Martes 25 de Abril de 2017 - 15:23:45

Apelaron el fallo que desvincula a Macri de los Panamá Papers

El fiscal federal Federico Delgado apeló este viernes la decisión del juez federal Sebastián Casanello, quien desvinculó al presidente Mauricio Macri del delito de lavado de dinero y envió la causa penal conocida como "Panamá Papers" al fuero penal económico.

El fiscal federal Federico Delgado apeló la decisión del juez Sebastián Casanello de declararse incompetente en la causa por los Panam Papers en la que está imputado el presidente Mauricio Macri, ya que para fiscal no se puede separar las maniobras de lavado de la omisión de declaración jurada. Deberá resolver la Cámara.
Días atrás el juez Casanello decidió que no había delito de lavado de dinero, y consideró que ante una posible evasión fiscal una parte del caso debía pasar al fuero penal económico y otra parte al fuero de instrucción donde tramita una causa por enriquecimiento ilícito contra Macri.
"Aún no sabemos, como lo explicamos con mucha nitidez el 1 de febrero de este año, si quienes detentaban la voluntad social de "Fleg Trading" y "Kagemusha" (las sociedades en el ojo de la justicia) cometieron un ilícito desde aquel remoto mes de septiembre de 1998. Y si Mauricio Macri omitió a propósito consignar en su declaración jurada datos que debió colocar. Ambas dimensiones están unidas. Sólo sabiendo que pasó desde aquellos tiempos sabremos si Mauricio Macri tenía que declarar lo que no declaró. Por eso la separación que hizo el Señor juez constituye un error", sostuvo Delgado.

En efecto, Casanello no dijo que no había delito, pero se declaró incompetente y asignó conocimiento al Juzgado de Instrucción N° 20 –por la posible omisión maliciosa de consignar datos en la declaración jurada de Mauricio Macri- y -por el resto del proceso- al fuero en lo Penal Económico, para que evalúe una infracción a la ley 24769 ante una posible evasión.
Ahora el fiscal, en desacuerdo con esa decisión la apeló ante la Cámara Federal porque según sostuvo falta completar algunas diligencias como exhortos internacionales que se han librado y otras pruebas locales. "Recién cuando la información esté disponible, el juez podrá tomar una decisión de acuerdo a la teoría de la elección racional y resolver, en consecuencia", advirtió el fiscal.

Alejandra Gils Carbó: "Este contexto me pone más firme para no irme"

“De ninguna manera voy a renunciar”, dijo la procuradora general de la Nación en los últimos días. Entiende que hay “persecución y disciplinamiento” al Poder Judicial. Por la sospechosa compra del edificio hoy presentará un informe al Congreso

(NA)

La causa judicial por la sospechosa compra de un edificio por parte de la Procuración General y los renovados planteos de funcionarios del gobierno de Mauricio Macri para que se aleje del cargo endurecieron a Alejandra Gils Carbó. "Este contexto me pone más firme para no irme", le dijo en los últimos días la jefa de los fiscales a funcionarios cercanos, según le confiaron a Infobae.

Ese contexto, entiende Gils Carbó, es de "persecución y disciplinamiento" para lograr el apartamiento de distintos jueces por parte del gobierno y lograr así una justicia que le responda. El macrismo hizo público desde el inicio de la gestión que quiere a Gils Carbó fuera de la Procuración por su cercanía con el kirchnerismo.

"En estas condiciones de ninguna manera voy a renunciar", sostiene la Procuradora.

Además, está convencida de que no tuvo ninguna responsabilidad en la compra del edificio de la calle Perón 667 y pone todo el peso en Guillermo Bellingi, el funcionario apartado del cargo y sumariado luego de que Infobae reveló que su medio hermano cobró una comisión de más de tres millones de pesos por la operación.

Para reforzar su postura, Gils Carbó presentará hoy en la Comisión Bicameral Permanente de Seguimiento y Control del Ministerio Público de la Nación, que preside la diputada del Frente Renovador Graciela Camaño, un informe sobre cómo se realizó esa compra y se pondrá a disposición de los legisladores si quieren hacerle preguntas. Inclusive aceptaría ir al Congreso si la comisión la cita.

