Martes 18 de Junio de 2019 - 15:57:07

Tras conocerse que, presuntamente, detrás del hecho de robo calificado que tuvo como víctima a un repartidor de productos lácteos en la noche del jueves, estaba un precandidato departamental a senador del justicialismo, se generó un revuelo tratando de poner carga política al caso.

En este sentido, el secretario de Gobierno, Jorge Lagna, se mostró indignado por la utilización política que se le dio al caso del asalto al repartidor.

“A veces dan vergüenza ajena las utilizaciones políticas que se quieren hacer de las cosas. Sé que el senador (Lisandro Enrico) salió a hablar barbaridades”, indicó el secretario para luego aclarar que “nosotros nos ocupamos del caso desde un primer momento: primero Homero Domínguez de Soto (director de Prevención Comunitaria) estuvo en el Hospital acompañando a la víctima y sus familiares; además, nos ocupamos con la Central de Monitoreo de colaborar en este hecho de robo calificado tan fuerte. Me comuniqué personalmente con el fiscal Puyrredón (Horacio) para ponernos a disposición y trabajar juntos”.

Lagna destacó el trabajo realizado por la Fiscalía y la Policía Provincial que “aparentemente tienen esclarecido el caso, aunque hablamos de supuestos porque se está en pleno proceso de investigación". Si bien hay un detenido que fue precandidato a senador por el Justicialismo, Lagna aclaró que el postulante a senador por la línea de Omar Perotti, en el departamento General López, fue Patricio Marenghini, en la actualidad concejal de Venado Tuerto.

En la misma línea, el funcionario planteó que “ni José Freyre ni Omar Perotti pueden hacerse cargo de las barbaridades que cometa una persona, más allá que haya sido precandidato. Es como si yo dijera que el culpable de alguna muerte por asesinato en el departamento es el senador Enrico. El senador puede ser responsable político de que haya inseguridad, de que haya más narcotráfico, pero no es responsable personal e individualmente de todo lo que pase en el departamento. De la misma forma José Freyre no es responsable de las faltas que puedan cometer los 1500 empleados municipales”.

Renglón seguido, el secretario de Gobierno subrayó: “Trabajamos como colaboradores de la Justicia desde un primer momento”, y apuntó que “hay una persona aprehendida, y de nuestra parte, si es culpable, que se pudra en la cárcel, que le caiga todo el peso de la ley”.

Utilización política del tema

“Creo que no hay que banalizar ni politizar estos temas, porque son demasiado graves. Tenemos que estar atentos en estos momentos previos a las elecciones para que no sucedan estos hechos o más graves, como ha ocurrido en otras ciudades”, planteó Lagna, y completó: “Es un disparate utilizar políticamente este tema, como se lo quiso utilizar esta mañana, y como lo harán luego con una conferencia de prensa de la que participarán funcionarios que vienen de Santa Fe. Me parece un aprovechamiento mezquino de este hecho y se olvidan que hay una víctima, con un trauma importante que tiene que resolver. Este fue un hecho de inseguridad, y la seguridad es materia del gobierno provincial y los municipios sólo somos meros colaboradores”.