Miércoles 19 de Septiembre de 2018 - 20:37:20

"Jamás recibí nada", afirmó el ex magistrado. Antes tuvo una tumultuosa salida de su domicilio.

Durante más de una hora y media, el ex juez federal Norberto Oyarbide declaró este miércoles ante el juez Claudio Bonadio en la causa de los cuadernos de las coimas, y negó haber recibido dinero para vender resoluciones vinculadas al kirchnerismo. Minutos antes de retirarse de los tribunales dijo que había hablado sobre "las personas que me apretaban el cogote para que sacara la causa de los Kirchner", en referencia a su polémico sobreseimiento del ex Presidente en una causa por enriquecimiento ilícito.

Al término de la declaración, y fiel a su estilo y confrontativo con la prensa ante las consultas sobre su rol en la asociación ilícita que se investiga, Oyarbide dijo que no está de acuerdo con las declaraciones de Centeno, que no son ciertas las fechas sobre supuestas reuniones con él, y que no hay sustento en la imputación por la cual Bonadio lo llamó indagatoria. Además, dijo que no conoció a Julio De Vido -"sólo lo vi por televisión"- ,aunque admitió que sí conoce a Roberto Baratta y al ex secretario de éste, Nelson Lazarte, pero que nunca se reunió con ellos. "Jamás recibí absolutamente nada, pero sí expliqué con toda claridad el tema del sobreseimiento de los Kirchner y el rumor que salió a partir de allí", reiteró intrigante.

El ex magistrado, que renunció para no enfrentar un juicio político, está mencionado en los cuadernos en los que el ex chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno, registró los movimientos de dinero que se dieron entre 2005 y 2015.

Antes, al salir de su casa en la mañana, Oyarbide se mostró incómodo frente a los periodistas que lo esperaban en la puerta de su domicilio en el barrio porteño de Recoleta.
“Al que se porte mal, este garrotazo en la cabeza”, dijo primero con una sonrisa. “Son loros ustedes”, agregó más ofuscado ante el requerimiento periodístico.
Antes de subirse al automóvil que lo trasladó hasta los tribunales de Retiro, y al ser consultado sobre si era cierto lo que se indicaba en los cuadernos, afirmó: “Se lo voy a decir al juez”.

Luego, al llegar a los tribunal, advirtió: “Le voy a poner el pecho a las balas”.

"La causa está en secreto de sumario. No se puede hablar. Las expectativas son las que tiene cualquier persona que viene a prestar una declaración indagatoria, que no es para nada feliz. Pero acá vengo a ponerle el pecho a las balas. Ojalá que me atienda Bonadio", señaló.

Además de Oyarbide, este miércoles se presentarán ante Oyarbide el ex secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli, el empresario Raúl Vertúa y Carlos Alberto Rodríguez.