Gils Carbó en una reunión con Garavano (Télam)

Gils Carbó está imputada por la compra del edificio que la Procuración hizo en 2013 por 43.850.000 pesos. Por esa operación, Juan Carlos Thill, hermano por parte de la madre de Bellingi, cobró 3.019.054 pesos que le facturó a la inmobiliaria "Jaureguiberry Asesores Inmobiliarios" por asesoramiento y gestiones. Esa inmobiliaria cobró una comisión de 7,7 millones de pesos que le abonó "Arfinsa SA", integrante del Grupo Bemberg, dueña del inmueble vendido.

La comisión pagada sobre el valor de la propiedad fue del 17,5 por ciento, muy alto para el mercado inmobiliario. Eso y la intervención de Thill a través de Bellingi generaron sospechas de una operación armada con información privilegiada desde la Procuración.

Bellingi fue nombrado por Gils Carbó como subdirector general de la Procuración General de la Nación por ser un experto en compras y transparencia. Primero integró el área desde la que se llevó a cabo la compra. Luego pasó a desempeñarse en la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activo (PROCELAC). Gils Carbó asegura que no tenía trato con él y que fue uno más de los varios funcionarios que intervinieron y controlaron la licitación de compra.

La causa -bajo secreto de sumario– está a cargo del juez federal Julián Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano, quienes la semana pasada realizaron procedimientos en distintas áreas de la Procuración, Procelac, la casa de Thill y la inmobiliaria Jaureguiberry de donde la Policía Federal se llevó documentación y computadoras.

(Adrián Escandar)

Gils Carbó fue imputada en la causa y está bajo investigación. "La compra fue correctísima", repiten en la Procuración. Señalan que se pagó un precio inferior al de la tasación, que se adquirió el inmueble de la oferta más baja que hicieron cinco empresas, que se llamó a licitación cuando se podía hacer una compra directa y que el pago de la comisión fue un arreglo entre privados.

Quienes investigan la causa no son taxativos como Gils Carbó. No descartan ninguna hipótesis y el caso está en curso. El próximo paso será un peritaje sobre las computadoras secuestradas en los procedimientos.

La Procuradora sospecha y cree que hubo un "armado extraño". Todo se inició con una denuncia anónima, siguió con una investigación preliminar del fiscal federal Carlos Rívolo, luego una presentación formal del fiscal Guillermo Marijuán y el inicio de la causa con la intervención de Taiano. Son tres fiscales críticos de la gestión de Gils Carbó.

"Ni Carrió me trata de corrupta", dijo Gils Carbó a sus allegados en referencia a la diputada de Cambiemos que sí presentó un pedido de juicio político. "No vamos a tolerar ningún acto de corrupción", es el lema que repiten en la Procuración y señalan que a diferencia de lo que pasó en otros casos de la administración pública, inclusive en el Poder Judicial, ante la sospecha apartaron a Bellingi y le iniciaron un sumario.

Con la causa penal funcionarios del gobierno volvieron a plantear la salida de Gils Carbó del cargo. El ministro de Justicia, Germán Garavano, dijo que el pedido de juicio político que hay en el Congreso a la Procuradora "tiene tratamiento preferencial".

"Hace rato que digo que Gils Carbó debería renunciar porque ella no conduce la Procuración con objetividad, rigor y decencia. Utiliza su puesto como un instrumento para su actividad política identificada con el kirchnerismo. Y ahora se suma el cuestionamiento a su decencia y a su honestidad por la causa de la compra de inmuebles. Lo mejor que podría hacer es renunciar, pero no lo hace", dijo Pablo Tonelli, diputado del PRO, en una entrevista con el diario La Nación.

Para Gils Carbó la causa penal y esas declaraciones se dan dentro de un contexto. La jefa de los fiscales entiende que hay un proceso de hostigamiento contra varios miembros del Poder Judicial por parte del gobierno. Los ejemplos que cita son los del presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, y el pedido de juicio político que presentó Carrió; la acusación en el Consejo de la Magistratura contra el camarista federal Eduardo Freiler; y las denuncias públicas de la jueza María Servini de Cubría. Además del fallo del máximo tribunal que convalidó el límite de 75 para que los jueces ocupen sus cargos que ha logrado la renuncia de jueces y la próxima salida de varios.

