Domingo 27 de Mayo de 2018 - 12:56:35

El gobernador de Santa Fe dijo que la convocatoria de Macri para llegar a un gran acuerdo para reducir el déficit sobre la base del ajuste "sería como ser socios en las pérdidas".

El gobernador no se mostró optimista con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. 

El gobernador Miguel Lifschitz se refirió esta mañana a la convocatoria que hizo el presidente Mauricio Macri para lograr un gran acuerdo para reducir el déficit fiscal. "Ojalá que el presidente tenga razón. Pero la memoria histórica de los argentinos nos indica que cuando entramos en negociaciones con el Fondo Monetario Internacional, generalmente las turbulencias se repiten. Ojalá eso no ocurra en esta oportunidad. Los argentinos merecemos encontrar un poco de paz, un poco de confianza y de expectativas de que la economía se va a recuperar", afirmó el mandatario.
El titular del Poder Ejecutivo provincial sostuvo que el país viene "de dos años difíciles. Cuando esperábamos que éste sea el año de las inversiones, del crecimiento, de baja de la inflación, ocurrirá todo lo contrario. No lo decimos nosotros. Lo dice el propio presidente: vamos a tener más inflación y menos crecimiento. Es un mal pronóstico. No es para generar mucha confianza y expectativa en los argentinos. Pero ojalá se encuentren caminos de diálogos para buscar soluciones. El país necesita encontrar un rumbo".

En declaraciones al programa "Zysman 830", que se emite por La Ocho, el gobernador de Santa Fe dijo que la convocatoria que hizo Macri a la oposición para achicar el déficit mediante una profundización del ajuste "sería como ser socios en las pérdidas. Sería como si a usted lo invitan a ser parte de una empresa y le avisan de antemano que esa empresa va a tener pérdidas. De todos modos, quiero rescatar la voluntad de hacer una convocatoria al diálogo. Eso no ocurrió antes. Si hay vocación de escuchar y de encontrar acuerdo es una buena señales y vamos a estar predispuestos para sentarnos a la mesa del diálogo".
"Lógicamente, por lo menos nosotros no tenemos expectativas de un plan de ajuste. La Argentina no está para ajustes. Siempre es bueno echar una mirada a lo que se gasta y a tratar de ser más eficiente, pero el problema en Argentina es poner en marcha el proceso productivo, las empresas, el trabajo. Tenemos que ir para otro lado. Hay redoblar la inversión pública, eso genera movimiento en la economía."

"Cuando uno gasta más de lo que gana, tiene dos caminos. Uno es gastar menos y la otra es conseguir aumentar los ingresos. Yo iría por ese lado: incentivar la producción y generar más actividad económica", expresó.