Domingo 15 de Julio de 2018 - 20:14:54

El secretario de Obras Públicas, Pablo Rada, estuvo el jueves pasado en la ciudad de Buenos Aires realizando la última rendición de cuentas de la obra de jardines maternales que se realizaron en los barrios Ciudad Nueva y Norte, dando el cierre ante las autoridades nacionales que la financiaron.


Otro de los temas que llevó al Ministerio de Infraestructura es un problema que recayó en la Municipalidad de Venado Tuerto, por una obra fallida, como lo fue la ampliación del Gasoducto Regional Sur (GRS) y sobre la cual ya se había realizado un avance en la construcción de los caños que se iban a usar, que demandó una inversión de 64 millones de pesos y que fue subsidiada por el Estado nacional con 143 millones de pesos y que luego, con el cambio de Gobierno nacional, no tuvo continuidad.
La demora en el avance en la etapa ejecutiva de la obra programada, la negativa del Gobierno nacional de actualizar el presupuesto que originalmente era de 143 millones y luego se amplió al incluir a Melincué, llevó a la Municipalidad de Venado Tuerto, nombrada administradora de la obra, a realizar numerosas gestiones para no perder este aporte tan importante.
Sin embargo, luego de dos largos años e innumerables viajes, el Municipio propuso ceder estos caños a Litoral Gas sin costo y que la empresa concesionaria del servicio devolviera en obras su valor que den mayor caudal al suministro en el sur de Santa Fe.
“La semana pasada nos respondieron desde Litoral Gas que en virtud de los ajustes tarifarios y las obras programadas para los próximos tres años, no usarían ese material”, describió Rada, que planteó la posición de la concesionaria ante el Ministerio de Infraestructura de la Nación.
“El peor escenario, y al que no queremos llegar, es que tengamos que vender ese material para devolver el dinero que nos dio el Estado, lo que nos demanda un llamado a licitación y la incertidumbre de saber si podremos recuperar lo invertido, ya que puede suceder que no haya oferentes o que nos ofrezcan menos del valor en el mercado; si bien como está cotizado en dólares esa inversión de 60 millones hoy estaría en 100. Pero para hacer este trámite debemos tener la autorización del Ministerio, para que el trámite sea legal”, señaló el funcionario.

También se habló con la firma Tenaris, para ver si le interesa recuperar la tubería y devolver el dinero invertido.

 


Altos costos
Rada indicó que desde el Municipio también están viendo que, atento al alto costo que demanda la conexión al servicio de gas en red, son muy pocos los vecinos que se están conectando. “Los vecinos también evalúan el costo de las tarifas y otro problema que también se presenta, es que no todos reúnen los requerimientos que hoy exige Litoral Gas para conectarse y es mucha la inversión que deben realizar y no pueden afrontar. Los materiales son muy caros y la mano de obra tiene mucha demanda por la época, en consecuencia una conexión demanda unos 30 mil pesos que no todos tienen”, evaluó el secretario.