Sábado 16 de Diciembre de 2017 - 23:22:28

Ya juraron los 23 senadores nacionales electos en octubre

Entre ellos hay tres ex presidentes: Cristina Kirchner, electa por la minoría en Buenos Aires; Adolfo Rodríguez Saá por la mayoría en San Luis y Carlos Menem por la minoría en La Rioja. Asumirán el 10 de diciembre.

Ya juraron los 23 senadores nacionales electos en octubre

Los 23 senadores nacionales electos en los comicios de octubre pasado juraron esta mañana ante la Cámara alta para asumir en sus bancas el próximo 10 de diciembre. En tanto, la senadora Gladys González no estuvo presente en la sesión porque está de viaje oficial.
Se trata de los senadores electos por las provincias de Buenos Aires, Formosa, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Jujuy, La Rioja y Misiones.

Entre ellos hay tres expresidentes: Cristina Kirchner y Carlos Menem, electos por las minorías de Buenos Aires y La Rioja, respectivamente; y Adolfo Rodríguez Saá, quien representa por la mayoría a San Luis.

Búsqueda del submarino: la Armada confirmó que hubo un "evento violento consistente con una explosión"

Por primera vez desde que comenzó la búsqueda del submarino ARA San Juan, la Armada Argentina habló oficialmente de la posibilidad de "una explosión" el pasado miércoles en la derrota -el trayecto- que hacía el buque rumbo a Mar del Plata.

Según precisó el capitán Enrique Balbi, un informe suministrado por el embajador argentino en Austria y experto en energía atómica Rafael Grossi ratificó la teoría de la "anomalía hidroacústica" presentada ayer por la Marina de los Estados Unidos.

Esa documentación, que fue entregada esta mañana al ministro de Defensa, Oscar Aguad, y al canciller Jorge Faurie, reveló que existió un "evento anómalo singular corto violento y no nuclear consistente con una explosión" el miércoles 15 de noviembre a las 10:31. El último contacto entre el buque y la base naval se había registrado ese mismo día, casi tres horas antes del evento anómalo.

A partir de este dato, seis unidades de diferentes nacionalidades se dirigieron de inmediato a la zona donde se habría producido la explosión. Sin embargo, hasta el momento no hubo contacto con el ARA San Juan.

La zona del evento anómalo fue identificada a 430 kilómetros de la Costa, con un radio de 125 kilómetros, donde las profundidades varían desde los 200 hasta los 3000 metros.

El vocero de la Armada, Enrique Balbi (Foto: María Eugenia Salgado)

Cinco minutos antes de que el vocero de la Armada difundiera el parte oficial, un equipo de contención les comunicó las novedades a los familiares de los 44 tripulantes, muchos de los cuales entraron en crisis. Hubo gritos, llantos y crisis nerviosas. Rápidamente llegó una ambulancia y brindó asistencia a una ambulancia.

Ante las preguntas, Balbi rechazó en dos oportunidades la posibilidad de que la explosión haya sido producida como consecuencia de un ataque militar. Tampoco dio precisiones sobre el estado de los tripulantes.

"¿Si hubo una explosión, por qué no hay restos en el agua?", le repreguntaron. Y Balbi contestó: "Una explosión en inmersión, en algo confinado como es un submarino, normalmente se habla académicamente de una implosión. No es una explosión en la que terminan flotando cosas en la superficie. De todas maneras, tampoco lo estamos descartando", respondió.

La avería en las baterías que el capitán del submarino informó antes de perder contacto con la base naval continúa siendo una de las grandes incógnitas en torno a lo que sucedió con el ARA San Juan. Balbi reiteró una vez más que el inconveniente había sido subsanado y que el capitán informó que seguía navegando rumbo a Mar del Plata sin inconvenientes.

Este jueves a las 19 habrá una actualización de la evolución de las operaciones, que continuarán hasta tanto se halle a la embarcación.

La tarifa de luz subirá 38% en el interior del país (en conurbano será mayor)

El aumento acumulado en la factura final para los usuarios de menor consumo del servicio eléctrico fuera del área metropolitana (es decir, sin considerar Edenor y Edesur) será de 38%, como consecuencia de los ajustes aplicados en diciembre y febrero próximos, anunció el subsecretario de Energía Eléctrica, Alejandro Sruoga, durante la audiencia pública que se lleva a cabo en el porteño Palacio de las Aguas. 

Sruoga advirtió que "el impacto va a ser mayor en Edenor y Edesur", es decir, "va a haber aumentos mayores", porque se normalizará el valor agregado de distribución (VAD), tal como se hizo en los últimos años en las compañías distribuidoras provinciales.

El funcionario se excusó, de todos modos, de precisar el nivel de tales incrementos en la zona metropolitana, donde se concentra el 40% de la demanda del país, y sostuvo que "van a ser presentados por el ENRE (Ente Nacional Regulador de la Electricidad)".

