Viernes 23 de Agosto de 2019 - 19:33:22

El fin de una era: hay acuerdo para terminar con los promedios de descenso en la Superliga

Tienen los votos necesarios para derogarlo. No le quitarán los puntos ni a San Lorenzo ni a Huracán.

Tigre descendió por el promedio pese a una gran campaña

Los máximos dirigentes del fútbol argentino acordaron la eliminación de los promedios del descenso a partir de la próxima Superliga. Sólo resta que la entidad que dirige la máxima categoría lo oficializa.

El cónclave se realizó en el hotel Savoy, del que el presidente de Racing Víctor Blanco es accionista, y también pactaron que no haya quita de puntos para San Lorenzo y Huracán tal como definió la Superliga.

La Asamblea que lo homologue, según trascendió, tendría fecha para mediados de julio, cuando todos los ascensos y descensos estén definidos, y los clubes vuelvan a la actividad tras la Copa América.

Si bien resta definir el formato, esta situación a priori "beneficiaría" a algunos equipos que la próxima temporada de la Superliga iban a arrancar con un muy mal promedio.

Los casos más relevantes son los de Newell´s y Gimnasia La Plata, que sin contar al recién ascendido Arsenal (y al segundo que subirá por el Reducido de la B Nacional), están como los dos peores ubicados con 1.076.

Fuente: minutouno.com

“Los árbitros se pueden equivocar”

Carlos Tevez, capitán y referente de Boca, dijo ayer que los jugadores del plantel están “acostumbrados” a que hablen de los arbitrajes en la Bombonera “cuando no se puede ganar”, al tiempo que se alineó junto con el presidente Daniel Angelici para “bajar los decibeles y mantener el perfil bajo”, tras los incidentes entre Mauro Zárate y su ex club Vélez Sarsfield.

En rueda de prensa realizada tras el entrenamiento, consultado sobre los reclamos de los últimos adversarios de Boca por la actuación de los árbitros en la Bombonera, Tevez señaló: “siempre se habló y se va a seguir hablando de los árbitros, esté el VAR (que el año próximo se utilizará en la Superliga) o no. Estamos acostumbrados a que hablen cuando no se puede ganar en la cancha de Boca, pero nosotros no vamos a poner excusas. Los árbitros son seres humanos y se pueden equivocar. Lo importante es que hagamos las cosas bien adentro de la cancha y nada más”.

En cuanto a la actualidad del equipo que dirige Gustavo Alfaro, el ex Juventus y Manchester City, entre otros, comentó: “intentamos que Boca juegue mejor y genere más situaciones de gol. El cómo es una circunstancia que tenemos que poner para llegar al objetivo, pero también es bueno ganar y saber que pasás a la fase siguiente, y que la gente confíe en el equipo. Pero todavía nos falta”. Por último, sobre la renovación de su contrato, aclaró: “Todavía nadie me propuso nada”.

Fuente: pagina12.com.ar

Entre incógnitas y ausencias de peso, Lionel Scaloni dará la lista de 23 de Argentina para la Copa América

El director técnico de la Selección anunciará públicamente la nómina de futbolistas que irá en búsqueda del título en territorio brasileño

Lionel Scaloni apostaría por Paulo Dybala y dejaría afuera a Mauro Icardi (EFE)

La hora de la especulación finalizó. Tras la confección de una extensa lista (debido a las lesiones y el agitado calendario), Lionel Scaloni anunciará de manera oficial a los 23 futbolistas que irán por la gloria a Brasil. El gran objetivo es levantar la Copa América, certamen que lo tuvo como subcampeón en las últimas dos ediciones y que no gana desde 1993.

La Albiceleste iniciará su camino el sábado 15 de junio en Salvador de Bahía contra Colombia en el inicio del Grupo B. El siguiente compromiso será en Belo Horizonte el miércoles 19 ante Paraguay y cerrará contra Qatar el domingo 23 en Porto Alegre.

Más allá de la presencia de Lionel Messi (reapareció en el amistoso ante Venezuela), la gran novedad estaría dada con la vuelta de algunos históricos, como Ángel Di María y Sergio Agüero. El Fideo se ausentó en los amistosos ante Marruecos y la Vinotinto por lesión, mientras que el flamante campeón de la Premier League con Manchester City no fue sido citado durante todo el ciclo.

