Viernes 16 de Noviembre de 2018 - 18:27:15

Macri presentó convenio entre PAMI y laboratorios: "Cinco millones de jubilados accederán a mejores ofertas"

El presidente Mauricio Macri encabezó el acto de lanzamiento de un nuevo convenio entre el PAMI y los laboratorios, al que calificó de "competitivo y transparente".

Mauricio Macri.

"Teníamos un PAMI débil y desequilibrado y ahora tenemos un PAMI sólido y fuerte", señaló Macri, quien consideró que el sistema anterior de adquisición de medicamentos no era "lo suficientemente sólido y transparente", al tiempo que ponderó menores costos logrados por la obra social de los jubilados.

El encuentro se llevó en la sede del laboratorio Pablo Cassará, ubicada en la Avenida General Paz 14310, en el barrio porteño de Villa Lugano.

Cada laboratorio firmará su propio contrato de provisión de medicamentos, dejando de lado a las cámaras empresarias como los mandantes de la negociación con el PAMI.

El director ejecutivo del PAMI, Sergio Cassinotti, afirmó que el acuerdo de compra directa a los laboratorios "permitirá bajar el costo de los medicamentos porque elimina los intermediarios", y destacó que el organismo "logró equilibrio presupuestario y no necesitará auxilio financiero del Estado". Esto es debido a que el PAMI ya firma contratos individuales con los laboratorios.

"El costo del medicamento para el afiliado hoy, con la licitación que hemos hecho, está siendo más barato también para otras obras sociales, gracias al ´efecto PAMI´", destacó.

Cassinotti destacó que "tras quince meses de gestión logramos, desde julio, que el PAMI, tenga las cuentas equilibradas, después de nueve años, y estamos convencidos de que no vamos a necesitar ningún aporte del tesoro nacional y nos vamos a manejar con el presupuesto que tenemos".

"Esto es importante porque el PAMI tiene el quinto presupuesto más grande del país, este año llega a 145.000 millones de pesos, lo que pasa es que nunca alcanzaba por los mal manejos administrativos del pasado".

Este sábado vuelve a aumentar el precio de la nafta

La primera petrolera en subir será YPF y lo hará un 5,5%. En el interior el impacto será mayor.

Este sábado vuelve a aumentar el precio de la nafta

Este sábado volverá a aumentar el precio de la nafta, con lo que la suba en su valor será del 80% en un año. Fuentes del sector adelantaron que el incremento será del 5,5% y la premium se irá a $45.

La primera petrolera en subir será YPF y el aumento se hará este fin de semana para evitar que entre en la inflación de octubre. Los combustibles se incrementaron 11 veces en 4 meses y en el interior es donde más impacta.

Llenar el tanque cuesta un promedio de $2 mil.

Por los sucesivos ajustes en los surtidores, los automovilistas argentinos mantienen la preferencia por la nafta más barata en detrimento de la de mejor calidad. Pero al mismo tiempo, desde la liberación del mercado ordenada por el Gobierno nacional en octubre del año pasado, la súper aumentó 70%.

Según los últimos datos oficiales sobre ventas de combustibles durante agosto pasado, los despachos de la versión súper creció 9% en un año, frente a una abrupta caída de casi 13% en la variedad premium en el mismo período, según consignó ambito.com.

En simultáneo, luego de dos años, volvió a crecer en el expendio de gasoil Grado 2, más conocido como el "Diésel común". En el análisis mes a mes, la comercialización de Gasoil barato subió 9,3%, mientras que la del gasoil Grado 3 (el Premium) avanzó 3,4%, En el caso de las naftas, la súper aumentó 4% y la premium se desplomó 6,7%.

