Viernes 16 de Noviembre de 2018 - 18:28:50

Tras la media sanción del Presupuesto 2019, el FMI se reúne para aprobar el nuevo acuerdo con el Gobierno

La directora ejecutiva, Christine Lagarde, intentará que el organismo avance en la aprobación del convenio, que estipula una ampliación de fondos hasta los 57.100 millones de dólares.

Mauricio Macri se reunió con Christine Lagarde
El directorio del FMI analizará hoy viernes en Washington la ampliación del acuerdo con la Argentina para aumentar el auxilio financiero que alcanzará los 15.665 millones de dólares antes de fin de año, incluyendo dinero de otros organismos.

En círculos financieros, se estimó que el organismo aprobará el nuevo acuerdo tras la media sanción que la Cámara de Diputados dio al proyecto de Presupuesto, que dispone un fuerte ajuste fiscal recomendado por el organismo.

Si bien aún resta la sanción del Senado, la directora ejecutiva del FMI, Christine Lagarde, intentará que el ´board´ del organismo avance en la aprobación del plan que estipula una ampliación de fondos hasta los 57.100 millones de dólares.

La renovación ya cuenta con el apoyo de Estados Unidos, Alemania y otros países europeos, que son los de mayor peso en el directorio ejecutivo del FMI.

También brindaron apoyo político al acuerdo, Japón, Gran Bretaña e Italia, a través de declaraciones y comunicados, y el propio presidente norteamericano, Donald Trump, avaló personalmente la negociación de la Argentina con el FMI y las reformas emprendidas por el presidente Mauricio Macri.

El acuerdo implica una revisión del acuerdo de junio último, que no alcanzó a frenar las turbulencias financieras y obligó a la Argentina a incumplir la Carta de Intención, que ahora fue revisada incluyendo mayores exigencias de reducción del déficit.

Con la aprobación se conocerán también los términos de la nueva carta que el Gobierno presentará al organismo, en la que establece en detalle las metas que se compromete a alcanzar el país en materia económica.

El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, adelantó que el Gobierno se compromete a lograr déficit cero el año próximo, como lo establece la ley de Presupuesto aprobada en la Cámara baja, y un superávit de 1% en 2020.

Los puntos clave del Presupuesto

El proyecto que recibió media sanción en Diputados prevé un retroceso de 2,4 por ciento en el PBI de este año y de 0,5 en 2019. Proyecta un dólar a 40,10 pesos y una inflación de 23 por ciento. Para alcanzar el "déficit cero" habrá ajustes en distintas áreas, excepto en el pago de intereses de deuda, que se incrementan cerca del 50 por ciento.

La titular del FMI, Christine Lagarde, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

“Déficit cero": El Presupuesto que recibió media sanción esta madrugada en Diputados tiene como consigna el “déficit cero” para 2019. La meta sólo contempla el déficit primario, sin tener en cuenta el pago de intereses de deuda, que se incrementan cerca del 50 por ciento.
Ajuste: El gasto total supone un aumento nominal del 27,4 por ciento con relación a 2018. En términos reales (tomando en cuenta la inflación proyectada), el gasto primario se habrá contraído un 13 por ciento, con una caída del 11 por ciento de los gastos corrientes y de 42 por ciento de los gastos de capital.
El gasto primario crecerá nominalmente un ritmo del 24 por ciento en 2019 y los recursos sociales se expandirán un 32 por ciento.

En términos reales, la reducción del gasto será del 6 por ciento en servicios sociales; del 23 por ciento en educación y cultura; del 48 por ciento en vivienda y urbanismo; del 20 por ciento en promoción y asistencia social; del 8 por ciento en salud; del 17 por ciento en ciencia y técnica; y del 20 por ciento en agua potable y alcantarillado.

