Martes 23 de Mayo de 2017 - 00:14:34

El senador provincial Lisandro Enrico coordinó una reunión entre el Secretario de Protección Civil de la Provincia, Marcos Escajadillo, y autoridades comunales, a efectos de analizar el escenario que podría darse en los próximos tiempos con el rebalse de laguna La Picasa y su respectiva afección sobre las localidades de la zona.

El encuentro desarrollado en el palacio de gobierno sangregoriense apuntó a tomar medidas anticipadas, a través de la conformación de un plan de acción que controlaría la hipotética situación. En representación de los pueblos más próximos a la laguna, asistieron cinco presidentes comunales: Roberto Alberdi (San Gregorio), Salvador Soraide (Chistophersen), Daniel Sagardía (Diego de Alvear), Walter Ramanzín (Aarón Castellanos) y Gustavo Artoni (Teodelina).

Además, concurrieron; el diputado provincial, Oscar Pieroni; el director provincial de Comités de Cuenca, Ing. Nicolás Mijich; el asistente técnico de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, Alfredo Raparo; funcionarios del Departamento Provincial de Vialidad; y autoridades ejecutivas del Comité de Cuenca “La Picasa”, entre otros.

En primer término, los técnicos presentes aseveraron y descartaron posibilidades de inundación de los pueblos ante un supuesto rebalse de “La Picasa”. No habría riesgos para las poblaciones, de acuerdo a la altura de los cascos urbanos (superan en al menos tres metros la cota de la laguna) y al tipo de desborde que tendría el espejo de agua, sería un avance lamilal.

En este sentido, Enrico remarcó: “Es importante transmitir lo que informaron los ingenieros. Los pueblos pueden tener ciertos inconvenientes de anegamientos transitorios, pero no sufrirán inundaciones. La conclusión surge a partir de las alturas que tienen las tierras pobladas. A su vez, son favorecidas por la forma llana en la que se podría expandir el agua de la laguna si es que persisten las lluvias. No obstante, los trabajos requeridos apuntarán a reducir los márgenes de aislamiento”.

En segundo lugar, se recalcó la necesidad de la importancia de tomar medidas de precaución en la zona sur de la ruta provincial 14 (sobre la jurisdicción de San Gregrorio), por ello, se intervendrá con trabajos que impidan la interrupción del tránsito. La paliativa solicitada frente a estas amenazas que hostigan a la carretera provincial, es hacer un levantamiento de la traza; alrededor de 500 metros serían alteados y por debajo se instalarían alcantarillas de paso.

Con el objeto de mantener el ritmo de producción agrícola, acorde a las circunstancias, en la jornada también se reclamaron acciones defensivas para evitar el anegamiento de los caminos rurales. La propuesta que evalúa Vialidad frente al estado de intransitabilidad que poseen ciertas calzadas naturales provinciales, es fortalecer vías de comunicación de emergencia.

“Los participantes de la asamblea coincidimos en solicitar la bajada de recursos de mantención a trazas más viables para preservar la circulación. Por ejemplo, una alternativa a considerar es asistir los caminos comunales, aquellos que permitan a los productores la continuidad de la actividad agrícola-ganadera”, agregó el senador provincial.

Canal de escurrimiento por gravedad

En cuanto a obras hídricas efectuadas en La Picasa, el legislador destacó las soluciones impulsadas por el gobierno provincial: “Pese a las dificultades para llevar adelante obras y la oposición de Buenos Aires, Santa Fe está desarrollando un canal alternativo que promueve una nueva salida natural de agua. El canal consta de 6000 metros, las máquinas ya superaron el 30% de su construcción”.

“Este desagüe es tan necesario como aliviador, porque las circunstancias actuales no posibilitan el funcionamiento de la estación de bombeo artificial. La implementación optimiza el nivel de drenaje y evitará consecuencias mayores”, concluyó Lisandro Enrico.