Lunes 23 de Octubre de 2017 - 15:38:39

La titular de la Oficina Anticorrupción comparó ambos casos y lamentó que "Argentina sea el único país donde no hay condenados por el escándalo", que atravesó tres gobiernos. Reclamó que la compañía brasileña aporte detalles sobre los delitos cometidos en la Argentina

Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción (foto de archivo – NA)

La titular de la Oficina Anticorrupción (AO), Laura Alonso, advirtió que el caso Odebrecht no puede quedar en la nada y lo comparó con el escándalo global de Siemens, empresa que reconoció haber pagado millones de dólares en coimas a funcionarios de los gobiernos de Carlos Menem, Fernando de la Rúa y de Eduardo Duhalde.

La funcionaria volvió a apuntar contra la justicia al plantear un interrogante: "Uno no se explica por qué habiendo condenado a funcionarios de Siemens en Alemania y en los EEUU en Argentina no haya una sola condena, ni siquiera un pedido de indagatoria".

En declaraciones a Radio Mitre, Alonso sostuvo que "la justicia Argentina le debe muchas respuestas a la sociedad" por "no haber investigado la corrupción con dureza, con rigurosidad y objetividad. Es casi chistoso que la única persona que desfila por los tribunales sea María Julia (Alsogaray) después de la corrupción del menemismo".

Germán Garavano, ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación

Ayer, el Gobierno convocó a la empresa brasileña a brindar información a la OA sobre los delitos cometidos en la Argentina. Así lo informó el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, quien señaló a través de Twitter la "falta de avances del Ministerio Público Fiscal" en la investigación.

En este sentido, Alonso aseguró que la empresa Odebrecht tiene una estrategia dilatoria. "No sólo había una responsabilidad del Ministerio Público por no haber sido eficaz en estos meses, sino que también la empresa ha aprovechado la fragmentación en distintas causas judiciales para evitar algún tipo de colaboración", enfatizó.

Sin embargo, la funcionaria adelantó que la oficina que comanda está trabajando en el tema y los investigadores profesionales del staff técnico tienen "mucha información acumulada, inclusive el seguimiento de la justicia en Brasil. Incluso yo he tenido algunas conversaciones con el juez Sergio Moro cuando vino de visita a la Ciudad de Buenos Aires".

"Entendemos que la estrategia del ministerio público fiscal ha fallado o no ha tenido la efectividad que se espera. Creemos que hay muchas posibilidades y ventanas de oportunidad para que la compañía ofrezca información completa y detallada de las coimas, los pagos, las personas, las fechas y los contratos que obtuvo en la Argentina a través de mecanismos espúreos", agregó.

El objetivo de Alonso es que la compañía aporte la mayor información. "El Gobierno le va a pedir el máximo detalle. Y es muy probable que a partir de la identificación de esas cuentas y esos pagos podamos descubrir otras coimas y otros chanchullos".

Finalmente, la titular de la OA dijo que además de la Justicia, "la administración pública tiene una cantidad de resortes para sancionar compañías que hayan incurrido en prácticas irregulares como la suspensión de un contrato, hasta revisar la existencia de esas compañías en el registro de constructores".