Recesión: el proyecto anticipa un escenario de caída de 0,5 por ciento en la actividad económica en 2019 y una baja del 2,4 por ciento para este año.
Dólar: 40,10 pesos promedio para 2019; 44,30 en 2020; 48,20 en 2021; y 50,5 en 2022.
Inflación: 23 por ciento al final del período 2019 y un promedio de incremento de precios del 34,8 por ciento. En 2018, se calcula un 32,7 por ciento.
Consumo: Se prevé una caída del 1,6 por ciento en el consumo privado y una baja del 9,7 por ciento en la inversión.
Deuda: La deuda pública a fin de año representará el 87 por ciento del PBI, con un stock de 315.698 millones de dólares. Las necesidades de financiamiento para 2019 llegarán a 38.900 millones de dólares: 2.500 millones nueva deuda, 20.100 millones se refinanciarán; 11.700 millones del acuerdo con el FMI y otros 4.600 millones de organismos internacionales.
Recaudación: La recaudación de impuestos nacionales y de contribuciones de la seguridad social crecerá 38,9 por ciento, al superar los 4.829 billones de pesos.
Retenciones: Reducción del 33 al 30 por ciento del tope de derechos de exportación a la soja; se mantiene el 12 por ciento para el resto de los productos. El plazo se mantiene hasta el 31 de diciembre del 2020.
Fondo Sojero: Se incorpora un "fondo compensador" a municipios por la quita de subsidios al transporte urbano de pasajeros: 6.500 millones de pesos adicionales para amortiguar parcialmente el traspaso de la política de subsidios a las jurisdicciones locales, tras la quita de recursos por 43.000 millones de pesos.

Cuadernos de la corrupción: se entregó Carolina Pochetti, la viuda de Daniel Muñoz

El juez Claudio Bonadio había ordenado su detención. Estuvo casada con el secretario privado de Néstor Kirchner, quien aparece varias veces mencionado en los cuadernos de Oscar Centeno

Carolina Pochetti, viuda de Daniel Muñoz, el fallecido secretario privado de los Kirchner, se entregó este martes en los tribunales de Comodoro Py. Pesaba en su contra una orden de detención dictada por el juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa de los cuadernos de la corrupción.

Los investigadores consideran que Pochetti es un engranaje clave para recuperar 70 millones de dólares que se habrían repartido entre familiares de Muñoz y muchos de los cuales se habrían invertido en propiedades en los Estados Unidos.

Muñoz fue secretario privado de los Kirchner hasta 2009. Los arrepentidos José López (ex secretario de Obras Públicas), el financista Ernesto Clarens y Claudio Uberti (ex OCCOVI), entre otros, explicaron que era Muñoz quien recibía los bolsos con dinero destinado a los Kirchner.

En las anotaciones del chofer Oscar Centeno, Muñoz aparece como receptor de varias entregas del servicio de delivery de bolsos que manejaba Roberto Baratta, número dos de Julio de Vido en el Ministerio de Planificación durante el kirchnerismo.

Según información de la Unidad de Información Financiera (UIF) en manos de Rodríguez –quien investiga el delito de lavado de dinero del matrimonio Muñoz-Pochetti- hubo 16 operaciones inmobiliarias en Miami y Nueva York, entre abril de 2010 y diciembre de 2015, por 70 millones de dólares.

Muñoz-Pochetti aparecieron en los Panamá Papers como accionistas de una off shore registrada en las Islas Vírgenes. A partir de aquella información se llegó a un entramado de sociedades con vinculaciones en Suiza, Uruguay, Miami, Delaware, Nevada, Andorra, Seychelles y Nueva Zelanda que se dedicó a la compra de propiedades.

Enrique “Japonés” García (Foto: Adrián Escándar)

Este martes continúan las indagatorias del caso. El ex intendente Enrique "Japonés" Pérez llegó a las 9 a los tribunales para presentarse ante Bonadio. Su nombre aparece en la confesión como arrepentido de José López. Más tarde está previsto que se le tome declaración al diputado nacional e hijo de la ex Presidente, Máximo Kirchner.

Presupuesto 2019: los movimientos sociales advierten que “es un hecho que va a haber incidentes”

Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, aseguró que el Gobierno preparó una operación con “servicios infiltrados para ensuciar” la protesta. Emilio Pérsico responsabilizó a Patricia Bullrich.

Líderes de movimientos sociales convocados a protestar en el Congreso advirtieron que es "un hecho que va a haber incidentes" durante la votación del Presupuesto 2019 y responsabilizaron por ello al Gobierno, al asegurar que se trata de una operación "con servicios infiltrados" para ensuciar la protesta.

