Lunes 17 de Diciembre de 2018 - 02:07:58

La estrategia de Mariano Rajoy en política ha sido siempre esperar. Resistir. Dejar que el tiempo ponga cada cosa en su sitio sin tomar decisiones precipitadas. Esta vez, esa estrategia falló y fue destituido como presidente del Gobierno.

Esta vez la estrategia de Rajoy falló y fue destituido.

Durante años, el líder del Partido Popular (PP) había logrado esquivar los contratiempos surgidos en su formación y seguir al frente del Ejecutivo, aunque en los últimos tiempos cada vez eran más las voces que lo cuestionaban, tanto fuera como dentro de sus filas.

Las polémicas medidas que tomó durante la crisis económica, sumadas en los últimos tiempos a los escándalos de corrupción y a la crisis en Cataluña fueron desgastando su imagen, que nunca fue especialmente carismática.

Su mayor enemigo en los últimos tiempos fue el socialista Pedro Sánchez, quien le quitó el bastón de mando.

"Ha sido un honor haber sido presidente del Gobierno de España y dejar una España mejor de la que encontré", dijo hoy el líder conservador en su despedida en el Congreso de los Diputados.

Rajoy llegó por primera vez a la presidencia en 2011 tras una larga trayectoria política: empezó como diputado regional en Galicia, su tierra natal, y alcanzó lo más alto décadas después tras perder dos elecciones generales ante el Partido Socialista (PSOE).

Tras las elecciones generales de 2015, no logró formar Gobierno y se vio abocado, junto con el resto de líderes políticos, a concurrir de nuevo a las urnas en una situación sin precedentes en España.

Tras ganar de nuevo sin mayoría absoluta, los socialistas le dieron luz verde para liderar otra legislatura a través de su abstención en la votación de investidura. La guerra fratricida desatada entonces en PSOE le puso en bandeja la presidencia del Gobierno sin contrapartidas a cambio.

Rajoy nació en Santiago de Compostela en 1955 y creció, estudió y dio sus primeros pasos en política en la ciudad gallega de Pontevedra.

Con fama de buen estudiante y meticuloso, se licenció en Derecho en 1977.

Inició su carrera política a principios de los años 80, cuando fue elegido diputado por el partido Alianza Popular, precedente del PP. En 1989 se convirtió en la "mano derecha" de José María Aznar, en cuyo Gobierno fue ministro de Administraciones Públicas, Educación e Interior, además de vicepresidente.

Su elección como líder del PP en 2003 fue controvertida, ya que fue designado directamente y sin debate interno.

Aunque partía con esperanzas de convertirse en jefe del Gobierno, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero frustró sus planes al ganar las elecciones generales de 2004 tres días después de los atentados islamistas que mataron a casi 200 personas en Madrid.

Los que lo conocen, destacan su sentido del humor y su carácter sarcástico, que se cuela en algunas de sus intervenciones en el Congreso de los Diputados. Pero es de sobra conocida su "alergia" a los micrófonos y a las cámaras.

Con su característica barba y sus gafas, el que fuera el "soltero de oro" del PP contrajo matrimonio en 1996 con Elvira Fernández, una mujer diez años menor que él con la que tiene dos hijos.