Jueves 18 de Octubre de 2018 - 09:55:53

Desde la Cámara de Senadores, Lisandro Enrico brindó apoyo a un proyecto provincial que fomenta la industrialización de vehículos eléctricos y con tecnologías de energías alternativas. La finalidad es potenciar la movilidad urbana y periurbana, tanto para uso particular o profesional, agrícola, transporte de carga y público de pasajeros.


Esta ley se había impulsado desde Diputados a través del legislador Joaquín Blanco para la obtención de media sanción. Pues ahora, con el respaldo de Enrico y otros senadores, la propuesta terminó estableciéndose en ley definitiva.
A partir de la aceptación del proyecto en ambas cámaras, en el corto plazo podrían generarse importantes novedades para la ciudad de Venado Tuerto, dado que la empresa Corven S.A. es una de las industrias que hace tiempo viene trabajando en un plan para el desarrollo de autos eléctricos. Según Enrico, la nueva ley incrementará las posibilidades de efectivizar esta inversión y otras tantas que se vienen pergeñando en distintas localidades de Santa Fe.
“Corven o cualquier sociedad que esté interesada en invertir en este tipo de industrias, con tecnologías modernas en el mercado automotriz, recibirá el apoyo del gobierno santafesino. En nuestra provincia hay un fuerte deseo de promover nuevas fuentes de trabajos y brindar al mercado un producto que esté a la altura de la demanda y pueda permitirse competir con vehículos construidos en otras provincias”, señaló el senador radical.
Respecto a su respaldo desde su banca en Cámara Alta, Enrico manifestó la importancia del proyecto: “La iniciativa que se confirmó con una votación positiva desde el Senado busca apoyar la investigación, fabricación y uso de vehículos verdes. En la provincia hay una decena de emprendimientos relacionados con el desarrollo de bicicletas, triciclos y motos eléctricas. El uso de vehículos eléctricos tiene como objetivos principales contribuir a la reducción de la contaminación ambiental y generar nuevas fuentes laborales, por eso estamos conformes de que se haya convertido en ley”.
Otro aspecto del proyecto se vincula a la creación de un plan de movilidad eléctrica que fomente la incorporación e industrialización de vehículos eléctricos para el transporte urbano y periurbano.
En ese marco, la producción y comercialización de vehículos de propulsión con motores eléctricos exclusivamente o aquellos impulsados con fuentes alternativas de energía gozarán de beneficios fiscales. También lo harán los repuestos y herramientas aplicados a esa tecnología y el equipamiento necesario para conformar la infraestructura de recarga eléctrica, ya sea en el ámbito doméstico como a través de una red de estaciones públicas.