Por lo tanto, desde el ministerio de Hacienda afirmaron que "no se pagará el Cupón PBI este año, que no está computado en el Presupuesto 2018"

Luego de la conferencia de prensa del ministro Nicolás Dujovne para informar el cierre de los datos fiscales del 2017, un funcionario del ministerio conversó con Infobae y adelantó algunos datos relacionados con los números fiscales de este año. Estos son los principales conceptos vertidos en esa charla con periodistas acreditados en el ministerio de Hacienda.

"Nosotros estimamos que en el 2017 según datos provisorios que el PBI creció un 2,9 % el año pasado y por lo tanto no se pagará el Cupón PBI este año que no está computado en el Presupuesto 2018" manifestó una fuente de esa cartera

Con respecto a cómo se logrará reducir el déficit fiscal para pasar del 4,2 % al 3,2 % del PBI este año la fuente destacó que "seguiremos haciendo lo que hicimos el año pasado, donde los gastos crecieron menos que los ingresos por primera vez desde hace 13 años, pero hay que considerar que un 72 por ciento del gasto que presupuestamos para este año son pagos de jubilaciones y salarios que no podemos tocar y solo podemos actuar sobre el restante 28 por ciento bajando más los subsidios económicos y el financiamiento a las empresas del Estado. Por ejemplo el caso de Aerolíneas Argentinas, donde el financiamiento del Estado se redujo en un 46 % el año pasado".

Además destacó que "también habrá que considerar el trabajo que realizamos en conjunto con el ministerio de Modernización para reducir en un 20 por ciento la planta dirigencial del Estado, con lo que nos ahorremos aproximadamente unos 1000 millones de pesos. En los próximos días se firmará un decreto que prevé un recorte en los cargos políticos pero el impacto fiscal será moderado. De todos modos es una buena medida que nos pone en carrera para seguir reduciendo el gasto en los próximos años para bajar más la inflación".
El Gobierno buscará recortar parte de la masa salarial de los empleados del sector público nacional pero reconoce que tiene poco margen. "En principio, la reducción pasa por no renovar los contratos en los organismos" y en referencia a la discusión salarial aclaró que "la discusión estará centrada en si habrá o no una clausula gatillo sobre los salarios y nosotros pensamos que no debería haberla".

Con respecto al déficit financiero que incluye el pago de los intereses de la deuda pública el funcionario manifestó que "este año no habrá un crecimiento de los intereses de la deuda, que pasaron del 1,2 al 2,2 % del PBI porque en el 2017 hubo pagos de intereses muy altos. Esto se debe a que se pagaron altos vencimientos que venían del 2016 y también deuda de corto plazo que se tuvo que pagar el año pasado. Este año eso no ocurrirá y el pago de los intereses de la deuda se mantendrá constante por eso nosotros no solo vemos la reducción del déficit fiscal primario sino también del déficit financiero que este año se reducirá".

El funcionario también subrayó que en el Gobierno "no se subestima el déficit financiero, le damos relevancia, pero es déficit más volátil a diferencia del primario que estamos en condiciones de controlar directamente y hay que resaltar que el esfuerzo fiscal del año pasado fue del 1,7% del PBI, gracias a la reducción del déficit primario, también de la deuda flotante, los menores recursos por blanqueo y por devolución del 15% a las provincias".
Al analizar el déficit fiscal total (al sumar los intereses de la deuda) la comparación internual muestra que el déficit fiscal total pasó del 5,9% del PBI en 2016 a un 6,1% en el 2017 y la intención del Gobierno es reducirlo este año. El funcionario explicó a los periodistas acreditados que "en el crecimiento del déficit total hay que tener en cuenta que la administración nacional ya no contaba con los ingresos extraordinarios del blanqueo de capitales (que representó una merma de 0,9 puntos en relación al PBI) y la cesión de recursos de Nación a las provincias (que suma 0,2% del PBI). Los intereses de la deuda, sin embargo, registraron un avance importante entre 2016 y 2017, ya que representaron un salto de 0,5% del PBI, al pasar de 1,7% a 2,2%. En términos reales crecieron un 46,2%".

Para el final el funcionario analizó la modificación de las metas de inflación anunciadas a fines de diciembre pasado. "El cambio de meta de la inflación al 15 % y el retraso de la reducción para llegar a un 5 % de inflación en el 2020 nos permitirá trabajar con mayor credibilidad y actuar con más fuerza en la aplicación de la política económica impulsada por el Gobierno".