Miércoles 12 de Diciembre de 2018 - 03:27:06

El remate será público y para participar hay que inscribirse vía web. Estiman que se realizarán subastas similares cada dos o tres meses. Los vehículos salen a remate con una base del 60 por ciento de su valor de mercado.

Este jueves comenzó la inscripción web para participar de la primera subasta de vehículos incautados en el marco de causas judiciales contra distintas bandas criminales que cometían robos, estafas y delitos contra la propiedad. El acto tendrá lugar el jueves 25 de octubre en Rosario y se espera recaudar entre 3 y 4 millones de pesos.


El remate se desarrollará en el Galpón 17 del Parque Nacional a la Bandera y es requisito obligatorio inscribirse previamente a través de www.santafe.gov.ar/subasta Allí se completa un formulario en un trámite rápido, sencillo y gratuito. También se pueden ver fotos y ficha técnica de los 18 autos y camionetas que salen a remate con una base del 60 por ciento del valor del mercado. Los interesados podrán inscribirse hasta el 16 de octubre.
El anuncio lo realizaron el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Silberstein; el fiscal general, Jorge Baclini; y el secretario de Gestión Pública, Matías Figueroa Escauriza, de quien depende la Agencia Provincial de Registro, Administración y Destino de Bienes y Derechos patrimoniales (Aprad).

Los inscriptos que hayan sido admitidos pueden concurrir al Galpón 17 los días previos al remate, el 23 y el 24 de octubre de 14 a 18, para ver los autos, y pueden hacerlo acompañados de un mecánico. “Pueden participar de la subasta personas físicas o jurídicas con domicilio en la provincia o en el resto del país”, aclaró Figueroa Escauriza.
“A nivel nacional todavía se discute la extensión de dominio, que tiene que ver con pegarle a las bandas en lo económico, y acá ya estamos rematando los bienes obtenidos a través del delito. Además, en ningún lugar del país se ha aplicado el sistema acusatorio procesal penal, mientras que en Santa Fe ya se aplica, lo que significa que en vez de haber un juez investigando individualmente, solo en Rosario hay 70 fiscales investigando en forma direccionada”, dijo Silberstein, quien situó a la provincia a la vanguardia en la materia.
Mientras, Baclini coincidió en que la ley que creó la Aprad “es una innovación, porque no solo prevé el decomiso en caso de condena firme, sino que autoriza a disponer del bien en el marco de un secuestro en una causa judicial. Esto es importante porque estos bienes quedaban varios años dando vueltas en los depósitos judiciales y ahí se depreciaban; además teníamos denuncias de sustracción de los repuestos, en el caso de los autos”.
Finalmente, Figueroa Escauriza, explicó que la importancia de la inscripción previa se realiza para controlar si los posibles interesados en los lotes tienen algún tipo de relación con las organizaciones criminales a las cuales les fueron sustraídos los vehículos. “Los equipos de la Aprad han hecho un trabajo muy grande ante el Registro Nacional del Automotor, por lo cual podemos decir que los autos nacen de nuevo: se les cambia el dominio registral, se cambia su chapa patente y no tienen ninguna vinculación con el titular anterior, lo cual es una tranquilidad para los ciudadanos que quieren participar de la subasta”, subrayó el funcionario, y anticipó que se harán remates periódicos “cada dos o tres meses”.

Desde Aprad recordaron que los elementos que secuestra la justicia penal son resguardados en dos galpones de Santo Tomé y Alvear. Además de las subastas públicas con el fin de obtener fondos, algunos bienes son reaprovechados a través de su compactación, como autopartes de vehículos decomisadas en desarmaderos, mientras que otros bienes son donados.