Lunes 18 de Junio de 2018 - 06:20:39

2018 está siendo un año "raro" en el mercado de los televisores. En el CES de enero vimos mucho prototipo: la tele OLED de 88 pulgadas y 8K de LG, The Wall con MicroLED de Samsung y Sony con su chip X1 Ultimate. Todo ello tecnologías con la vista puesta en el futuro, pero poco concreto sobre los modelos de este año. Precisamente lo poco que habíamos visto de consumo hasta ahora nos muestra que los televisores 4K de gama alta han alcanzado su madurez y éste puede que sea un año de transición.

Así son los nuevos televisores Samsung QLED para 2018: apuesta total por el diseño

Lo veíamos con Sony, que este año presentó la OLED AF8 como alternativa (y no sustituta) de la OLED A1 del año pasado: más barata y distinto diseño, y por lo demás todo igual. O con LG, que no ha dado aún muchos detalles pero incorpora en sus nuevos modelos OLED inteligencia artificial con alguna actualización de especificaciones. La gran incógnita hasta hora era saber qué iba a hacer Samsung con su gama alta de teles QLED. Tras la presentación de hoy en Nueva York ya tenemos la respuesta y ya os adelanto que hay pocas sorpresas: modelos con mejoras pero muy similares a lo que teníamos el año anterior.
Sigue la apuesta por el QLED
Respecto a la tecnología, pocas sorpresas respecto a lo que insisten una y otra vez desde la marca cada vez que les preguntamos por los televisores del futuro: Samsung sigue apostando por el QLED que introdujo en sus modelos del año pasado. Aunque ya os hemos hablado en varias ocasiones de la tecnología, en esencia se trata de una evolución de los LCD en el que la activación de los píxeles se hace de forma individual.

Tiene sus ventajas respecto a OLED: no utiliza material orgánico (y por tanto en teoría no hay quemados ni retenciones) y es capaz de alcanzar más brillo. La gran desventaja es precisamente que no son OLED y los paneles QLED necesitan una fuente de iluminación externa para mostrar la imagen, al igual que los paneles LCD. Esto en la práctica significa que no alcanzan el mismo nivel de negros que los televisores que utilizan esta tecnología.

La gama QLED de este año se compone de los siguientes modelos:

Samsung QLED Q9F (plana en 65, 75 pulgadas)
Samsung QLED Q8C (curva en 55, 75 pulgadas)
Samsung QLED Q8F (plana en 55, 65 pulgadas)
Samsung QLED Q7F (plana 55, 65 y 75 pulgadas)
Samsung QLED Q6F (plana 49, 55, 65, 75 y 82 pulgadas)

Q8c

A falta de que Samsung confirme las especificaciones concretas de cada modelo, todo parece indicar a que todos ellos, excepto la Q9F, son modelos Edge LED, esto es, con iluminación en los marcos laterales. Tan sólo la Q9FN incorpora tecnología Direct Full Array, con iluminación en malla de LED por toda la superficie del panel en lugar de sólo en los laterales. La ventaja de esto es que se controlan mejor las pérdidas de luz que con la iluminación sólo en los marcos.

Tendremos que esperar a las especificaciones concretas para ver el resto de diferencias, pero aquí, y si nos guiamos por lo que ocurría en 2017, es posible que las diferencias entre modelos se limiten a la potencia de sonido y pequeñas mejoras de software. Os mantendremos informados.

A modo de curiosidad, y para cerrar este apartado, dos observaciones breves:

Tan sólo un televisor curvo, el Q8C. Ya hemos visto esta tendencia en otros fabricantes, que cada vez apuestan menos por este formato.
Cada vez vemos modelos más grandes en gama alta pero también en gamas medias. Luego hablaremos de modelos LED, pero el NU80005 de este año llega hasta las 82".
Diseño continuista con nuevo cable "todo en uno" de verdad

Cable One Connect

¿Cómo innovas en diseño si básicamente tu tele del año pasado se reduce a un marco bastante fino de por sí y el módulo de los cables que va a parte? Pues... complicado, pero Samsung ha demostrado que se puede. Las nuevas teles QLED de Samsung traen nuevas peanas, de mejor calidad y con distintos acabados, pero poco más en ese aspecto. Y, como digo, mantienen la idea del modelo anterior: la pantalla por un lado y el módulo de los cables por otro.

Donde sí hay novedad es en la forma de unir pantalla y módulo One Connect. El año pasado presentaron lo que llamaron "Cable Óptico Casi Invisible", que permite unir con un sólo cable de fibra óptica y casi transparente la pantalla al "cerebro" de la tele. Como idea estaba muy bien pensada, pero había un problema: el cable de alimentación iba a parte.

Este año el cable pasa a ser "One Invisible Cable", y es que es sólo un cable de verdad: por él pasa todo lo necesario para reproducir la imagen en el panel y también la alimentación. Está fabricado con teflón y, según explican, está preparado para que en caso de corte del mismo automáticamente se interrumpe la corriente eléctrica. Eso sí, todo ello tiene un coste: al menos en las fotos parece un poco más grueso y aparatoso que el del año pasado.

Samsung Ambient Mode

Finalmente, estrenan una nueva funcionalidad a la que han llamado "Ambient Mode", con la cual puedes tomar una fotografía de tu pared con el móvil y el fondo del televisor apagado pasará a ser dicha imagen y ya no el clásico negro. Sobre el fondo se irá mostrando información de utilidad para el usuario, como mensajes, el tiempo u otras notificaciones. Con esto Samsung quiere conseguir, en sus propias palabras, "una pantalla de aspecto transparente". Otra opción que incluye es la posibilidad de imitar al modelo The Frame, y hacer como si el televisor fuera un cuadro (pero sin el marco de madera).

Y apuesta total por el software
Otra de las principales novedades de las nuevas QLED está en el software. Han introducido mejoras a la hora de configurar el televisor y permite, según lo que explican, hacer que la sincronización entre apps del móvil y apps del televisor sea más sencilla sin necesidad de tener que ir introduciendo en la tele las contraseñas una a una. Incluyen, además, una nueva guía de programación "más intuitiva". Respecto al sistema operativo de su Smart TV, tampoco sorpresa: Samsung mantiene Tizen.

Las dos grandes novedades de este año, eso sí, son otras. La principal: el televisor pasa a ser para Samsung el eje central de su ecosistema de Internet de las cosas, esto es, la tele será el hub al que se conectarán y desde el que se podrán controlar todos los dispositivos con Smart Things. Y la otra novedad: Bixby, el asistente digital de Samsung. Desde la compañía nos confirman que no estará disponible en España cuando lancen los televisores, pero sí que llegará más adelante, sin precisar fecha.

Samsung QLED 2018, precio y disponibilidad

Televisor

Los nuevos televisores QLED 2018 de Samsung llegarán a España en abril, aunque todavía no conocemos los precios. Actualizaremos con cualquier novedad.