Viernes 16 de Noviembre de 2018 - 20:24:30

El concurso de ingreso de este año tiene una instancia "de oposición" consistente en la entrega de un proyecto escrito y defensa oral. Se busca la calidad en los llamados "formadores de formadores"

El gobierno apuesta a jerarquizar la formación de los futuros maestros

Este año, el Ministerio de Educación de la provincia apuesta a jerarquizar el plantel de los docentes de los institutos de profesorados, mediante un concurso de ingreso a las horas cátedra titulares, que consta de una instancia de oposición (evaluación), tal y como suele ocurrir cuando se realizan concursos de ascenso a cargos directivos.
La titularización de horas de Nivel Superior tiene dos instancias. Una de ellas tuvo lugar este lunes 2 de julio, en el Centro Cultural Provincial de Santa Fe, donde titularizaron 238 cargos (secretarios, prosecretarios, bibliotecarios, ayudantes de trabajos prácticos, jefes de trabajos prácticos) de los institutos superiores públicos de toda la provincia.
En tanto, para el concurso de ingreso a las horas cátedra docentes, los aspirantes deben preparar "proyectos escritos" para la cátedra donde quieren titularizar sus horas y luego deben sortear instancia de defensa oral.
"La calidad en la formación docente es una preocupación actual en materia educativa, razón por la cual el Gobierno santafesino apunta a un concurso docente «superador» para aquellos que se encargan de formar a los futuros maestros", destacó la ministra de Educación, Claudia Balagué.
En este marco, la titular de la cartera educativa hizo un repaso de las distintas acciones que se vienen llevando adelante para potenciar el Nivel Superior, tanto de modalidad técnica como del magisterio: "Mientras en otros lugares se están avasallando los institutos de formación docente, en Santa Fe los estamos jerarquizando: titularizamos cargos y horas, y editamos, en conjunto con Flacso, una colección de alrededor de 15 mil libros de pedagogía destinada a la formación docente, que saldrá en breve".
Balagué indicó además que se está haciendo una histórica inversión edilicia, para que alrededor de 20 institutos superiores cuenten con su edificio propio. Solo en la ciudad de Santa Fe ya se inauguró el edificio del Instituto Superior Nº 12, y está en proyecto el del Instituto Superior Nº 8 "Almirante Brown".
Concurso de cátedras
En el concurso de ingreso docente a horas cátedras, hay un total de 1.552 docentes admitidos, que presentaron 3.165 proyectos, dado que por persona se presentan a más de una cátedra.
Actualmente, tribunales zonales de evaluación –conformados por docentes jubilados y en actividad propuestos por los propios institutos– están haciendo la revisión de los escritos presentados bajo seudónimo. Para los meses de agosto-setiembre, tendrán lugar las instancias de defensa oral. Finalmente, con las calificaciones obtenidas, más los antecedentes, se elaborará el escalafón para la titularización.
"Hemos hecho una capacitación previa sobre la epistemología de la ciencia que dictan los aspirantes, a los fines de construir el proyecto de cátedra, que será concursado con un tribunal de evaluadores. Es un proceso inédito que nos enorgullece", valoró, por su parte, el secretario de Educación, Oscar Di Paolo.
El funcionario explicó que ahora se están concursando las horas cátedra de los Profesorados de Nivel Inicial, Primario y Tecnologías. "Mientras que en la última acta paritaria también hemos acordado con los gremios, el concurso de casi todos los Profesorados de Secundaria, un nivel para el cual estamos absolutamente convencidos de que el concurso traccionará en una mejora de la calidad educativa", añadió Di Paolo, al tiempo que dijo que se usará la misma mecánica de concurso.
Transparencia
Los 154 miembros evaluadores de los proyectos de cátedra dictaminarán de manera "cruzada", es decir, los de una zona corrigen a los profesores de otra región y no a los de sus propios institutos. El proceso también contará con veedores de otras provincias "para que tenga absoluta transparencia", dijo Di Paolo.
"Este modelo evaluador supera incluso a los concursos que se hacen en las universidades, dado que hay un proyecto escrito que tiene un seudónimo para ser evaluado con imparcialidad y habrá una devolución que va a permitir incluso rectificar el proyecto, para pasar luego a una defensa oral, ahí sí con la identidad del aspirante. La instancia oral va a tener mayor puntaje que la escrita, y la nota final será un promedio entre ambas", detalló el funcionario.