Viernes 16 de Noviembre de 2018 - 12:03:11

Respecto del debate del Presupuesto 2019, afirmó que "hay que hacerle muchas modificaciones a la propuesta del Gobierno" para que su partido apoye la iniciativa en el Congreso.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, afirmó este domingo que "no está mal que la Iglesia dialogue con los sindicalistas", en referencia a la misa celebrada ayer en Luján por el arzobispo Agustín Radrizzani y convocada por el frente sindical que encabeza Hugo Moyano, pero marcó que "no es bueno" que esa institución "tome partido de coyunturas políticas".

Si bien destacó la "relación que siempre ha tenido algún sector del sindicalismo con sectores de la Iglesia católica", el gobernador marcó la importancia de separar el lugar que tiene cada uno en la esfera pública.

"No está mal que la Iglesia dialogue con los sindicalistas. Lo que estaría mal es que en jugaran en un partido político, en un sector de la política", afirmó Lifschitz en diálogo con radio Mitre, al tiempo que marcó como "necesaria" una renovación de dirigentes gremiales, "que tengan otra impronta y que defiendan los intereses de su sector con transparencia".

El mandatario santafesino hizo estas declaraciones a propósito de la misa celebrada ayer, donde el arzobispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, dijo que "el futuro de la Nación no está únicamente en manos de los dirigentes: está fundamentalmente en manos de nuestro pueblo".

El obispo hizo estas declaraciones durante su homilía en la multitudinaria misa celebrada frente a la Basílica de Luján, convocada por el Frente Sindical que lidera el jefe del Sindicato de Camioneros, Hugo Moyano.

Por otra parte, Lifschitz hizo referencia al trabajo que encara desde hace tiempo para "construir un espacio progresista", que "se diluyó", pero que está seguro de que "hay una demanda de un sector de la sociedad sobre su existencia".

Según Lifschitz, en este espacio podrían abrevar "figuras vinculadas al socialismo, a Margarita Stolbizer", al radicalismo y, también, "figuras que pertenezcan al peronismo", "independientemente o no de que eso termine en un proyecto electoral".

Al respecto anticipó que el 1° de noviembre harán "un acto con un sector del radicalismo", pero dejó en claro que desde el socialismo tienen "un diálogo amplio con varios sectores".

"Es bueno que haya intercambio con distintos espacios", afirmó y marcó que si bien "Sergio Massa está adentro del peronismo", "eso no excluye la posibilidad de un diálogo" con ese partido ni con otros espacios.