Después de un año y medio de gestión del macrismo tiene el cuero curtido. Recibió varios pedidos de juicio político – "no hay motivos ni están los votos para destituirme"– y fracasó un proyecto de ley para limitar su mandato y que ponía en manos del Congreso el aval de los nombramientos de fiscales, lo que cosechó la crítica unánime de casi todos los sectores de la justicia.

Gils Carbó está segura y repite: "de ninguna manera voy a renunciar".

Mauricio Macri lanzará el Acuerdo Federal Energético para "garantizar el abastecimiento en todo el país"

Para ello se creará un Consejo que apuntará a “generar políticas de Estado en el sector energético” que implican compromisos entre la Nación y las provincias. Cuáles serán las 10 cláusulas del Acuerdo

(Télam)

El Gobierno lanzará este jueves el "Consejo Federal de la Energía", cuya principal función será impulsar acuerdos entre la Nación y las provincias para garantizar el abastecimiento energético.

Mauricio Macri encabezará dicho anuncio este mediodía en el Salón Blanco de la Casa Rosada. El mandatario explicará lo que desde el Gobierno denominaron "Acuerdo Federal Energético", el cual implicará "generar políticas de Estado en el sector energético que permitan garantizar un abastecimiento seguro de energía para todos los argentinos".

El plan contempla compromisos entre la Nación y las provincias para "establecer mecanismos de coordinación para la formulación y la ejecución de la política energética con el objetivo de avanzar hacia un sector energético más confiable, inclusivo, competitivo y ambientalmente sostenible".

Para este fin, se formará el Consejo Federal de Energía, que tendrá facultades para presentar propuestas en el área, bajo el control del Ministerio de Energía y Minería que conduce Juan José Aranguren.

El Consejo estará integrado por un representante de cada provincia y autoridades de las comisiones de Energía de ambas cámaras del Congreso y trabajará para "la armonización de los criterios regulatorios y tarifarios, la definición de niveles de calidad para los servicios y el intercambio de información para mejorar la operación del sistema".

El acuerdo que lanzará el presidente consta de 10 cláusulas: roles y organización; Consejo Federal de la Energía (CFE); entes reguladores y empresas del Estado; planeamiento energético; matriz energética; cambio climático; hidrocarburos; tarifas y precios de la energía; ahorro y eficiencia energética; y aspectos tributarios.

Mario Negri: "Nos preocupa una campaña irracional y que la oposición torne ingobernable el país"

El jefe de bloque de diputados de la UCR, consideró que “el desafío es saber si Cambiemos está para dar el salto de calidad superior”

Mario Negri (Nicolás Stulberg)

El jefe de diputados del radicalismo se ha transformado en una figura clave para el oficialismo en el Congreso y para el armado electoral de Cambiemos. Por eso, sus palabras cobran relevancia cada vez que habla. En diálogo con Infobae, Negri lanzó un mensaje hacia el Gobierno al sostener que "si pensamos que vamos a vivir del déficit y vamos a sanearnos con endeudamiento externo estamos planteando el suicidio".

–¿Cómo se planteará el oficialismo frente a los reclamos de la oposición para que funcione el Congreso?

–Todo depende de lo que plantee cada bloque porque nosotros somos minoría y con nosotros solos no alcanza. Esto dependerá del tratamiento de temas que sean de interés para la gente pero también de temas comunes a todos los bloques, ya que de lo contrario se traba y se dificulta la tarea legislativa. A esto hay que agregarle que estamos en un año electoral. En los años electorales el promedio ha sido de 10 sesiones. No digo que esto sea malo o bueno. Esperemos que podamos cumplir ese promedio. Por lo pronto creo que hay que bajar un cambio en general y no se le puede pedir al oficialismo que arme una sesión para que vayan en contra del gobierno. Como tampoco se le puede pedir a la oposición que vengan a una sesión para aplaudirlo.

–¿Qué implica bajar un cambio?

–No estoy acusando a nadie. Esto significa que no puede ser que el escenario electoral se convierta en una pista de corrida de toros adentro del Congreso. Me parece que hay muchos otros escenarios de la Argentina donde debatir la realidad y la coyuntura. No necesariamente tenemos que pelearnos mediante una ley. Todavía hay muchas asignaturas pendientes en la Argentina. Este gobierno lleva apenas 15 meses.

