Miércoles 12 de Diciembre de 2018 - 03:28:54

El nudo de la tormenta se desplaza a 20 kilómetros por hora y se espera que toque suelo estadounidense este miércoles, con una velocidad de vientos aún mayor

El huracán Michael subió a categoría 2 este martes en el Golfo de México, en su ruta hacia la costa noroeste Florida, en donde las autoridades insistieron a los residentes en ponerse a salvo del oleaje, el viento y la lluvia.

Las autoridades advirtieron que los vientos sostenidos de la tormenta aumentaron hasta los 155 kilómetros por hora, con ráfagas que superan esa cifra, y se espera que el fenómeno continúe ganando fuerza.

La trayectoria pronosticada de las tormentas

Decenas de miles personas recibieron órdenes de evacuación en los condados de Wakulla y Gulf and Bay. Se espera que Michael toque tierra con la peligrosa categoría 3 el miércoles, lo que lo convertiría en la tormenta más poderosa en Panhandle en al menos una década.

"Para aquellos que están considerando evacuar, no puedo ser más enfático sobre la importancia de salir de acá lo más pronto posible", dijo el alguacil del condado de Bay, Tommy Ford, en Facebook. "Las rutas de evacuación pueden convertirse de un momento a otro en una pesadilla para el tránsito, por favor evacuen ahora".
Entre los mayores peligros que entraña Michael para zonas pobladas esta la combinación de una fuerte marejada ciclónica con la marea, que puede provocar una subida del nivel del mar y por consiguiente inundaciones en zonas costeras, advirtió el Centro Nacional de Huracanes.

En algunos puntos de la costa floridana la subida puede alcanzar hasta 12 pies (3,66 metros). Eso unido a fuertes vientos e intensas lluvias hace necesario tomar precauciones y prepararse convenientemente para proteger la vida y la propiedad, agrega.

Un pescador cubano resiste a los vientos huracanados (Reuters)

Michael ganaba fuerza después de tocar el extremo occidental de la isla de Cuba, informó CNH con sede en Miami. Las olas asociadas a la tormenta alcanzaban 3,7 metros a lo largo de Panhandle. Los meteorólogos prevén que caigan hasta 30 centímetros de lluvia en Florida, Georgia y Carolina del Sur, reportó el CNH.

Ambos fenómenos podrían desatar inundaciones extremadamente peligrosas y potencialmente mortales.

Conductores recargan combustible en Tallahassee, Florida, antes de la llegada del huracán (AFP)

El gobernador de Florida, Rick Scott, declaró el estado de emergencia en 35 condados a lo largo de las regiones de Panhandle y Big Bend en Florida. Unos 1.250 soldados de la Guardia Nacional fueron puestos en servicio para enfrentar la tormenta y más de 4.000 están en reserva, dijo Scott en Twitter.

Michael sería el primer gran huracán que golpea Panhandle desde el huracán Dennis en el 2005, que tocó tierra cerca de Pensacola, de acuerdo a datos del CNH.

Las lluvias torrenciales e inundaciones repentinas causaron la muerte de 13 personas en Centroamérica después de que la tormenta Michael se formó frente a las costas de Honduras.