Martes 27 de Junio de 2017 - 02:23:47

Pese a las presiones de Donald Trump para que la automotriz aumente los empleos en el país, la empresa anunció el recorte de empleos administrativos para lograr un ahorro de USD 3.000 millones en este año. La mayoría de ceses laborales serán en los Estados Unidos

Un trabajador de la planta Flat Rock de Ford, en Michigan (AP)

El fabricante automotor estadounidense Ford confirmó el miércoles que suprimirá 1.400 empleos en América del Norte y en Asia para reducir sus gastos y mejorar su rentabilidad.

Estos recortes no se concentrarán en Europa ni en América del Sur, donde medidas similares fueron tomadas el año pasado, precisó la compañía en un correo electrónico. Cerca de dos tercios de los recortes serán en los Estados Unidos.

La eliminación de puestos de trabajo se aplicará en funciones administrativas. Así, las fábricas, los departamentos de desarrollo de nuevos productos y modelos, los servicios informáticos y Ford Credit, el brazo financiero del grupo, no serán afectados, aclaró el vocero Mike Moran.

La supresión, que será hasta finales de septiembre, pasará esencialmente por un programa de salidas voluntarias y retiros anticipados. La compañía busca economizar USD 3.000 millones en este año, había indicado el lunes una fuente próxima al caso.

En 2016, Ford recortó cientos de puestos de trabajo a nivel gerencial en Europa para reducir los costos en USD 200 millones al año. El mes pasado anunció planes para disminuir costos en un contexto de desaceleración de las ventas de autos.

Las acciones de la compañía registraban pocos cambios en la preapertura del mercado bursátil. Los títulos han bajado casi un 40 por ciento desde que Mark Fields asumió el cargo de presidente ejecutivo en julio de 2014.

Ford han estado bajo la presión del presidente Donald Trump para que agregue empleos en los Estados Unidos, pero la disminución de las ventas en el país norteamericano y el bajo valor de sus acciones está pesando. En enero anunció la cancelación de una planta planeada en México y agregó 700 trabajos en Michigan.

El segundo mayor fabricante de automóviles estadounidense contaba con una nómina de alrededor de 201.000 trabajadores a nivel mundial para el 31 de diciembre, de los cuales 15.000 están bajo la denominación de asalariados.