Domingo 20 de Agosto de 2017 - 14:22:21

Aunque en el primer cuatrimestre del año la inflación ya acumuló más de la mitad de lo previsto en el Presupuesto 2017 para todo el año, el titular del Banco Central se mostró optimista en poder cumplir con la meta y anticipó que en 2018 la inflación será del orden del 10%.

El titular del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Federico Sturzenegger, ratificó este miércoles que la meta de inflación para 2017 será de 17% y sostuvo que "cambiar una meta, es no tener meta". Al presentar el Informe de Estabilidad Financiera sostuvo que en abril la inflación interanual fue de 27,5% y pronosticó que en mayo se ubicará en 25%.
Consultado por ámbito.com, Sturzenegger, ratificó la meta de inflación y aseguró que "se está trabajando para lograr ese objetivo". Detalló que "en abril, la inflación interanual fue del 27,5%, que este mes bajará al 25% y que para junio se ubicará entre el 21 y 22%, es decir, habremos bajado en estos primeros meses entre 14 y 15 puntos porcentuales desde los 36,6% de cierre del año pasado".
Agregó que en diciembre se ubicará entre el 14 y 17 por ciento, tal como había sido anunciado al tiempo que sentenció "cambiar una meta, es no tener meta".

Anticipó además que si la inflación mensual se ubica en el orden del 1 por ciento en diciembre, el organismo trabajará en una meta del 10 por ciento para 2018. "El año que viene vamos a estar trabajando en el 10 por ciento, pero para ello la inflación a fin de año tiene que estar en 1 por ciento (mensual) o por debajo", enfatizó Sturzenegger.

De ese modo, el titular del máximo organismo regulador financiero indicó que la meta del año próximo estaría dos puntos debajo del límite máximo del rango de entre 8 y 12 anunciado el año pasado.
Además, sostuvo que "el cepo favoreció la rentabilidad" de las entidades financieras, mientras evaluó que el rendimiento de los bancos "creció menos que la inflación en 2016".

"Los cuatro años del cepo fueron años en los que las ganancias del sector financiero subían muy por encima de la inflación. Fueron buenos años para el sector financiero", señaló. Durante la conferencia de prensa señaló que el cepo "es atrapar al depositante, es decirle ´tu dinero tiene que estar acá ´, por lo cual no se ven obligadas a retribuir a ese depositante".

"Hubo una caída significativa de la rentabilidad del sector financiero porque tuvo que pagarle al depositante", subrayó Sturzenegger y señaló que "la rentabilidad de los bancos creció menos que la inflación en 2016".
Además, puntualizó: "Hubo un cambio muy significativo de un sector financiero que 'la tenía bastante fácil' a un mercado que tiene que salir a competir en la captación de depósitos". "El camino correcto es retribuir al depositante", evaluó el funcionario.