Mauro Icardi sería el gran ausente de la lista de 23 de Lionel Scaloni (Fotobaires)

La ausencia más notoria llevaría el nombre de Mauro Icardi, quien era una de las grandes apuestas para iniciar la renovación por parte del entrenador. El goleador perdió terreno debido a su prolongado conflicto con el Inter, sumado a su irregular presente en las últimas fechas. Además de la Pulga y el Kun, los otros lugares en ofensiva serían ocupados por Lautaro Martínez, Paulo Dybala y Matías Suárez, una de las grandes sorpresas. El otro "cortado", de confirmarse esto, será Ángel Correa.

La experiencia de Agustín Marchesín inclinaría más la balanza que la juventud de Juan Musso y el irregular presente de Gerónimo Rulli para ser el tercer arquero. Debajo de los tres palos habrá Superclásico, ya que la titularidad estará en manos de Franco Armani o Esteban Andrada.

En la defensa, Germán Pezzella, baluarte de la defensa de Fiorentina, se lograría decir presente en la lista tras dejar atrás una fractura cigomática-orbital-maxilar y todo hace indicar que hará dupla central con Nicolás Otamendi. También se adueñarían de un lugar Ramiro Funes Mori (por la lesión de Walter Kannemann) y Gabriel Mercado.

En el mediocampo es donde aparecería la mayor renovación, ya que de no mediar variantes de último minuto figuran Leandro Paredes, Guido Rodríguez, Exequiel Palacios, Rodrigo De Paul y Giovani Lo Celso.

La última gran duda está centrada en la incorporación de un defensor más (¿Juan Foyth o Milton Casco?) o la apuesta por otro mediocampista que saldría de Erik Lamela, Ignacio Fernández, Maximiliano Meza o "Pity" Martínez.

Fuente: infobae.com

Deontay Wilder, el poderoso noquedor que recién pisó un gimnasio a los 20 años por la salud de su hija

Es la gran esperanza del boxeo estadounidense y se espera un combate con el británico Anthony Joshua.

 

 

Resultado de imagen para Deontay Wilder, el poderoso noquedor que recién pisó un gimnasio a los 20 años por la salud de su hija

Casi que le bastaba una mano para sostener a su beba de un año, cuya llegada lo había sorprendido cuando él tenía apenas 19. Cuando a la nena, llamada Naieya, le diagnosticaron espina bífida, un defecto de nacimiento que impide el correcto desarrollo de la columna y de la médula espinal, Deontay Wilder se sintió acorralado. ¿Cómo podía hacer para brindarle no sólo una vida digna sino también un tratamiento adecuado? La respuesta estaba donde no la esperaba: en el boxeo.

Una charla con un amigo hizo que Wilder pensara en ese mundo del que se convenció, en realidad, que no sabía nada. "Entré a un gimnasio por primera vez a los 20 años. Era completamente ignorante de cómo funcionaba ese deporte", reconoció alguna vez. "Sabía que tenía herramientas, buenas manos y calle, pero nada más", agregó.

Tanta potencia tenía en sus manos que la entrenó a pleno hasta consagrarse campeón mundial de los pesados del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en 2015 y tener un récord de 41-0-1, con 40 triunfos por nocaut y 30 en los primeros tres asaltos.

Resultado de imagen para Deontay Wilder, el poderoso noquedor que recién pisó un gimnasio a los 20 años por la salud de su hija

En Tuscaloosa, Alabama, la mayoría de los chicos depositaban los sueños y las esperanzas en el fútbol americano o, a lo sumo, en el básquetbol. Para el final de la vida escolar, sin embargo, el tren del deporte parecía ya en estaciones lejanas. Y un trabajo en una cadena de mariscos y otro como chofer de una compañía distribuidora de bebidas apenas si le alcanzaban para lo básico a Wilder.

Todo cambió cuando conoció al boxeo. "Fue amor a primera vista", dijo. También admitió que antes de entrar a ese escenario del que se enamoró, sólo tenía un objetivo: "Lo único que me importaba era el aspecto económico". Pensaba en la pila de cuentas que tenía que pagar por el tratamiento de su hija.

Enseguida hizo sentir sus puños en cuanta velada lo tuvo sobre el ring. Su apellido (Wilder en inglés significa "más salvaje") pareció hecho a la medida de su boxeo. Ganó el bronce olímpico en Beijing 2008, lo cual le valió el apodo Bombardero de Bronce, y los combates se sucedieron en la misma medida que los nocauts. Un alto porcentaje de sus rivales no llegaban al cuarto round.

