Miércoles 25 de Abril de 2018 - 13:36:40

Se realizaron 14 allanamientos. Secuestraron 180 computadoras y celulares. Hay un detenido, señalado como responsable. También actuó la PSA.

Personal de PDI realiza un recuento de las computadoras secuestradas. 

Personal de la Policía de Investigaciones (PDI) con apoyo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) desbarató una red de juego clandestino que operaba centralmente en Casilda y tenia relación con otros locales de Chabas y Arequito. De los 14 allanamientos, que permitieron la detención del principal investigado, 11 fueron en Casilda, dos en Arequito y uno en Chabás. Se secuestraron alrededor de 180 computadoras, celulares, dinero en efectivo y otros elementos de interés para la causa. Interviene el Ministerio Público de la Acusación.

Por qué importa. Como resultado de procedió al secuestro de 166 computadoras sólo en Casilda, celulares, dinero en efectivo y anotaciones que aportarían datos para continuar con el proceso legal. En Mitre al 900 se detuvo a Julio L. señalado como el encargado de regentear los locales. Entre Chabás y Arequito se secuestraron las 14 computadoras restantes.

En tanto, se aprehendió a otras 9 personas, que quedaron alojados en dependencias de la Unidad Regional IV.

Personal del PDI y las CPU incautadas en uno de los garitos. 

El operativo. Los procedimientos, coordinados desde la PDI, dependiente del Ministerio de Seguridad conducido por Maximiliano Pullaro, comenzaron alrededor de las 23 en simultáneo en las tres localidades. En Casilda se irrumpió en Mitre al 900, Mitre al 1300, Rivadavia al 1600, Remedios de Escalada al 1600, 1ro de Mayo al 3400, Belgrano al 1100 y en cinco clubes. En Arequito se allanaron un club y un centro recreativo donde se secuestró una computadora y otros elementos. En tanto en Chabás, donde irrumpió la PSA quien dio cuenta a la Justicia Federal por razones de competencia. Allí se detuvo a Juan José P. señalado como el encargado del lugar.

La investigación estuvo a cargo de la Unidad Investigativa de PDI y comenzó el pasado mes de diciembre ordenada por el Ministerio Público de la Acusación de Casilda. Debido a la complejidad y la cantidad de procedimientos en simultaneo se solicitó el apoyo a la PSA.