Martes 22 de Agosto de 2017 - 00:45:24

El acto, previsto originalmente para el jueves, fue pospuesto un día por decisión del mandatario. La oposición marcha para repudiar el nuevo órgano. El Vaticano pidió que se suspenda la iniciativa chavista

Julio Borges y Nicolás Maduro (Rodrigo Acevedo Musto)

Este viernes no es un día más para Venezuela. La Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un órgano que tendrá poderes ilimitados para reformar el Estado y cambiar la constitución, se instala pese al repudio mundial y a que la Fiscalía haya pedido a un tribunal su anulación.

La Constituyente fue impulsada por el régimen militar de Nicolás Maduro y se pondrá en marcha en medio de un clima de tensión recrudecido tras cuatro meses de protestas que se han cobrado al menos 150 muertos.

El acto, previsto originalmente para el jueves, fue pospuesto un día por decisión de Maduro tras la controversia por el "fraude" electoral señalado por la Fiscalía y la empresa responsable del recuento de votos.

La oposición persiste en la denuncia de esta circunstancia y también ha pospuesto 24 horas su llamamiento a manifestarse en contra.

La coalición de partidos Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció el cambio de fecha por objeto de "defender la Constitución del fraude" que, asegura, se comete con la Constituyente.
Maduro anunció la noche del miércoles que la toma de posesión de los 545 asambleístas que redactarán una nueva Carta Magna se retrasaba un día -estaba prevista para el jueves- para que se "organice en paz".

"Se ha propuesto que la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente se haga, en vez de hacerla el jueves, se organice en paz, con tranquilidad y todo el protocolo necesario, el próximo viernes", dijo Maduro en un acto con asambleístas elegidos el domingo pasado.
La Constituyente juramentará en el Salón Elíptico del Parlamento, controlado por la oposición, que sesiona en el hemiciclo del Palacio Legislativo. El presidente del Parlamento, el opositor Julio Borges, denunció que ese lugar fue violentado por el chavismo.

La oposición no participó en la elección de la Constituyente por considerarla un proceso "fraudulento" para perpetuar al mandatario en el poder e instalar un sistema dictatorial.

El comunicado de la Asamblea Nacional

La directiva de la Asamblea Nacional, presidida por Julio Borges y los vicepresidentes Freddy Guevara y Dennis Fernández, rechazó que la cuestionada constituyente se instale hoy en el Salón Elíptico del Palacio Federal Legislativo.

Aunque es un espacio que su protección y conservación está a cargo del Poder Ejecutivo, según la Ley, la Directiva del Poder Legislativo condenó que el Gobierno nacional lo haya violentado para instaurar el "más grande e ilegal fraude que se ha cometido en la historia contemporánea de Venezuela", dijo el presidente del Poder Legislativo, diputado Julio Borges.

Además, Borges negó que existiera una comisión de enlace con el Gobierno para la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente, como aseguró el presidente Nicolás Maduro la tarde de este jueves.

"Es lamentable que hayan violentado el Salón Elíptico para materializar el fraude que le hicieron al país", expresó.

La Directiva denunció que para entrar al Elíptico, la Guardia Nacional utilizó la fuerza para violentar las puertas y comenzar los preparativos para el acto de la Constituyente este viernes.

Asimismo, aseguraron que los parlamentarios seguirán haciendo su trabajo en el Palacio Federal Legislativo porque así lo ordenaron 14 millones de venezolanos el 6 de diciembre de 2015.