable

El horizonte de la energía 100% verde está cada vez más cerca. Poco a poco, a medida que los precios de las renovables alcanzan mínimos históricos, ciudades, regiones y países enteros crean planes hacia la transición completa total. Pero como de costumbre, lo que parece una buena noticia, si no se hace bien, puede acabar siendo un despropósito.

Más de 30 años de datos meteorológicos señalan que con la solar y eólica no basta: necesitamos más fuentes de energía renovable

Y es que basar toda la producción en tecnologías solares y eólicas sin prestar atención a otras fuentes de energía (verdes también), puede ser innecesariamente caro y difícil. Al menos, eso señalan los datos una investigación publicada en Energy & Environmental Science

Problemas de suministro en el paraíso eólicosolar

Andreas Gucklhorn 285602 Unsplash

Los investigadores analizaron 36 años de datos meteorológicos desglosados por hora y descubrieron que existen desequilibrios importantes en la producción de energía renovable incluso cuando pensamos en escala continental.

Según sus cálculos, sería complejo que la energía solar y eólica pudieran cubrir el 80% de la demanda energética. Conseguirlo requeriría inversiones masivas en generación, almacenamiento y transmisión de energía. Se necesitaría una capacidad mucho más alta de lo necesario para poder asegurar el suministro de forma estable.

Las estimaciones son claras, alcanzar el 80% de suministro eólicosolar en EEUU requeriría conectar toda la red del país con infraestructuras de transmisión de alta velocidad o ser capaces de construir sistemas de almacenamiento de, al menos, 12 horas por todo el país. Algo que, hoy por hoy, se estima en 2,5 billones de dólares. Algo que se dispara si aspiramos al 100%.

Una política responsable

Naletu 275086 Unsplash

Pero el precio es lo de menos, los impedimentos a medio plazo son tecnológicos y legales. "Los responsables políticos deberían considerar los datos y las compensaciones que resultan de este tipo de análisis de datos antes de adoptar políticas o mandatos para una red 100% eólica / solar", explicaba Nathan Lewis, profesor del CalTech y coautor del estudio.

Y lleva razón: hacer la transición hacie fuentes renovables de energía es mucho más que instalar plantas solares o campos eólicos, conlleva darle la vuelta a la red eléctrica. Conlleva renovarla entera y, además, crear una política pegada a la realidad tecnológica del momento. Personalmente, estoy convencido de que podemos aspirar a una energía 100% renovable, pero cada vez hay está más claro que no debemos prescindir de ninguna herramienta para conseguirlo. Al menos, de entrada.

No necesitamos planes caros e irrealizables, necesitamos compromisos sostenidos en el tiempo y decididos a transformar el mix energético de forma costo-efectiva y sostenible. El cambio climático es un problema serio (posiblemente, el problema más serio al que tenga que enfrentarse nuestra generación) y la verdad verdadera es que solo podremos hacerle frente si tenemos a la ciencia de nuestro lado.

Bienvenidos a la nanomadera: no hay nada más nuevo que la vieja madera (con un poco de nanotecnología)

La gestión del calor es un infierno en las ciudades modernas. Es muy difícil encontrar buenos aislantes que nos ayuden a mejorar la eficiencia energética de las casas. Los que tenemos son difíciles de fabricar, caros y lesivos para el medio ambiente.

Bienvenidos a la nanomadera: no hay nada más nuevo que la vieja madera (con un poco de nanotecnología)

En los últimos años, hay muchos investigadores están intentando crear opciones baratas y respetuosas con el medioambiental. “La naturaleza está produciendo este tipo de material”, explica Liangbing Hu, el investigador principal. Solo tenemos que aprender a sacarle todo el partido posible.

Una fuente inagotable de materiales para el futuro

Thisisnanowo

Este equipo de investigación es un viejo conocido de Xataka. Hace un tiempo hablamos de sus esfuerzos para crear una madera hasta ocho veces más fuerte que el acero. En aquella ocasión habían sido capaces de eliminar buena parte de la lignina y la hemicelulosa de la madera antes de prensarla.

Sin embargo, en este proyecto las eliminaron por completo y consiguieron generar una 'estructura anisotrópica' con ella. De esta forma, mientras es capaz de conducir la energía y el calor en una dirección (en vertical), no puede hacerlo en otra (en horizontal). Esto la convierte en un excelente aislante además de ser liviana y aguantar grandes presiones.

Según explican los investigadores, ”la nanomadera despunta entre los materiales súperaislantes disponibles”. Falta mucha investigación, pero es cierto que las cifras preliminares apuntan a esa dirección. Y pronto lo sabremos: la técnica de procesado es sencilla, barata y biodegradable (en condiciones adecuadas).

Los investigadores señalan que las cifras muestran un material "tan fuerte, liviano y térmicamente aislante que podría tener una gran cantidad de usos": aislamiento de edificios, automóviles o protección de componentes electrónicos. Sea como sea, en los últimos años todo parece indicar que el material del futuro va a ser algo tan "antiguo" como la madera.