Denuncian al primer titular del INCAA de Cambiemos por beneficiar a una empresa cercana

Se trata Alejandro Cacetta, que se fue del organismo en abril del año pasado. La Oficina Anticorrupción lo acusa de alquilar un predio con una firma vinculada a Patagonik, donde trabajó hasta diciembre de 2015

(Nicolás Stulberg)

Alejandro Cacetta fue el primer presidente del INCAA de Cambiemos. Su gestión terminó abruptamente en abril de 2017, en medio de denuncias públicas y judiciales. Luego de una extensa investigación, la Oficina Anticorrupción sumará hoy una nueva denuncia penal en su contra por el alquiler de un predio para la Cinemateca y Archivo de la Imagen Nacional (CINAIN), un organismo creado a fines de los 90 que nunca se constituyó. Según la denuncia, Cacetta tenía "un vínculo incuestionable" con la empresa dueña del lugar.

El organismo que conduce Laura Alonso lo acusa del delito de "negociaciones incompatibles con la función pública". Lo más llamativo del caso es que la OA había desaconsejado que Cacetta interviniera en cuestiones relacionadas con la empresa Patagonia Film Group SA, donde trabajó entre 2006 y diciembre de 2015. Sin embargo, en marzo del año pasado, pocos días antes de renunciar, Cacetta firmó un contrato de alquiler con la empresa "CF Inversiones Inmobiliarias SA" relacionada con Patagonik.

"Ocultando que dentro del complejo entramado societario (de la empresa locadora) se hallaba Patagonik, Alejandro Cacetta ordenó la contratación, de manera indirecta, de su otrora empleadora, pese a la expresa prohibición de la titular de esta Oficina Anticorrupción", dice la denuncia en uno de sus párrafos centrales.

Alejandro Cacetta

La presentación, impulsada por una denuncia de ministerio de Cultura que conduce Pablo Avelluto, destaca que la empresa dueña del terreno, ubicado en San Lorenzo al 3800, en Olivos, tenía participación accionaria de Patagonik. Y menciona las vinculaciones entre ambas firmas a partir de la repetición de varios de sus directores. De hecho, el contrato lleva la firma de Alejandro Javier Heredia, director de Patagonik.

El alquiler del predio era por un período de 36 meses e implicaba una inversión de 21 millones de pesos, pudo saber Infobae. "Cacetta tuvo buenas intenciones al poner en marcha el CINAIN pero se equivocó al firmar ese contrato", explicó una fuente del mercado cinematográfico.

Para la OA no hay dudas: "Alejandro Cacetta no solo ha estado lejos de todos los principios y valores que deben articular toda función pública, sino que su conducta ha sido, precisamente, 'la de interesarse en miras de un beneficio propio o de un tercero en cualquier contrato u operación en que intervenga en razón de su cargo'".

La ley que creó el CINAIN determina que ese organismo tiene entre sus funciones restaurar y conservar el acervo audiovisual nacional y universal, mantener un centro de documentación y estudios audiovisuales, organizar el Museo Nacional del Cine Argentino, entre otras tareas. La norma fue sancionada en 1997, pero nunca se había puesto en funcionamiento.

Con el contrato de alquiler, Cacetta reactivó el proceso de constitución del organismo que debería finalizar con la elección de un director, una facultad del presidente de la Nación.

Tras el escándalo, la nueva gestión a cargo del INCAA suspendió el alquiler y buscó otro inmueble en la zona del microcentro para poner en marcha el CINAIN.

Cacetta se alejó del Gobierno en abril del año pasado, aunque tenía amplio apoyo del sector y de nombres tan importantes como los de Juan José Campanella y Adrián Suar. "No quiso combatir la corrupción", fue la justificación de Avelluto. "Tal vez yo no acepté algún manejo espurio que me proponían y pagué las consecuencias. Hablar de corrupción, con mi trayectoria y con lo que he hecho, me cuesta estar hablando de corrupción. Pero también estoy viendo de dónde viene y cómo lo han tratado", le respondió el cineasta.

(Matías Baglietto)

A partir de ese momento, Cacetta fue denunciado varias veces por el Gobierno. En abril de este año, la Oficina Anticorrupción presentó una denuncia por irregularidades en las contrataciones para diversas reformas en la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, dependiente del INCAA. En ese expediente también quedó bajo la lupa la gestión de su antecesora, María Lucrecia Cardoso, elegida durante el gobierno de Cristina Kirchner.