"Hay una enorme presencia policial. Ya nos tienen acostumbrados. Llama la atención este montaje de piedras y cascotes sin que nada lo justifique. De la nada aparecieron bolsas con piedras. Es todo muy burdo. Se nota que buscan ensuciar todo", dijo el coordinador nacional del Movimiento Barrios de Pie, Daniel Menéndez.
En diálogo con radio AM 530, el referente piquetero aseguró que hay "un sector del Gobierno que promueve" los incidentes. "Hay un accionar de introducir policías de civil y generar operaciones para aparentar que los manifestantes son violentos. Preparan todo para ensuciar una movilización multitudinaria y pacífica. Las declaraciones de (la ministra de Seguridad, Patricia) Bullrich vinculando a los movimientos sociales con el narcotráfico van en ese sentido", opinó.
"Doy como un hecho que hay servicios infiltrados que provocan incidentes. Ya lo hemos denunciado. Han una intención evidente de generar disturbios. Ojalá que no lo implementen y nos dejen manifestarnos en paz, porque va a haber muchas familias", siguió Menéndez, quien tuiteó sugerentes imágenes de cascotes apilados en la esquina del lugar.

Acampe en las inmediaciones del Congreso, el martes por la noche. (Martín Bonetto)

Por su parte, el secretario general del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, dijo Patricia Bullrich "está tratando de prender fuego todo". "Casualmente cambiaron todas las baldosas en el Congreso y dejaron las piedras acomodadas en el piso. Hace poco estuvimos al borde de que se caiga todo. Cuando puso a la Gendarmería en el puente Pueyrredón casi pasa otro Kosteki y Santillán. No hay que entrar en provocaciones", reflexionó.
Por otra parte, el piquetero dijo que la situación económica y social "es caótica" y apuntó a que Mauricio Macri "se vaya en 2019": "Entraron con los votos y queremos sacarlos con los votos".

Aseguran que los consumidores retrajeron entre 30% y 60% la compra de ciertos productos

Los consumidores redujeron entre 30% y hasta más de 60% sus compras de lácteos, carnes y verduras en septiembre último, según una encuesta realizada en el área metropolitana por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

Los resultados del estudio registraron que el 34% de los participantes de la encuesta disminuyeron el consumo de lácteos, el 54% el de carnes, 63% frutas y verduras, y 44% gaseosas, jugos y soda.

Además, el 69% achicó sus salidas de esparcimiento, 39% combustible y 23% medicamentos.

En el otro extremo, solamente el 4% de los encuestados incrementó el consumo de lácteos, 5% de carnes, 1% de frutas y verduras, 1% gaseosas, jugos y soda, 1% salidas, 2% combustible y 2% medicamentos.

Para el investigador del CEPA Juan Pablo Costa, la encuesta "arrojó que los consumidores redujeron prácticamente el consumo de artículos en casi todos los rubros".

En diálogo con la agencia NA, advirtió que "esta caída podría agravarse en octubre y en los meses subsiguientes, por la inflación, producto de la devaluación, que todavía no se trasladó totalmente, ya que las empresas lo hacen gradualmente".

Explicó que "ante una crisis como la que se está viviendo el consumidor va eliminando gastos superfluos, como las salidas recreativas, ya que según el estudio el 69% de los encuestados optó por achicar ese tipo de gasto".

Consideró "preocupantes los números relacionados con los medicamentos, ya que 23% de los encuestados optó por reducir ese rubro".

Costa advirtió que "lo más probable es que se sostenga y se agrave la retracción del consumo", al sostener que "además de la inflación, el fuerte aumento en transporte y las tarifas, provocan la reducción".

Al analizar los escasos rubros que según parte de los encuestados aumentaron su nivel de consumo, carnes lidera la encuesta, aunque con un incremento de solo 5%, y el resto de los rubros que mostraron aumentos no superaron ese guarismo.

Según el trabajo del CEPA, considerando la evolución de los consumos por nivel socioeconómico, se observa un comportamiento diferencial".

Explica que en los rubros de alimentos (lácteos, carne, frutas y verduras) y medicamentos, son los sectores socioeconómicos bajos y medios los que tuvieron más encuestados que disminuyeron su consumo.

En gaseosas, jugos y sodas, todos los sectores socioeconómicos disminuyeron su consumo en una proporción similar y en el rubro recreación, el sector alto fue el más afectado, y en combustibles la clase media fue la que mayor ajuste realizó.