Miércoles 19 de Septiembre de 2018 - 20:38:01

En la tarde del domingo se realizó una convocatoria en la que participaron varias familias venadenses en el marco de esta fecha para defender el derecho a la vida que se replicó en otras 204 localidades de todo el país.


La concejala Débora Domínguez participó de esta actividad expresando que se defiende el derecho a la vida como derecho fundamental y superior a todos los demás derechos. Agregó que la práctica de los abortos clandestinos es un problema humanitario de la sociedad actual que las secuelas de los abortos dejan secuelas profundas y difíciles de sobrellevar.


La edila sostuvo que la salud pública argentina necesita encontrar propuestas que cuiden y protejan no solo a la madre sino también a su hijo y defiendan la vida de la mujer como la del niño por nacer. La legislación argentina, la constitución nacional, el código civil y comercial y los tratados internacionales protegen al niño por nacer desde su concepción y lo hace sujeto de derecho.


Débora Domínguez manifestó que es un tema delicado, complejo por lo que celbró que se esté dando el debate sobre el aborto, porque hay que tener mucho cuidado debido a las situaciones difíciles en las que viven algunas personas muy dolorosas, como de violencia, marginalidad, pobreza, falta de formación, soledad y abandono.


Domínguez dijo que quienes defienden la vida del niño por nacer proponen la prevención, la educación sexual integral, el acompañamiento a las mujeres embarazadas, la mejora de la ley de adopción para fortalecer a la sociedad.