Viernes 24 de Noviembre de 2017 - 11:13:26

El senador provincial Lisandro Enrico, se presentó en la audiencia de la Corte Suprema de Justicia por la situación hídrica de La Picasa, solicitando al tribunal superior que dicte una resolución o una sentencia, que sea cumplible tanto por las tres directamente involucradas (Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe) y por el Estado nacional, como así también que disponga la realización de obras para permitir un mayor escurrimiento de agua del territorio santafesino; por un lado, hacia la cuenca del Río Salado, y por el otro, explorar la posibilidad de conectar parte de los excedentes hídricos con la cuenca del Río Paraná.


La audiencia fue convocada por la Corte Suprema Justicia de la Nación, que es el tribunal originario, o sea, de única instancia cuando se presentan conflictos entre dos provincias. En este caso, la provincia de Buenos Aires planteó una queja contra la provincia de Santa Fe por el ingreso de aguas. A partir de ello, el tribunal vio el expediente y convocó a las distintas partes: a Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y al Estado nacional. A su vez, previo a las posturas de las partes hubo un tiempo para escuchar a cinco particulares damnificados, algunos de ellos, representantes de instituciones intermedias.
En base a ello, los cinco jueces del Tribunal: Ricardo Lorenzetti, Elena Hightong de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti; quienes hicieron preguntas a todos los expositores sobre distintas alternativas y compromisos.


Respecto a la audiencia, el senador Enrico manifestó: “Ahora lo que corresponde es que la Corte Suprema analice todos los escritos presentados. Luego de la audiencia esperamos que adopte una resolución que permita obligar, de alguna manera, a tomar medidas para permitir el escurrimiento de aguas”.
“En mi exposición planteé que la laguna La Picasa a esta altura no puede ser considerada una cuenca cerrada. Hay que permitir la circulación del agua hacia los lugares de evacuación natural, que pueden ser; en primer lugar, la cuenca del Río Salado, que termina depositando el agua en el mar argentino (cota 0) a través de la bahía de Sanborombón. En segundo lugar, pedí que se avance con la posibilidad de escurrir los excedentes hídricos hacia la cuenca del Río Paraná, adaptando para ello la salida por al Arroyo Pavón”, concluyó Lisandro Enrico.
Entre otros temas hídricos que incumben al Departamento General López, durante el desarrollo de la audiencia, se mencionó la propuesta del “canal de gravedad” para la laguna de Melincué y también se manifestaron otras opciones de escurrimiento para la laguna de Quirno, ubicada en Villa Cañás; ambas alternativas como parte de un plan que se estudia paralelamente a la situación de La Picasa.


Entre otros temas hídricos que incumben al Departamento General López, durante el desarrollo de la audiencia, se mencionó la propuesta del “canal de gravedad” para la laguna de Melincué y también se manifestaron otras opciones de escurrimiento para la laguna de Quirno, ubicada en Villa Cañás; ambas alternativas como parte de un plan que se estudia paralelamente a la situación de La Picasa.