Domingo 24 de Septiembre de 2017 - 12:35:23

Se registraron precipitaciones superiores a 100 mm y atrasaron el inicio de la siembra; el ministerio de Agricultura declaró la emergencia agropecuaria en ambas provincias y en Chaco

Imagen aérea de las inundaciones en Junín

La fuertes lluvias que se registraron durante el fin de semana en distintos puntos de la zona centro y el litoral del país generaron grandes complicaciones, especialmente en las provincias de Buenos Aires y La Pampa, con calles inundadas, localidades aisladas por el corte de rutas y agravaron la situación en zonas que ya se encontraban muy afectadas por las inundaciones.

Con precipitaciones superiores a 100 mm, la situación obligó a atrasar el inicio de la siembra de la campaña 2017/2018.

En La Pampa, que a lo largo de 2017 fue azotada por incendios e inundaciones, la naturaleza no da tregua. La localidad de Rancul quedó aislada luego de que todos las vías que la conectan con otras ciudades quedaran bajo agua. A la ruta nacional 188, que se encuentra cortada desde hace cuatro meses, se el sumaron las inundaciones de los caminos alternativos.

En este sentido, el secretario de Recursos Hídricos de la provincia, Javier Schlegel, indicó a El Diario de La Pampa que "fueron unos 25 milímetros de agua que dejaron los caminos prácticamente intransitables, además de que se acumuló bastante agua en la entrada del pueblo".
Además, en el Bajo Giuliani el oleaje anegó la ruta provincial 14 donde otra vez se cayó el guardarrail. Según publico el sitio La Arena, la costa sur de la arteria que se une con la Ruta Nacional 35 fue la que sufrió los embates del oleaje provocado por el viento.

El Ministerio de Agroindustria declaró el viernes la emergencia agropecuaria en las zonas más afectadas por las inundaciones en las provincias de Buenos Aires, La Pampa y Chaco.

Una postal impactante del efecto de las lluvias en la Pampa

En Buenos Aires, las lluvias causaron destrozos en al menos diez localidades y produjeron anegamientos de calles e inundaciones.

Las resoluciones que fueron publicadas en el Boletín oficial incluyen los departamentos de Quemú Quemú, Catriló y Capital, en La Pampa; los departamentos de Fray Justo Santa María de Oro y 2 de abril, en Chaco; y los partidos bonaerenses de General Arenales, General Pinto y Lincoln, General Villegas, Pellegrini, Bolivar, y algunos establecimientos de Hipólito Yrigoyen, Junín, Daireaux y Guaminí.

La Pampa fue declarada en emergencia agropecuaria

Un informe confeccionado por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) consignó que las inundaciones dañaron el 25% de la producción agrícola y el 34% del stock vacuno a nivel nacional.

La entidad que agrupa a 114 asociaciones rurales señaló que hay poco más de 5.5 millones de hectáreas anegadas y al menos 2.5 millones de hectáreas afectadas indirectamente en el país.

"En promedio, más del 25% de la producción agrícola nacional se encuentra en la zona afectada, siendo el maíz con el 30% de la superficie potencial el que podría verse más perjudicado", aseguró el reporte.

Personal de Defensa Civil asiste a vecinos de Quilmes y Bernal que se encuentran afectados (NA)

Además, afirmó que "más del 60% del rodeo vacuno de Buenos Aires está en la zona afectada, que representa un 34% del stock nacional, y se encuentra en una etapa crítica del ciclo productivo, que no sólo puede afectar el ciclo actual, sino también los próximos".

Para hoy el Servicio Meteorológico declaró el alerta por lluvias y tormentas fuertes en Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones. También se advierten abundantes precipitaciones en el sudeste de la provincia de Buenos Aires.