Tal como informa hoy Ámbito Financiero, las tarifas de electricidad para residenciales en Capital Federal y Gran Buenos Aires tendrían un ajuste de hasta el 47%.

Según el informe del Ministerio de Energía para la audiencia, el costo mayorista de la energía incluyendo el transporte en extra alta tensión será en 2018 de u$s74,8 que a un tipo de cambio de $19,3, son $1.440 por megavatio. Como se va a reducir el subsidio estatal al 37% del precio, los usuarios pasarían a pagar $907,2 por megavatio, con un alza del 41,75%, frente a $640 en la actualidad.

Sin embargo, según un documento publicado por el ENRE el 2 de este mes, y posteriormente retirado del sitio, el alza en el precio mayorista se desdoblaría en un 35% en diciembre y un 20% adicional en febrero. En ese mismo informe técnico, el organismo regulador calculó que desde diciembre las tarifas de Edenor y Edesur para usuarios residenciales se incrementarán en un 39% para consumos de hasta 400 kwh por mes, en un 38% para un gasto de 400 a 600 kwh mensuales, y en un 47% para los que utilicen más de 600 kwh por mes.

Para las demandas de comercios y pequeñas industrias, el ENRE estimó la suba entre un 50% y un 55%, y para las grandes demandas que usan el servicio de Edenor y Edesur desde el 45%al 65%.

Sruoga puso de relieve, en otro orden, que "por primera vez en muchos años vamos a cubrir la demanda con potencia disponible y las reservas van a hacer las que corresponda, por encima de la demanda".

Destacó en ese sentido las perspectivas de un verano con menos cortes de electricidad, ya que "superamos la emergencia con la potencia nueva, los 1.245 Mw de mejora de la disponibilidad, los 3.000 Mw de la oferta emergencial y la que se incorpore con energías renovables y ciclos combinados".

La propuesta de la cartera a cargo de Juan José Aranguren incluye además una fuerte restricción en la tarifa social. También habrá una drástica reducción de las bonificaciones por ahorro.

Hasta ahora, con un ahorro del 10% al 20% en el consumo con relación a igual período de 2015, los residenciales pagaban $480 por megavatio en vez de $640, y $320 por un ahorro mayor al 20%. A partir de diciembre, en cambio, sólo tendrán bonificación los que reduzcan un 30% o más el consumo con respecto a 2015, y el descuento será del 10% sobre el nuevo precio mayorista que se establezca.

Perotti: "las negociaciones deben resguardar el trabajo argentino"

El plenario de comisiones de Ciencia y Tecnología, presidida por Omar Perotti, y de Industria y Comercio, encabezada por Alfredo Luenzo, recibió, en lo que fue una primera convocatoria, a representantes de las principales cámaras y asociaciones empresarias, y del trabajo de la República Argentina, quienes desde una visión federal, expusieron sus perspectivas sobre las negociaciones de un futuro Acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea. En esta ocasión el Senado recibió representantes de la industria y el comercio y en próximos encuentros expondrán los sectores de servicios, agroalimentarios y tecnológicos.

Perotti afirmó que “como representantes de las provincias argentinas tenemos la responsabilidad que las voces de nuestros actores, de los distintos sectores productivos sean escuchadas. Tanto sean las que tienen representación institucional nacional, como las que no” y consideró que “es preocupación de muchos ellos el impacto que este acuerdo con la Unión Europea pueda tener y necesitan más información”.

El legislador subrayó que “las negociaciones para un acuerdo deben resguardar el trabajo argentino” y que “hay expresa manifestación de los senadores de acompañar a los sectores productivos detrás de obtener la mejor inserción de argentina en el mundo”. “Para ello es central que nuestros negociadores tengan el mayor nivel de comunicación con quienes deben aprobar y con los sectores que enfrentan un proceso de integración”, completó Perotti.

La Constitución Argentina establece que es el Congreso Nacional el que aprueba o no los tratados internacionales

Por su parte los expositores coincidieron en que falta información clara sobre la marcha de las negociaciones, que se no conocen las ofertas en forma completa e integral y que tampoco conocen los estudios de impacto para cada uno de los sectores. Sobre este tema subrayaron que es clave esta información porque en todo proceso de integración hay sectores con mayores potencialidades que otros.

Alberto Álvarez Saavedra, Secretario de la Unión Industrial Argentina, recalcó que “antes de emitir una posición, la UIA requerirá conocer los resultados de los estudios de impacto del acuerdo que hayan realizado las autoridades nacionales. Es necesario contar con información específica de los impactos sobre nuestras importaciones y exportaciones con la Unión Europea, con nuestros socios del Mercosur y con el resto del mundo”.

