Martes 25 de Septiembre de 2018 - 13:04:55

Twitter comenzó a cerrar las cuentas de personas que se iniciaron en la red social cuando eran menores de 13 años, pese a que muchos de ellos ya son mayores de edad, a raíz de la reciente entrada en vigencia del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) europeo.

Twitter cierra cuentas para cumplir con las nuevas leyes europeas 
"Recientemente hicimos cambios en los productos vinculados con las nuevas normativas de privacidad (RGPD) y nos dimos cuenta de que (los perfiles) fueron creadas por personas cuando eran menores de 13 años", explicó Twitter en un comunicado.

En este sentido, avisó que esas cuentas fueron "cerradas de forma automática", dado que por la reciente normativa de datos no pueden mantener contenidos creados por personas cuya edad no alcanza el límite establecido.

Si bien se reportaron casos en Europa, la red de microblogging no aclaró si también está aplicando esta política en países de otros continentes (la edad mínima de 13 años para abrir una cuenta es un requisito internacional de la plataforma).

"Nuestras reglas no permiten a nadie menor a 13 años tuitear o crear una cuenta de Twitter por lo que estamos trabajando en una solución técnica para eliminar esos tuits, y permitir que los propietarios de cuentas impactados continúen en Twitter", explicó la compañía.

Por el momento, una de las propuestas que la red de microblogging está sugiriendo a esos usuarios afectados es la creación de una nueva cuenta.

"Pedimos disculpas por la confusión y el inconveniente, y continuaremos trabajando para mejorar el servicio", remarcó. El RGPD entró en vigencia el 25 de mayo y es de obligado cumplimiento en todos los países miembros en la Unión Europea.

El nuevo marco legal supone que toda organización -sea cual fuere su localización geográfica- que trabaje con datos de europeos deberá informar de manera "entendible" cuál es el fin con el que se los solicitan y eliminarlos cuando esa misión se cumplimente.

También aumenta de forma drástica el nivel de multas para las empresas que incumplen la ley de protección de datos, lo que puede llegar a significar hasta un 4% de su facturación anual global.