Domingo 24 de Septiembre de 2017 - 12:39:34

El crimen de la adolescente sucedió el 10 de mayo de 2015 y se constituyó en uno de los casos emblemáticos de femicidio que dieron pie a la campaña "Ni una menos".


Manuel Mansilla, el asesino de Chiara Páez en Rufino, recibió una condena de 21 años de prisión. Así lo resolvió el juez de Menores Javier Prado, quien tuvo a su cargo la imposición de la pena luego de que el joven fuera declarado culpable de femicidio.
El asesinato se registró el 10 de mayo de 2015. Chiara Albertina Páez, de 14 años de edad y embarazada de dos meses, mantenía en ese momento una relación sentimental con Mansilla, quien en ese momento tenía 17 años.
El papá de la chica pidió a través de su perfil de Facebook pidió que los jueces que deben juzgar a los cómplices de Mansilla impongan severas condenas.
Según se pudo probar durante todo el proceso judicial, la chica sufrió un corte en el cuello producido con un cuchillo y varios golpes en la cabeza. Su cadáver fue enterrado en el patio trasero de la casa de Mansilla, que compartía con sus abuelos, su madre y la pareja de ésta, en bulevar San Martín 818 de Rufino.
El crimen de Chiara conmovió a toda la región y dio pie a numerosas marchas en reclamo de justicia. Además, fue considerado como uno de los casos más emblemáticos de femicidios que dieron origen a la campaña Ni Una Menos.
Al cabo de un investigación breve, Mansilla fue detenido, imputado y años después, en 2016, declarado culpable de homicidio agravado. Ese fallo lo dictó el juez Adrián Godoy, quien remitió el expediente al magistrado de Menores Javier Prado, encargado de imponer la sanción penal.