Un 8,5 por ciento más para las prepagas

El Gobierno oficializó esta mañana una nueva suba para las empresas de medicina prepaga del 8,5 por ciento que regirá a partir del 1º de diciembre. Según la resolución 262/2018 publicada este miércoles en el Boletín Oficial, resulta “razonable autorizar un aumento general, complementario y acumulativo” que ya suma un 41 por ciento en los últimos 12 meses.

"Autorizase a todas las entidades de Medicina Prepaga a incrementar el valor autorizado (de la cuota) en un 8,5 por ciento a partir del 1º de diciembre de 2018", dice la autorización del incremento que firmó el secretario de Salud, Adolfo Rubinstein.

La suba pautada por la Superintendencia de Seguros de Salud es la quinta en el último año y según el ente responde “al incremento de costos del sector”.

En lo que va de 2018, los aumentos fueron del 4 por ciento en febrero; 7,5 en junio; otros 7,5 en agosto y 8 por ciento a partir de octubre. No obstante si se toma en cuenta el último año el ajuste en las cuotas de las prepagas ya supera el 41 por ciento.

PAMI ya firma contratos individuales con laboratorios y las cámaras se quedan afuera

Por estas horas en el PAMI se viven reuniones simultáneas en distintas oficinas, en donde los titulares de los laboratorios desfilan para rubricar un convenio que implica la puesta en marcha del nuevo sistema de compras de la obra social de los jubilados. Tête à tête, así es el novedoso esquema, en el que cada laboratorio firma su propio contrato de provisión de medicamentos, dejando de lado a las cámaras empresarias como los mandantes de la negociación con el PAMI.

"Terminamos con 20 años de un esquema que permitía arreglar las compras, esto no se podía hacer sin la vista gorda del Estado, sin dudas que había corrupción", explican a ámbito.com en el entorno de Sergio Cassinotti, director del PAMI, en referencia a la "cartelización" de los laboratorios para las compras al organismo. El sistema había sido ideado en 1997 por el entonces titular de la obra social, Víctor Alderete -condenado a 3 años y medio de prisión por fraude al Estado-, quien dejó en manos del ACE-PAMI, que aglutina a CILFA y COOPERALA (laboratorios nacionales) y CAEME (laboratorios extranjeros), la negociación y la firma de contratos con el PAMI.

Con un contrato vigente firmado en marzo de este año, con un dólar a $ 18 y una inflación proyectada del 17%, los laboratorios nacionales encendieron rápidamente la alarma cuando el billete verde saltó a los $ 40 y el índice de precios se desmadró a más de un 40% anualizado a fines de este año. CILFA y COOPERALA hicieron saber su decisión de no seguir con los términos fijados que establecía el reconocimiento de un 70% de la inflación mensual, mientras que CAEME decidió continuar con el convenio hasta su vencimiento el 31 de marzo de 2019.

Ante este panorama, Cassinotti aceleró el paso y puso en marcha la fase II de su plan, lo que tenía previsto hacer justamente en marzo del año próximo. Inmediatamente comenzó a llamar a los laboratorios para explicarles que desde las cámaras ya no serían interlocutores válidos para las negociaciones y que los convenios se firmarían con cada productor de medicamentos de forma individual. El nuevo esquema entrará en vigencia el próximo 1 de noviembre, es por eso que se apura la rúbrica de los convenios.

Si bien el PAMI reconoce que el sistema de compra creado en 1997 permitió que sobrevivieran muchos laboratorios, analizan que "una cámara está para defender los intereses de los asociados y del sector a que representa, no para firmar los contratos y decidir quién entra y quién no". En ese sentido, una droguería que prefirió el anonimato contó a ámbito.com que "si queríamos vender genéricos, desde la cámara nos amenazaban con darnos de baja del contrato con el PAMI". La anécdota sirve para suponer un esquema bien parecido a una "cartelización", y en esa línea fuentes de la obra social afirman que "hasta ahora las cámaras ponían el precio y segmentaban el mercado".

