Tienen estética de animé y viven dentro de parlantes inteligentes. Se los puede crear a medida y son aliados del hogar conectado.

Los asistentes virtuales holográficos son furor en Asia.

Funcionan como Siri, Alexa o Google Assistant, pero cuentan con un agregado: incluyen hologramas. Una de las tendencias presentes en la feria de tecnología CES Asia son los asistentes virtuales holográficos. Algo que no es nuevo, pero en estas nuevas ediciones están optimizados y se muestran cada vez más populares entre los consumidores.

En la feria, un grupo de 4 jóvenes miran de cerca a Xiao-ou, una chica en forma de holograma que se encuentra dentro de un parlante inteligente. Le hablan, se ríen y se miran con complicidad.

El holograma es un desarrollo de la compañía china Obbex. No la quieren presentar sólo como una "novia virtual", sino también como una acompañante para parejas.

A través de una app es posible crear el avatar del holograma, tomando como base la imagen de una persona real. Xiao-ou, como todos los asistentes inteligentes, permite controlar el hogar inteligente: prendiendo o apagando dispositivos, o programando funciones de otros. Y también puede hacer otras actividades, como bailar.

Está programada para interactuar con el usuario, preguntarle cómo está y responder consultas. También puede enviar recordatorios con tareas o pendientes al smartphone del usuario y hasta comparar posibles precios antes de realizar una compra en una plataforma de ecommerce.

Gowild Holoera es una pirámide brillante que habla con el usuario, responde preguntas y toca música.

El holograma vive adentro de un dispositivo denominado AI Box, que viene en dos modelos. Ambos son wifi y varían en su peso (0,75 Kg y 2,4kg).

Incubadora de hologramas

En otro rincón de la feria de tecnología, se encuentra una asistente virtual denominada Gowild Holoera. Es una pirámide brillante que habla con el usuario, responde preguntas y toca música.

El producto, que inicialmente se lanzó en 2016, saluda, charla, canta, toca música, ayuda a los niños a aprender chino mandarín y cuenta chistes. Y tal como si fuera el famoso Tamagotchi: duerme la siesta y come.

El precio de este asistente supera los USD 500. Gowild, la empresa que vende el producto ha creado otros personajes virtuales y pretende funcionar como una incubadora de hologramas con inteligencia artificial.

Una tendencia en Asia

Otro de los productos de este tipo ya posicionados (aunque no de forma masiva) en Asia es Gatebox Inc. que ha creado su holograma 3D con forma de animé.

Gatebox creó su asistente virtual con forma de animé.

En este caso, el dispositivo tiene a Azuma Hikari como personaje holográfico. Como en otros casos, brinda compañía y puede controlar y monitorear un hogar inteligente.

Fuente: infobae