–¿Temen que la oposición imponga un tema que marque una agenda contraria al deseo del Gobierno?
–No tenemos temor. Simplemente es que nos preocupa y nos debería preocupar que la irracionalidad se adueñe de la campaña y que la oposición crea que manejando una mayoría puedan tornar ingobernable o jaqueable al Gobierno y cuando en verdad lo que van a hacer con eso es un gran daño a la gente. Por eso creo que tenemos que actuar con responsabilidad y la oposición también tiene esa misma responsabilidad por ser mayoría en el Congreso.

–¿El PRO puede prevalecer frente a la UCR en el armado electoral de Cambiemos?

–No, no creo eso. Hay una mesa nacional de Cambiemos. Estamos repasando cada provincia y no vamos a poner candidatos con el dedo. Hay que trabajar para lograr acuerdos y el deseo del radicalismo es que Cambiemos se constituya en los 24 distritos y si no hay consenso habrá PASO.

–¿En qué medida el Presidente tiene incidencia en ese armado?

–El Presidente no se desentiende de lo que va a pasar en la Argentina pero no está participando en una cuestión doméstica diaria de buscar acuerdos electorales. Tiene preocupaciones mayores. Macri tiene consideración e inteligencia para armar una coalición que nos saque de la pobreza y la chatura.


–¿Elisa Carrió condiciona la política oficial?
–No. Carrió tiene un enorme valor en Cambiemos como también lo tiene el radicalismo y el PRO con lo que cada uno aporta. Creo que Carrió cumple un rol importante en términos de República.

–Pero cada vez que habla Carrió cruje el Gobierno y Cambiemos…

–No, no creo que cruja nada. Es más ruido que otra cosa. La voz de Lilita es más parecida a un soprano y se siente con fuerza.

–¿Están de acuerdo con el pedido de juicio al presidente de la Corte como lo plantea Carrió?

–No se conversó de eso. Un pedido de juicio político a un juez de la Corte tiene una envergadura muy relevante. Esto ingresará en la Cámara y tendrá su tramite en la comisión. Pero hasta ahora no se hizo ninguna evaluación al respecto.


–¿El radicalismo tiene espacio en la gestión del Gobierno?
–No me desespera eso. Acá hay un gobierno muy presidencialista como es costumbre en la Argentina y después de Gualeguaychú (por la convención radical) el Presidente dijo que acá no había un gobierno de coalición sino de un radicalismo integrado al Gobierno. El desafío es saber si Cambiemos está para dar el salto de calidad superior a lo que fue un éxito electoral o como gestión parlamentaria. Y si está dispuesto a discutir los trazos grandes de la Argentina, no los cotidianos.


–¿Cómo debería darse ese salto de calidad?
–Constituimos Cambiemos como única herramienta capaz de frenar el populismo. Entonces lo que tiene que quedar claro para la sociedad es que estamos dispuestos a construir donde se profundicen más las coincidencias. No porque tengamos que ser todos iguales. El secreto es que seamos diferentes pero que en aquellos puntos que nos llevaron a unir tengan un orden de prioridades y nos saquen los interrogantes del país. Esos interrogantes aún están. Eso es por ejemplo más del 30% de la gente sumergida en la pobreza, la corrupción, el narcotráfico, la división de poderes y una mirada frente al mundo que hoy está ausente en la política nacional.

–¿Por qué la economía no arranca?

–No soy economista pero creo que no hay una causa sino concausas. No importa el orden de prioridades. El pasado está a la vuelta de la esquina. Un país que estalló y destruyó su capacidad de estadística para medir la pobreza y la inflación, un país que se aisló del mundo, que se comió las reservas, que se encerró en el cepo y creyó en el relato.

–Ese es un planteo repetido de la herencia y…

–No es un discurso de la herencia. Esto pone un piso a las dificultades. Obviamente que el Gobierno es responsable de resolverlas. Creo que hubo aciertos y errores inevitables. Estamos en un proceso económico en el que si pensamos que vamos a vivir del déficit y vamos a sanearnos con endeudamiento externo estamos planteando el suicidio. No creo. Estamos en una situación de temporalidad. El contexto no ayudó. Brasil cayó drásticamente. Estamos en una situación de muchos serruchos donde en muchos sectores como el campo o el sector automotriz empieza el crecimiento. Creo que el proceso de aceleración no tuvo el empuje que se esperaba. No tengo dudas de que la inflación es el quiebre y enemigo del bolsillo de quienes no tienen. Está claro que el camino de crecimiento de la Argentina ya comenzó. Eso está fuera de discusión. Pero no se sale de un día para el otro en un país donde en 12 años hubo una cultura del subsidio.

