Viernes 18 de Enero de 2019 - 17:15:34

La aeronave puede volar a un máximo de 101 kilómetros por hora y hasta 365 metros de altura

El Hexa estará disponible en Austin (@SEREF737)

No hay duda de que cada vez estamos más cerca de cumplir una fantasía que comenzó a gestarse desde hace varias décadas: los vehículos voladores. Y es que gracias a la creciente tecnología de los drones, sólo es cuestión de tiempo para que finalmente llegue el día en el que nos despidamos del tráfico y los embotellamientos en las calles.

Esta es la visión que tiene Matt Chasen, un experto en ingeniería mecánica y aeroespacial, quien además es director ejecutivo de LIFT Aircraft, una compañía que se ha sumado a la competencia de coches voladores al sacar su prototipo más ambicioso: el Hexa.

Se trata de un dron con cabina para piloto que puede controlarse mediante un joystick y un iPad Pro. Pesa casi 200 kilos y tiene 18 juegos de hélices, motores y baterías, en caso de que ocurra un fallo en el suministro energético.
Algunas funciones permiten que el vehículo se desplace de manera autónoma. De hecho, si el piloto tiene algún problema mientras está volando puede dejar que el control en tierra se ocupe de aterrizar la nave de forma remota.

Durante el vuelo, los pilotos pueden ver información de seguridad en una pantalla de realidad aumentada instalada dentro de la cabina. La aeronave puede viajar a casi 100 kilómetros por hora, como velocidad máxima, y cuenta con flotadores de aire, lo que le permite aterrizar sobre agua en caso de que sea necesario.

"A diferencia de los helicópteros tradicionales, con Hexa no necesitas grandes habilidades para poder volar", explicó Matt Chasen durante una entrevista con el periódico The Washington Post. "Si sueltas completamente el joystick, la aeronave se mantendrá a flote en una posición GPS. Además está programada para que en caso de que ocurra algún imprevisto y bajen los niveles de batería, el avión vuelva automáticamente al sitio del que despegó", agregó.

Ell Hexa puede viajar a casi 100 kilómetros por hora (Foto: @infodron_es)

Hasta ahora el Hexa no necesita de un carnet o permiso especial para poder conducir, ya que está considerado como vehículo ultraligero, es decir, que puede volar a un máximo de 101 kilómetros por hora y hasta 365 metros de altura, dependiendo de su localización.

Chasen refirió que su meta es trasladar esta tecnología al mundo del transporte urbano, en donde aún no se permite el uso de este tipo de aeronaves. "Nos encargaremos de que la gente confíe en nuestra tecnología. Una vez que esto suceda, será inevitable que la gente quiera usarlo para vuelos de traslado", aseguró.

Por ahora la única opción para probar Hexa será en un lago situado en las afueras de Austin, donde los vuelos tendrán una duración de 15 minutos y costarán alrededor de USD 249.

El aterrizaje de la aeronave puede controlarse desde un ipad (Crédito: @RobotShop)

Para operar el Hexa, los clientes tendrán que tomar un curso previo de instrucción. Este incluye mirar videos de seguridad y entrenar en un simulador de realidad virtual antes de poder subirse a la aeronave.

Otro de los objetivos del empresario consiste en contar con Hexas en al menos otras 25 ciudades de Estados Unidos. El director ejecutivo reveló que planea tener entre 3 y 5 localizaciones aseguradas para el próximo año.

Chasen no cree que este tipo de drones sean avalados para su uso como transporte comercial, hasta que se demuestre que son seguros. Cuando eso suceda, afirmó, "es probable que de inmediato surja una nueva alternativa de transporte urbano".

Su predicción es que en menos de 10 años las aeronaves como Hexa sobrevolarán las ciudades.