Con un consumo mensual del 40% del total de medicamentos que se comercializan en el país, la gestión de Cassinotti se puso como premisa hacer valer el "poder de compra". Traducidos a moneda corriente, por mes el PAMI desembolsa $ 3.400 millones en medicamentos ambulatorios, algo así como 90 millones de dólares, cifra para nada despreciable para los laboratorios. Con el convenio Alderete vigente, el PAMI pagaba mensualmente los $ 3.400 millones al ACE-PAMI para que este a su vez derramara los pagos hacia los colegios farmacéuticos.

He aquí uno de los primeros problemas. Algunos laboratorios, revelan en el PAMI, "venían a pedirnos los listados de compra, cuando los revisaban se de daban cuenta que nosotros habíamos pagado el 100% pero que las cámaras les habían pagado menos". Además, se sumaba la queja recurrente de las farmacias, que acusaban a las cámaras de estirar los pagos y periódicamente amenazaban con recortar la atención a los afiliados. "Esto se termina porque el PAMI está pagando en tiempo y forma, y les vamos a pagar directamente a las farmacias que les van a pagar a los laboratorios", festejan en el entorno de Cassinotti. En lo que hace a remedios ambulatorios, el PAMI actualmente está pagando el 70% a los 7 días y el 30% restante a los 60 días, lo que pone a la obra social al día con sus obligaciones, luego de lograr superávit en sus cuentas bajo el mando de Cassinotti.

Otro "hito", aseguran en el PAMI, es que con la nueva modalidad de contratación, se dejará de usar la plataforma online de validación de compras y recetas llamada Farmalink, que era controlada por las propias cámaras, es decir, los laboratorios estaban de ambos lados del mostrador, el que compra y el que controla. Tamaño despropósito será desde ahora fiscalizado por la plataforma FarmaPAMI en donde se deberán validar los 6 millones de recetas que por mes requieren las coberturas de jubilados y pensionados. "A cada laboratorio le vamos a dar un código de acceso para seguir sus compras, varios están sorprendidos con este acceso. Apuntamos a transparentar definitivamente las compras del PAMI", enfatizan en la obra social.

En lo que hace a los medicamentos de alto costo, el esquema seguirá de la misma forma, con el PAMI pagando a los laboratorios porque son los que tienen las suficientes espaldas para tener disponibles remedios que en algunos casos cuestan miles de pesos.

Aunque al principio hubo reticencias, los titulares de los laboratorios aceptan las nuevas reglas de juego y pasan a dejar su firma en las oficinas del PAMI. "Es que tenemos el apoyo total del presidente Mauricio Macri, no es que Cassinotti es un trasnochado y quiso avanzar contra molinos de viento él solito; esta es una decisión del Gobierno, es una decisión de Macri", explican.

La novedad radica además en que las farmacias ya no serán convidadas de piedra, y tendrán su lugar en la mesa de negociaciones. De esta forma, están sentadas a la mesa COFA, FEFARA, FACAP y FARMASUR, entre otras, que condensan la representación de las 14 mil farmacias que atienden a lo largo del país.

Con los nuevos contratos en marcha, en el PAMI esperan que se sumen más laboratorios como proveedores. "Cuanto mayor competencia haya mejor para el PAMI, es por eso que desde ahora vamos a comprar a quien produce", explican. Es por eso que el laboratorio que produce remedios tiene que presentarse en el PAMI y una vez que su medicamento es certificado por el comité médico queda habilitado para la provisión de medicamentos a las farmacias, que son en definitiva las que terminan por comprar los remedios.

Mientras que en el Congreso el debate por el Presupuesto ya consiguió la media sanción en Diputados, en el PAMI explican que sus fondos provienen 70% de impuestos a través de la AFIP y 30% de trabajadores activos a través de ANSES por lo que "no hay ningún tipo de recorte, además no vamos a recortar bonificaciones, 1,2 millones de jubilados van a seguir recibiendo gratis sus remedios". En la actualidad, los afiliados del PAMI pagan un 14% por sus remedios en comparación con cualquier jubilado de las provincias, según las estimaciones de la obra social. "Con el 40% del mercado de medicamentos, el PAMI también es formador de precios, y eso lo tenemos que hacer valer", explican las mismas fuentes.