–¿En qué se equivocó el Gobierno y que pudo haber evitado?

–A lo mejor como se abordó el tema tarifario podría haber sido de otra manera. Ese problema estaba instalado junto con el tema de los holdouts, el cepo y la inflación. Creo que al momento de abordar ese tema no se tuvo en consideración que había una cultura del subsidio que no se desarma fácilmente y que aún hoy subsiste. Salir de eso va a costar. Lo importante es afirmar las metas y la dirección correcta.

–¿Cree que hace falta más política?

–No es un problema de cantidad. Lo que creo es que la complejidad del Estado necesita de gente preparada y técnica, de lo contrario sería un suicidio; pero también lo sería si creemos que suma y resta es la solución del problema. La virtud de la política es anticiparse a los hechos y los efectos que se van a producir. (Winston) Churchill decía que hay que tener la visión de lo que va a pasar en una semana o en un año y si no ocurren en un año tener la capacidad para explicar a la gente y que lo comprenda. Creo que la conjugación de la dimensión política es imprescindible. Sin técnicos haríamos un muy mal gobierno pero sin política sería muy difícil gobernar.

Carrió: "me voy a presentar ante la AFIP para que vean mi empobrecimiento"

La diputada Elisa Carrió dijo que se presentará entre este miércoles y jueves en la AFIP para que el organismo recaudador verifique su "empobrecimiento" y no su "enriquecimiento", ante la reapertura de una causa y en el marco del conflicto que mantiene con el titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti.

Resultado de imagen para Carrió me voy a presentar ante la AFIP

La diputada Elisa Carrió dijo que se presentará entre este miércoles y jueves en la AFIP para que el organismo recaudador verifique su "empobrecimiento" y no su "enriquecimiento"; afirmó que tiene la "conciencia tranquila", y sostuvo que está a "disposición de la Justicia", ante la reapertura de una causa por presunto enriquecimiento ilícito y en el marco del conflicto que mantiene con el titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti.

"Hoy o mañana me estoy presentando ante al AFIP para que hagan un análisis desde 1994, para comprobar mi empobrecimiento, no mi enriquecimiento", sostuvo Carrió en declaraciones a radio La Red, en las que agradeció además el apoyo que recibió por parte del presidente Mauricio Macri, quien el lunes último, a través de las redes sociales, expresó su respaldo a la líder de la Coalición Cívica y cofundadora del frente Cambiemos.

La diputada de la Coalición Cívica sostuvo que "no" va a contestar las dos cartas documentos que le envió Lorenzetti en los últimos días, en especial la última de ellas -recibida ayer-, anunciando que la demandará judicialmente por "daños" a raíz de no haber desmentido públicamente afirmaciones en relación a su persona, que el ministro del máximo tribunal consideró lesivas de su "honor" y su "imagen personal".

"Para mí, el caso terminó. Cumplimos con el deber constitucional de que se analice su mal desempeño. No tengo apuro. El está en su derecho y yo no voy a contestar telegramas", indicó Carrió.

En relación a su patrimonio, la legisladora indicó que tiene "todo perfecto", y precisó que cuenta con "una casa a medio construir" que está haciendo con el dinero que ganó de un juicio del año 1991.

"Eran 10 millones (de pesos). Me descontaron 3 millones de impuestos. El año pasado pagué 500 mil pesos de Ganancias por los descuentos de la cámara (de Diputados), los libros que vendo y mi sueldo en el instituto (Hanna Arendt) de 30 mil pesos, donde doy clases", precisó la diputada.

Por último, Carrió recordó que fue querellada "por calumnias e injurias por todos los corruptos de este país" y dijo que, si en este caso pierde, "Lorenzetti se quedará con el único bien que tengo que es esta casa que estoy construyendo y yo me iré a un geriátrico".

"Tengo la conciencia tranquila. Estoy a disposición de la Justicia. Yo le he puesto el cuerpo a la corrupción durante 20 años y me tengo que cubrir, no puedo estar absolutamente indefensa", concluyó.