En 2015, diez años más tarde de aquel inicio casi casual, le llegó la chance mundialista. La coyuntura lo puso también en un lugar que tenía una gran veta para explotar si las cosas salían bien: el reinado de los pesos pesado, una categoría que -a excepción de los hermanos Wladimir y Vitali Klitschko- no había tenido muchos nombres rutilantes en la década anterior.
Su triunfo sobre Bermane Stiverne, quien se había quedado con el título dejado vacante por Vitali K., fue el único que llegó por puntos, pero le dio el cinturón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Era el campeón del mundo de la categoría más emblemática y el primer estadounidense en lograrlo en casi una década.

Hubo un secreto para llegar a ese punto: Wilder fue habitual sparring de Wladimir en un campus del ucraniano. "Hice más de 50 rounds con él. Aprendí mucho", confesó.

Tyson Fury está en la lona después de un golpe de Deontay Wilder en el último round, en diciembre pasado.
Foto: AP

Si bien lleva 10 defensas, con 9 triunfos, 8 antes del límite, y un empate, muchas veces se le cuestionaron los nombres elegidos. No parece culpa suya la falta de contendientes de jerarquía. Él, al cabo, dio la talla en cada combate a fuerza de nocauts.

Su gran desafío llegó contra el ex campeón Tyson Fury, en la que resultó la primera pelea profesional que no ganó (fue empate). Se esperaba una revancha para este año, pero la misma no ocurrió. En su lugar, peleó con Dominic Breazeale, a quien liquidó en el primer round el fin de semana pasado.

La facilidad para derribar contrincantes va de la mano con una durabilidad que no todos los pesados de mano dura han tenido. Wilder llega en buenas condiciones a los cierres de pelea: defendiendo el cetro ha noqueado en los rounds 1, 4, 5, 9, 10, 11 y 12. Si bien no es un gran púgil a la hora de combinar golpes, lo cierto es que no parece necesitarlo: un impacto le suele bastar.

Resultado de imagen para Deontay Wilder, el poderoso noquedor que recién pisó un gimnasio a los 20 años por la salud de su hija

Ahora, el ambiente todo aguarda la reedición del duelo con Fury o, mejor aún, la unificación con el monarca de las otras tres entidades (AMB, FIB y OMB), Anthony Joshua. En el medio hay numerosos intereses comerciales: el británico peleará con Andy Ruiz el 1° de junio en lo que será su debut en suelo estadounidense y tiene contrato con la plataforma de streaming DAZN, pero Wilder tiene vínculo con Showtime.

De todos modos, se descuenta que más temprano que tarde esta fiesta del boxeo que supondría un Wilder-Joshua ocurrirá. Algunos aventuran que sería en la segunda mitad de 2020. El mundo del boxeo y la renacida división de los pesados aguarda con ansias ese momento.

Deontay espera tranquilo. Asegura ser "el elegido" y sueña con meterse en el mundo de la actuación cuando se retire: hizo hace algunas semanas una breve aparición en "Billions", una de las series del momento que produce, precisamente, Showtime.

Y hoy disfruta también de la buena salud de la que goza Naieya, ese amor por el que empezó a boxear.

Fuente: clarin.com

Polémica por ranking de los mejores 101 jugadores de los últimos 25 años

Lionel Messi lidera la lista elaborada por la publicación británica. De los siete argentinos que aparecen, el peor ubicado es Juan Román Riquelme, quien está muy cerca del puesto 100.

Polémica por ranking de los mejores 101 jugadores de los últimos 25 años

La revista británica FourFourTwo eligió a los 101 mejore futbolista de los últimos 25 años. Lionel Messi encabeza el ranking, seguido por Cristiano Ronaldo y Zinedine Zidane, segundo y tercero respectivamente.

En el listado hay siete argentinos en total, con polémica por el orden. El mejor ubicado detrás de Messi es Gabriel Batistuta, que ocupa el escalón 17ª. Javier Zanetti aparece en el 42ª, Juan Sebastián Verón 64ª, Sergio Agüero en el 66ª, Carlos Tevez en el 89ª y Juan Román Riquelme en el puesto 92ª.

Varias voces se alzaron para reprochar la posición que ocupa Riquelme, quien por poco entró en el Top 100. Sin embargo, hay que tener en cuenta que fue una revista británica la que elaboró el ranking y que el recorrido de Riquelme por el Viejo Continente fue corto.

En cambio, el resto de los futbolistas argentinos que figuran en la lista elaborada por FourFourTwo tienen una dilatada trayectoria en las mejores ligas del mundo, con destacadas actuaciones y muchos lauros.

Fuente: ambito.com