Martes 23 de Mayo de 2017 - 00:11:00

El presidente comunal de Teodelina, Gustavo Artoni, acompañado por el secretario de Gobierno, Luis Viruleg, convocaron a una conferencia de prensa para analizar la situación hídrica en el distrito y llevar tranquilidad a la población. De arranque, ratificaron que ‘La Picaza’ no va a reventar y que en todo caso, va a rebalsar. “Pero el agua no va a entrar en el pueblo y de eso nos estamos ocupando”, aseguraron.


Artoni, dijo que luego del encuentro realizado el martes último en San Gregorio, convocado por autoridades provinciales y regionales, “pudimos saber que a la Laguna ‘La Picaza’ hoy le están entrando entre 45 y 50 metros cúbicos por segundo y no 70 como solía entrar antes. Mermó la cantidad de agua que ingresa, dependiendo de las lluvias. Salen cinco metros cúbicos por la Alternativa Sur. Y hoy se está soportando la entrada de esa agua”, detalló.
El Presidente Comunal, fue claro al referirse a la situación de la laguna, sobre la que en las últimas semanas se habló de que podía llegar a “reventar”: “Utilizaron una palabra muy errática para describir la situación en los medios. En el peor de los casos lo que ocurrirá es un rebalse. El agua pasará por arriba de una loma natural de muchas hectáreas donde transitará un agua laminada. No será un tsunami ni un huracán. Para que la gente de Teodelina se dé cuenta podemos decir que el agua que nos ingresaría sería la misma que nos entró en el mes de enero, donde vimos afectado el Balneario”, aclaró.
En este sentido, aseguró que “nos estamos ocupando más que preocupando. Y antes de llegar a Teodelina existen muchas hectáreas que deberá atravesar. Creemos que dañaría muy pocas hectáreas aprovechables y simplemente cubrirá lo que es el ‘Salado’, que hoy vemos como ‘Cañada’. El pueblo tiene un desagüe natural por la inclinación del suelo hacia la provincia de Buenos Aires, por lo que el agua escurrirá por ese sector”, amplió.
Luego, dijo que “el agua vendrá, pasará y se irá, de acá a 10 o 15 días aproximadamente”, y que las provincias de Santa Fe y Córdoba en estos momentos están alteando los reservorios con intervención del Gobierno Nacional, para que aguas abajo la situación se descomprima más.
“Todo dependerá de las lluvias, a medida que los reservorios se llenen el agua llegará más lejos y más rápido. Se está construyendo en canal aliviador que desembocará en la Alternativa Norte, que reemplazará al sistema de bombeo, drenará naturalmente la misma cantidad de agua que drenarían las bombas encendidas”, aseveró.