En la misma línea que la UIA, el presidente de la Asociación De Industriales Metalúrgicos de la República Argentina, Juan Carlos Lascurain (ADIMRA), sostuvo que en el sector metalúrgico hay “preocupación por la falta de datos y porque no sabemos con precisión qué se va a negociar”.

Asimismo indicaron que la negociación se precipitó en los últimos meses y que es necesario abrirse al mundo, pero también lo es hacerlo de modo
inteligente.

Este tipo de reuniones continuarán con exposiciones de los sectores que no participaron en esta instancia y también se ha invitado a los principales negociadores del Poder Ejecutivo.

Participaron de la reunión la Asociación De Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA), la Cámara de Comercio Exterior de Santa Fe (FECACERA - CECASFE), la Cámara Industrial de las manufacturas del cuero y afines, la Confederación General del Trabajo (CGT), las Cámaras de Empresas Informáticas del Litoral, la Unión Industrial Argentina (UIA), la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA) y la Agencia de Desarrollo Social y Productivo de la Provincia de TRELEW.

También estuvieron presentes la Cámara de Exportadores de la República Argentina, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina/Cámara de Exportadores de Cereales (CIARA/CEC), el Grupo PROA – Cámara Autopartista, la Cámara de Fabricantes de motovehículos (CAFAM), el Centro Industria Lechera (CIL), la Asociación de Fabricantes de Automóviles (ADEFA), la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), la Confederación General Económica, la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas, la Asociación Argentina de la Industria Eléctrica y Electrónica, y la Cámara Argentina de Indumentaria.

La tarifa de luz subirá 38% en el interior del país (en conurbano será mayor)

El aumento acumulado en la factura final para los usuarios de menor consumo del servicio eléctrico fuera del área metropolitana (es decir, sin considerar Edenor y Edesur) será de 38%, como consecuencia de los ajustes aplicados en diciembre y febrero próximos, anunció el subsecretario de Energía Eléctrica, Alejandro Sruoga, durante la audiencia pública que se lleva a cabo en el porteño Palacio de las Aguas. 

Sruoga advirtió que "el impacto va a ser mayor en Edenor y Edesur", es decir, "va a haber aumentos mayores", porque se normalizará el valor agregado de distribución (VAD), tal como se hizo en los últimos años en las compañías distribuidoras provinciales.

El funcionario se excusó, de todos modos, de precisar el nivel de tales incrementos en la zona metropolitana, donde se concentra el 40% de la demanda del país, y sostuvo que "van a ser presentados por el ENRE (Ente Nacional Regulador de la Electricidad)".

Tal como informa hoy Ámbito Financiero, las tarifas de electricidad para residenciales en Capital Federal y Gran Buenos Aires tendrían un ajuste de hasta el 47%.

Según el informe del Ministerio de Energía para la audiencia, el costo mayorista de la energía incluyendo el transporte en extra alta tensión será en 2018 de u$s74,8 que a un tipo de cambio de $19,3, son $1.440 por megavatio. Como se va a reducir el subsidio estatal al 37% del precio, los usuarios pasarían a pagar $907,2 por megavatio, con un alza del 41,75%, frente a $640 en la actualidad.

Sin embargo, según un documento publicado por el ENRE el 2 de este mes, y posteriormente retirado del sitio, el alza en el precio mayorista se desdoblaría en un 35% en diciembre y un 20% adicional en febrero. En ese mismo informe técnico, el organismo regulador calculó que desde diciembre las tarifas de Edenor y Edesur para usuarios residenciales se incrementarán en un 39% para consumos de hasta 400 kwh por mes, en un 38% para un gasto de 400 a 600 kwh mensuales, y en un 47% para los que utilicen más de 600 kwh por mes.

Para las demandas de comercios y pequeñas industrias, el ENRE estimó la suba entre un 50% y un 55%, y para las grandes demandas que usan el servicio de Edenor y Edesur desde el 45%al 65%.

Sruoga puso de relieve, en otro orden, que "por primera vez en muchos años vamos a cubrir la demanda con potencia disponible y las reservas van a hacer las que corresponda, por encima de la demanda".

Destacó en ese sentido las perspectivas de un verano con menos cortes de electricidad, ya que "superamos la emergencia con la potencia nueva, los 1.245 Mw de mejora de la disponibilidad, los 3.000 Mw de la oferta emergencial y la que se incorpore con energías renovables y ciclos combinados".

La propuesta de la cartera a cargo de Juan José Aranguren incluye además una fuerte restricción en la tarifa social. También habrá una drástica reducción de las bonificaciones por ahorro.

Hasta ahora, con un ahorro del 10% al 20% en el consumo con relación a igual período de 2015, los residenciales pagaban $480 por megavatio en vez de $640, y $320 por un ahorro mayor al 20%. A partir de diciembre, en cambio, sólo tendrán bonificación los que reduzcan un 30% o más el consumo con respecto a 2015, y el descuento será del 10% sobre el nuevo precio mayorista que se establezca.